elrich02-06-13-1-14-21

Elrich

 

 

Al último post me llegó el siguiente comentario -editado-:

(…) ¿por qué dices que poner como titular “en búsqueda activa de empleo” es un minipunto negativo? ¿no está bien que los demás vean claro que estás buscando trabajo? ¿cuál sería la mejor manera de ponerlo?

Interesantísima pregunta!

Vaya por delante que, como toda generalidad, puede tener excepciones.

Y vaya por delante, también, que esto es mi opinión y seguro que preguntas a cien personas que se dediquen a asesorar a profesionales y 50 dicen sí y otros 50 dicen no. Así de claro lo tenemos todos 😉

Lo cierto es que estamos adentrándonos en lo que se consolidará como un mercado de oferta y demanda, de proveedores y clientes, y dejará de ser el mercado de empleados/empleos que hemos conocido hasta ahora. Los cambios no son fáciles, hay mucha resistencia, cada sector, empresa y profesional va a su ritmo (como la introducción de los estados miembro a la UE, pues así), pero el cambio es impepinable (lease “impepineibol”).

Los empleos se nos han hecho mayores y ya son “trabajos” o “proyectos” y sobre todo: son temporales.

Las empresas han hecho los ajustes que hayan tenido que hacer y los profesionales tenemos que hacer lo que nos corresponda para adaptarnos al trabajo que las empresas sigan ofreciendo, o inventarnos uno propio.

Es, simplemente, la evolución, es que las cosas cambian, es que lo que era ya no es… no es peor o mejor: es diferente y es nuestro trabajo adaptarnos, ponernos al día y aprender lo que necesitemos para manejarnos en esa nueva realidad.

Dicho esto, considero que todo buen profesional debe estar con las orejas abiertas en todo momento y relacionándose continuamente para ampliar sus contactos –que podrían en el futuro convertirse en jefes, clientes, colaboradores, socios, proveedores, amigos, pareja o simples conocidos.

Sí, habéis oído bien: SIEMPRE. Estés en ese momento trabajando o no.

¿Por qué?

Porque no tienes ni idea de a quién vas a necesitar, a quién vas a poder ayudar, quién te va a poder referenciar a quién, quién te va a necesitar, quién te va a presentar a quién,  quién te va a ofrecer qué… Y como lo que necesitas es tener las puertas y las oportunidades bien abiertas, preparaditas y jugosas… debes hacer un esfuerzo por seguir ampliando tu red de contactos en todo momento.

Porque si no haces esto, pequeño saltamontes, cada vez que te quedes sin ingresos a final de mes, tendrás que empezar desde cero. Y, repite conmigo: esto no es lo que queremos.

Hala, y yo ahora voy yo y me meto donde no me llaman y te digo lo que sí quieres:

Lo que quieres es que tu sector te conozca

Lo que quieres es que sepan qué eres capaz de hacer por ellos

Lo que quieres es que sepan lo bien que haces lo que haces

Lo que quieres es que te tengan en mente cuando surja alguna oportunidad que encaje contigo

Again: en todo momento.

Es decir: todos estamos (debemos estar) siempre en búsqueda activa.

[El título del post es, obviously, para crear confusión y lograr millones de visitas de lectores indignados dispuestos a saltarme al cuello. Ya os contaré si ocurre ;P]

El hecho de que en tu CV o tu perfil de Linkedin la última experiencia laboral tenga una fecha de fin, ya da la pista de que estás incluso más abierto y receptivo a que te hagan propuestas. Con eso es suficiente.

Quien busque un perfil en Linkedin lo que busca es al profesional que tiene en su perfil las keywords que le interesan –las palabras clave pertinentes a las competencias que busca- (ingeniero de minas, o profesor de matemáticas, o X años de experiencia en tal, o nivel bilingüe de inglés… lo que sea), que tenga trabajo en ese momento o no, es una circunstancia a la que dará más o menos relevancia, pero te aseguro que si le interesas, te va a contactar vea que estás trabajando, o no.

En cambio no veo que te aporte nada positivo añadir en tu perfil que estás en búsqueda activa.

Lo que te interesa es que tu perfil muestre con claridad tu propuesta de valor y tu talento: lo que eres capaz de lograr/ lo que solucionas o lo que satisfaces para quien tenga el problema o necesidad que tú sabes resolver.

No desvíes la atención hacia el hecho de que no estás trabajando, aprovecha todo el espacio que te ofrece Linkedin para destacar todo lo positivo y de valor añadido que ofreces al mercado.

Que ahora mismo no tengas una nómina es circunstancial, y no significa que no estés trabajando para TÚ, s.a.: estás haciendo contactos, estás perfeccionando tu producto, estás definiendo tu estrategia, etc.

Que la frase con la que te relacionen mentalmente no sea “está parado”, sino “es experto en…”, “logra tal…”, “conoce mejor que nadie cual..:”, “es capaz de…”, “domina…” y que tu perfil deje claro cómo hay que rellenar los puntos suspensivos.

My two cents.

FIRMA_PAG-SOBRE-MI

 

 

 

p.d.: puede que los que buscan un primer trabajo sí puedan incluirlo en su perfil, ya que aún no cuentan con una red de contactos, ni con una experiencia como para tener un posicionamiento, sería una excepción posible –pero nunca dando una imagen de desesperación, sino de proactividad y ganas, tipo “buscando con ilusión mi primera experiencia profesional” tal vez.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para el análisis de tus hábitos de navegación y realizar estudios estadísticos, mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias y compartir o mostrar contenido de este sitio web en redes sociales. Si continúas navegando, consideramos que aceptas la utilización de cookies. Puedes obtener más información en nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This