Brot

Brot

 

Solía contar en mis formaciones hace unos años, que el tiempo medio que tarda la gente en empezar a buscar trabajo en serio desde que se queda en el paro son… 18 meses. ¿Sabes por qué? porque es cuando se acercaba el final de la prestación. Sí, hasta que no le veían las orejas al lobo, nadie movía el culo del sofá. Y luego venían las prisas, el llanto y el crujir de dientes.

No he vuelto a revisar las estadísticas, pero seguro que ahora la gente no espera tanto. Espero. Pero lo que sí seguimos haciendo igual es cómo buscamos trabajo una vez que nos levantamos del sofá.

Y sí, de esto te he hablado antes. Pero sabes qué? que aunque te lo haya contado antes, aunque lo hayas leído todas las veces, me apuesto lo que quieras a que no te ha calado. ¿Por qué lo sé? Porque todos los días me escriben personas que dicen “devorar” mis artículos, dicen que me siguen desde hace tiempo… y aún así, se siguen equivocando en exactamente las mismas cosas.

Por eso vuelvo a escribir sobre este tema porque es la clave, la esencia, la base si quieres tener resultados. En caso contrario, te animo a que sigas haciendo lo que estás haciendo hasta ahora y pensando como hasta ahora. Be my guest.

Un lector me dejaba un comentario en el artículo anterior:

“ (…) en la actualidad para simplemente enviar un CV parece que haya que hacer un Master en mandar CV. Es increíble la de tonterías y lo que hay que aguantar por parte de RRHH.  Ojalá algún día cambié la tortilla y no se humille ni se descarte a un candidato por no acertar a mandar el email que le apetece leer al señorit@ que lo va a recibir. (…)”

Y es lo que me ha hecho pensar que tengo que volver a escribir sobre el tema. Voy a seguir intentándolo por activa y por pasiva hasta que logre que esto cale. Ahí va:

No puedes limitar la gestión de tu búsqueda de trabajo a tu curriculum y a Infojobs. Es más, te lo prohíbo (cariñosamente).

No me digas que has mandado 1000 CVs y no has conseguido nada por culpa de los señoritos de RRHH, porque lo que te voy a contestar es: deja de mandar currículum(s) y de tratar de llegar a los señoritos de RRHH por el mismo camino que todos los demás. En serio.

¿Realmente esperas que sea el currículum número 1001 el que “toque”? ¿no será que hay algo en cómo estás gestionando tu búsqueda, que no estás haciendo bien?

Es que el secreto para lograr el trabajo que deseas no está en tu curriculum, tu perfil de Linkedin, ni siquiera en “saberte” las respuestas a las preguntas de las entrevistas -igual que leer el último libro sobre nutrición, dieta del tipo sanguíneo, frutoterapia, nutrición ortomolecular, o el de la Pataki, no es lo que te va a hacer perder peso (ni  parecerte a ella, me temo)-.

Entonces, por qué centramos las esperanzas de resolver nuestros problemas y lograr nuestras metas en esos detalles TÁCTICOS? ¿Por qué algo tan importante como es nuestra carrera profesional lo dejamos en manos de un mero documento unidimensional y en el día que esté teniendo el que lo vaya a leer?

 

Es como nos han enseñado

Vale, es como nos han enseñado a hacerlo. Es lo que nos han dicho nuestros padres, profesores, orientadores laborales (yep) y otros que encontraron trabajo tiempo atrás de esta manera: prepara tu CV / dos hojas máximo / incluye todos los datos relevantes / tipografía Century Gothic / date de alta en todos los portales de empleo / y ahora prepárate para ejercitar el dedo índice: “un currículum, dos currículums (plural no oficial pero oficioso), tres currículums, cinco currículums, treinta currículums, cien currículums, doscientos currículums, mil currículums…”

Que parece que más que buscar empleo, le estamos haciendo una “prueba de resistencia” a nuestro curriculum. O entrenándole para la San Silvestre de los Currículums.

No olvidemos el que añade: da de alta tu perfil en Linkedin y amplía tu red de contactos – que lo llama “Buscar trabajo 2.0” y se queda más ancho que largo. Vanguardista.

 

Parece que estamos haciendo algo útil

El trasiego de CVs en los portales de empleo nos da la impresión de que al menos estamos “haciendo algo” y con eso nos quedamos más tranquilos.

Son acciones sencillas, no arriesgadas, simplemente “seguimos la corriente” – y mientras hagamos lo que “se supone que hay que hacer” tenemos una excusa estupenda si no funciona. Es el mercado. No funciona para nadie. En este país no hay trabajo. A excusas originales no nos gana nadie, oiga.

 

Está totalmente dentro de nuestra zona de confort

Zona de confort literal. Tanto, tanto, que lo hacemos desde el salón de casa. O el comedor. O el baño. Donde nos podamos llevar el portátil, vaya.

Y es que es infinitamente más fácil centrarte en pequeñas acciones tácticas – medibles, *logrables* – que remangarte, reconocer que nada de lo que sabes funciona, salir de tu zona de confort y empezar por el principio – que no te apetece y además, asusta.

La realidad es que la mayor parte de la población que busca un trabajo  – porque no lo tiene o porque el que tiene les resulta el equivalente al infierno en tierra-, se empeña, enzarza, obsesiona y pone todas sus esperanzas en todo tipo de minucias tácticas… absolutamente inútiles.

Yeah, inútiles…

… si previamente no tienes algo mucho más importante: una estrategia.

La táctica se deriva de la estrategia. SIEMPRE. “Encontrar trabajo” no es una estrategia. Es un objetivo. Item más: es un deseo.

El principio de los principios comienza con lo único que realmente puedes conocer, identificar, manejar y controlar: a ti mismo. ¿Tú qué demonios quieres? ¿para qué vales? ¿dónde quieres llegar? ¿qué vas a hacer para llegar hasta allí?

Y entonces decides qué estrategia vas a seguir para ir de donde estás con lo que tienes (A) hasta donde quieres llegar con lo que necesites (B).

Es decir: piensas, decides, planificas cómo ir de A a B. Haces un PLAN. Miras a largo plazo, ves las cosas con perspectiva. Estudias el mercado, las necesidades, defines tu propuesta de valor, quién te puede acercar a tu objetivo… y dentro de ese plan encajas la táctica y así es como empezarás a ver resultados.

Quieres saber los aspectos clave de tu estrategia? Revisa estos dos artículos:

La mentalidad con la que te enfrentas a esa situación

Las acciones a las que dedicas tu tiempo – cómo enfocas tu búsqueda

 

 

Antes de seguir haciendo lo mismo que hasta ahora, sal de tu cabeza, sal de tus ideas, de tus acciones automáticas y toma perspectiva. Abre tu mente al hecho de que debes elevar el nivel de tu candidatura, debes salir al mercado preparado para que te contraten, no esperando a que “suene la flauta”.

Debes entender que estás gestionando tu carrera, que estás sentando las bases de tu futuro profesional, con lo que ello implica:

  1. Autoconocimiento (de objetivos / fortalezas / tu propuesta de valor)
  2. Pensar estratégicamente a largo plazo y planificar a corto
  3. Estudiar tu mercado y sus necesidades
  4. Desarrollar un plan de comunicación para que tu mercado te conozca y tu reputación llegue hasta las personas adecuadas
  5. Establecer una sólida red de contactos que te ayude a llegar hasta esas personas

¿Es mucho trabajo? Sí.

Pero la alternativa es dejarlo en manos de un curriculum y de que a un seleccionador le “haga gracia”. Es decir: la alternativa es seguir sintiéndote impotente, cabreado y humillado – porque estás dándole todo el poder a una persona a quien, piénsalo: no le importas (en este punto. Más adelante, sí). No te conoce, no te diferencias, eres un candidato más.

Y si eres uno más, serás uno menos.

Seguiré deshojando la margarita y explicándote cada paso, pero hasta entonces me interesa que me cuentes: cuáles de estos 5 aspectos clave de tu búsqueda es el más difícil para ti? por qué?

 

firma

 

 

 

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para el análisis de tus hábitos de navegación y realizar estudios estadísticos, mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias y compartir o mostrar contenido de este sitio web en redes sociales. Si continúas navegando, consideramos que aceptas la utilización de cookies. Puedes obtener más información en nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This