Busca lo que te apasiona | Crecimiento + Desarrollo

Hoy hace DIEZ años

 

Hoy hace diez años que elegí una plantilla de WordPress, le planté el nombre Zumo de Empleo, y comenzó la etapa más fascinante de mi vida laboral.

Digo vida laboral porque esto es un trabajo en tanto en cuanto paga las facturas, pero la realidad es que es también mi hobby, mi pasión, de lo que más me gusta hablar, sobre lo que estudio a todas horas… lo que está en mi mente día y noche, 365 días al año (este, 366).

Es mi trabajo, pero es YO.

Ayudar a las personas en su vida profesional no es sólo a lo que me dedico, es quien soy.

Dicho lo cual, emprender es una chinga (*mex.), la verdad.

Hablo de emprender en digital, que es de lo que puedo hablar con conocimiento de causa después de 10 años.

Cuando eres muy bueno en lo que haces pero lo haces para otros y tu jefe que te tiene hasta las narices, es normal pensar “Pues lo hago por mi cuenta, y cobro yo directamente!”, pero ser buenísimo técnicamente en algo no es razón suficiente para montar un negocio entorno a ello.

Porque aquello que se te da genial hacer y que te chifla hacer va a ser un 25% de lo que hagas cuando emprendas.

El otro 75% es conseguir que te paguen por ello y que puedas vivir decente y CONSISTENTEMENTE de ello. Y te aseguro que esto es una verdadera chinga.

El CURRAZO personal que tienes que meterle es BESTIAL (ya estoy viendo que voy a usar muchas mayúsculas hoy; permitidme, es la emoción).

No sólo hablo de horas de trabajo, que son TODAS (y no sólo “los dos primeros años” sino hasta que logres facturar tanta pasta como para pagarle a otro-el sueldo que cobrabas tú-para que haga en tu empresa lo que hacías tú para otros. Porque, let me tell you, ahora tú eres una EMPRENDEDORA y tu trabajo es gestionar tu negocio).

Pero parto de que quien decide emprender, cuenta con que va a ser como TENER UN HIJO: noches en vela, no para de pedir, no para de demandar tu tiempo, tu energía, tu atención… todo el día preocupada, todo el día atendiendo sus necesidades…

Hasta que llegas a ese feliz momento que dicen los gurús: «El momento en el que tú dejas de trabajar para tu empresa y tu empresa empieza a trabajar para ti” (whatever that shit is. Evidentemente, yo no he llegado!). 

En realidad a lo que me refiero con currazo personal es: en conocerte, es en darte cuenta de todas las barreras y creencias que llevas grabadas en tu “disco duro” y que te están poniendo la zancadilla, en estar dispuesta a aprender DE TODO (SEO? FB Ads? Copywritting? Plugins? Embudos de venta? Diseñar páginas? Llevar la contabilidad? Impuestos?…).

 

Es en escuchar las palabras “zona de confort” y que para ti sea un recuerdo lejano, en estar en constante cambio, adaptación y actualización y en (intentar!) lograr una férrea gestión emocional, gestión del tiempo, autodisciplina…

 

Y además, en mantener el estoicismo cuando la gente de tu entorno te pone más cara de pena que de ilusión cuando les cuentas a qué te dedicas y cómo pretendes generar dinero para pagar las facturas.

Todo esto es ya un pedazo de reto, y no es para todo el mundo -y no porque los emprendedores seamos mejores que nadie, es cuestión de con qué tipo de problemas está uno dispuesto a lidiar cada día, POINT-, pero además hay algo que acecha por debajo de todo, como “el Otro Lado” de Stranger Things, que mi experiencia me dice que es lo que más influye para llegar él éxito (pongamos que es ganar bastante pasta de manera sostenida en el tiempo, porque eso significa que lo que haces es relevante y has conseguido llegar a las personas que lo necesitan):

 

CREÉRTELO

 

No me abandones como el desodorante-que-no-es-Rexona en este punto, deja que te explique:

Creértelo implica MUCHAS cosas muy profundas a las que NO estamos acostumbrados y que son contrarias a lo que nos han educado a hacer:

 

Hablo de desarrollar una gran CONFIANZA en tu capacidad de aportar valor a los demás, confianza en que TÚ eres la persona adecuada para ayudarles, y CONFIANZA CIEGA en el producto o servicio que has diseñado para que tu solución llegue hasta esas personas.

 

Que no es poca cosa.

Requiere gestionar MIEDOS, inseguridades, síndrome del impostor.

Requiere ir en contra de tu instinto y todo tu ser que GRITA que juegues en pequeño, que no destaques, que no te arriesgues, que sales fatal en cámara, que no vas a saber qué decir, que quién te crees tú para cobrar “por lo que sabes”, que nadie te va a escuchar, que quién te va a comprar… 

Y como sea que los negocios digitales tienen ese componente de “abrirte a todo el mundo” en la red, igual que entra lo bueno, también entra la mierda lo malo.

Ahí estás tú, avanzando por la selva de tus inseguridades y miedos, y en esto se te pone delante un guepardo – que en mundo digital es un hater.

Yo he sufrido mucho (MUCHO) por mor de estas personas [conté los detalles >>AQUÍ ].

Se pone muchísimo esfuerzo, se sacrifica muchísimo, se invierte en formarse, en perfeccionarse, en superarse, en dar lo mejor cuando montas un servicio.

 

Te rompes la cabeza para hacerlo casi “mágico”, para aportar TANTO valor y ser de verdadero SERVICIO para los demás.

 

Como para que vengan personas que no han intentado en su vida hacer nada interesante, que no tienen ni idea de todo lo que hay detrás de un negocio así, a criticar, insultar (literalmente, a veces), a poner en juicio tus intenciones, o cuestionar si debes o no cobrar por lo que hacer (¡¿wtf?!).

Los emprendedores solemos dar un valor DESPROPORCIONADO por el precio que cobramos. Nos dejamos la piel y parte del alma, porque hay que entender que es nuestro nombre propio lo que nos jugamos, es nuestra reputación y nuestra forma de pagar las facturas.

Quien se arriesga a hacer algo mediocre, a vender más de lo mismo, a robar contenidos a otros, a hacer que la gente confíe en ellos antes de tener el bagaje, el conocimiento, la experiencia REAL para prometer resultados, está mal de la cabeza, le falta un hervor, o es un inconsciente.

Pero de estos, espero, creo, que hay pocos.

Los más, nos lo estamos currando BIG TIME para mejorar las vidas de las personas. O sea que un poco más de humanidad antes de criticar, juzgar y vilipendiarnos.

Dicho lo cual, y ya que estoy haciendo balance, a mí personalmente me vale totalmente la pena seguir hacia adelante. Es cierto que he necesitado poner distancia en algunas ocasiones, porque por desgracia he (hemos) sufrido muchas pérdidas personales en estos años que me han sacudido hasta el alma: mi madre, mi suegra, mi tío favorito, mi sobrina, mi suegro.

Todo ello (y mucho más) hizo que 2019 fuera mi «De profundis» particular, y estuve ausente, metida en mi cueva, lamiéndome las heridas.

Pero sigo al pie del cañón, ya me he demostrado que contra viento y marea aquí sigo, porque aunque pueda parecer broma cuando lo digo, realmente tengo interiorizado esto:

 

Que estoy en cruzada divina para ayudar a cuantas más mujeres profesionales pueda, a CAMBIAR su situación. A aportar su talento en el sitio que lo aprecien y lo merezcan.

 

A vender con confianza todo lo que pueden aportar a una empresa. A recuperar la confianza de que pueden conseguir un trabajo que encaje con su identidad, con lo que es importante para ellas.

A LUCHAR por seguir creciendo, seguir desarrollándose, moverse a nuevos retos, nuevas oportunidades – a no pedir perdón ni permiso por ser AMBICIOSAS, por querer más, por no conformarse.

Y como yo tengo la MÁXIMA CONFIANZA en mi capacidad de ayudarte y mi convencimiento de que es lo que estoy destinada a hacer, por eso abro en pocos días plazas para trabajar conmigo y hacer realidad juntas ese trabajo que sueñas conseguir. Y para ir abriendo boca y preparando el cuerpo; os dejo >> aquí el enlace en el que podréis acceder a mi última Masterclass actualizada con la situación ACTUAL del mercado.

 

+++++

 

Yo siempre sostengo que en realidad mi situación como emprendedora y la tuya como profesional por cuenta ajena tienen MUCHAS cosas en común a la hora de “conseguir trabajo”, por eso acabo con unas conclusiones de mi propia situación que te van a ayudar a ti:

 

CONCLUSIÓN #1

A lo que te dediques, asegúrate que es algo que engancha con tu identidad, con quien eres tú en tu ser más profundo. Con lo que tenga sentido para ti, con la huella que quieras dejar o con el problema que es más grande que tú, que te ponga las pilas solucionar.

 

CONCLUSIÓN #2

Conseguir un BUEN trabajo va más allá de tener un buen Currículum (y Linkedin, añado)  [N. del A.: para empezar, el CV que usa el 95% de la gente no es más que una “relación de puestos y tareas”, que es como enseñar la lista de la compra a alguien que quiere saber si sabes cocinar – esto te lo he contado >>AQUÍ].

Lo que hay que tener es una GRAN CONFIANZA.

Tienes que confiar en lo que puedes aportar a la empresa. Confiar en que puedes superar los retos. Confiar que eres la persona con la que más se va a beneficiar la empresa. Tienes que CONFIAR en tu producto o servicio: tu capacidad de solucionar el problema o satisfacer la necesidad de la empresa.

Y esa confianza debes traducirla en tu forma de contar tu historia. Y debes usarla para abrirte a conocer gente y hablarles de lo que haces.

Pero ojo, no es “falsa confianza”, no es “ponerse medallas”, no es “presumir”.

Esta confianza parte de que a lo que te dedicas, está directamente conectado con quien tú eres. Con lo que es importante para ti. Con tus valores, con tu curiosidad, tu talento. Es algo que tiene sentido para ti. Y es algo que lo que quieres seguir creciendo, profundizando, y llevando tu potencial al máximo posible.

Y te aseguro que una candidata que se mueve en el mercado con esa confianza es MAGNÉTICA.

 

CONCLUSIÓN #3:

Vas a cambiar de trabajo 15 veces y al menos 3/4 veces de rumbo profesional. Cuando saliste al mercado laboral algunos de los trabajos que tendrás, no existían.

Pues FLUYE con el cambio. PROVOCA el cambio. Haz de tomar decisiones difíciles uno de tus talentos. No pierdas de vista que lo que importa eres tú, no lo que quiere el mercado, lo importante es dónde quieres llegar tú, no lo que esperan los demás.

Lo importante es que las riendas de tu carrera profesional, las lleves firmemente TÚ – no quien paga tu nómina.

El objetivo de todo este “sarao” que es trabajar -aparte del estrictamente materialista de “hacer dinero (para dárselo a otros)”- es LA PERSONA EN LA QUE TÚ TE CONVIERTES.

Cada paso que das, cada decisión que tomas – o no tomas -, te va condicionando, dando forma, convirtiendo en un tipo de persona.

Cuando estás dentro de la empresa, estás dando forma a tu TALENTO y aumentando tu valor profesional en el mercado.

 

Pero el momento de BUSCAR trabajo te va a hacer crecer como persona, te permite ahondar en ti, conocerte, tomar decisiones, reconectar o replantearte tus objetivos a más largo plazo, conocer  nuevas personas, abrir tu mente a posibilidades… No te lo plantees como un “mero trámite”, porque te estarás privando de darte ese espacio a ti misma, de reconectar, de recuperar las riendas, de crecer.

 

Y si quieres que te acompañe en ese proceso, aquí te dejo dos enlaces MUY importantes para que empieces tu cambio profesional!

>> Lista de espera para trabajar conmigo.

>> Enlace al entrenamiento gratuito, ACTUALIZADO con la situación del mercado y con información MUY potente! No te lo puedes perder!!

Me encantará si brindas conmigo por 10 años más y me dejas aquí un mensaje para contarme de qué manera te he aportado valor en este tiempo. Me harás MUY MUY MUY feliz!!!! 

[También puedes escribirme en Linkedin aquí: >>ESCRÍBEME EN LINKEDIN o en Instagram aquí: >>ESCRÍBEME EN INSTAGRAM donde más te apetezca!!! me gustará en cualquier parte!!!].

Espero que este artículo te haya APORTADO, y si crees que esto le puede venir bien leerlo a alguien que conozcas, será un honor que lo compartas.

Seguimos en contacto y para el camino, ya sabes:

 

 

 

Publicaciones Similares

14 comentarios

  1. Amada ML:

    Yo también cumplí 10 años ayer domingo desde mi entrada al mercado laboral/mundo profesional. Y, más allá de que para mí estuvo mucho más cerca de una experiencia cercana a la violación (sin ninguna intención de banalizar el tema, al contrario), lo que puedo agradecerte es que tú y otros coaches que hay por Internet han contribuido a que mi mente cambiara por completo. Ya no hay rastros de aquel Martín que empezaba una fresca mañana de marzo como profesor. Y me he quedado contigo, porque siempre me diste la oportunidad de expresarme, y porque cada respuesta tuya para mí es como un bálsamo para mi alma. Por eso muchas veces te «hincho» con reenviarte mis mails.
    En estos 10 años hemos pasado cosas similares, si se quiere, porque a la fuerza aprendes un montón de cosas de cómo es «el sistema». Fue increíble la cantidad de sufrimiento que tuve que soportar, incluso hasta hoy a la tarde.
    Yo no quisiera seguir sufriendo, y por eso he tomado una decisión laboral que nunca hubiese tomado en otro momento. Pero cuando necesitas un cambio radical, cuando quieres volver a ser vos luego de años y años, ya no importa lo que haya pasado, porque sabes que estás listo para el próximo paso, un paso luminoso. Por eso coincido plena y totalmente con cada conclusión que has escrito.

    Yo quisiera permitirme hablar en nombre de los hombres trabajadores. Porque en una parte te diriges directamente a las mujeres, a su empoderamiento, pero los hombres tenemos la etiqueta de que todo lo podemos, y no es así. Miles de mujeres y hombres sufren a diario por no poder encontrar ese Santo Grial. Y hemos sufrido estafas en pos de cambiar nuestra situación laboral. Nos han decepcionado, sintiendo que el sacrificio económico que uno hizo para comprar sus productos fue en vano. Porque, por la desesperación que implica el sufrimiento laboral, estás dispuesto a todo, hasta sacarte la comida de la boca con tal de progresar y encontrar «tu» lugar, tu esencia, y poder vivir de ello, y poder brillar con ello y darle al mundo lo mejor que tienes.

    Por si le sirve a alguien, quiero decir que tomé la decisión (ya hace mucho) de buscar ayuda profesional, y después de tantos años encontré dos personas que están intentando ayudarme (estoy en tratamiento psicológico y psiquiátrico, actualmente). Y yo creo que eso es una forma de sacar el amor propio que tiene uno escondido para salir del agujero donde está metido. Porque soy muy testarudo y porque quiero ver el final feliz de la película. Pero a veces uno no puede solo.
    Así que si alguien está en una situación parecida, que busque hasta que encuentre los profesionales idóneos para su situación.

    A mí me encantaría trabajar contigo ML. Sabes que he recorrido kilómetros en viajes haciendo trámites, diciendo «mentirillas» para justificarlos, pasar horas y horas llamando por teléfono a distintas personas para que me ayudaran con el envío de dinero, currándomela para finalmente poder entrar en uno de tus cursos, pero hasta ahora nada funcionó. Pero no puedo quedarme en este lugar toda la vida. Yo no he hecho nada para que fuera condenado a cadena perpetua, al contrario, cumplí con todas las tareas, exámenes y otros menesteres para lograr lo que buscaba, pero evidentemente no tuve las agallas o era directamente era demasiado joven y tenía una mentalidad vetusta.

    Quiero que sigas aceptando trabajar con hombres, porque casi nadie lo hace, porque se sufre igual o peor. Porque tú sabes que soy capaz de tomarme un avión ida y vuelta a Madrid con tal de darte el dinero (y no me importa un comino si me contagio de Coronavirus).

    De todos los que conozco, eres la última persona con cual me queda probar uno de tus cursos. Y si eres como yo, de trabajar hasta dejarte la piel, de no comer ni almuerzos ni meriendas, de no tomar una pizca de agua en todo el día, de pasar noches enteras trabajando y fracasando al día siguiente, y volverlo a hacer porque es tu obligación, entonces tienes que darme una oportunidad. Sólo quiero saber cuál es el curso apropiado para alguien en «Fase 4» (te he reenviado un mail que originalmente escribí en Febrero).

    Aprendí tanto contigo, que no me alcanzaría un día entero en agradecerte. Pero el cambio lo necesito, aunque sea lento, pero necesito virar mi rumbo laboral de una buena vez por todas. Ya sabes que estoy dispuesto a todo, a entregarme en cuerpo y alma.

    Por muchos pero muchísimos años más, que la humanidad del presente y del futuro te va a necesitar. Cuidáte mucho!!

    Fuerza y valor!!!!!

    Martín de Argentina

    1. Ay, mi querido Martín, que después de tantos años y tantos correos intercambiados ya eres más mi «pen friend» que cualquier otra cosa!!!
      ¿Y por qué no te dedicas a escribir? doy fe que que tienes capacidad, que transmites y que le pones muchísimo empeño!!! 😉
      Gracias por seguir al otro lado de la pantalla, por seguir compartiendo tu viaje y por tantas cosas bonitas que dices de mi trabajo; ya sabes lo que te contesté en el email!!
      Eres un gran luchador, eso es indudable!
      Un abrazo enorme!!

      1. Muchas gracias por tu mensaje. Estoy con una sonrisa gigante en la cara después de 3 días horribles. Seré honesto contigo -como siempre- y he estado cerca de hacer un curso de copywriting con Javi Pastor (un amor de niño). Sin embargo, no siento que sea mi sueño vivir de escribir (así le dice él) y su curso es muy caro para jugármela por algo que no soy. No obstante, con tus palabras se me ha ocurrido una idea que tiene buena pinta, que tendría gran potencial. Sin dudas, estar cerca tuyo es una bendición. No quiero decir de qué se trata, por si las moscas.
        Ahora estoy estudiando Licenciatura en Turismo, Inglés particular y un curso de Cartografía. Estoy casi al límite. Yo AMO la Geografía, pero bueno, cuando tenía 17 años uno eligió lo que tenía que elegir, y ya.

        Unos amigos me han dicho una vez que les generaba emoción cuando escribía.

        Mientras realmente defino «mi todo» debido a la cuarentena de 80 días, ya voy haciendo planes para la segunda parte del año. Muchas gracias!!!!

        Martín de Argentina.

  2. Felicidadesss querida MarieLouise!!!! De esos 10 años, 8 o 9 llevo siguiendo tus pasos, montada en mi montaña rusa particular, amiga Jedi. Solo puedo decirte, que sin ti, mi camino no hubiera sido igual.

    Tenemos mucho que agradecerte: esa confiaza en nosotras mismas que nos haces descubrir, esa energía que nos transmites, son impagables.

    Que sigas iluminándonos hasta el inifinito!!! Y AVÍSAME SI PASAS POR EMÉRITA!!! Que no demos un abrazo apretao, hombre!! Q ya es hora!!

    1. Sabes que para mí es un LUJO contarte entre mis clientas-que-pasas-a-considerar-amigas-de-lo-increíbles-que-son 😀
      Aquí sigo tratando de poner esa luz mientras me dejen!!
      Un abrazo inmenso mi querida Laly!!!!

  3. Creo que lograr objetivos complejos es cuestión de perseverar en esos momentos en los que lo «normal» es que uno abandone…
    Eso requiere mucha fuerza física, mental, emocional y hasta espiritual. Es decir, utilizar todas las «herramientas» con las que nacemos…
    Te localicé hace unos siete u ocho años y cada texto tuyo sigue siendo un impulso… algo tienes, María Luisa.
    Muchos años más, con mucha salud y… muchas gracias!!!!

    1. Me emociona tu mensaje, de verdad, GRACIAS a ti por tan bonitas palabras, Antonio!!!!!!!!!!!
      Un abrazo enorme!

  4. Te conocí por casualidad hace muchos años, no se si 10, pero muchos… tu blog se convirtió en referencia, es más, cuando algún amigo me pregunta si puedo echarle una mano para revisar un cv, lo primero que hago es remitirle a tu blog, que se empapen bien…
    me encanta tu filosofía, tu fuerza y tu actitud. Me da mucha envidia verte tan feliz haciendo lo que te gusta. Sigue ahí, por favor! Un abrazo

    1. Es cierto, Beatriz, que siempre has estado ahí y para mí es un ORGULLO y un HONOR que sigas conmigo en este camino.
      Te agradezco de corazón que me hayas dejado estas palabras, significan mucho!!!
      Gracias y te mando un abrazo enorme!!

  5. María Luisa, sobrevivir diez años trabajando por cuenta propia no es fácil… y menos aún creciendo y mejorando como profesional día tras día. Como bien dices, exige mucho tesón, mucha resiliencia y mucha claridad de ideas. Felicidades de corazón, espero seguir aprendiendo de ti los próximos diez años (¡al menos!). Gracias por estar ahí, ánimo y adelante 🙂

    1. Vaya, que me va a caer una lagrimilla con tus palabras, José Francisco!!!
      Aún recuerdo que nos conocimos en un congreso, hace ya la pucha de años! No te haces a la idea de la ilusión que me hace que sigas acompañándome en este viaje.
      Gracias, gracias de todo corazón!!!!!!!!!
      Un abrazo muy grande!

  6. ¡¡Enhorabuena sobrina!!
    Me ha encantado todo lo que dices, demuestras un gran madurez y muchísima profesionalidad pero, sobre todo una gran confianza en ti y tu trabajo.
    Espero que sigas adelante con todo el éxito que te mereces.
    Un beso muy fuerte de tus tíos Cristina y Miguel.

    1. Esto es una sorpresa maravillosa que me llena el corazón!!!
      Gracias por tanto cariño y tanto apoyo, significan muchísimo para mí.
      Os quiero mucho!!!

  7. ENHORABUENA QUERIDA MARÍA LUISA!!!

    A seguir 10 + 10 … años más aportando luz al difícil mundo de la Orientación Profesional con tu particular forma que suma calidad, competencia y simpatía.

    ¡Felicidades guapa!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *