El Listo

Hay un concepto que es esencial para cualquiera que se dedique al marketing – cualquiera que se dedique a lograr captar clientes potenciales y llevarles a que compren el producto que venden. 

Es el posicionamiento.

¿Y qué tiene que ver esto conmigo?“, te preguntarás. “Yo no soy de marketing, yo no vendo productos, yo no busco clientes potenciales“.

Ahí es donde te equivocas “de cabo a rabo”. Tú VENDES, vaya que si vendes.

De hecho, es en el momento en que un candidato cae en esta obviedad cuando consigue cambiar radicalmente la forma y los  resultados de su búsqueda. Hablaremos más “des-pa-cito” de esto ;), pero por ahora, no puedes perderte el vídeo en el que te explico cómo te afecta a ti el posicionamiento porque verás que es IM-POR-TAN-TÍ-SI-MO.

Luego me lo dices y me lo agradeces 😉

Dale play!

TRANSCRIPCIÓN

Seguro que no te ha pasado desapercibido este bonito palabro: posicionamiento.

Lo que no es tan seguro es que sepas exactamente cómo se aplica en tu caso, verdad? Pues me viene al pelo una duda que me planteaba recientemente una lectora (está editado porque era mucho más largo) para que hablemos sobre ello:

“Durante casi 10 años he trabajado en una empresa en la que básicamente hacía de todo. Pensaba que eso era una ventaja a la hora de buscar trabajo, porque puedo solucionar cualquier tipo de problema, y tengo un CV muy completo que puede servir para muchos puestos. Pero he mandado mi curriculum por lo menos a 50 vacantes que podría desempeñar perfectamente y no me llama nadie. ¿Qué me recomiendas hacer?”

Vale, entiendo perfectamente la tentación de tratar de “llegar a todo”. Es lógico que uno piense que si tiene un CV súper variado, va a tener muchas más posibilidades de “encajar en algo”.

Pues me temo que en este caso lo que funciona es contraintuitivo: olvídate de tratar de ser “todo para todos”.

Cuando una empresa tiene que cubrir un puesto, tiene un problema o necesidad CONCRETA que resolver.

Y la persona que van a contratar es quien consideren que MEJOR saber resolver ese problema o necesidad. No van a decantarse por alguien que sabe de muchas cosas y esto resulta ser una de las cosas que sabe.

Es el famoso concepto de “aprendiz de todo, maestro de nada” que en otro momento –en otra era- podía ser justo el perfil que se demandaba… pero ahora estamos en un mercado que tiene cada vez más a la especialización (e hiper especialización!)

Cuando el mercado no estaba saturado de profesionales expertos y preparadísimos, cuando había menos opciones y los consumidores eran más fieles, cuando los cambios tecnológicos no tenían a las empresas en constante necesidad de adaptación… se demandaban más estos perfiles.

Pero ahora las empresas buscan a la persona que mejor sabe solucionar el problema o satisfacer la necesidad concreta que tienen.

Entiendo que quieras mantener todas tus opciones abiertas, entiendo que da mucho miedito “limitarte”, pero precisamente no limitándote es como te estás limitando las opciones

 

Por eso necesitas entender un concepto importantísimo: el del POSICIONAMIENTO

El posicionamiento es el lugar que ocupas en la mente del seleccionador con respecto a tu competencia

Dicho de otra manera: son los atributos que de manera inmediata te asocia en su mente.

Lo que significa que estarás mejor o peor posicionado para un puesto con respecto al resto de candidatos, en función de lo que el seleccionador PIENSA o capta de ti con la información que le das.

Si la imagen (tu marca) que estás transmitiendo es que “vales para todo pero no eres especialista en nada”, tu posicionamiento con respecto a alguien que sí es especialista en solucionar el problema concreto que la empresa tiene… es peor.

Puede que el seleccionador se vea abrumado por tanta información y tan variada, que no sea capaz de discernir para qué le puedes realmente servir – y te aseguro que un CV confuso es un CV descartado inmediatamente.

O puede que piense que vas a ser (y perdona por cómo suena esto) demasiado “caro” por toda tu variada experiencia, o que te vas a aburrir y desmotivar dedicándote “sólo” a una tarea cuando has tenido una trayectoria tan variada…

Vamos que puede que piense muchas cosas y por desgracia, todas ellas van a resultar que tu CV quede descartado.

Cada persona deberá considerar distintas variables para posicionar su candidatura:

 

Puesto objetivo

Cualificación para el puesto

Adecuación al puesto

Éxitos pasados

Competencias complementarias

Oportunidades

Palabras clave

 

Hoy no voy a entrar en detalle porque este post quedaría más largo que un día sin pan, pero una vez que has comprendido el palabro y lo importantísimo que es para ti, más adelante volveré a escribirte con más recomendaciones.

Lo que sí voy a hacer es explicarte cómo puedes solucionar la situación si te encuentras en el mismo caso que la lectora que me mandaba su consulta (que aprovecho aquí para contestar):

Lo que yo le recomiendo a esta lectora es que haga estos tres ejercicios:

 

Primero: SELECCIONA (¿QUÉ?)

De todo lo que sabes hacer, hay cosas que te gustan más y cosas que te gustan menos; cosas que se te dan mejor y cosas que peor. Es el momento de que aproveches para centrarte en aquello que cumple los dos requisitos: se te da mejor y además, te gusta más hacer.

Identifica un máximo de cinco competencias que cumplan estos requisitos, y que son las armas con las que te presentas a la batalla (que me ha impactado mucho Game of Thrones, que puedo decir…)

Segundo: APLICA (¿CÓMO?)

Identifica cómo eso que sabes hacer y que quieres hacer lo puedes aplicar para solucionar el problema que tiene tu futuro contratador. Es decir: ¿cómo vas a generarle/ahorrarle dinero a la empresa con lo que tú sabes hacer?

Este ejercicio es potentísimo, y la claridad y contundencia que logras en tu posicionamiento si consigues esta respuesta, es clave.

Tercero: CUANTIFICA (¿CUÁNTO?)

Tienes que poder demostrar que en el pasado:

a) has usado esas competencias que has elegido y

b) has logrado resultados usándolas cuando las has aplicado anteriormente.

Las conclusiones y decisiones que saques de estos ejercicios debes trasladarlas a tus herramientas de presentación profesional – CURRÍCULUM y LINKEDIN, en cada una de ellas reflejándolo como corresponde para cada contexto.

 

Y esto sólo es la primera parte – cómo reflejar tu posicionamiento en tus herramientas de búsqueda-, pero ahora empieza la diversión: tienes que empezar a moverte proactivamente para generar los contactos que necesitas y conseguir la información que te va a ayudar a llegar donde quieres.

Y conocer cómo quieres posicionarte para que te puedan localizar, valorar y dar oportunidades, es condición sine qua non para todo profesional antes de lanzarse cual jabalina a la arena de la plaza

Porque poner tu perfil de Linkedin y tu CV más bonito que un San Luis sólo es el primer paso – y por sí solo, no te va a lograr los resultados que quieres -.

 

Para realmente llamar la atención de la gente que tiene la capacidad de contratarte, tienes que empezar a hacerte visible en el mercado y a conseguir los contactos que te van a poner delante de esas personas.

Y un último detalle pero no por ello menos importante:

Que te POSICIONES como la persona que soluciona UN problema concreto para la empresa de manera que sea más sencillo que te encuentren, que entiendan lo que puedas hacer por ellos y lo valoren, y en general, que tú puedas llegar hasta el trabajo que quieres, no significa que el resto de conocimientos y experiencia que tienes, no los vuelvas a usar jamás.

Nada más lejos.

Si bien la empresa a la hora de contratar, busca a la persona concreta que va a resolverle el problema o la necesidad específica que tiene, una vez que estás dentro de la empresa y desempeñando tu puesto, seguro que te vendrán muy bien y serán muy bien valoradas otras de tus capacidades y conocimientos ya que después el desarrollo del puesto que estás desempeñando es bastante más complejo y orgánico que lo que se puede explicar en un anuncio de una vacante.

Pues si es este tu caso y precisamente estabas dudando cómo plantear tu candidatura, me encantará que lo compartas conmigo en los comentarios.

Igual que si no es tu caso pero te ha aportado algo interesante el post, encantada de que me lo cuentes!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Si te ha gustado, sería genial que lo compartas!

Shares