Claves para enfrentar tu búsqueda | Crecimiento + Desarrollo

¿Brindamos?

Laura y Dino 050 (1)
Montt

 

Ayer hizo seis años que elegí una plantilla de WordPress, le planté el nombre Zumo de Empleo, y sin tener ni idea de dónde me iba a llevar, escribí mi primer post.

Y aunque ando como pollo sin cabeza porque estoy en pleno lanzamiento, por otra parte están siendo días de mirar atrás y ver el camino que he recorrido. Y me apetece compartir contigo parte de esa historia, parte de lo que ha ocurrido y ha hecho que esté hoy aquí.

Hoy me desnudo (virtualmente) un poco para que me conozcas mejor. Porque quiero que sepas cuánto aprecio que estés ahí, que me dejes un hueco en tu vida, que me escuches – y qué narices, que me permitas vivir de esto (si te sientes mal por no haber aportado aún nada a este último punto, aún no es tarde!!! 😛 ).

Cuando miro atrás y veo todo lo que ha pasado para que esté exactamente en el punto en el que estoy ahora, me doy cuenta que todo tiene sentido – que puedo unir los puntos. Entiendo cómo cada paso me ha ido cambiando, cómo ha ido influyendo en mi camino… aunque para serte sincera, la mayor parte del tiempo no entendía nada de nada.

Pero hoy estoy inmensamente agradecida por haber llegado a sentirme con la libertad de poder ser la persona que yo elijo ser, y hacer lo que yo elijo hacer. 

Un día alguien me dijo que le había llamado muchísimo la atención que menciono con frecuencia a mis padres en mis posts, y que eso me honra.

Cómo no lo voy a hacer, si mis padres son de lo mejor que me ha pasado y les admiro profundamente. Pero también, quienes por desgracia, me han hecho pasar los momentos más duros de mi vida.

Mi hermano y nos quedamos, con 12 y 19 años respectivamente, huérfanos de padre. Este ha sido sin lugar a dudas el evento que más ha marcado mi vida. Me rompió por dentro como no era capaz de entender entonces, me quedé sin mi mundo, sin mi seguridad, todo cambió. Mi hermano cambió, mi madre cambió, mi familia cambió. Y yo tuve que cambiar. Y no, a pesar de mis años, no lo he superado del todo.

Pero una educación férrea en la obligación es lo primero, me permitió no hundirme nunca, no dejar de tirar del carro nunca, no dejar de ir hacia adelante nunca. Gracias, papá y mamá por haberme preparado para aguantar las embestidas.

Y eso fue el principio de todo.

De no haber fallecido mi padre, no habría empezado a trabajar en un banco. De no tener un sentido de la ética y el trabajo duro, no habría aguantado 15 años en un sector que jamás me gustó, ni habría llegado a un puesto de Dirección.

De no haberme esforzado tanto, no conocería tan bien como conozco los procesos de selección, lo que buscan las empresas en los candidatos, y cómo hay que moverse para mejorar en tu carrera. Y tampoco sabría lo que es odiar tu trabajo, sentirse perdido, necesitar cambiar de carrera, necesitar romper con lo anterior… y no tener ni pajolera idea de por dónde empezar.

Si no hubiera trabajado en algo que me espantaba, tal vez nunca habría hecho un máster en dirección de marketing y comunicación que me permitió entender cómo hay que posicionarse en el mercado y cómo hay que presentar tu candidatura para interesarles a las empresas. De no haberlo sabido, no habría logrado hacer un cambio radical de carrera, y no habría conseguido pasar tres años llevando un dpto. de RRHH y conociendo ese mundo por dentro.

Y entonces, a mi madre le detectaron un cáncer.

Y poco después, me quedé embarazada.

De no haberse unido estas circunstancias, probablemente jamás habría decidido dejar mi trabajo. Mi familia necesitaba mi tiempo, pero es que además, después de casi dos décadas partiéndome el espinazo, en realidad seguía muy perdida y no había encontrado el trabajo que encajaba conmigo.

En ese momento empezó mi historia de amor con la red. Ahora las damos todos por sentado, pero te aseguro que en 2009, la blogosfera era enana y el propio twitter eran un desierto comparado con lo que es ahora. Facebook se usaba únicamente de manera personal – y con tus tres amigos más avezados, y Linkedin no tenía ni por asomo el peso que tiene ahora.

Si estás haciendo cuentas, del 2009 a hoy hay siete años – es que este no fue mi primer blog. El primero que escribí, anónimo y sin ninguna pretensión, fue sobre maternidad –que era lo que estaba viviendo-.

Y quién me iba a decir a mí que yo era capaz de escribir… y que a la gente actually le gustaba lo que yo escribía.

Pero aún tenía que decidir qué haría cuando volviera al mercado laboral. Ningún trabajo me apetecía, no quería volver a nada de lo que hubiera hecho antes, entonces… ¿qué?

Por entonces, mi experiencia en RRHH me hacía receptora de todas las dudas de mi entorno: ¿cómo hago mi CV? ¿y cómo tengo que contestar esto en la entrevista? ¿y qué digo en la carta de presentación? ¿ y qué se puede hacer en Linkedin?

Hmmm… mucha gente necesitada de que alguien les explicara cómo abordar estos temas tan importantes…

Y se unieron los puntos. El tema me encantaba. Yo tenía mucho que decir al respecto – lo había vivido muy cerca, mucho tiempo.

Decidí empezar por ahí: me dedicaría a estudiar, elegir y filtrar los mejores artículos que encontrara sobre la búsqueda y los compartiría en un blog. Pero en seguida me dí cuenta de una cosa: aquí nadie veía las cosas como yo. A mí no me encajaba todo lo de la orientación laboral tradicional, yo veía que ahí no había posibilidad de diferenciación para los candidatos.

O sea que cambié la idea de limitarme a compartir lo que otros decían, y decidí contar cómo lo veía yo, y cómo lo hice yo misma. Me dí cuenta que podía ayudar a los demás a hacer las cosas de una forma diferente y mucho más actual.

Y hasta hoy.

Por el camino perdí a mi madre (tres horrorosos años después de diagnosticarle la enfermedad), tuve a mi pitufadorable que es la fuente de mis mayores alegrías y también mis mayores cabreos 😉 y me convertí en algo que jamás imaginé: en emprendedora!

El resto es la historia de mi empresa, de mis aciertos y mis errores – de perder dinero, de confiar en gente que me apuñaló por la espalda, de dedicarme a cosas que no encajaban conmigo…-, que algún día te contaré.

Pero sí quiero compartir contigo tres de los muchos aprendizajes que me he llevado en estos seis años:

#1 Debes convertirte en la persona que puede hacer tus sueños realidad

.

Te dicen: “Puedes conseguir lo que te propongas”, pero te pones a intentarlo, te topas con el primer obstáculo… y sanseacabó. Ya no sabes hacia dónde tirar, pierdes la ilusión, las ganas. Esto no es para mí. Esto yo no lo puedo conseguir.

Cuando es probable que lo que ocurra es que no puedas conseguir lo que te propongas… AHORA.

Yo no podía haber montado Zumo de Empleo cuando empecé a trabajar (ni 10 ni 15 años después). Si lo hubiera intentado, sería de las que a la primera dificultad, habría abandonado.

Ahora entiendo que la fuerza, la perseverancia y la avidez por aprender que mi trabajo requiere, no las tenía entonces. No tenía la fortaleza de espíritu para romper con todos los convencionalismos que me habían grabado a fuego, y dedicarme a algo que mi entorno (aún hoy) ni entiende, ni valora.

No habría tenido la osadía de montar un negocio en el que vendo mi propio conocimiento y experiencia… y desde luego, no me habrías visto delante de una cámara ni de cogna.

Es decir: entonces no era el tipo de persona que necesitaba ser para poder cumplir mi sueño.

He tenido que convertirme en la persona que tiene los recursos para poder cumplir mi sueño. Y en el momento en que me di cuenta de esto, me di cuenta del enorme PODER que tengo.

Me di cuenta que no hay nada escrito en piedra – que ni mi inteligencia, ni mis capacidades, ni siquiera mi CARÁCTER son inmutables: que yo puedo adaptar, modificar, mejorar, desarrollar lo que necesite dentro de mí… y convertirme en quien yo quiero ser.

#2 La vida es puro desequilibrio

.

Tenemos pánico al desequilibrio. A perder este trabajo. A no hacer las cosas como siempre. A cambiar. A decidir sin seguridad. A cambiar de carrera. A salir de casa poco abrigados. A que nos cierren el super de toda la vida.

Pero sin desequilibrio no vivimos. Sólo existimos.

Sin desequilibrio no nos ponemos a prueba. Sin desequilibrio no mejoramos. No aprendemos. No nos abrimos a nuevas oportunidades. No experimentamos cosas nuevas. No tenemos nada interesante que contar.

Yo siempre busqué como loca el equilibrio. Un trabajo en el que estar siempre. Una relación para toda la vida. Un peso para toda la vida 😉 Una casa para toda la vida.

Y a pesar de todo lo que la vida trataba de desequilibrarme, a pesar de que me gritaba de la peor manera posible: “eh, no te pongas cómoda, que este camino está lleno de baches!”, yo seguía, erre que erre, queriendo mantenerlo todo igual.

Pero un día programé el primer desequilibrio: cambié de carrera. Moría de miedo, pero era mayor el pánico a seguir como estaba los siguientes 30 años. Y luego programé otro, y después otro más. Algunos me han salido bien, otros rematadamente mal. Pero sin esos desequilibrios no tendría mi vida. No podría sentirme orgullosa de lo que he conseguido.

He aprendido que incluso los peores desequilibrios no te destruyen. Te preparan para el siguiente.

La vida es una permanente sucesión de desequilibrios. Y yo he aprendido que puedo programar los míos.

#3 Si no eres TÚ ahora, ¿cuándo lo vas a ser?

.

Siempre perseguí la aprobación y el cariño de todo el mundo. Me esforzaba por ser la más trabajadora, la más educada, la más políticamente correcta, la más complaciente, la más sacrificada, la más pendiente de todos. En mi casa, con mi familia, mis amigos, y en mi trabajo.

Un primor.

Excepto que era todo una fachada para ser apreciada y cumplir con los demás. Me obligaba a ser esa personita perfecta a ojos de todos.

Y uno de los efectos colaterales, era que tragaba litros y litros de toxicidad. Aguantaba a personas, situaciones y expectativas cargadísimas de las mierdas de los demás.

Y no sé si por aquello de “a la vejez viruelas” pero un día me harté. Y decidí probar a ser egoísta. Aún no me he liberado del todo, pero he eliminado un enooooorme porcentaje de obligaciones y expectativas ajenas de mi vida.

No tengo que gustar a todo el mundo. No tengo que hacer todo lo que los demás esperan o querrían que haga. No tengo que cargar con las expectativas ajenas, con las necesidades de los demás.

Eso no me hace ser mala persona, significa que me doy el espacio que necesito, me respeto, trato de ser asertiva. Significa que la persona que YO quiero ser y la vida que YO deseo tener, me doy la libertad para conseguirlo.

Nadie me tiene que dar permiso, ni me tengo que disculpar con nadie.

En mi caso, reconozco que eso significa que tengo que cortar obligaciones externas para dedicarle las horas que necesita mi empresa. Significa que tengo que decir NO a propuestas de otros que a mí no me van a favorecer y me van a robar un tiempo precioso.

Y si para ti significa que tienes que dejar un trabajo, una relación, o incluso tus propios pensamientos cuando están haciéndote daño, están siendo tóxicos, no están aportando nada positivo… lo puedes hacer. Si es lo que quieres.

Que no tengas que arrepentirte un día de no haber seguido los dictados de tu corazón, de haber dejado que sean los demás los que dispongan de tu vida, de no haber sido TÚ. Porque va a haber un único TÚ en la historia completa de la humanidad y si estás aquí, te aseguro que no es por accidente, te aseguro que has venido a hacer ALGO. No dejes que nadie te lo arrebate. 

 

Hazte la promesa a ti mismo de no dejar que pase tu tiempo sin perseguir TU historia.

 

Gracias por acompañarme en esta aventura estos seis años, y si me permites, brindemos por al menos otros seis más!!

Publicaciones Similares

33 comentarios

  1. ML , efectivamente este post es épico y lo has bordado!! (Llego aquí por tu link del 7 aniversario).
    Muchísimas gracias que por escribirlo, es inspiración pura y dura!!!
    Se nota que tienes conocimientos «redondos» del ser humano y nuestra sociedad y los aplicas impecablemente a tema laboral!!!
    Reiteró eres Inspiracion en vena!
    Gracias por no seguir lo que te imponía la sociedad y buscar tu camino e iluminarnos de esta manera!
    Feliz 7 aniversario!
    Recalco esto de tu post 7 aniversario! Lo tengo copiado a nota en mi iPhone para que me inspire/ayude cada día 😉

    «No entres en negociación con tu mente. Perderás. En el momento en que consigas entrenarte para decir “gracias por el aviso pero lo voy a hacer de todas maneras”, en ese momento vas a alcanzar un nivel de libertad que NADIE logra en su vida.»

    Un beso
    Yolanda

  2. Muy buen post si señor! Muy inspirador! a mi me paso algo parecido no iual por que yo no puedo quedar embarazado 😉 pero trabajaba para otros y monte mi propia fabrica de muebles, y no me arrepiento nada y ya hace casi 20 años, ahora empiezo mi aventura amorosa con la red! deséame suerte!!!

  3. Vaya! Quiere decir que te conocí comenzandito comenzandito…Y me alegra. He visto la evolución de tus textos y los cambios en tu blog, me he emocionado leyéndote y reído también.
    Gracias por este post tan bonito, por compartir una parcela de tu intimidad con nosotros

  4. Martín de Argentina (el chico recalculando) dice:

    Qué lindo!!

    Justamente, yo también hace 6 años que empecé a trabajar.

    Creo, humildemente, que eres de esas personas bendecidas de la Tierra, que tuvo que construir su obra de la nada, y que esa obra se la ofreces por completo a otras personas. Sin dudas, tus padres deberán estar orgullosos de todo lo que conseguiste. Eres una gran mentora, un referente en una cuestión tan importante, porque el trabajo nos hace ser personas.
    Muchos de tus post fueron para mí iluminadores, me han dejado enseñanzas que nunca voy a olvidar y que trataré de aplicar al máximo. Y todos (tú incluso) deberíamos agradecerle enormemente a la persona que inventó Internet (para mí, uno de los 3 inventos más revolucionarios de toda la humanidad), que permitió elevarte y hacer que te conozcamos.

    Esto es sencillamente genial. Tengo el privilegio de recurrir a tí en los momentos que necesite. No voy a decirte que nunca cambies, porque eso no es lo que deseo para tí; quiero que mejores, quiero que seas cada vez más espectacular. Gracias por cada palabra llena de ese acento español.

    Yo también me siento en una encrucijada, pero tengo un proyecto de vida muy firme. Me encantaría que fueses una de esas tantas piedras que uno se encontró en el camino para cruzar el turbulento río. Estoy consiguiendo el dinero para el curso de CV, y me interesa el de Objetivo profesional (aunque creo que ya no volverá hasta 2017). Puedo reconocerme en tus experiencias, y te respeto como trabajadora. Por eso sé que pagarte sería más bien una forma de agradecimiento, porque el aporte que haces a nuestra vida no tiene precio!!!! (para todo lo demás existe MasterCard :P)

    Me encanta tu humor. Dale gracias a «Aida B.», española como tú, que me recomendó tu blog. Yo también hablo de tí en el blog de ella.

    Que Dios te siga bendiciendo. Gracias por estar siempre del otro lado de la pantalla. Tu blog es un motivo más para cuidar la vista y visitar al oftalmólogo de vez en cuando.

  5. Hola María Luisa,

    Enhorabuena por estos 6 años de bitácora.

    Igualmente gracias por compartir con nosotros tus experiencias vitales. Todos lo que tenemos un blog dejamos parte de nuestra esencia.

    Como bien dices la vida es incertidumbre para lo bueno y para lo malo, toca adaptarse a lo que nos toque en este camino.

    Un abrazo,

    Juan

  6. Ufff me ha emocionado !!
    . Leyendo tu historia,tus pasos se nota enseguida la luchadora que hay en ti. El resto de lo expuesto por mi parte me siento totalmente identificado (supongo como [email protected]). Tienes el arte de escribir en pocas palabras (pero tan elocuentes ) el sentir de muchas personas.

    Enhorabuena Maria Luisa y sobre todo GRACIAS por tu tiempo , dedicación y pasión

    U n fuerte abrazo

  7. Tenía pendiente leerlo desde le otro día y solo puedo decirte que OLEEEE TUUUU, porque me has dejado muda!!

    Esta claro que lo que va ocurriendo en nuestra vida nos hace reflexionar y ser más fuertes, todo tiene su momento y su porque pero al final lo importante es ser feliz y hacer aquello con lo que uno sueña, siempre! La vida es muy corta y única como para sufrir 😛

    Un besote grande de una #superzumerfan!

  8. Alfredo Muñoz Quiles dice:

    Brindo…y te doy las gracias!
    Un abrazo

  9. MarieLouissssse…ENHORABUENAAAAA. Ya sabes q tenemos historias paralelas, plenty os desequilibrios me too, sobre todo estos últimos 6 años. Realmente he aprendido y he crecido más en ellos que en todos los anteriores. A la fuerza ahorcan amiga. Y descubrirte en el camino ha sido sin duda un regalo de la Fuerza. Seguimos forever!!

    Por cierto que notevasacreer las perspectivas nuevas que se han abierto en estos meses … nada es en vano querida como bien nos enseñas. Un día te escribo y te cuento para que sigas documentando todos los exitazos de tus clientes. Sólo espero estar entre tus preferidos….jajajaja.

    Besos y abrazossss

  10. Madre mía ML, cuantas similitudes!!!! y bien lo sabes tu. Te conocí allá por el año 89, dos pipiolas eramos. Y tu padre y tu madre!!!! cuantos recuerdos. Que inmensa suerte haberos conocido. Que maravilla has escrito; y ahora que está siendo un momento muy muy difícil para mi, que gusto leer todo lo que escribes, como me ayuda a tirar del carro, a seguir para delante.
    Me acuerdo que de pequeñita siempre rezaba con mi padre: » Con Dios me acuesto, con Dios me levanto……..» pues ahora es «Con ML me acuesto, con Zumo de empleo me levanto……»
    Jajaja por la mañana, por la tarde y por la noche te estoy leyendo. ENHORABUENISIMA!!!!!!!! Y SIGUE SIENDO TU (con ese cachito tan grande que tienes de tu madre, a la que durante años pude disfrutar a diario) Un besazo

  11. ¡Brindamos!

    Cuando hace unos años empecé a bucear por internet buscando aire fresco para la orientación laboral de mis alumnos porque no me terminaba de convencer la eficacia de la orientación «tradicional» me encontré con Zumo de Empleo (lo que quiere decir que estás bien posicionada en Google 😉 ) Y quedé enganchado de tu enfoque, de tu manera de expresarte y asombrado de encontrar a ¡profesionales dispuestos a compartir sus experiencias!
    De tu mano llegué a otros compañeros tuyos y míos que también comparten y dan un aire nuevo a la orientación laboral. Te admiro, me inspiras y siempre te recomiendo en cuanto tengo oportunidad. Por todo eso: ¡Gracias!

  12. Me quedo sin palabras… y reflexionando.
    Te queda muy bien ese virtual desnudo…
    No cambies, y ahora egoísta yo, sigue aportándonos tanto.
    Un fuerte abrazo.

  13. Brindo por ti María Luisa!!,
    Gracias por abrirnos tu corazoncito y por transmitirlo de esta manera. Enhorabuena por estos seis años, que seguro han sido duros pero de los que has sabido sacarle todo el jugo 😉 y deseo que sean muchos años más! Un beso fuerte!

  14. Enhorabuena María Luisa!!

    Por supuesto que brindo contigo y por ti. Por lo que llevas y por lo que vendrá.

    Un beso grande.

  15. Todos tus post son inspiradores y me dan la fuerza para seguir por el camino que he elegido.
    Actualmente tengo cierta estabilidad en un puesto que no me motiva ni me enriquece y soy consciente de que tengo potencial para poder continuar mi carrera en mi empresa actual y la verdad que no se muy bien cómo afrontar esta situación.
    Sigo luchando cada dia para poder conseguir ese trabajo ideal que seguro algún dia encontraré.
    Muchas gracias por todos tus consejos!!

  16. Me has hecho llorar…brindamos por esos 6 años si eso es lo que quieres…

    Cada uno debería saber transmitir su autobiografía con tantas ganas y pasión como tu…siempre aportaríamos algo a los demás…no dejes de hacerlo..

    Adelante…yo de momento te observo desde la barrera…muac

  17. Enhorabuena por tu blog, los años que llevas, y la vida que transmites en él.
    Por mi puesto, tengo que leer muchos blogs y noticias (soy el loco que está detras del logo de people experts) pero tus posts siempre se me hacen muy entretenidos y amenos. Es un placer leerte y compartir ese camino del que hablas.

    Un abrazo y sigue así! (o como a ti te apetezca ;P )

  18. Cada día te estoy más agradecido de que me dieses la oportunidad de poder formar parte del Team Zummer. Un millón de gracias por ser tan Guay, tan generosa, tan guapa, tan lista y tan tó… jajajajajaja

  19. Un brindis por ti!
    Por cuantos han empezado a luchas gracias a ti y por cuantos tomamos un día la decisión de luchar por aquello que queremos y por quién queremos ser.
    Nos siguen vendiendo lo de siempre cuando ese sistema ha caducado. La cultura del esfuerzo porhacer algo que se te da mal solo por encajaryempequeñecer asi tu verdadero potencial,cuandohoyen día lo que el mercado realmente valora, es la diferencia, aquello que se te da de maravilla, aquelloen lo que verdaderamente destacas. Favorecido por esta inmensa y creciente cultura colaborativa que permite delgar aquelloen lo que no destacas paraque el producto final destaque en todos sus aspectos.
    Sin más. GRACIAS Y FELICIDADES!

  20. Tienes toda la razón: todo, absolutamente todo lo que hemos vivido, bueno o malo, nos lleva hasta el aquí y ahora. Y cómo sea el aquí y ahora depende mucho de cómo hayamos procesado lo vivido.

    Enhorabuena y gracias por compartir.

  21. Ay María Luisa, qué te puedo decir….he tenido la suerte de conocerte de cerca. En un momento duro de tu vida, pero del que saliste reforzada y con mucho aprendizaje, más rica que nunca. Eres una mujer valiente, trabajadora como nadie, un torbellino de fuerza, creativa, con buen gusto, con clase y con un saber estar que ya quisieran otros. Tienes una pasión envidiable. Eres muy inteligente, y sobre todo buena persona. Y nos haces reír siempre.
    Sabes que te admiro y que siempre estaré agradecida contigo por todo lo que compartimos. No cambies, sigue ayudando a otros con esa pasión.
    Me alegro de haber formado parte de esos seis años de tu vida emprendedora, ¡Y lo sabes! 😉
    Que sean muchos mas. Un abrazote.

  22. Simplemente… enhorabuena y felicidades María Luisa!!!!
    Brindo por tus éxitos y por dar al mundo tus dones y tus talentos! Eres grande!!!
    Un abrazo!

  23. Me ha gustado mucho. Te admiro en como transmites tus palabras, emociones a flor de piel y la realidad del día a día. Enhorabuena por tu trabajo, tu actitud en el enfoque de la vida y sobre todo la energía que transmites a los que te escuchamos desde el otro lado.
    Muchas gracias por tus aportaciones y los que estamos en éste momento de transformación profesional tus aportes son siempre muy tenidos en cuenta.
    Un fuerte abrazo!!

    1. Sí María Luisa, brindo contigo!!!!

      No es fácil encontrar a mujeres como tú ? La resiliencia, tu actitud positiva y de luchadora, ser asertiva y competente en nuestra profesión, es difícil de encontrar. Te doy mi enhorabuena por estos 6 años y espero seguir disfrutándote yo y que lo puedan hacer tus clientes 60 años más. Ja ja ja… ?

      Besos guapa!!!
      ?

  24. Un abrazo «prima» virtual. Sabes que admiro mucho lo que haces. Te debo haberme lanzado a este mundo del 2.0, y te estaré por ello siempre agradecido. Lo dicho un abrazo y «palante» como los de Alicante 🙂 Que la fuerza te acompañe

  25. ML, hoy mi comentario, breve, va de onomatopeyas:
    Cof, cof, perdón, quiero decirte algo; un aplauso fuerte: clap, clap, clap por tu post; ains qué emoción cómo transmites; sentí como un ¡chof! en mis entrañas; cada reflexión es un ¡paf! en toda la cara; crack, te envío un muaaac de admiración y gratitud; y pido otro aplauso tipo ovación: plas, plas plas…

    Mariano

    1. Martín de Argentina (el chico recalculando) dice:

      Me encantó tu mensaje. Lo tenía que decir.

  26. María Luisa! Brindamos por todos los baches que te han ayudado, por ese corazón tuyo que ha sido fuerte y cariñoso para ayudarnos a los que estamos en tu primera fase (con la convicción de que hay que luchar por tu sueño)
    ¡Qué disfrutes mucho de tus éxitos y las personas que te acompañan en ellos! Un abrazo fuerte

  27. ENHORABUENA y GRACIAS.
    Eres una gran COMPAÑERA «de viaje».
    Brindamos por otros seis años, pero serán más.
    Un fuerte abrazo

  28. Reconozco que no te había leído en «profundidad» tu post, hoy lo hice y me gusto, tuve la suerte de trabajar en lo que gustaba, debe ser horrible tener que hacerlo por dinero o cualquier cosa parecida, así casi tuve una depresión al jubilarme, hay pocas mentes valientes que digan lo que tú dices, el relato es intimista y me encanto, casi me hiciste vivir la experiencia a tu lado…gracias

  29. Jolín, ML, me has sacado la lagrimilla. Qué bonito, qué bien contado y cuánta pasión. Te admiro, mucho, desde hace tiempo, y lo que has hecho con tu vida y tu carrera es una inspiración. De mayor quiero ser como tú, yo que voy siempre rezagada. Así que guardo la esperanza. Enhorabuena y a por los siguientes seis años! Seguro que vienen cargados de alegrías. Un beso enorme <3

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *