La entrevista de trabajo | RRHH en la Empresa

La peor pregunta: ¿por qué debo contratarte?

sanson_30
Viñeta de Sansón

 

El momento más ansiado y temido a la vez: la entrevista. Una tortura por la que tenemos que pasar todos de una manera u otra para conseguir nuestro preciado Santo Grial. Hombre, peor lo pasó Indiana Jones cuando buscaba “el otro” Santo Grial, pero igualmente, un trago.

Pues hoy en concreto quiero hablarte de una de las preguntas más famosas (e inútiles) de la entrevista de selección. Por desgracia, aún tenemos que pasar muchos procesos arcaicos enfrentándonos a seleccionadores obsoletos… que nos siguen haciendo el mismo interrogatorio de toda la vida.

Hasta que la cosa cambie y logremos que las entrevistas sean mucho más una conversación entre dos profesionales que están sopesando si les interesa colaborar juntos, espero que te sirva este post para entender mejor la situación y saber cómo enfrentar la famosa pregunta.

Dale al play y deja que te lo cuente personalmente (o más abajo, puedes leer la transcripción del vídeo si eres de los que prefieren la lectura ;).

[N.del A.: antes de que te vayas, tengo que recomendarte un libro que me acabo de leer y me ha parecido buenísimo, es de Simon Sinek y se llama «Start with why»; en español: «La clave es el porqué». Te pongo los links en los títulos – échale un vistazo porque te ayuda a entender qué es lo que nos hace actuar, lo que nos motiva y nos mueve y te servirá para evaluar a la empresa en la que te vas a dejar tus días].

Y ya te dejo con el vídeo – espero que te guste y sobre todo, te sirva!

 

LEER EL POST AQUÍ>>

El momento más ansiado y temido a la vez: la entrevista. Una tortura por la que tenemos que pasar todos de una manera u otra para conseguir nuestro preciado Santo Grial. Hombre, peor lo pasó Indiana Jones cuando buscaba “el otro” Santo Grial, pero igualmente, un trago.

Ese día te duchas (los tres anteriores pensaste, «báh, para estar en casa delante de elinfoyós y que lo más movido de mi día sea ver El Tiempo entre Costuras, ni me ducho»- y ya te vale); te pones guapo, le das vueltas a todo lo que te has preparado de la entrevista, la información de la empresa, repasas el año que has puesto que saliste del último puesto de postventa, le dices al espejo «¡Tú puedes!» (al espejo, porque tú ya vas medio anestesiado y no te enteras mucho de lo que haces) y coges el metro con tiempo para llegar 10 minutillos antes a tu cita con el Temible Entrevistador de las Nieves que te imaginas poderoso, 2,10m de altura, mandíbula cuadrada, rayos X, impactante seguridad en sí mismo y mirada de cierto desprecio.

Y resulta que la realidad es que te encuentras metido en una sala con un tipo que, sorprendentemente, te hace las mismas preguntas que te hacían hace 8 años cuando buscaste por última vez trabajo. ¿Asustante y retador como te esperabas? No, deprimente.

Por desgracia, con cieeeeerta frecuencia te vas a encontrar con seleccionadores que podrían haberse puesto al día en la última década y darse cuenta que las manidas preguntas de toda la vida (“Dime por qué te tengo que contratar a ti” et al) ya son un poco Mad Men y no van a ninguna parte.

Para empezar, piénsalo: ¡no tiene sentido! “Dime por qué te tengo que contratar a ti”, veamos:

1. En términos absolutos, no hay forma humana de que tú puedas saber la respuesta a esa pregunta. Para empezar tendrías que entrevistar a los demás candidatos, ya que es una pregunta comparativa: “por qué te tengo que contratar a ti y no a los otros candidatos?” pues déjame que les conozca, les entrevisto, y te digo por qué. Así de sencillo.

2. Es su trabajo. Es él quien tiene que saber por qué va a contratar a uno por delante de otro. Poco más que decir aquí.

3. ¿Te ha contado qué perfil competencial busca exactamente y qué variables socio-cultural-corporativas van a influir en la decisión para que tú puedas dar una respuesta bien basada y no una a boleo? Pues no. Lo que has visto en la oferta no es más que un pequeño porcentaje de todo lo que él tiene que tener en cuenta para tomar la decisión. Y esto me hace volver al punto anterior, o sea que básicamente te está pidiendo que seas adivino. Pues debería haberlo puesto en los requisitos de la oferta…

Pero la realidad es que en la bonita profesión de encontrar al profesional perfecto para una empresa, hay de todo -como en la viña del Señor-, y hay ciertas preguntas que te vas a seguir encontrando y que vas a tener que saber contestar.

Personalmente no creo que el camino para conocer mejor al candidato y poder hacer una valoración lo más real posible de sus capacidades, actitudes y potencial, sea seguir haciendo esas preguntas –de las que, seamos francos, todos todos nos llevamos la respuesta preparada y carente de frescura, sinceridad o información realmente valiosa-, pero sea, porque los viejos hábitos cuesta Dios y ayuda cambiarlos, y aunque las empresas van todas de innovadoras, la realidad es que se aferran a las tradiciones y al “como siempre se ha hecho” más allá de lo que siga siendo útil o siga teniendo sentido.

Cuando a mí me vuelvan a hacer esta pregunta algún día, te digo lo que me gustaría contestar:

Esa es una buena pregunta. La decisión que tienes que tomar es importante y no sé si puedo darte la respuesta que quieres. Más allá de los requisitos del puesto, no conozco por dentro la compañía, el estilo de gestión ni las necesidades de la empresa considerando la situación del mercado, y tampoco conozco a los demás candidatos para poder comparar. Sólo hay algo que conozco bien: a mí misma, y estoy segura que podría sobresalir haciendo este trabajo. Tengo el conocimiento y experiencia para enfrentar el puesto con confianza y las ganas de superarme en los retos que indudablemente se van a plantear. Y sobre todo, me apasiona este mercado y estoy decidida a dar lo mejor de mí misma para hacer mi mejor trabajo”.

La realidad es que no hay una respuesta perfecta o correcta.

La decisión se va a tomar teniendo en cuenta toda una serie de variables y requisitos que no puedes conocer de  ninguna manera, no se va a tomar en base a una (ni dos) respuesta.

De hecho, ojalá fuera así, porque entonces sería tan fácil como una ecuación matemática o una prueba “tipo test” de las que tanto nos gustaban en la carrera (versus las de “preguntas abiertas”, que para los que hemos estudiado derecho y somos de pluma fácil… eran un pedazo de reto).

Pero recuerda siempre:

Nadie te va a pagar por tener un título, sino por lo que eres capaz de hacer o lo que puedes lograr que otros hagan.

Por eso, casi mejor que preocuparte por tener la respuesta correcta, mis recomendaciones son:

 

  • Preocúpate previamente por haberte presentado a un puesto que realmente te apetezca, en el que tengas mucho que aportar y que encaje con tus valores y tu forma de ser. A estas alturas de la película esto podría sonar obvio pero por desgracia aún hay mucha gente que sigue dándole a todo lo que se mueve (vamos, que manda el CV tanto a puestos de administrativo contable, de responsable de marketing o de delegado de ventas…) y luego viene el llanto y crujir de dientes.
  • Desenvuélvete en la entrevista con la mayor naturalidad que te sea posible. Si tienes que decir “no sé la respuesta a esa pregunta”, dilo. Te aseguro que por muy desesperado que estés, de poco te va a servir fingir tu personalidad y dar respuestas “de otros” para que te contraten.
  • Dicho esto, tampoco vayas nunca con una mano delante y otra detrás. Piensa de antemano en la tranquilidad de tu casa lo que quieres transmitir, asegúrate que sabes contar tu historia y sobre todo: prepara ejemplos concretos de lo que has logrado en tus trabajos anteriores.
  • Este no es el momento de ser tímido o modesto. Si no les cuentas tú por qué les interesa contratarte, no esperes que ellos sean adivinos o lectores de mente. Pónselo a capón: dí exactamente en qué eres bueno y pon ejemplos de ello, siempre pon ejemplos.
  • Y finalmente, si sólo pudiera darte una recomendación para enfrentar la entrevista, sería que más allá que tener la respuesta correcta, lo que te va a dar la ventaja competitiva será tu ACTITUD. Ningún seleccionador que yo conozca le dará más importancia a tu título, a un año más o menos de experiencia, a un certificado más o menos que a las ganas, el entusiasmo y la disposición por mejorar y dar lo mejor de ti mismo. Ninguno, te lo aseguro!

Pero si sólo vas a poder recordar una única recomendación en ese momento, la que es más certera y va a dar en el clavo de lo que está buscando el seleccionador, es esta:

Pon ejemplos de tus logros y haz que tu trabajo hable por ti.

Y tú, ¿cómo contestas a esta pregunta?

 

 

BANNER-apo_AAV

 

Publicaciones Similares

54 comentarios

  1. Me ha servido de manera excelente!! Muchas gracias!!!

  2. Hola María Luisa, recibe un afectuoso saludo

    En primer lugar muchas gracias por crear este espacio, el cual es un oasis para todas las personas que buscamos un empleo o cambiar de de lugar de trabajo.

    Espero me puedas auxiliar con esta duda. Hace 1 día vi una oferta para un puesto de trabajo, en la publicación vienen los requisitos que debes llenar , de los cuales el único que no cumplo es que no resido en la ciudad donde se localiza la empresa.

    Y al final te piden que mandes por correo tu CV. No mencionan nada de portafolio, pero supongo
    que será mejor enviarlo y que demos respuesta a la dichosa pregunta: ¿Por qué crees que eres la persona indicada para el puesto?

    Dado que todo es online ¿me recomendarías seguir la estructura de respuesta que tu describiste en el post?

    gracias por los consejos

  3. Henry Corea Hernandez dice:

    He leido la repuesta que ha dado usted y me ha encantado. De haberlo visto antes estoy seguro que ya estaría trabajando.

  4. buenas noches, muy buena la respuesta y muy acertada, la seguridad es muy importante el como te vendes, ya que ellos tienen de antemano tu curriculum y conocen tu trayectoria profesional. saludos..

  5. Muchas Gracias por los estupendos artículos!
    Yo creo que sirvo para muchos trabajos. Demasiados de hecho! Soy ordenada y eficiente. Pero el currículum no acompaña. Profesora de inglés, limpiadora, ganadera, cuidadora de ancianos. Si pongo la verdad, dudo que sirva de nada. Si miento, pues bien se ve! Lo que quiero es escribir, y en ello estoy.

  6. Me parece muy acertada la respuesta… seguire tu consejo!!!…
    Comentar que recien encuentro un articulo valioso, te seguire, gracias.

  7. Gracias por la info muy buena !!
    Yo he pasado por estas preguntas una y otra ves quizas unas 20 asi me ha tocado y apenas tengo 19 años

  8. muy interesante, a mi me hacen esa pregunta y me quedo en blanco… llevo un año sin empleo y cuando me preguntan ¿que has hecho en el ultimo año?… quedo peor que en la anterior pregunta… no se que contestar.

    1. Me hiciste reír, después de todo no se sabe cuál pregunta es peor.Pero cuando a mi me hicieron esa pregunta mi respuesta fue «Pues porque su compañía se merece a una persona como yo» todos soltaron la risa en la sala de la entrevista y… el trabajo fue mío!

  9. Información muy nutritiva para prepararse y disfrutar una futura entrevista. Gracias!

  10. Katherine Huichaquelen dice:

    me encanto!! justamente mañana tengo una entrevista de trabajo…uff ojala me vaya biien… practicare mucho !! gracias!

  11. Me ha encantado la actitud y seguridad que transmite esta respuesta. Es Un pena no haberla leído antes de mi entrevista en la que me pillaron fría. Definitivamente tendré muy en cuenta esta respuesta para un futuro. Muchas gracias.

  12. Cristian Paredes Aguilar dice:

    Muchas gracias, es muy bueno que hayan personas como tu que nos orienten a la hora de buscar un empleo.

    Saludos.

  13. Genial articulo, de hecho acabé de envíar un curriculum con una respuesta parecida a la que tu diste jajaja a ver que pasa. 🙂

  14. Un verdadero gusto leer su publicacion servira para muchos tener esto en cuenta, les puedo comentar que en mi experiencia, lo que me ha servido a la hora de postular para algun trabajo es hacer la diferiencia desde la presentacion hasta en la forma de dirigirme con mis contratantes, ellos buscan la aguja en el pajar buscan la persona que hace la diferiencia entre cientos, ya que iran cientos de personas a buscar el puesto pero ellos estan buscando el que hace la diferincia de entre todos 😉 para toda empresa somos una inversion y quieren que esa inversion sea correcta y beneficiosa y es lo que tenemos que demostrar, nuestro conocimiento, nuestros valores y sobre todo nuestra intencion de superacion personal y profesional 😉 saludos cordiales!!!

  15. Me ha hecho mucha gracias la primera parte del post, yo aunque trabajo, los lunes de hace unos meses sí que me emocionaba con El tiempo entre costuras jajaja
    Pues me guardo este post para cuando tenga una entrevista, porque lo reconozco: las detesto. Detesto ser evaluada, detesto tener que demostrarle a un señor (que muchas veces tiene cara de malas pulgas) lo que valgo, y especialmente detesto las preguntas ¿por que debo contratarte? y ¿me dices 5 virtudes y 5 defectos que tengas? aggggghhhh… Pero es algo inevitable como bien dices, así que no queda otra.
    ¡Saludos!

  16. me da mucho gusto leer su publicación porque se aprende mucho con estas cositas, le cuento que ya pase muchas entrevistas y cuando me han hecho esta pregunta la he respondido coherente mente, lo único malo es que el entrevistador me pregunto una vez que más? que más ofreces para poder contratarte y es algo incomodo que después de responder porque te deben contratar te pregunten que más? cuando ya les respondiste todo. otro problema es cuando tu competencia son mujeres. en dos ocasiones le dieron el puesto a ellas, porque? solo ellos lo saben… sera porque los que entrevistaban eran hombres… tengo una entrevista este miércoles y espero que todo me salga bien.

  17. Tienes un don para entender la situación, para transmitir, para «empatizar» (no sé si existe este palabro) y para recomendar. Qué suerte la tuya… Muchas gracias por el post.

    1. María Luisa Moreno Cobián dice:

      Gracias por tus palabras, fiu, me emocionan!!! Pues seguiré usando «mi don» porque me llena, me satisface, me llena de orgullo compartir y aportar.
      Gracias de nuevo, espero que nos sigamos leyendo!

  18. Hola, la verdad es que puede llegar a ser una pregunta incómoda porque se supone que el entrevistador ya tiene datos suficientes de ti y tu trayectoria profesional para el perfil de trabajador que necesita., además que esperas que sea el el que se haga esa pregunta. Pero tan bien creo que va encaminada a ser una pregunta estratégica para ver varios aspectos nuestros, como por ejemplo a como actuamos cuando nos sorprendemos por algo inesperado, como nos vendemos a nosotros mismos o para descubrir algún aspecto, faceta o aptitud que se le haya pasado por alto a nuestro entrevistador y nosotros podemos remarcar. La verdad, es que a mi, últimamente más que preocuparme las preguntas incómodas me molesta no recibir apenas llamadas para entrevistas, pero ese es otro tema… Saludos a todos!!!

    1. María Luisa Moreno Cobián dice:

      Chapeau, Marcos: para poder contestar, nos tienen que llamar. Pero si hemos hecho bien nuestros deberes, si hemos trabajado bien nuestro posicionamiento, si tenemos bien claro lo que ofrecemos, nuestro valor añadido… será más fácil que lleguen.
      Gracias por pasarte y comentar!!!
      Un abrazo y suerte!

  19. Hola, pues voy por el buen camino porque por primera vez en mi vida cumplo todas o casi todas tus recomendaciones. Estoy contenta con lo que estoy logrando y eso genera energía positiva. Nunca me cansaré de aprender!
    Qué bien, me voy a dormir contenta

    1. María Luisa Moreno Cobián dice:

      Lo que has logrado hasta ahora en términos de superación, de retos, de autoconocimiento, de decisiones, de perseverancia… es para admirar. Y lo que te queda, morena! Y yo que lo siga viendo.
      I am SO proud of you!!!!!
      :*

  20. Muy interesante el artículo, hoy lo hemos trabajado en clase con alumnos de Ciclos Formativos de grado superior de una Escuela de FP de Manresa, Barcelona.

    Estamos trabajando el proceso de selección de personal, por cierto la semana próxima efectuamos un juego de rol denominado: Màster-Class de seleció de personal y tengo la intención d’incorporar esta pregunta en esta actividad de clase, consistente en realizar 8 entrevistas de trabajo simultáneas delante unos 200 alumnos aproximadamente, todo un reto que llevamos haciendo hace unos 3 años, con muy buenos resultados.

    Hasta pronto

    1. María Luisa Moreno Cobián dice:

      Qué buena dinámica!!!! yo siempre hago role-pays de entrevistas de trabajo cuando imparto clases de orientación profesional a alumnos de escuelas de negocios y universidades y suele ser la clase estrella, la más reveladora 🙂
      Espero que haya ido fenomenal! un abrazo y mil gracias por pasarte y compartir!!!

  21. Sí… esa maldita pregunta tan añeja como un vino que lleva en la barrica de una bodega como poco unos cuantos años…
    La verdad es que, sin desmerecer al ámbito de los Recursos Humanos y al gremio de seleccionadores de personal, mi humilde experiencia me ha enseñado que a muchos de estos expertos y especialistas en la materia les queda mucho, más que por aprender, sí por actualizar. ¡Renovarse o morir!
    Aún así y todo sea dicho, hay que saber enfrentarse a esta pregunta porque no hay quién se libre de ella en ninguna entrevista personal.
    ¡Muchísimas gracias por tus siempre sabios consejos, María Luisa!

    1. María Luisa Moreno Cobián dice:

      Efectivamente, esa es la pregunta de examen que cae siempre ;o) De todos modos, la decisión final es la suma de muchos puntos diferentes, la respuesta a esta pregunta puede tener incidencia o no, depende! Sobre todo el seleccionador estará tratando de identificar actitudes, no la respuesta correcta. Echarle ilusión y ganas siempre es buena idea.
      Gracias por estar al pie del cañón! Espero que nos sigamos leyendo!
      Un abrazo

  22. Muy buen post. La verdad me has arrancado una sonrisa en épocas que no son de las más felices en lo profesional. Definitivamente voy por la 1° sugerencia ya que parte de la pura lógica y obviamente hacer caso a tus sugerencias.
    Saludos
    MK

    1. María Luisa Moreno Cobián dice:

      Pues me alegro mucho, Martin y espero que funcione! Ya me contarás.
      Gracias por compartir!!!!

  23. Hola María Luisa , yo la verdad que por mucho que preparo las entrevistas cuando llego a ellas me quedo en blanco y contesto otra cosa de lo preparado y las paso.
    Mi pregunta es otra que haces cuando vas a una entrevista y no conoces la empresa, me refiero el nombre para poder investigar un poco y ver que profesional buscan o que tipo de empresa es . Gracias
    Un saludo

    1. María Luisa Moreno Cobián dice:

      Hola María! Supongo que te refieres a cuando ha sido un proceso de selección ciego a través de una empresa de selección que ha intermediado y no te ha dado el nombre del cliente final? Es muy raro que cuando te han filtrado y te mandan a entrevista con el cliente no te digan quién es, eso te ha pasado?
      En cualquier caso, aunque el intermediario no te dé el nombre de la empresa, sí que puede darte información anónima en cuanto a la cultura, el estilo de trabajo, lo más valorado en los empleados, etc. Siempre puedes hacerle estas preguntas!
      Espero que te sirva, un abrazo!

  24. Llevo sin empleo desde hace dos años. He realizado 4 entrevistas durante esos dos años y en todas me han hecho la dichosa preguntita. Y por mucho que la lleve preparada, siempre me quedo en blanco y contesto lo primero que se me ocurre, con coherencia por supuesto. Espero poder contestar algo similar a lo que has publicado en la siguiente, porque me parece muy apropiado. Muchas gracias por el aporte!

    1. María Luisa Moreno Cobián dice:

      Me alegro! Hay que verlo como una oportunidad para mostrar tu actitud hacia el trabajo, será lo que más se identifique en esta pregunta.
      Aprovecho para desearte mucha suerte 🙂
      Mil gracias por pasarte y comentar!

  25. Felicidades, soy orientadora laboral y no es el primer artículo tuyo que utilizo para ayudar a las personas que acuden a mí. Me gusta como escribes, con claridad y siempre con ese puntito de humor tan importante en todo lo que se hace en esta vida. Gracias Maria Luisa

    1. María Luisa Moreno Cobián dice:

      Pues es un placer y un honor, Yolanda!!! Gracias a ti por tus palabras 🙂

  26. Esta entrada me viene perfecta! ya que tengo una entrevista la semana que viene …y transmitir por qué soy un buen candidato creo que será la parte más importante. Gracias! si me contratan te debo un café 😉 (o cybercafé, jaja)

    1. María Luisa Moreno Cobián dice:

      jajajaja! pues muchísima suerte!!!
      Me has dado una idea, voy a poner un plugin de donaciones para pagarme cibercafés, que me ofrecen muchos pero ahí se quedan todos, en el agujero negro de los cibercafés!!! jajajajaja! 😉

  27. Siempre tan acertada Mª Luisa. Es un placer leerte.

    1. María Luisa Moreno Cobián dice:

      Gracias, Yolanda! Te sigo desde hoy en twitter, muy interesante tu perfil! A lo mejor te hago alguna pregunta para un proyecto (sshhhhh… secretooooo 😉 que estoy «perjiñando». «Sólo» me faltan algunos buenos socios currantes y a volar!! 🙂
      Un abrazo, espero que nos sigamos leyendo!

    1. María Luisa Moreno Cobián dice:

      Pues un honor, me alegro mucho!!! 🙂

  28. Genial María Luisa!! Como siempre, un gusto leerte.

    Un saludo!

    1. María Luisa Moreno Cobián dice:

      *Ü* Gracias por tus generosas palabras!

  29. Gustavo Higueras (@Gushini) dice:

    ¡¡Gracias!! Este Post pasa a mi carpeta de favoritos. Saludos.

  30. Jopé, Mª Luisa, qué post más buenooooo!!!!!

    Gracias a Dios, no estoy en la situación de enfrentarme a estos ogros, pero si lo estuviera, sería mi artículo de cabecera.

    Por cierto, no sabes lo que me he reído, imaginándome la cara de cualquiera de ellos escuchando a alguien dar la respuesta que tú has apuntado. ¡¡Menudo repaso!!

    Genial, como siempre.

    1. María Luisa Moreno Cobián dice:

      Jajajaja! siempre me pones una sonrisa con tus comentarios. Gracias por estar ahí escuchando. Como eres «alumno aventajado», el día que te pase tendrás suficientes recursos para darle tres vueltas al entrevistador 😉
      Un abrazo!

  31. Muy ocurrente y real. Lo que estas proponiendo es que el entrevistador (el de toda la vida) le haga la pregunta tradicional y el entrevistado le responda por competencias.
    Y eso de que en este país no se valora más la titulítis y la experiencia, que las competencias…
    Un abrazo!

    1. María Luisa Moreno Cobián dice:

      Es un «momento bisagra» para los que seleccionamos. Los dptos. de rrhh dentro de las empresas encuentro que aún tienen mucho margen por recorrer pero ya sabemos que la sombra de la empresa es alargada, a veces se quiere pero no se puede. Otras, simplemente, no se quiere, no digo que no. Hasta que lleguemos al «currículum ciego» en este país, nos va a dar tiempo de quedarnos todos calvos… http://zumodeempleo.sharedby.co/share/Z2NrQg

      1. Muy Bueno, menudo trabajo que tienen los selecionadores ya estoy inscrito espero recibir orientación al respecto.

        David, de Nuevo Chimbote, Ancash- Peru

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *