Deja de buscar trabajo hasta que leas esto (I)

“(…) me surge una duda (varias) no sé si filosófica o práctica. Si has de sobresalir para trabajar y por ende vivir (comer y esas cosas) ¿el que no sobresale por x motivos (menos listo, más apocado, ….) está destinado a no trabajar, no comer, no vivir….? La respuesta podría ser “todos podemos con esfuerzo” y es cierto, para todo en esta vida hay que esforzarse. Pero me surge la segunda…. Si todos pueden, todos sobresaldrán, y si todos sobresalen…. ¿no estamos como al principio? Entonces es el que llega el primero? el más listo? el que más se esfuerza? ….?? A mí me parece que hay que ser positivos pero también realistas y muchas más veces de las que quisiéramos, el primero, el más listo, el más esforzado….y muchos otros adjetivos no son los que lo logran, ya no el éxito, sino tan siquiera tener una vida mínimamente digna. Y es que las circunstancias son más del doble que personas pisan este el mundo y las generalidades pueden ser muy injustas. (…)”    [Editado para correcciones].

Hace unos días recibía este comentario al post «La estrategia Clave de la gente de éxito que tú también puedes usar».

Me pareció interesante y revelador. Hay mucha gente que, en esta situación que nos toca lidiar, se ha vuelto muy cínica -y el cinismo está bien, pero del cinismo no se come-, pero Mary (la lectora que me hace este comentario) no parte de una postura (interpreto) cínica sino de verdadera falta de confianza y de presión por el entorno.

Esa falta de confianza en el entorno, en uno mismo, en nuestras oportunidades y posibilidades, están comiéndole la moral a mucha gente.

Pero sé que tiene solución. Porque lo he vivido y lo he visto en muchos de mis clientes – pero para ello, debes cambiar la realidad que se ha instalado en tu mente.

Verás, no hay una única realidad: hay tantas como personas en el mundo. Por eso hay gente que tiene confianza, que encuentra trabajo, que cambia de trabajo, que alcanza la vida que desea. Y gente que se deja vencer antes siquiera de intentarlo. Tu realidad es que la permitas a tu mente que cree para ti. Pero para cambiar esa realidad que no te está funcionando, tienes que permitirte otras perspectivas, otras ideas, otras posibilidades.

Para ayudarte, he preparado dos artículos en los que toco dos temas clave a la hora de buscar trabajo – tanto si estás sin trabajo como si tienes uno pero quieres cambiar-, dos claves absolutamente fundamentales que debes tener en cuenta y darles la mayor prioridad si realmente quieres lograr resultados:.

1.  La mentalidad con la que te enfrentas a esa situación.

2. Las acciones a las que dedicas tu tiempo.

Déjame que te lo explique más despacio. Hoy trataré el primer tema, y en el siguiente artículo, el segundoy si no quieres perdértelo, asegúrate de suscribirte para recibir mis artículos por email y así serás el primero en recibir puntualmente todo lo que publique nuevo (y muchas más cosas que comparto con mis suscriptores y no publico aquí en el blog):

La mentalidad con la que te enfrentas a tu búsqueda es el fertilizante para que crezcan las oportunidades.

 

Retomo el comentario que me lanzaba la lectora y os cuento cómo lo veo yo –y, Mary, aquí va mi respuesta para ti-:

Para empezar, démosle la vuelta: si trabajar duro, diferenciarse, tratar de ser el mejor en lo que haces no tiene sentido porque no es realista ya que no hay sitio para todos, entonces: ¿Qué alternativa planteas?

Si dejamos que nos condicione que siempre vaya a haber gente más lista, más guapa y con más suerte; si pensamos que no hay más tarta para repartir y por tanto no vamos a llegar nunca y moriremos de inanición hagamos lo que hagamos, entonces ¿la opción es seguir confiando en los portales de empleo mientras pasamos el tiempo viendo “Galerías Velvet”?

Piensa bien la respuesta porque solución mágica, donde a todos y cada uno de nosotros nos caiga del cielo un trabajo estupendo con un sueldo y condiciones maravillosas – lo merezcamos o no, nos lo hayamos currado o no, no hay.

Y fíjate que a mí, cuando oigo afirmaciones del tipo “no se puede, hay que ser más realista, no hay sitio para todos, esto no puede funcionar…”, es cuando más ganas me dan de demostrar lo contrario (tocap**, que es una ;).

Te pongo un ejemplo:

Mujer, unos 40, con hijos, en paro. Probablemente todo el mundo la mire con cara de enorme pena. Si encima les dice que no va a buscar trabajo por cuenta ajena, sino que va a tratar de montar algo por su cuenta, en internet, dedicándose a algo que no ha hecho nunca, entonces SEGURO que le dirían que no pierda el tiempo y el dinero que no tiene, que mejor se apunte a los portales de empleo y se ponga como loca a mandar CVs porque cada día que pierda, el tiempo va más en su contra.

Ah, y el famoso “Agárrate a lo primero que pille porque ya no te quedan muchas oportunidades, que el mercado laboral ya no quiere un perfil como el tuyo” le va a caer en más de una ocasión, seguro.

¿Verdad?

Si esa persona se hubiera dejado influir por el planteamiento de «hay que ser realista, aunque quieras, así no vas a conseguir una vida mínimamente digna», hubiera hecho exactamente lo mismo que millones de personas están haciendo en este momento: dedicando las horas muertas del día en elinfoyós sin ningún resultado – pero siendo *muy coherente* con todo lo que la gente bienintencionada le recomienda.

