Viñeta de Erlich

Viñeta de Erlich

 

La verdad es que me da un poco de corte ponerme a hablar de este tema teniendo muy cerca a verdaderos expertos en el tema, como es mi amigo y admirado Andrés Pérez Ortegy grandes nombres reunidos en Soymimarca.

Pero me envalentono porque he estudiado y me he preparado mucho la lección desde hace tiempo, yo misma me estoy aplicando el cuento hace tiempo y… porque parece que a pesar de todo lo que se habla del tema… NO CALA!.

A ver, CriaturitasdeDios, con la que está cayendo ¿cómo seguís mandando los Currículums que mandáis, cómo seguís sin tener un perfil decente en LinkedIn, cómo seguís buscando «un empleo» y lo hacéis «como si nada estuviera pasando»?

Primero, debo decir que precisamente estas carencias, desinformación o falta de calado de la información, me han inspirado algo importantísimo: encontrar mi propio Santo Grial. Ayudaros a cambiar la perspectiva, ayudaros a aprender a encontrar trabajo en forma de empresa es mi objetivo que prontito saldrá a la luz… dentro de poco, la versión 2.2 de Zumo de Empleo estará en sus pantallas. Pero esa es otra historia y será contada en otra ocasión 🙂

Pero enough about me! como dicen aquellos. Ahora quiera hablar sobre vosotros. Sobre vuestra Marca Personal.

Quien haya pensado «Yo no tengo» que levante la mano y con la otra se de un cachetazo cariñoso para despertarse: claro que la tienes, pero no la «usas«.

Marca Personal tenemos todos puesto que, para entendernos, no es sino la huella que dejamos y cómo nos perciben los demás.

Your Brand is what people say about you when you’re not in the room ~ Jeff Bezos, fundador de Amazon

[Tu Marca es lo que la gente dice sobre ti cuando no estás en la sala]

Es decir, en realidad no es correcto hablar de «crear» tu Marca Personal, porque todos la tenemos «minuto cero», de lo que hablamos es de gestionarla.  La diferencia entre quienes tienen una Marca reconocida y quienes no la tienen es que unos la gestionan (a veces inconscientemente pero con mucha intuición), y otros no.

Y gestionar tu Marca Personal no es sino una herramienta para lograr un objetivo (alcanzar tu Santo Grial).

Una Marca Personal no es un objetivo en sí mismo, es un medio para lograr otros objetivos.

¿Cómo?

Lo que se hace es identificar tu valor añadido, definir tu objetivo, y hacer un plan para conseguirlo.

A que parecía más complicado e inasequible? pues no lo es!

En definitiva de lo que estoy hablando es de que logres visibilidad aprendiendo a «vender» tu trabajo. Porque la visibilidad será lo que cree oportunidades.

Ah, ¿que te parece pretencioso, egocéntrico, autobombo o eres de los que crees que si lo tienes que contar tú «será por algo»? ¿Tal vez estás pensando en alguna persona de la que despectivamente se decía «qué bien se vende» en la oficina y a todos les caía fatal?

Pues me das un disgusto, porque ¿sabes qué? una Marca Personal tiene que ver con lo que ofreces, con lo que das, con lo que aportas, con tu generosidad, con tus valores. El «qué bien se vende» del que hablabamos en realidad es el eufemismo que empleamos para decir «qué pelota», concepto que es absoluta y radicalmente distinto de una Marca Personal.

Pero si hasta el momento te ha parecido ofensiva la idea de tener que “vender” tu trabajo, tienes prejuicios en contra de elaborar una estrategia de posicionamiento personal o simplemente eres escéotico, que sepas que esta reacción es (por desgracia) muy común. De hecho, hay muchos profesionales muy valiosos que consideran que “vender” su trabajo es de mal gusto, feo o pretencioso y dejan pasar por ello innumerables oportunidades.

Y lo que aquí os propongo es que habléis de vuestro trabajo y demostréis lo que sois buenos haciendo… para que luego sea vuestro propio trabajo el que hable por vosotros.

Si eres un excelente profesional, te lo has trabajado y eres bueno en lo que haces, debes asumirlo y posicionarte en tu papel de experto, de referente o simplemente buen profesional. Porque lo que tú creas de ti mismo va a ser absolutamente determinante de la imagen que des, de tu Marca Personal y por tanto, de la influencia que ejerzas sobre los demás.

Aquí hemos tocado el primer e importantísimo aspecto: el de la seguridad y confianza en nosotros mismos y el trabajo que somos capaces de hacer:

Si no crees que mereces algo, si no crees que puedes, que eres capaz, no esperes que los demás lo crean.

Como el concepto y su desarrollo son súper extensos y me quedo con ganas de compartir mucho más (alguno ya habéis visto que ya tengo mucho más escrito ;D), este tema lo voy a tratar en el siguiente post. Además, si hago este mucho más largo, acabaréis roncando.

Espero que al menos hayáis abierto la mente a este concepto, que está muy lejos de ser algo «raro», «de internet», «para otros» o «para la gente de marketing». De hecho, si realmente estáis dispuestos a encontrar ese trabajo, esa ocupación, ese Santo Grial que merecéis (no hablo de un trabajo alimenticio, ni de uno a la desesperada, para esos no invirtáis el tiempo que requiere tener una estrategia profesional), entonces este proceso, que será lo que os permita diferenciaros y lograr visibilidad demostrando lo que sois capaces de hacer… es INDISPENSABLE.

Fuerza y valor!!!!!

p.d.: No me tengáis en cuenta el exceso de uso de la negrita; ya sé que con la crisis hay que ahorrar y no se puede vivir a lo loco como antes, pero es que hoy estoy muy «enfatizona»…

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para el análisis de tus hábitos de navegación y realizar estudios estadísticos, mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias y compartir o mostrar contenido de este sitio web en redes sociales. Si continúas navegando, consideramos que aceptas la utilización de cookies. Puedes obtener más información en nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This