Montt

Montt

 

Pero qué mantas y cadavéricos somos en las conversaciones profesionales, porDiosdelamorhermoso:

“… y a qué te dedicas?”

“Soy Consultor y formador en temas de recursos humanos”

“Anda, suena interesante, ¿y cómo es que te dedicas a esto?”

“Pues porque he estado muchos años en RRHH y ahora me dedico a formar sobre todo en temas de liderazgo, gestión de equipos, gestión del talento”

“¿Y cuál es la historia, cómo entraste en el mundo de los RRHH?”

Y aquí lo dejo, que te me estás durmiendo y ya te haces a la idea.

Pero si me encuentro con este tipo tomando café y hablando del partido de la Champions, me juego lo que quieras a que con tremenda pasión, vehemencia e ingenio estaría contando las historias del partido, los jugadores, el entrenador, el árbitro…

¿En qué momento alguien decidió que para ser el candidato perfecto había que meterse una escoba por salvesealaparte y hablar con la pasión de un cajero automático?

Y sobre todo, por qué todos lo seguimos apiesjuntillas?

Resulta que cuando nos ponemos en *modo profesional*, se nos olvidan todas las reglas de comunicación humana que aplicamos –y nos funcionan- el resto del tiempo. Es como si desconectáramos el lado derecho del cerebro y nos convirtiéramos en droides:

“Soy licenciado en ADE y máster en marketing con gran orientación a resultados, amplia experiencia, capacidad de trabajo en equipo y de comunicación a todos los niveles”

“Soy ingeniero de caminos, con gran orientación a resultados, amplia experiencia, capacidad de trabajo en equipo y de comunicación a todos los niveles”

“Soy licenciado en derecho, máster en dirección de RRHH, con gran orientación a resultados, amplia experiencia, capacidad de trabajo en equipo y de comunicación a todos los niveles”

Droides.

Todos iguales, todos usando los mismos términos vacíos, mortecinos, blandengues.

Detrás de tu perfil, de tu currículum, de tu conversación no puede haber términos comodín de cartón-piedra: debe haber una HISTORIA.

La fuerza de tu presentación, la magia que hay detrás de lo que haces, reside en tu historia ~ Menda

Tu historia te diferencia, te da poder, te hace humano, te hace interesante, te hace un profesional DESEABLE.

Y no es que no lo sepas, porque si te fijas, fuera del entorno profesional, seguro que en mayor o menor medida sabes contar historias, anécdotas – sabes qué es lo que entretiene a la gente, sabes mantener una conversación distendida, interesante, jugosa.

Tienes una serie de habilidades naturales y unas circunstancias exclusivamente tuyas que te hacen especial y distinto a los otros 7.125 miles de millones de habitantes del planeta: ¿por qué quieres entonces fundirte con la masa informe y ser un droide más?

Me parece que ya va siendo hora de que rompamos con la sumisión a unos procesos de selección – que por cierto están rotos, son improductivos, ineficaces, limitantes y borreguiles -, que nos hacen actuar como no hacemos y ser como no somos, porque pensamos que el “amo blanco reclutador” es como quiere que seamos y aparentemos.

Y si no me crees, que levante la mano el que se dedica a selección que esté encantado de recibir 500 CVs idénticos donde todos los candidatos son exactamente igual de orientados a resultados, amplia experiencia, capacidad de trabajo en equipo y de comunicación a todos los niveles.

Me imaginaba: nadie.

Ya va siendo hora de que vuelvas a conectar el lado derecho del cerebro cuando te presenten un contacto profesional, cuando vayas a una entrevista de trabajo o cuando de una vez te pongas a plantear de verdad tu perfil de Linkedin, y comiences a contar tu historia… o te devorará un sarlacc y serás digerido lentamente durante un mileno (ejemplo de historia 😉

{Cuña publicitaria:

¿Que no sabes cómo contar tu historia, no sabes qué te diferencia ni qué le puede parecer interesante a un reclutador? Help is on the way; aquí te enseño cómo hacerlo: Aprende a Venderte 😉

Cierro cuña}

¿Te animas a practicar tu historia? pues te espero en la zona de comentarios. 

FIRMA_PAG-SOBRE-MI

 

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para el análisis de tus hábitos de navegación y realizar estudios estadísticos, mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias y compartir o mostrar contenido de este sitio web en redes sociales. Si continúas navegando, consideramos que aceptas la utilización de cookies. Puedes obtener más información en nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This