CARGOLS_141_ESP

Francho

 

Hoy vengo con una pregunta importante. Probablemente una pregunta que no te has hecho así nunca. Y puede que escueza.

Porque somos especialistas en ver la paja en el ojo ajeno, especialistas en el «yo merezco». Queremos pensar que somos tan inteligentes, guapos y merecedores del éxito como dice mamá… pues vamos a pasar la prueba del algodón a ver si es verdad. desc

Ponte delante del espejo y dí: «Espejito, espejito mágico…» ;o)

Y dale play al vídeo ;o)

Debajo, como siempre, el script del vídeo para quien le guste más leer.

Te espero en los comentarios.


Dejando de lado los casos evidentes de quien se apellida Koplowitz , Colonques, Ortega, Fernández-Tapias, Botín, Alba… – ya pillas a qué me refiero-, el resto de españolitosdeapié que no hemos nacido *con una flor en el culo* (con perdón por lo de flor), empezamos todos por el mismo sitio:

Somos todos AMATEURS en lo que hacemos.

Empezamos nuestra andadura profesional de una forma muy democrática: ninguno tenemos ni p** idea de nada. Básicamente.

Pero en algún momento, todos tenemos la capacidad de tomar una decisión: ¿me quedo como amateur o trabajo para alcanzar el siguiente nivel?

No penséis que el que es amateur deja de serlo obligatoriamente con el paso del tiempo… nop!  (igual que el que es inmaduro puede serlo toda la vida… hasta los 20 años tiene su gracia, pero después?)

Hay gente que decide ser amateur toda la vida.

¿Por qué?

Mucha gente se queda en amateur toda la vida porque no aguanta cuando las cosas se ponen cuesta arriba. Detrás de esta razón puede haber falta de autoestima o de carácter (ente otras).

Hay gente que “no ha encontrado el trabajo que le motiva” para subir al siguiente nivel. Esto es una excusa con todas las letras. Don’t get me started.

Hay gente que se acomoda en su zona de confort. No quiere que las cosas cambien, no quieren retos, no quieren ponerse a prueba. Detrás hay una serie de miedos: al fracaso, a la falta de seguridad, al riesgo, a defraudarse, a no dar la talla, al ridículo, etc.

Toda esta gente son los de “Mejor malo conocido que bueno por conocer” (cuánto daño ha hecho el refranero popular!)

Son personas que prefieren la infelicidad a la incertidumbre.

Y están los que toman la decisión de ser PROFESIONALES.

Esa gente con empuje, con ganas, que quiere hacer, lograr, conseguir, provocar. Quiere dejar su huella. Quiere aportar algo al mundo, a sí mismo, a su entorno. Quiere ser reconocido, quiere ponerse a prueba.

Un PROFESIONAL (así, con mayúsculas) toma la decisión de serlo mucho antes de empezar el viaje.

Porque es muy fácil ser PRO (como los llaman los angloparlantes) cuando estás en el mega-trabajo. Cuando has montado la súper startup y te está generando muchas lechugas.

Pero ser PRO significa serlo mientras estás en trabajos mierderos, poco interesantes, poco excitantes. Ser PRO significa que sabes que esos trabajos son el medio para mejorar, para ejercitar, para desarrollarte, para aprender – el único medio para llegar a la cima.

Ser PRO es una DECISIÓN

Nadal no tiene superpoderes: Nadal tomó una decisión.

Muchos eran mejores que Nadal cuando empezó. Más fuertes, más técnicos, más naturales, incluso. Entonces, ¿por qué los demás no llegaron y él sí? Por su férrea actitud mental. Porque tomó una decisión y asumió lo que ello implicaba.

No digo ni espero que ninguno de nosotros seamos el equivalente a Nadal. Él está en el tercer nivel: el de ESTRELLAS.

Una ESTRELLA comenzó como AMATEUR, trabajó su camino como un PROFESIONAL, continuó donde los demás abandonaban y llegó a ser ESTRELLA.

La fórmula es así de impactantemente sencilla.

La gran mayoría nos movemos en los dos grupos más abultados: los AMATEUR y los PRO

Si estás leyendo esto es porque tienes algo en común con los otros miles de personas que lo van a leer: tienes una carrera profesional por delante. Tienes mucho que hacer, mucho que lograr y mucho que demostrarte.

Si quieres.

HOY te pregunto: ERES PRO O ERES AMATEUR?

Sé muy sincero contigo mismo. Tú sabes si has mantenido una actitud de lucha, de compromiso contigo  mismo, de sacarle el máximo provecho a lo que haces.

Y si tu conclusión es que hasta ahora has sido un AMATEUR, la siguiente pregunta es:

¿Qué quieres ser a partir de ahora, PRO o AMATEUR?

Si tu respuesta ha sido PRO, espero que me lo cuentes en los comentarios de este artículo. Y no te vayas lejos, que próximamente te contaré por dónde tienes que empezar.

 

firma

 

 

 

p.d.: Esto lo planteé por primera vez hace unos meses en una charla. Y pedí a los asistentes que tomaran esa decisión. Si es tu caso, me encantará que me cuentes si has mantenido la decisión que tomaste 😉

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para el análisis de tus hábitos de navegación y realizar estudios estadísticos, mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias y compartir o mostrar contenido de este sitio web en redes sociales. Si continúas navegando, consideramos que aceptas la utilización de cookies. Puedes obtener más información en nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This