Mel

Mel

 

Habitualmente la gente contacta conmigo y lo primero que me pide es que les escriba el CV o el perfil de Linkedin. Y es justo y necesario que contemos con un CV que nos haga brillar y un perfil de Linkedin con el que nos vayan a encontrar, pero yo trato de hacer entender que estos recursos en realidad no son lo que va a marcar la diferencia en tu búsqueda por sí solos, ya que sin un objetivo sobre el que decidir una estrategia -en la que debe haber mucho más que simplemente un CV y un Linkedin-, hoy por hoy, no te vas a comer un rosco.

Pero necesitamos algo “tangible” que nos haga pensar que estamos haciendo algo, que estamos avanzando. De hecho, cuando yo digo: “primero párate a pensar”, juraría que hay gente que les recorre un escalofrío.

Porque nos hayan condicionado a creer que lo que ocurre fuera de nosotros – el mundo exterior, lo tangible -, es más real y eficaz que lo que ocurre en nuestra mente, en el mundo interior.

Y así nos va como nos va.

Porque yo ahora voy y te digo que posiblemente el 90% del éxito que alcances en la vida depende de tu forma de verla (de tu interior)… y puede que a más de uno le den escalofríos.

La realidad es que puedo darte tantas recomendaciones como puedas soportar sobre tu CV, sobre cómo hacer contactos en Linkedin, sobre las respuestas perfectas en las entrevistas de trabajo (si las hubiera), sobre cómo redactar una carta de presentación, sobre cómo usar las keywords para pasar los filtros de las aplicaciones… pero en realidad, todo esto no suma más que un 10% de lo que puedas lograr en tu carrera profesional.

En serio.

Porque igual que las personas somos (roughly) un 10% racionales y un 90% emocionales, cuando hablamos de lograr algo que deseas (sea conseguir tu trabajo ideal, sea tener la carrera profesional que sueñas, sea acelerar tu éxito, sea alcanzar el nivel de vida que te has propuesto), un 10% de lo que logres será gracias a las acciones tácticas (lo dicho: CV, linkedin, preguntas…) y

un 90% de tu éxito vendrá de tu forma de ver la vida (a los efectos: de tu mentalidad) y de tu ambición por llegar a ser la mejor versión de ti mismo.

Y tú, cuánto tiempo pasas en el 10% y cuánto en el 90%?

FIRMA_PAG-SOBRE-MI

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Si te ha gustado, sería genial que lo compartas!

Shares