¿Y si te cuento que esa persona, desafiándolo todo, se arriesgó, no aceptó lo que le querían imponer, los miedos que le querían transmitir, y en menos de un año ya estaba facturando y ganándose la vida nada más que con un blog y los servicios que sus lectores le solicitaban?

Cuando quieras, te la presento ;).

Pero muchos nos dejamos vencer por el sentimiento de haber sido traicionados. Traicionados porque nos dijeron que “si estudias y te  esfuerzas, lograrás un buen trabajo y tendrás éxito”, pero no ocurre. El problema es que ahí es donde se termina la recomendación: “esfuérzate y lograrás un buen trabajo”, pero no nos explican cómo se consigue ese buen trabajo. Mucha gente piensa que con hacerlo bien es suficiente. Pero en un mundo donde otros X millones son buenos en lo que hacen, esforzarse y hacer bien un trabajo ha dejado de ser suficiente.

Pero esto no nos lo cuentan.

Hay que esforzarse? Por supuesto que sí. O piensas que un pedazo de trabajo se lo van a dar a cualquiera?

Es suficiente con esforzarse? NO. Por desgracia el «todos podemos con esfuerzo» no funciona.

El que manda 2000 CVs a través de los portales de empleo en menos de un mes, se está esforzando – pero no lo va a conseguir.

Para encontrar el trabajo que deseas, tienes que tener el enfoque y las competencias adecuadas. No las de todo el mundo: las adecuadas.

Pasa por ser estratégico. Pasa por saber qué quieres – llegar a ser bueno en lo que haces – destacar. Las tres. No una ni dos, las tres.

Estas son mis recomendaciones para que te armes con la mentalidad que te va a ayudar a lanzarte al estrellato del éxito:

1. 

No te preocupes porque TODO EL MUNDO vaya a sobresalir y llegar donde quiere – ergo que a ti no te quede sitio, porque un porcentaje muy pequeño de la gente es capaz de entender el partido que se está jugando y funcionar de manera estratégica (y por cierto, la mayoría de éstos, son mis lectores 😉 ) y van a seguir esforzándose EN LAS ACCIONES INCORRECTAS y por tanto, van a seguir sin lograr resultados. Por desgracia, ojo.

2.

No te dejes influir por aquellos aspectos que están totalmente fuera de tu control. Los datos macroeconómicos están fuera de tu control. Lo que vaya a hacer el resto de la población activa del país está fuera de tu control. Lo único que está bajo tu control es lo que puedes hacer TÚ.

3.

Si eres realmente bueno en algo, si estás entre los mejores en tu actividad y sabes comunicarlo, encontrarás gente que esté dispuesta a pagar por ello, te lo aseguro. Pensar lo contrario es una excusa para no forzarse a dar lo mejor de uno mismo.

Como dice Francisco Alcaide: «No basta estar en el ‘lugar’ adecuado en el ‘momento’ adecuado, hay que ser la ‘persona’ adecuada». Y para ser la persona adecuada debes acumular el «capital profesional» necesario -en un artículo más adelante te explicaré esto, es un concepto súper importante en tu carrera-.

4.

La mentalidad de escasez es la del NO antes de siquiera intentarlo. Afortunadamente sigue habiendo rotación en el mercado, afortunadamente cada día se inventan ocupaciones nuevas, servicios nuevos, opciones nuevas para ganar dinero. Y si no, cada uno se la crea. En este mundo insatisfecho y  materialista que vivimos, hay aún MUCHAS necesidades por satisfacer, te lo aseguro.

5.

Como muy bien dijeron en una ponencia del Inspiration Day de Womenalia: hay que ATREVERSE. Hay que ser valientes, hay que llevar la contraria, hay que cuestionarse y no creerse todo lo que nos dicen. Si un pensamiento, una idea no te ayuda, no te sirve para conseguir tu objetivo: deséchala. Así de fácil. No tienes que dar explicaciones, no le debes nada a nadie.

6.

La vida es un prueba-error: que no salga algo a la primera no significa NADA MALO – significa que estás aprendiendo, te estás preparando para que te salga bien. Sabes que un 80% de las personas se rinden ante el primero NO??? Y que del 20% restante, un 98% se rinden ante el segundo NO?

Eso significa que para los trabajos realmente interesantes, para los que hay que currar por encima de la media, perseverar, intentarlo una y otra vez e ir aprendiendo y creciendo por el camino… sólo estás compitiendo en realidad con el 2% de la gente que lo desea.

7.

Persigue ser la mejor versión de ti mismo. Es decir: trata cada día de ser un poco mejor que ayer. Busca las respuestas a las preguntas. Busca las soluciones a los problemas. Sé competitivo contigo mismo: si hoy has llegado a correr 100m en 40 segundos, mañana rétate para correrlos en 39 segundos. No compites contra el mercado: compites contra ti mismo.

Excusas va a haber siempre para no esforzarnos – está en nuestra naturaleza. Pero no te dejes convencer por estadísticas, por datos, por pensamientos limitantes y empequeñecedores que te impiden vivir como deseas.

Lucha y trabaja por ser un GRAN profesional no sólo porque así tendrás muchas más oportunidades laborales, sino porque eso te va a hacer sentirte orgulloso de ti mismo, y esa razón vale mucho más que cualquier otra. Y luego aprende a COMUNICARLO, a contar tu historia. Logra que tu reputación y tu habilidad llegue a las orejas adecuadas (más adelante entraremos en mayor detalle en este punto).

Necesitas una mentalidad de profesional ganador y no una  mentalidad de desempleado. Si te consideras un desempleado, no esperes que los demás te vean de otro modo. Si te ves a ti mismo como un gran profesional que está buscando su siguiente reto, eso será lo que transmitas a los demás.

Por tanto, olvídate de lo que hacen los demás, olvídate del mercado, de nada que esté fuera de tu control. Céntrate en amueblarte la cabeza para ser un profesional de éxito.

Una vez que hemos establecido esta base, la semana que viene te explicaré de qué manera estás perdiendo el tiempo en tu búsqueda y cómo debes plantearla. Ya sabes, si no estás suscrito, remédialo! :).

Y si este artículo te ha inspirado, te ha hecho ver las cosas de otra manera, te ha servido, me encantará que lo compartas conmigo en los comentarios – ahí nos vemos para continuar la conversación.

 

 

Publicaciones Similares

46 comentarios

  1. Un cordial saludo Maria Luisa, este artículo me ha inspirado mucho, me hizo reflexionar y me recuerda que el autoconocimiento, la confianza y la mentalidad positiva son fundamentales.

    Muchas gracias por el tiempo que inviertes en estos contenidos tan útiles.

  2. Maria Luisa, que buena forma de expresar tus pensamientos para apoyar a quienes necesitamos de una mano.

    Me gusta tu enfoque y te pido permiso para publicarlo y compartirlo, Creo que puede ayudar a muchos como me a ayudado a mi. Gracias y Saludos

    1. María Luisa Moreno Cobián dice:

      Claro, Enrique, un honor que lo compartas 🙂

  3. Martín de Argentina (el chico recalculando) dice:

    Hola!
    La verdad es que estoy en busca de un artículo/post en el que hables de cómo seguir una vez que ya te has decidido a cambiar. Yo hace tiempo he decidido cambiar; dejé CV’s en distintas ciudades, algunas cerca, otras lejos, pero no sé cómo continuar. Sé lo que quiero, pero no sé qué es lo que tengo que hacer para alcanzarlo. Ya no me lo debato; es certero, es decisión tomada.
    Me gustaría que añadieras tags a los artículos, así me sería más fácil de encontrar lo que busco (y me darían ganas de seguir en este sitio web 😉 )
    Saludos

  4. Excelente articulo Maria además de que aplicare el networking también dejare de ser una persona mas del montón, me arriesgare como lo hiciste tu a seguir adelante con mis sueños y mis ideas de triunfo y a luchar por lo que quiero. Mil gracias por darme esa inspiración, con tus palabras me muestras que todo en esta vida se puede siempre y cuando luchemos por ello y nos dejemos llevar por nuestro corazón.

  5. Me ha encantado tu artículo, me he sentido identificado de principio a fin. Ahora estoy ansioso por seguirte e intentar aplicar todo lo que expones, creo que puede ser un nuevo punto de partida en mi vida laboral (ahora interrumpida). Tengo claro a donde quiero llegar pero la verdad es que no se muy bien como ya que aunque he tenido la suerte de hacer 3 entrevista en menos de un año se que fallo en algo pero no se que es.
    Gracias por aportar un poquito de luz en mi camino.

  6. Buenos días! Un poco de mi experiencia: Yo dejé (con la que está cayendo!) un trabajo que me encantaba, el trabajo en sí era verdaderamente muy bonito, no tanto ciertas «políticas» de la empresa, yo no quise ser parte de un engaño etc. y me fui, dije no a un contrato indefinido. Y tengo una hipoteca y una hija a cuidar. Me permití ese lujo porque sabía que YO PUEDO, que encontraré otro trabajo, porque yo lo valgo! (que puede no ser así, pero de momento sigo con esta actitud). Ya tengo un trabajo apalabrado a partir del 01/09, que no es trabajo de mis sueños, es media jornada, me da para pagar las facturas y nada más, pero es otra experiencia profesional y está a 3 minutos andando desde mi casa! (antes perdía de 2-3 horas todos los días por el camino!). A esta empresa mandé mi CV hace 1 año, por correo normal (vi la oferta en los portales, busqué la dirección y mandé el CV por correo, con la Carta de presentación). Y me dijeron que les gustó mi currículum, pero que al final no salió el proyecto pero ahora, cuándo parece que va a salir, se acordaron de mí. Por toda mi experiencia digo que nunca se sabe, por dónde puede llegar tu futuro trabajo. Así que aunque parezca que tu búsqueda no da resultados … quien sabe? Una vez estuve un paro 10 meses y lo pasé realmente muy mal. Y estaba decaída. Y las cosas no salían, porque yo no estaba bien. Pero, y aunque parece tontería (y créedme que yo soy de las personas más ariscas, más pesimistas y, aunque extranjera, de las más «malafollás») cuándo uno cambie el chip, empieza a salir. Empecé a hacer deporte, me veía más guapa, más delgada, más joven y otra vez supe que YO PODÍA CON TODO (porque si no yo, quien?). Y sigo buscando, porque este trabajo, y gracias por él!, no creo que es el de mi vida. Ánimo a todos, aunque a veces uno se cansa y entiendo que dude y que no vea salida!

  7. Como muchos españoles, lamentablemente, estoy parada. Llevo ya desde el 2010. Y no tengo ninguna clase de ingresos.Y como muchos de ellos, soy universitaria y con un Máster, con idiomas y todo, pero que de momento, no me han valido. Tengo 41 años y hasta hace menos de un año no tenía claro cuál era de verdad mi verdadera vocación, y no solo eso sino que no sabía aquello que de verdad me emociona y soy buena. Estudié matemáticas, y sin embargo lo que me emociona y en lo que soy buena es el mundo de la moda. Ahora, en España, lamentablemente, no puedes hacer un CV por competencias, ni presentarte diciendo lo que eres capaz, cosa que en EEUU si se puede . He mandado CV a tiendas de moda, pero todas me han rechazado porque no tengo formación reglada, ni experiencia en la moda. ¿y qué estoy haciendo? Pues siendo creativa. Conozco desde hace años a un modisto, y el año pasado mi hermano y yo, le dijimos si nos permitía que le “usáramos” de conejillos de india. Estuvimos hablando con él, y le encantó la idea. No cobramos nada, pero está siendo un Máster con mayúsculas. Empezamos poquito a poco, y ya estamos “maquinando” cosas muy interesantes. Evidentemente tanto mi hermano como yo le demostramos que sabíamos mucho de moda, y ambos estamos usando nuestra formación anterior como valor añadido. Estamos muy ilusionados, y gracias a esto, estamos conociendo a más modistos. Y estamos muy ilusionados, porque no solo ha sido estar en el sitio y el momento adecuado, sino el demostrar que tenemos los conocimientos adecuados. Nuestro fin es poder algún día trabajar en la moda, cobrando, pero esto nos está dando a conocer, y están viendo cómo trabajamos, cómo creamos, y estamos generando una gran sinergia entorno a mucha gente, que de manera también altruista, se está uniendo a nuestra pequeña empresa. Si hubiera estado trabajando, nunca me habría planteado esto, algo que es mi sueño y vocación. Estamos trabajando muy duro, y fijándonos objetivos, porque cada día tengo más claro, al lugar donde hay que llegar. Por eso, os animo a que si encontráis vuestro sueño, y podéis comenzar aunque sea gratis, no lo dejéis, porque da muchísimas satisfacciones.

  8. Me ha encantado Mª Luisa. Estoy contigo en todo. Mi experiencia personal avala todo lo que tú dices, así como lo avalan cantidad de personas que no se han parado a esperar y han sido valientes lanzándose a luchar por una ilusión haciéndola realidad.
    Nuevamente mi aplauso para ti
    Un saludo
    Jesús Portilla

  9. Hola:
    «Persigue ser la mejor versión de ti mismo»
    Qué frase más inspiradora, más necesaria en el mundo de hoy y más cierta.
    Como Laly yo también he pasado por la experiencia de estar sin trabajo y sin duda de la necesidad de reinventarse, motivarse y seguir adelante día a día aprendes, y desde luego tus articulos y recomendaciones nos ayudan a levantarnos a ser valientes y a luchar por nuestros sueños.
    Muchas gracias por seguir ahí .

  10. FELICIDADES!!! Siempre disfruto mucho leyéndote. Hoy además, no he podido evitar escribirte al ver que terminas con una frase que digo casi a diario a mis hijos: sólo tienes que competir contigo mismo…eso sí…duramente para lograr tu mejor versión. A unos se lo digo por excesivamente competitivos, a la mayor por excesivamente relajada. Es un mensaje que vale para todos.

    Tengo algo mas de cuarenta, tres hijos y he conocido la experiencia amarga de estar en paro hace tres años. Un poco antes empecé a leerte y me alegraba comprobar que somos de la misma opinión, que parece que lo que yo creo por intuición tiene sentido al ver cómo consigues transmitirlo y estructurarlo. Yo me centré en trabajar duro en lo que me gustaba, en colaborar duro con gente con proyectos interesantes de forma voluntaria y en reflexionar a diario sobre todo lo que nos da la vida cada día. Esto no sale natural cuando estás en una situación difícil. Hay que currárselo y no siempre tienes suerte.

    Tengo que decirte que leerte me ha reforzado y me ha ayudado a salir adelante. Y, para que te alegres conmigo, te diré que encontré trabajo a los nueve meses de estar en paro en un proyecto que me permitía ayudar a los demás y aprender otras habilidades aunque no fuera el trabajo de mi vida, y ahora estoy a punto de empezar a trabajar en algo que sí tiene que ver con mi vocación profesional, un reto superinteresante que me permitirá poner a prueba todos mis conocimientos y experiencia. GRACIAS A MILLONES por acompañarme en este camino!!!

  11. Hola!
    Desde que nos conocimos he entrado la «búsqueda exhaustiva de empleo», sobretodo porque en mi trabajo actual voy a explotar…
    En fin, que el desánimo está pudiendo conmigo, porque no hay ofertas, y porque me descartan en las que me apunto. Estoy desorientada y con ganas de tirar la toalla, pero no lo voy a hacer. En primer lugar porque tengo unas ganas de dar un «zas en toda la boca» a unos cuantos (algo muy motivador) y porque sé que lo voy a conseguir porque me lo merezco. Estoy harta de ver pasar a mediocres por mis narices y se acabó! La siguiente, la próxima, soy yo!
    Estoy en cambio de actitud «modo on», se nota no?. Gracias!!

  12. Sinceramente no creo que Mary tenga un problema de confianza en ella misma. Ayer mismo yo me estaba planteando las mismas preguntas, y mi autoestima, confianza, disciplina y tesón están en perfecto equilibrio; es más, sonrío continuamente con lo que cuentas en tus posts porque me veo como un claro ejemplo de lo que dices. Estar en desempleo ha despertado facetas artísticas que me tienen fascinada; a veces incluso me digo «pero de dónde ha salido esto»?. Y me conozco en profundidad y sé hasta dónde puedo llegar. Hasta aquí no tengo dudas. Ninguna, sobre mí.

    Mi problema es de ADN, María Luisa, de vibración, concretamente, de aceleración… cómo si hubiera que llegar algún sitio pero ya. Cómo si a alguien se le hubiera ocurrido la genial idea de transformar la vida (la felicidad) en un fin, en un objetivo, en una meta. Palabras como: competitividad (que harta por Dios, de oirla), posicionamiento, personal branding… parece que estemos corriendo una carrera de fondo para llegar a no sé donde. Ufff!! son excluyentes, en la medida en que hay mucha gente que se quedará fuera, estoy segura. Y no lo digo por mí, te lo aseguro. Yo tengo unos «ous» que flipas!!!

    Sí, ya sé, alguna vez en algún post, nos has dicho: «señores hay que ser maduros y aceptar las cosas como son»…

    Y ahí es donde chirrían mis neuronas: «si las cosas como son» dejan a mucha gente fuera del sistema, habrá que cambiar «las cosas como son».

    Por eso me cuesta tanto participar en la rueda…
    Gracias por tu tiempo.

  13. Buenas tardes Maria Luisa,
    Como dices, y como llevo escuchando desde hace años en las clases de yoga, TODO está en la mente. Me encanta el post que has publicado hoy porque veo que es muy importante darnos cuenta que todo lo que creamos está en nuestra mente. Se habla mucho de ello, se escriben muchas citas o bonitas frases sobre ello pero nos falta ponerlo en práctica.
    Desde hace poco mi vida está teniendo un giro de 180 grados y lo único que tengo claro desde el principio es que TODO está en mi mente y es por eso que quiero trabajarlo aunque hay veces que me doy cuenta que ha sido desde ‘acciones incorrectas’.
    Diría que es el punto número 5 el que quiero trabajar este nuevo año aunque aún quiero averiguar en qué soy buena y siguen afectandome un poco los ‘fallos’ que voy cometiendo. Esa fase de ponerme excusas por y para todo ya la pasé y he visto que no sirve de nada más que para tener dolores de cabeza y malestar con uno mismo.
    Me encanta que termines con el punto de competir con uno mismo pues así ha de ser siempre. El compararte con los demás también es uno de los hábitos que no te dejan nada bueno. Ser la mejor versión de mi misma y ser mejor cada día es lo que estoy haciendome presente, intentando recordarlo cada día.
    7 puntos que casualmente coinciden con los 7 puntos de energía que todos tenemos. Eso me gusta jeje.

    Una vez más muchas gracias por tu trabajo.
    A la espera de la segunda parte ^_^

    Saludos

  14. Buenas tades María, desde esta mañana que he abierto tu blog hasta esta tarde no he tenido oportunidad de leerlo. Es muy cierto lo que dices que la positividad que tienes que tener frente a los aspectos que te rodean en tu entorno que reflejan o te ven de una forma como tu no te ves. Ultimamente he ido a varias conferencias y en la ultima estuvieron comentando sobre unos personajes que te rodean y que llaman Zombis. Estos personajes son los que se limitan a vivir, y realizar diariamente las mismas tareas y que además te reportan aspectos negativos,y te cortan las alas para poder desarrollarte como persona, en fin son los que te impiden realizarte. Hay que luchar por lo que quieres, tal y como dices tu, por conseguir aquello que mas deseas y que a veces tenemos una venda en los ojos y no vemos mas allá de lo que se nos muestra. El problema es a veces como a un ciego, hay que ayudarle a pasar la calle.
    Por ultimo soy un desempleado y de los que dicen que no va a encontrar trabajo ya por su edad, y que todos los dias se levanta positivo, en busca de empleo activo tal y como se dice ahora, y que no pierdo la esperanza que alguien me ayude a cruzar la calle algún día.
    Espero tu proxima entrega.

  15. Excelente articulo maria luisa y con tu permiso lo compartire en mi blog. Es un mensaje que comparto totalmente debemos ser estratégicos en el desarrollo como profesionales, estar claros que las condiciones del mercado han cambiado y seguirán cambiando y que debemos actuar en función de las condiciones de entorno existente.

    Si nosotros mismos no nos creemos nuestra valía como profesional, quien lo va ha creer.

    Saludos cordiales, desde Venezuela

    1. María Luisa Moreno Cobián dice:

      Un verdadero honor que lo compartas, Lynette!
      Me alegro que te haya gustado y servido. Seguiremos aportando 🙂

  16. manuel girona pertusa dice:

    Puro zumo de sabiduría para afrontar estos procelosos tiempos y circunstancias…

    Gracias por estar ahí Mª Luisa
    S2

    1. María Luisa Moreno Cobián dice:

      Me alegro!!!!!
      Gracias a ti por compartir 🙂

  17. Solo escribo para darte las gracias. Este articulo ha llegado en el momento justo, en ese momento en el que estoy a punto de terminar la carrera y me siendo perdida y desorientada. Me ha servido para poner las cosas en otra perspectiva, un cambio de aires me atreveria a decir.

    Gracias, estoy deseando ver el siguiente articulo.

    1. María Luisa Moreno Cobián dice:

      Me das un enorme alegrón.
      A por todas!!!
      Espero que me cuentes qué tal te va 🙂

  18. Buenos días María Luisa.

    De nuevo, ¡has dado en el clavo! La forma en que expones el caso y te explicas, es ya indiscutible, por lo que añadir o quitar algo es un trabajo de una magnitud que ….. además, no estoy preparado para ello. Quiero sin embargo, hacer incapie en una frase:

    Pasa por ser estratégico. Pasa por saber qué quieres – llegar a ser bueno en lo que haces – destacar. Las tres. No una ni dos, las tres.

    Gracias.

    1. María Luisa Moreno Cobián dice:

      AMÉN 🙂
      Gracias!!!!! ٩(◠◡◠)۶

  19. Hola ML.

    Yo la dificultad la veo en que alguien (como yo) que el empleo que le gusta y en el cual se sentiría extremadamente satisfecho solo ha tenido la oportunidad de poder catarlo durante 3 meses (practicas). En este caso yo veo muy difícil que alguien con 3 meses de practicas vaya a sobresalir del resto ¿no?
    Una vez un profesor me dijo:

    «Va a ser difícil en estos tiempos que consigáis un puesto de XXXX si no tenéis algo de experiencia, así que yo iría a alguna empresa y me ofrecería para trabajar aunque sea gratis o pagando para conseguirla (la experiencia)»
    A mi me pareció algo surrealista, pero después de un año y pico ya no lo veo tan surrealista.

    A lo que quiero llegar es que estos consejos de este post son muy validos para alguien con una experiencia ya adquirida, y no para alguien que quiere abrirse un hueco desde 0.

    Tal vez este siendo ya pesimista, y por eso no soy capaz de conseguir lo que quiero, pero es lo que realmente le pasa a mucha gente sin experiencia.

    Sigue así ML estas lineas le hacen a uno pensar de lo lindo 🙂
    Gracias.

    1. Hola ML,

      Escribo para decir que me ha encantado tu artículo, de nuevo un buen tema de conversación y una buena forma de expresarnos tus ideas y tus conocimientos! Muchas gracias!!

      También quería decir que estoy totalmente de acuerdo con Rubén, estoy en una situación similar a la suya y lo que nos dices en este post, aunque acertado como siempre, creo que no nos lo podemos aplicar. Si hay que intentar ser el mejor pero no nos dan la oportunidad de empezar, ¿cómo lo hacemos para sobresalir? ¿hay que seguir estudiando, haciendo másters y acumulando títulos?

      Yo creo que esa no es la mejor opción para los recién titulados, necesitamos una oportunidad para poder comenzar una carrera profesional y desde ahí ir avanzando no?

      Espero que nos puedas iluminar con tu sabiduría al respecto =)

      Muchas gracias y que paséis todos un buen día!

    2. María Luisa Moreno Cobián dice:

      Hola Rubén, entiendo bien lo que dices.
      Es que, efectivamente, una carrera que está empezando no debe gestionarse como una que ya tiene un par de trienios de trabajo detrás.
      Ni los objetivos son los mismos, ni la estrategia a seguir.
      Pero tú tienes mucho adelantado: si tienes claro qué es lo que quieres, si tienes una inclinación (o incluso, vocación) tan fuerte hacia un trabajo, tienes mucho avanzado! Empieza por identificar cuáles son las competencias clave que tienes que desarrollar para convertirte en alguien REALMENTE bueno en ese trabajo y tu objetivo debe ser adquirir esas competencias a través de las experiencias que vayas consiguiendo. Es lo que se llama «competencias transferibles». Si realmente no tienes ninguna manera de dedicarte a lo que quieres, mantente en el sector y asegúrate de ir logrando esas competencias, sin olvidar nunca el objetivo final.
      Espero que te sirva 🙂

  20. Hola, buenos días Mª Luisa. Como casi siempre tus post parece que fueran publicados estratégicamente bajo mis ojos, entenderé que por algo será.
    En primer lugar felicitarte por la claridez de exposición y de ideas que haces al respecto de la respuesta a Mary. Emocionalmente siento mucha empatía con ella, pues sé muy bien que ellas (sus emociones) son las que hablan por ella. Racionalmente tu discurso es impecable y creo que poco más se puede añadir, es todo un acierto y procuraré no perderlo de vista.
    Creo que que en medio de ambas opiniones hay todo un océano de emociones que cruzar, cruzar y conquistar. Cruzar significa entrar en ellas a fondo y conquistar es aceptarlas de una vez y abrazarlas sin renunciar a ellas. La frustración, que se siente, y el inmovilismo, que brota después, nacieron cuando son varios «no» los que responden a las propias propuestas, cuando la realidad pone en tu retina que a la hora a la que te levantas tú también lo hace quien sí tiene un trabajo, recordándote lo que te falta, cuando no sale todo a la primera, cuando te defraudan los que se suponía que eran apoyos o aliados, cuando tienes que rascarte el bolsillo para encontrar los últimos céntimos para pagar el café… etc, etc) se sale manteniendo aún la confianza en uno/a mismo/a. De la frustración nace el no sentirse suficiente, la vergüenza, el escondernos para que no nos vea nadie, y para no ver a nadie, sopena de morir de más vergüeza y por ende el no movernos y aquí es donde está el verdadero caballo de Troya de quienes estamos en el desempleo. Las primeras acciones creo que podrían ir en la linea de desmontar la falta de confianza, empezando a darle de comer por nuestra cuenta. A esa confianza tenemos que alimentarla nosotros porque ya vemos que el entorno hasta que no se alinean unos cuantos planetas no está por la labor. Y la alimentamos poniendo disciplina en los horarios, persistentes con los sueños, tenaces y coherentes en la búsqueda de lo que dé valor y muy muy águilas para ver lo que nos lo quita para poder soltarlo y dejarlo pasar sin perder un minuto más pensando en ello. A todo esto es a lo que llaman resiliencia, creo, y de alguna forma tenemos que entrenarla todos los días, como quien sube escaleras para tener nalgas más prietas. Costar cuesta, quiero decir, cambiar la mentalidad es complejo pero si empezamos por algunos hábitos (soltar lo negativo) ya damos algún paso.
    Así pues, si la experiencia ajena sirve de algo a Mary, por aquí anda la mía en estos momentos, echando a veces en falta una señal para saber si debo insistir o no en la búsqueda de «mi trabajo» y tragando saliva y apostando por otro paso más, incluso cuando no las hay.
    Gracias, un saludo y feliz día.

    1. Adela, me ha gustado mucho tu comentario, estoy absolutamente de acuerdo contigo en que hay que resurgir todos los días de nuestras cenizas como el Ave Fénix.

      Yo siempre suelo decir que es muy importante las metáforas que utilizamos para referirnos a nosotros mísmos y a nuestra situación, para enfocar la manera de superar las dificultades. Muchas veces, la realidad es dura y si tienes que rascarte el bolsillo para encontrar los últimos céntimos para pagar un café, o un bocata para tu hijo, pensar en metáforas es bastante complicado. Pero en condiciones menos dramáticas codificar los «problemas» como «retos» a solucionar, el desempleo como una «situación reversible» y no como un «drama» o una «lacra» (no quiero herir sensibilidades, habrá casos particulares…), nos coloca en una situación de «poder», de «sujetos activos» que tienen las herramientas (y sino se las rebuscan 😉 ) para dar un vuelco a esa situación puntual (dure el tiempo que dure) y no como «sujetos pasivos» que se resignan con «lo que hay». Hablo desde la posición de un «profesional sin clientes» (como diría Andrés Pérez Ortega – @marcapersonal 😉 ), vamos de un desempleado, que, precisamente acaba de venir de «fichar el paro» de la oficina del INEM. Es importante, al menos para mi, repetirme esto todos los días, pero también trabajar para revertir esta situación: pensando nuevos proyectos, hablando con gente que puede ayudarme, haciendo proyectos, presentándolos, leyendo libros inspiradores, participando en grupos y comunidades… Es decir, currando día a día, dando pasos para demostrar a mi mismo y al mundo que soy un buen profesional que hay que tener en cuenta. No es una cuestion de «autoayuda», ni de «soñar despierto» y confiar en que todo cambiará así porque sí, se trata como dice M.L. de soñar y de TRABAJAR todos los días para hacer realidad ese sueño.

      Por último, quería decir, si me encanta este blog, me gusta mucho más la comunidad de gente que se ha creado a su alrededor. Me encanta que todos los días somos más personas y hay muchos más comentarios -muy inspiradores- a los post de M.L. Eso es lo que hace que este blog no sea bueno, sino excelente.

      Un saludo

      Víctor.

    2. María Luisa Moreno Cobián dice:

      Querida Adela,
      Me quito el sombrero con tu comentario. Qué sentido, honesto y valiente. Gracias, gracias de todo corazón porque vale un mundo que quieras compartirlo con nosotros.
      Es TAN importante lo que dices, que de hecho ya me ha venido a la mente un artículo sobre el tema – la autoestima. De hecho, por muchas tácticas, muchos sistemas y muchas ideas que os pueda aportar, si falta ese mínimo de autoestima para ponerse en marcha, de nada sirven.
      Mientras tanto, escribí un artículo sobre la resiliencia que puede que te guste, ya me dirás: https://zumodeempleo.com/mi-nuevo-deporte-el-resiliencing/
      Me encantará que sigas contándonos cómo van las cosas.
      Un abrazo enorme,
      ML

  21. Buenos días Marisa;
    Estoy de acuerdo con lo que dices en el artículo, sobretodo porque llevo tiempo con ese cambio de «mentalidad», ahora ya llevo dos años más o menos, trabajando por horas en lo que me gusta , no me aporta beneficio económico pero sí que me siento bien profesional y personalmente. Quiero animar a las personas que estén en el cambio profesional, en esa edad tan crítica «los 40», cuando se supone que no puedes empezar de cero, a seguir para adelante y salir de casa. El hoy llamado Networking, establecer una red de contactos es una herramienta útil incluso para personas «tímidas» como yo, que he decidido que no me aparten del mercado laboral y me apunto a [email protected] jornadas, cursos, encuentros, etc.. Hasta la fecha me van conociendo, voy sembrando mi forma de trabajar y mi entusiasmo en lo que hago y hay personas que me tienen en su agenda para futuras colaboraciones. Hace un año para mí era impensable.

    Y gracias Marisa porque empece precisamente a través del blog ¡

    1. María Luisa Moreno Cobián dice:

      Jo, Ángeles, qué subidón leer tu comentario!!!!
      Me encanta la energía que desprendes, me encanta que te hayas puesto a salir de tu zona de confort – y mil gracias por compartir que hacerlo, DA RESULTADOS!!!
      Es un orgullo enorme que me digas que fue gracias a mis palabras que empezaste a hacer cambios. Esa es mi mayor recompensa y el motor para seguir.
      Gracias, gracias de corazón y espero que me sigas contando!

  22. Hola, María Luisa, soy Rafael. En primer lugar, felicitarte por el post. Eres un torrente de optimismo y esperanza y conocerte ha sido una gran suerte y privilegio. Doy por supuesto que las cosas siempre ocurren por algo y seguro que el habernos conocido en la conferencia que diste en mi ciudad ocurrió por algo. Y yo doy gracias por ello.
    No puedo estar más de acuerdo con lo que dices.
    Aprovecho para mandarte un beso enorme y desearte que pases un lindo día.
    Rafael.

    1. María Luisa Moreno Cobián dice:

      Un placer como siempre, Rafael, y emocionada por tus palabras.
      A ver si vuelvo pronto a tierras malagueñas y repetimos! 🙂
      Un abrazo INMENSO!

  23. Mª Teresa Serna García dice:

    Buenos días.

    Acabo de leer el artículo y entiendo que se trata de tener buena actitud ante esta sociedad en proceso de cambio y transformación. Si vas de desempleado, no me quiere nadie, hay gente mejor preparada que yo, tengo una edad ya que… es díficil ponerse manos a la obra.

    Se trata de explotar y aportar lo que mejor sabe hacer uno y centrarse. Llevar una vida sana y equilibrada que ayude a estar mejor y a ser competitivo con uno mismo. Y si se fracasa, levantarse y salir resiliente para seguir luchando.

    En resumen, comparto vuestro artículo.

    Un saludo.

    1. María Luisa Moreno Cobián dice:

      Bien dicho! Me gusta mucho esa actitud 🙂
      Espero que nos sigas contando.
      Un abrazo, M.Teresa 🙂

  24. Buenos días:
    María está genial que tus post lleguen siempre a la mañana, es como abrir la ventana y refrescar o tomar ese café que te despierta.
    Una de las cosas que me anima es que me encuentro en esa franja de edad 43 donde como dices es fácil oír lo de que tu perfil ya no lo quiere el mercado y el ver que das cosas realistas y herramientas para crecer y cambiar hace plantear el futuro con optimismo.
    Coincido contigo en que fácil no es y balas ya tengo, si bien la dificultad que yo encuentro es encontrar la forma de conseguir el saber potenciar lo que yo tengo y que el mercado lo compre o le interese, en ese camino andamos y con tus herramientas me aclaran algunas cosas para saber como hacerlo.
    Por tanto gracias por lo que nos ofreces y nada a seguir en el camino.
    Saludos Jesús Mari.

    1. María Luisa Moreno Cobián dice:

      Jesús Mari, gracias de nuevo por compartir, no veas qué ilusión me hace cuando veo que ha entrado un comentario tuyo 🙂
      Te voy a dar una clave que puedes seguir: estudia el sector que te interesa – ¿qué dificultades tienen las empresas? ¿cuáles son los problemas o necesidades concretos que tienen? Encontrar los «burning pains» de tus clientes potenciales es el primer paso -y esencial- para saber dónde focalizarte y sobre todo, cómo presentar tu candidatura.
      Ya me contarás :))))

      1. Muchas gracias, voy por la segunda lectura del segundo post que tiene tela.
        Saludos Jesus Mari

  25. Me encanta tu manera de escribir y lo que cuentas. Todo esto me sirve de muchisimo aqui en Inglaterra, donde siempre he tenido oportunidades de empleo y de crecimiento profesional; por mucho que he buscado en Espana, nunca me han llamado ni siquiera para una entrevista, excepto la semana pasada, donde me dio un vuelco el corazon, pues, llevo ya 18 años deseando volver. Resulta que los que me han llamado son estadounidenses con oficina en Barcelona. La verdad, es que tengo la sensacion de que la mayoria de los puestos de trabajo en españa se reclutan atraves de enchufismo mas que de meritocracia.

    1. María Luisa Moreno Cobián dice:

      Mil gracias por compartir parte de tu historia!
      Por algo la estadística cifra en un 80% el número de puestos que se cubren por contactos. En este momento, más que nunca, trabajarse cada uno su propia marca y sobre todo, una sólida red de contactos, es necesario para la supervivencia profesional.
      Muchísima suerte con ese proceso. Espero que pronto puedas volver! Mientras tanto, seguro que estás aprovechando a tope la experiencia.
      Me encantará que me sigas contando!
      Un abrazo 🙂

  26. Buenos días, Mª Luisa. Yo tengo un trabajo y también tengo un blog de canciones donde además, escribo. Lo que no se me ocurre es cómo vivir del blog y poder dejar el trabajo…se te ocurre algo- seguro que sí- , alguna lectura q me pueda alumbrar? muchas gracias por toda tus aportaciones, por ayudarnos a reflexionar, por hacernos reir , por tu fluidez, por tu genialidad…
    Un abrazo

    1. Hola !
      Te escribo desde Venezuela en Caracas, me ha gustado mucho lo que leo me ha ayudado mucho a reflexionar de verdad te lo agradezco, me gusta la manera muy positiva como vez las situaciones, particularmente tengo un caso no estoy desempleado gracias a Dios tengo un empleo, lo que me ocurre es he pretendido ir mas alla como todo profesional que se prepara y me encuentro muchas barreras de personas que creí eran mis aliados, existe mucha maldad en las organizaciones y la gente es tan maliciosa que puede a llegar dañar tu reputación ante la presidencia.

      Como haría en estos casos cuando se realiza un planteamiento para mejorar el cargo o la situación que tienes en la empresa con un proyecto muy ambicioso te enteras que la jefa de personal hablo mal de ti.

    2. María Luisa Moreno Cobián dice:

      Hola Ángeles!
      Qué bueno que estés en marcha para vivir de tu talento 🙂
      Ideas, muchas, pero con tan mínima información no puedo hacer un análisis personalizado.
      Lo que sí te puedo decir es que uno de mis próximos proyectos -ya estoy ansiosa por empezar!- es precisamente ayudar a «solopreneurs» como tú -y como yo- a poder vivir de su talento 🙂
      Pronto!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *