A la mierda los propósitos de fin de año

MEL
MEL

 

Los propósitos de fin de año son una mierda. Sí, sorry, con todas las letras.

Un propósito es un pusilánime-flojo-mediastintas “lo intentaré”. Y si hay algo importante que debemos aprender del sabio Maestro Yoda es:

Try not. Do or do not. There is no try.

Se intenta acabar un sudoku.

Se intenta no repetir por tercera vez de tu comida favorita.

Se intenta no darle al claxon cuando un rapidillo se te cuela delante y te hace frenar casi en seco.

Se intenta no ver el último episodio de la temporada de (insertar lo que corresponda: Game of Thrones, Breaking Bad…) porque acaba muy tarde y mañana hay que madrugar y necesito mi beauty sleep.

Pero cuando lo que deseas es importante para tu vida, para avanzar profesionalmente, para mejorar como persona, para sentirte bien contigo mismo, para tener más confianza y seguridad, para encontrar tu sitio en el mundo… entonces no puedes hacer de ello un propósito de fin de año (o de cumpleaños, o de lunes…).

Cuando sabes que algo te espera, que tu corazón te lo pide, para ser más auténticamente tú, más completo, más satisfecho, más feliz… entonces querido amigo, haces de ese deseo un OBJETIVO y le pones una FECHA.

Los propósitos, los sueños, los deseos, habitan en el limbo. Son etéreos. Intocables. Flotan.

No te quedes esperando que el 2015 te traiga cosas buenas.

Cambia el verbo traer por lograr y cambiará tu vida.

Para que se cumplan tus deseos, lo que necesitas es convertirlos en objetivos: algo concreto que puedas tocar, dividir en fases a las que puedas poner fechas, desglosar en tareas concretas que te van a ir acercando cada día – y vas llegando, vas cumpliendo. Es real, es parte de tu vida, lo tocas, lo disfrutas, lo vas viviendo.

Este año te propongo un planteamiento diferente.

Te propongo que hagas una lista de las cosas que vas a dejar que se queden en el 2014. Que aligeres tu equipaje para el 2015.

Tal vez cometiste un error que te sigue pesando, tal vez tuviste un cabreo morrocotudo con alguien, tal vez volviste a apuntarte al gimnasio y en todo el año has ido tres días y te sientes súper culpable. Tal vez dejaste de luchar por eso que querías. Tal vez defraudaste a alguien. O a ti mismo.

Decide todo aquello que quieres que se quede atrás con el 2014.

Si fuiste cobarde, déjalo atrás – para que este año seas valiente.

Si te equivocaste, la cagaste, hiciste daño a alguien, déjalo atrás – y este año comienza de nuevo, perdónate a ti mismo, pide perdón a quien lo merezca, y empieza de nuevo. Libérate del mal sabor de boca que deja.

Si abandonaste un sueño, si dejaste de luchar por algo que deseas, deja el sueño atrás…

y hoy, decide qué sueño vas a convertir en un OBJETIVO para el 2015. UNO.

No te propongas montar el negocio de tu vida, adelgazar 25 kilos para desfilar en el Victorias’ Secret antes de verano, ahorrar para ese capricho que te quieres dar, y además ser mejor padre, mejor hermano, mejor pareja, mejor hijo y mejor amigo, todo a la vez.

UNO.

El que más te pida el cuerpo. El que más impacto va a tener en tu vida y la de la gente que tienes cerca. O el que más fácilmente vas a lograr, el que más te va a satisfacer o más necesitas.

UNO. Y ahora siéntate contigo mismo y termina estas frases por escrito:

Este año YO VOY A CONSEGUIR…
Quiero haberlo alcanzado el día…
Lo que me falta / necesito hacer desde hoy hasta esa fecha para conseguirlo es: 
Lo PRIMERO que tengo que hacer de esta lista es:
Y el día que voy a tenerlo hecho es:

Un deseo no se cumple. Lo que se cumplen son los objetivos.

Por eso este año te propongo que decidas qué dejas detrás y qué objetivo vas a cumplir tú.

Obsérvese el *tú*: hay un detalle muy importante: tu objetivo debes poder cumplirlo tú. No puede ser “que te den un trabajo”. No puede ser “que te toque la lotería”. Si hay otras personas involucradas en su consecución (por ejemplo, alguien que te contrate para el puesto que deseas), tu objetivo tiene que llevarte lo más cerca posible: por ejemplo, a tener 5 entrevistas de trabajo en las 5 empresas más relevantes del sector y contar con una red de 25 contactos relevantes que puedan recomendarte.

Hasta ahí, tú puedes llegar solito. Tu objetivo puede ser lograr tu trabajo ideal, pero tienes que planificar lo que puedes hacer TÚ.

El 2015 va a ser ALUCINANTE, ya verás.

Puede que logres tu trabajo ideal, puede que decidas cambiar tu vida, puede que te conozcas como antes no te conocías, puede que desarrolles un talento que cambiará tu futuro. Puede que conozcas gente que se convierta en parte clave de tu historia, puede que montes tu negocio ideal. TODO ES POSIBLE.

Y decidas lo que decidas, espero que dejes detrás todo lo que te lastra, te pesa, te culpa y te bloquea; espero que decidas mirar hacia adelante y perseguir tu OBJETIVO.

Y en todo caso, GRACIAS por dejarme ser parte de tu viaje. Esta ciber casa en la que todo sois bienvenidos y en la que tanto me estáis dando, llena mi corazón cada día de maneras que JAMÁS pensé que fuera posible.

Todo mi cariño para ti y para que te lances a vivir tu aventura:

Publicaciones Similares

14 comentarios

  1. Gracias M Luisa por aportar ideas para que podamos cumplir nuestros propósitos y objetivos.

  2. Muchas gracias!!Me ha encantado y sobretodo me ha llenado de energia para hacer esa lista.

  3. hola maria luisa! me ha encantado tu post, menudo empuje tienes para hacer de tu hobbie tu trabajo ideal, me gusta mucho tu empuje se ve que eres una señora luchadora y que conseguiras todo lo que te propongas este año

  4. Un artículo muy inspirador al tuyo.
    Una carga de optimismo, que va muy bien en estos primeros días del año, en que todo está por hacer.
    Tengo un objetivo bastante claro.
    Da miedo, pero me lo he de tomar en serio. Y lo conseguiré.

  5. El 2015 ya ha comenzado [email protected] y tenemos las pilas cargadas para todo lo que nos echen guiados por nuestra Yoda particular (ML)…
    Un objetivo? El mío lo inicié el mismo día 31. Lo que empezó a fraguarse en una pequeña tetería del centro de Madrid junto a un viejo amigo, ha empezado a tomar forma. He decidido ir a por todas y continuar mi carrera profesional en el deporte, algo que dejé hace años y que siempre he llevado en mi corazoncito. He decidido destinar parte de mis ahorros a mi formación y espero acabar el año con este sueño cumplido.
    A por ello, compañeeeeeerossssssss!!!!
    FELIZ AÑO para toda la buena gente que habita este lugar llamado Mundo!
    Muuuuak!

  6. Este es uno de los post más prácticos que te he leido. Y lo voy a poner en práctica, valga la redundancia. Sólo un objetivo, y lo tengo clarisimo. Creo que la intuición ayuda a saber qué queremos, qué es prioritario, y si lo sabemos, a por ello, a ser valientes y seguir luchando…Y que la fuerza nos acompañe 😉

  7. Maria Luisa, antes de nada, feliz año nuevo!!;
    Qué alegría me dio ver anoche uno de tus emails en mi correo, así que lo primero que he hecho hoy ha sido leerlo ^_^. Además, me viene fenomenal porque estos últimos días del año he estado (bien) resfriada y no he podido hacer la tarea de ‘cierre de año’ que siempre suelo hacer ^_^.

    Me ha encantado lo que propones y me recuerda a una antigua compañera de facultad quien me decía que ella siempre se marcaba objetivos, de manera que cuando conseguía uno iba a por el siguiente. Fíjate cuánto tiempo hace de eso y es desde hace muy poquito que estoy decidida a llevarlo a la práctica. Por cierto!, también fue ella la que me envió un vídeo de Yoda diciendo la frase que has escrito en el post.

    Estoy de acuerdo cuando comentas que hay que ‘abrir la mochila’, dejando atrás lo que no queremos del 2014. Yo creo que en realidad nos cuesta porque nos apegamos a conceptos (de la infancia), recuerdos del pasado, personas que ya no están con nosotros, incluso a errores cometidos…y en realidad cuando nos decidimos a aligerar nuestro equipaje es cuando comenzamos a volar más alto (como si estuviéramos en un globo ^_^) .

    Gracias por el post en el que tanta energía desprendes.
    Mis mejores deseos para ti y tu familia.
    Besos!

  8. Maria Luisa, antes de nada, feliz año nuevo!;
    Qué alegría me dio ver uno de tus emails en mi correo, así que empiezo el año leyendo uno de tus posts ^_^ y me viene fenomenal porque al haber estado (bien) resfriada en los últimos días del año, no he podido realizar la tarea de ‘cierre de año’ que siempre suelo hacer.
    Me ha encantado tu propuesta y sobre todo, me ha recordado a una antigua compañera de facultad que me decía que ella siempre se marcaba objetivos y cuando conseguía uno iba a por el siguiente. Fíjate desde cuándo supe esa información y es desde hace muy poquito que estoy decidida a llevarlo a la práctica. Y por cierto, fue la misma que una vez me envió un pequeño vídeo de Yoda diciendo justo la frase que has escrito ^_^.
    Estoy de acuerdo contigo cuando dices que aligeremos la mochila. Yo creo que nos cuesta hacerlo (por raro que suene). Nos apegamos a conceptos (de la infancia), recuerdos del pasado, personas que ya no están contigo, incluso errores cometidos…pero en realidad cuando aligeras tu equipaje es cuando más alto puedes volar (como en un globo ^_^).

    Gracias por tu post en el que tanta energía desprendes.
    Mis mejores deseos para ti y tu familia.
    Besos!

  9. Gracias a ti MarieLouise!!! Yo quiero escribir un blog, ya lo sabes…jajaja. Sólo voy a ponerme ese objetivo. Mañana le pongo fecha, que hoy estoy esperando que mi hija vuelva de su primera fiesta. Y la noche me confunde!!. Pero lo haré seguro y muy pronto. Tendrás noticias 🙂

    FELIZ AÑO 2015 a toda esta maravillosa pandilla q has congregado. La Fuerza nos acompaña!!!

  10. Hola ML,

    En esta ocasión seré breve, lo suficiente para dejar claro: ¡Gracias! a ti, por permitirnos ser parte de esta experiencia de enseñanza/aprendizaje; ¡Gracias! por poner voz, aunque sea escrita, a muchos de nuestros pensamientos, lo que consigue reforzar nuestros propósitos además de enseñarnos.

    No te deseo suerte, porque sé que no la necesitas.

    Un abrazo.

  11. Que subidón, gracias!… este es mi plan para 2015: aligerar carga de trabajo que no me está aportando nada, quitarme de todo aquello que me aleja de mi objetivo y el de mi video-cámara, valga el juego de palabras ;), aprender más y más… buscar también la estabilidad para continuar mi camino sin agobiarse tanto, apoyar y apoyarme en las personas que realmente cuenten conmigo. Un año más llego a 31 de diciembre con la sensación de no haberlo dado todo o lo que peor es peor aún, de no haber tenido un «verdadero plan 2014». Por ello, lo que me he regalado este año es una pizarra magnética de los chinos, con sus imanes, que ya cuelga en mi despacho con todos estos objetivos y alguno más a cumplir para 2015. Gracias por tus potentes artículos y feliz año!!!

  12. Gracias, por el ánimo y los consejos para enfocar bien hacia el objetivo a conseguir, en el mío es un trabajo y no va a ser fácil,, pero es posible y con estrategia, empeño y no dejar de remar hacia adelante va a salir, y me has dado apoyos a completar lo que ya tengo en mente. Te deseo un año repleto de éxitos que seguro lo tendrás.
    Nos vemos en el camino .
    Saludos
    Jesús Mari

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *