Seleccionar página
glasbergen_followdreams

Glasbergen

 

Tirarte años trabajando con personas -codo con codo- para ayudarles a avanzar en su carrera profesional, te da margen para encontrar cien maneras diferentes de clasificar y categorizar los distintos tipos de profesionales en los que nos convertimos.

Pero si alguien me hiciera la pregunta más básica: ¿qué es lo que tienen en común aquellos de tus clientes que acaban teniendo éxito, que acaban BRILLANDO y los que no?  Mi respuesta, probablemente sería: que tienen HAMBRE.

Hambre que parte de una ambición (no la que surge de la envidia sino la que alimenta una sana pasión interior) y que despierta un potente motor de acción.

He trabajado con gente con enorme potencial: con cualificaciones académicas impresionantes y que incluso han desempeñado puestos importantes; he trabajado con gente con mucho talento, con muchas facilidades para aprender, para convencer; he trabajado con gente que decía tener una vocación desde siempre…

pero que carecían de ese hambre.

Hambre de hacer que ocurran cosas, hambre de ganar en este juego que es la vida, cuando ganar significa vivirla en tus términos, significa provocar las oportunidades – cuando significa perseguir tus sueños.

Ese hambre es positiva: es sinónimo de lucha, de esfuerzo, de dedicarle el tiempo que sea necesario para acabar las cosas. Significa ir más allá que los demás para lograr un mejor resultado.

Ese hambre te mueve por dentro para no cejar en tu empeño, para desarrollar un echadopalantismo que puede que ni siquiera tuvieras antes, te mueve a currártelo BIG TIME, te mueve a mantenerte ilusionado. Te mueve a apostarlo todo por tus fortalezas, y olvidarte de tus limitaciones. Te mueve a no dejar sitio al miedo.

Hambre es ambición (deseo) + acción 

¿Todo el mundo debe tener ese hambre? No necesariamente.

Mucha gente prefiere las aguas calmas, prefiere la predictibilidad (vaya palabro!) de sus días, prefiere ser el número dos, tres, cuatro o cuarenta, a luchar por el puesto número uno porque decide que no le compensa el esfuerzo y sacrificio que requiere.

Y eso también está bien – está igual de bien.

Con lo que no acabo de reconciliarme es cuando los del segundo grupo, se quejan incesantemente por no lograr lo mismo que los del primero.

Pero esa es otra historia 😉

Seguro que ahora me preguntarías si ese hambre es innata o se desarrolla.

Pues ambas.

Hay gente que por el entorno en el que han crecido (muy a menudo, un entorno de estrecheces), por llevarlo en el ADN, o por algún acontecimiento vital que les ha impactado, tienen ese hambre.

Pero sé de primera mano que ese hambre también se puede provocar.

El cómo lo guardo para otro día o este post va a quedar más largo que un día sin pan, pero sí te voy a decir qué puede provocarlo.

Encontrar tu motivación – aquello a lo que dedicarte que hace que tu corazón lata más fuerte, que encaja por completo contigo y que te permite aportar al mundo un trabajo con SENTIDO para ti, puede provocar tu hambre.

Ese es el principio de todo: tener tu QUÉ.

Tu QUÉ es tu razón: es lo que de verdad te importa, lo que te mueve, lo que despierta la chispa del hambre.

Es conocerte para saber lo que de verdad te importa, entender lo que te motiva por dentro, encontrar lo que DESEAS, lo que VALORAS y así perseguir el trabajo que esté alineado y pueda despertar tu pasión.

Toda persona de éxito, todo el que logra BRILLAR en lo que hace es porque parte de una gran motivación, de la fuerza interior que le da saber cuál es su QUÉ.

Sin un QUÉ vagamos sin rumbo, vivimos con el piloto automático, los días se convierten en semanas y de repente, en años. Sin un QUÉ estamos frustrados, descentrados, desilusionados.

¿Es así como quieres pasar el resto de tus (muchos!) años profesionales?

Firma_ml sola

 

 

 

p.d.: Si la respuesta es NO, echa un vistazo  > > A Q U Í < <  porque lo que tengo que contarte, te va a interesar!

 

¿Te ha gustado? Pues recibe mis próximos artículos e información extra que comparto sólo con mis suscriptores, gratis:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Pin It on Pinterest

Si te ha gustado, sería genial que lo compartas!

Shares