Tu Currículum

Esencia de Currículum

«En vez de traer mi CV, he impreso mi horóscopo del año pasado. Verá que soy una persona muy especial que está destinada a hacer grandes cosas!»

 

A quien no le apetezca leer sobre el tema, puede entrar directamente >>aquí<< para que le asesoremos personalmente ;o), pero como estoy en cruzada divina para ayudar a la mayor cantidad de gente posible a coger por los cuernos al toro de su trayectoria profesional y salir en hombros por la puerta grande, voy a volver a insistir en este tema que parece que no acaba de calar:

Tu Currículum está MAL.

¿Que eres del 1% que ya había pillado de qué va este tema y se le ha ocurrido ponerse en los zapatos del seleccionador y pensar qué le interesa leer? Mis disculpas más humildes… y estoy por proponerte que vengas a trabajar conmigo ;o).

Para el resto, ahí va una idea que, no por obvia se acaba de captar, y si conseguís entender e incorporar no sólo en vuestro CV sino en toda vuestra presentación profesional, va a marcar una gran diferencia:

Un CV es un documento de venta. Estás vendiendo tu trabajo.

Para todo el que sepa algo de marketing, esto debería ser mucho más fácil, jugáis con una enorme ventaja ya que esto es marketing de producto. Hay que persuadir a un desconocido para que te preste atención. Hay que mostrarle cómo le va a beneficiar comprar tu producto – y tienes muy poquito tiempo para captar su atención y comunicar tu mensaje clave.

La buena noticia es que el 95% de los currículums son bastante malos. Suelen ser un documento sin vida que no representa en absoluto a la persona que está detrás.

La mala noticia es que el tuyo, seguramente, es uno de ellos.

Ya hemos hablado más veces de este tema, pero creo que no está de más que volvamos a repasar los aspectos clave. Especialmente por la cantidad de gente que conozco que me jura y perjura que sigue este blog y que lo lee toítoenterito y luego veo su CV… y yo sufro, señores, sufro de la pena-penita-pena que me entra ;o).

Pincha en el vídeo que te lo cuento en persona, pero si eres de los que prefiere leer, debajo tienes el texto del post 😉

 

 

LEER EL POST>>

Tu CV debe ponerle las cosas muy fáciles al reclutador.

Debe ser directo, centrado, bonito, diferente y sobre todo debe GRITARLE: estas son las razones por las que te interesa llamarme.

Para no complicarte mucho las cosas, te voy a dar tres claves que harán que tu CV destaque espectacularmente sobre los demás. Ojo! Que aquí hablo del CV pero estas ideas clave sirven para cualquier presentación profesional. Vamos allá:

.

Le tienes que mostrar lo que vales

 

Esta es la clave, el aspecto más importante de tu  nuevo Currículum, por eso te lo digo lo primero para ver si al menos esto se te graba:

Tu CV le va a llegar a una persona del departamento de RRHH sobrecargado de trabajo, que ya ha recibido otros 100 más para ese mismo puesto, a quien seguramente le están apretando las clavijas para cubrir esa vacante lo antes posible.

O sea que cuando abra tu CV, lo que realmente esa persona necesita saber es: “¿cómo me vas a facilitar tú la vida?” es decir “¿cómo me beneficia contratarte a ti?”.

Y la manera de hacerlo es lograr que tu CV comunique tu valor añadido.

Al reclutador le importa poco qué tareas te asignaron hacer en tus trabajos anteriores. Item más: probablemente ya lo sabe. Si desempeñaste un puesto de Gestor Comercial, ya sabe lo que hace un gestor comercial. Si fue un puesto de Jefe de Obra, diseñador, Director Creativo, Administrativo Contable, consultor… seguro que sabe lo que se supone que debe hacer cada uno de ellos.

No le importa lo que se suponía que debías hacer sino lo que hiciste.

Esta es la clave mágica de un CV. No es que no haya que poner en absoluto cuáles eran las responsabilidades del puesto, sí –aunque seleccionándolas bien-, sino que hay que darle el mayor peso específico a lo que tú lograste en un puesto concreto que cualquier otra persona que lo hubiera desempeñado, no habría hecho o habría hecho distinto.

Y una vez más: tienes que decir claramente qué has logrado para las empresas que has trabajado. Estamos?

.

No va sobre ti

 

Espera, que te explico: es muy normal pensar que el CV es una especie de “tablón de orgullo” en el que volcar todo lo que hemos hecho, cada curso de al que hemos asistido aunque sea de “cómo hacer el sudoku samurai más rápido que nadie en casa”, de cada experiencia –bien detallada-, en el que hacer una declaración de intenciones: “mi objetivo es encontrar un trabajo en el que poder aportar toda mi valía, aprender a tope, crecer, desarrollarme, donde haya buen rollito, me toque un jefe genial que me deja llegar tarde e irme los viernes a las 2”.

Va a ser que no. Tu CV tiene que girar entorno a lo que necesita tu potencial empleador,  es decir: lo que necesita tu cliente.

Para eso es clave que hagas un BUEN estudio del sector, los problemas y las necesidades.

Si has hecho bien tus deberes antes de ponerte a escribir tu CV (si te has auto-analizado y has decidido cuál es tu objetivo profesional), tendrás que asegurarte de conocer bien qué es lo que exactamente necesita tu cliente.

Es decir, si vas a vender un coche no le dices al cliente:  “mi objetivo es vender 10 coches como este y llevarme la comisión que me corresponde para así poder dar la entrada de mi piso”. Para venderle el coche al cliente potencial le vas a decir: “en este coche puede llevar a su familia con la mayor tranquilidad gracias a los elementos de seguridad incorporados a las estructuras que han recibido 4 estrellas en las pruebas de seguridad oficiales…” O menos rollo ;o), pero la clave es: ¿ves qué diferente es enfocarlo hacia lo que necesita el cliente?

.

La imagen sí importa

 

Y dentro de la imagen hablo de dos aspectos: el lenguaje y el diseño.

 

En primer lugar: escribe como una persona, no como un robot.

La mayoría de los CV se escriben como si hablaras con la Reina de Inglaterra: son serios, técnicos, estirados, formales. Lo único que esto consigue es poner distancia con quien lo está leyendo.

Esa persona está muy ocupada, tiene que solucionar un problema rápidamente, y lo que menos falta le hace es tener que averiguar qué estás queriendo decir o qué significan esas siglas o esa jerga. Un lenguaje sencillo, cercano pero profesional, le facilitará mucho la vida.

 

En segundo lugar: nos gustan las cosas bonitas.

No digo que tengas que incluir HelloKittys en tu CV, pero sí que tienes que entender que tu CV, para el reclutador que lo está leyendo, ERES TÚ.

Un CV con aspecto más antiguo y anodino que la carracuca, eres tú [ouch].

Con gracia y sin pasarte, imprime un poquito de personalidad en tu CV, siempre considerando el puesto, pero también recordando que el CV eres tú, y tú tienes que destacar.

 

Con esto, como te decía: ya tienes muchísimo ¡muchísimo! ganado con respecto a los demás.

Tienes que empezar a ver las cosas de otra manera. Tienes que empezar a REALMENTE verte como un profesional independiente que tiene que vender algo muy preciado: su trabajo. VENDER es el verbo.

 

No estás pidiendo un trabajo, tú lo que haces es solucionar un problema o satisfacer una necesidad que tienen tus clientes potenciales, y por lo que están dispuestos a pagar.

 

Encuentra a tu cliente y VÉNDELE tu producto.

Venga, ponte a ello, dale una buena vuelta a tu presentación profesional, a tu “packaging”.

¿Qué no sabes por dónde empezar? >>AQUÍ<< tienes la solución ;o).

 

 

 

Publicaciones Similares

19 comentarios

  1. ¿Te puedo matar? (con todo el cariño del mundo). Yo que pensaba que tenía un curriculum completo y bien orientado, incluso ya hasta claro y conciso para ayudar al de Recursos Humanos.

    Ahora leo este artículo y alguno más y Zas!! a rehacer el CV.. vaya tela ;). Sólo era para darte las gracias y que estoy deseando ver los resultados de este esfuerzo extra que me toca hacer ;).

    Un abrazo,

  2. El chico recalculando dice:

    Si leyeras mi CV, por más empeño que le he puesto, seguro me dirías que está mal.
    Mi gran problema es que sigo aún en el proceso de redirección laboral, y que no he obtenido logros a lo largo de mi carrera. Y si suponemos que sí, no los he disfrutado. Pero te aseguro que no.

    Entonces, si bien tú me dirías «qué horripilante CV que tienes», en él cuento todo lo que soy, a todo lo que aspiro. Porque me siento como un diamante en bruto. Como no sé lo que me gusta exactamente, como no identifico qué se me da bien, lo único que puedo contar es que tengo muchas ganas de aprender y de hacer mi trabajo lo mejor posible (tiro algunas opciones).

    Estoy seguro que hay muchas formas de poder transmitir esto, y poder tener chances de que me llamen en algún proceso de selección. De hecho, quiero entrar en uno que finaliza a fin de junio, y estoy un tanto nervioso por ello, porque creo que la oferta es más o menos lo que estoy buscando! Pero como entregue mi CV, así como está, no tengo ni una posibilidad.

    Otra cosa que me «avergüenza» de mi CV, es que el que lo lee, pensará que me presento para trabajar de profesor, y sin embargo es lo que menos quiero. Entonces, van a pensar que soy un idiota, porque toda mi formación fue dirigida a ello. Vamos, que como siempre pensé que mi formación inicial fue un desastre, concurrí a varios cursos e hice una segunda carrera que tiene que ver con lo pedagógico para saldar esos errores. Pero todo eso lo hice «at the very beginning», cuando no tenía la mentalidad que hoy tengo. Por eso, casi todo tiene fecha antigua.
    Luego, estudié Inglés y Meteorología. Y el año pasado estuve trabajando mañana y tarde. Así que desde ya tengo una gran desventaja con respecto a los otros candidatos. Pero no creo que encuentren a alguien con tantas ganas de «explotar» y sentirse realizado.

    PD: Me encantaría hacer todos tus cursos, los vendes tan bien que son irresistibles.

  3. Hola María Luisa me ha gustado mucho el artículo,y pensar en una nueva forma de enfocar nuestro c Vitae!! muy interesante y en un futuro cercano pondré en práctica. Gracias por compartirlo

  4. Jolín!
    pues yo leyéndote me desanimo un montón porque sí, soy del 1% que mencionas y no, por ahora no sé como modificar mi CV porque no sé si quiera qué puedo ofrecer a una empresa que no ofrezcan miles de personas mas.
    Mi CV es esquematizado para que quien lo vaya a leer no vea un batiburrillo de información.
    Menos mal que os tengo a ti, tu equipo y tu programa que seguro me ayudará a encontrar mi camino (I hope).

  5. Estaría bien poder aplicar los embudos de conversión de la analítica web para saber en qué punto nuestro CV ha sido descartado. Como herramienta de descarte más que de selección debemos estudiar o intentar conocer a nuestra «competencia» para mejorar «su producto».

  6. Hola Mª Luisa, coincido con todo lo que aportas. Somos productos en un mercado que deben ser elegidos ante tanta oferta.
    Imparto módulos de Orientación laboral y lo primero que les enseño a mis alumnos es un folleto de publicidad para explicar el CV. Al igual que los anunciantes, debemos transmitir el perfil que las empresas buscan. Es el paso siguiente a la adecuada selección de las ofertas de empleo que se ajusten a nuestro perfil. Soy un luchador contra la frase «busco lo que sea» (de forma inmediata y circunstancial es lícito, pero no a medio largo plazo).
    Gracias por la aportación.

    1. Yo no lo veo como que somos productos, sino que somos vendedores que tenemos productos, ya que lo que vendemos no es a nosotros mismos sino nuestro trabajo 🙂 Y en realidad tenemos un abanico de productos que vender, pero seleccionamos uno en concreto porque es nuestro mejor producto, el que nos interesa y porque así tenemos más posibilidades de acertar con el cliente que lo necesita 🙂
      Efectivamente, para mí y tal y como lo hago con mis clientes, el CV es lo último de lo último de lo último que hay que hacer.
      Muchísimas gracias por pasarte y comentar, es un honor!!!

      1. Hola!!
        Te he encontrado esta misma mañana y tengo sinceramente que decirte que me ha encantado el artículo. Porque entre otras cosas se sale de lo común que ves en la red, de tal forma que parecen todos copiados, o incluso algunos se contradicen a otros.
        Por eso me alegro, porque dices lo que llevo pensando mucho tiempo. Que sea algo desenfadado, etc, etc; pero principalmente que sirva para eso, para al menos llamar la atención de forma que consigas una entrevista.
        Al seleccionador ya le habrás despertado la curiosidad por tí.
        Vsle, ok.
        Sin embargo el principal problema yo lo veo aquí, donde dices: «somos vendedores que tenemos productos, ya que lo que vendemos no es a nosotros mismos sino nuestro trabajo. Y en realidad tenemos un abanico de productos que vender, pero seleccionamos uno en concreto porque es nuestro mejor producto»; porque tal vez no sabemos cuál es nuestro mejor producto, nuestro «diamante» y cómo pulirlo.
        Llevo bastantes años en la venta y cuando recapacito, no consigo encontrar esa faceta estrella para analizarla y extaer todos sus pros y contras. Son varias. Cuál elegir, cuál vender sobre las demás?
        Como te digo. Acabo de encontrarte. Prometo leerte. De momento te sigo en Twitter, pero me encantaría y te agradecería que me ayudaras a despejar esta nube.
        O al menos me guíes por (y de) donde puedo obtener lectura recomendable.
        Encantado de conocerte.

        1. Hola! Buenísima apreciación: esto es algo con lo que me encuentro todos los días, clientes que más allá que saber cómo dar de alta su perfil en LinkedIn, lo primero que no saben es a qué se pueden dedicar.
          Cada persona, experiencia, situación, limitaciones, expectativas, valores y principios es diferente. No es algo que se pueda impartir en una master class o que se pueda leer en un libro, porque es a través del autoconocimiento y de saber hacerse las preguntas adecuadas. Un proceso de coaching dirigido a identificar tu objetivo profesional te ayudaría mucho. Si te interesa que lo hablemos más, escríbeme a [email protected] y lo comentamos.
          Mientras tanto, te deseo que el 2013 empiece con buenísimo pie y con mucha energía y ganas de perseguir tus objetivos!!
          Un abrazo!

  7. Muchas gracias por todos estos consejos, es cierto que somos muchos los que hacemos un curriculum y olvidamos personalizarlo al puesto al que queremos optar.

    1. Al puesto y a uno mismo! si todos los CVs son iguales excepto el nombre y la foto! 🙂
      Hay que mostrar realmente quien está detrás de ese papel…
      Un abrazo!

    1. Escríbeme y me cuentas cuál es tu sector para ver si tengo uno escrito por mí que te pueda servir de inspiración.
      Un abrazo

  8. jajaja, gracias. Me has hecho sonreir alprincipio y reir más adelante, cuando me he quitado la presión de estar leyendo un post de consejos sobre mi CV. Todo esto a pesar de que el tema que expoes me preocupa e interesa enormemente. Reflxionaré sobre ello. ¡Sobre todo ello!.

    1. Genial, pues espero que te sirva mucho lo que digo!!!!
      Gracias por pasarte, Miguel

  9. Yo no te leo «to enterito» solo lo hago de tanto en tanto. Pero cada vez que lo hago me gusta más lo que leo. Por cierto, de momento no te voy a contratar para que me hagas un CV pero no lo descarto dentro de unos meses. Si va adelante un proyecto en el que estoy metido me hará falta tu consejo.

    1. Pues aquí estoy esperádote con los brazos abiertos!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
      Muchísimas gracias por pasarte, aunque sea de vez en cuando. También estoy escribiendo mucho menos por todo lo que tengo encima, pero seguir, sigo y no lo voy a dejar porque es una de las cosas que más me gusta de mi trabajo 🙂
      Un fuerte abrazo y mucha suerte con ese proyecto!!

  10. Buenos días!!

    ¿Y para alguien de 25 años (osea, yo) que ha tenido trabajos eventuales, y que quiere empezar su carrera profesional como Coach (acabo de terminar un master) que tiene muy pocas horas de experiencia y que tiene alguna que otra idea buena? ¿Qué hago? ¿La presento tal cual? No estoy certificada porque me faltan horas de experiencia, donde me vendo? a quién? aaaaa!!! (En el fondo se que pasito a pasito se hacen las cosas…pero «momento aaaaaaaaHH!!»)

    Besos 😀 y gracias por este nuevo post (se de que va porque tengo vuestro libro, pero está bien recordarlo)

    P.D. Siento decirte que mi curriculum está ahora feo y viejo, y quiero darle otro aire, venderme con él, pero vuelvo entonces al problema de no tener mucha experiencia y sobretodo que me sirva para venderme como coach.

    1. Hola Carmen!
      Esto daría para mucho más que un comentario!!! :O) Tanto, que he montado una empresa precisamente para ayudar a los profesionales con esas cuestiones: ¿cómo muestro lo que sé hacer? ¿cómo compenso mi falta de experiencia? etc.
      Escríbeme si quieres a [email protected], me mandas tu CV y me cuentas tu background y vemos cómo te podemos ayudar, si te parece!
      Un fuerte abrazo 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *