Busca lo que te apasiona | Claves para enfrentar tu búsqueda

No sé qué hacer con mi vida profesional

forges_51
Grandísimo Forges

No sé qué hacer con mi vida profesional. No sé hacia dónde tirar, ya no sé qué me gusta ni en qué soy bueno. Mando curris a todo lo que tiene que ver con mi carrera, que es en lo que tengo experiencia, pero la verdad es que tampoco estaba muy satisfecho antes trabajando como ingeniero/contable/delineante/consultor…

Muchísimos clientes llegan a mí en esta situación.

Están en una encrucijada y necesitan encontrar su “camino” pero les falta perspectiva, visión, están bloqueados, no saben encontrar cómo.

Quieren algo de lo que os he hablado mucho: el “Santo Grial” – que puede llamarse así o Elemento, Pasión, o Perico de los Palotes si prefieres- que es aquél trabajo, tarea, actividad en el que fluyes, en el que sientes que estás dando lo mejor de ti mismo, donde capacidad y reto se mantienen en un equilibrio constante, donde las horas pasan sin apenas darte cuenta…

[Si te interesa leer el mejor -y más ameno- libro que he leído sobre cómo descubrir tu pasión, no lo dudes: El elemento: Descubre tu Pasión].

Sólo si estás haciendo un trabajo que te inspira, podrás sobresalir.

Quien ha encontrado su Santo Grial y logra vivir de ello, ha encontrado la fórmula perfecta.

Desde la perspectiva de quien se encuentra estancado, o quien ha tenido una serie de trabajos de mierda porqueriosos, que sabe que tiene la capacidad de brillar pero nunca ha pasado de ser alguien mate, mediocrecillo, que no destaca, esto puede parecer un cuento de hadas, una historia de fantasía destinada sólo a los elegidos, a unos pocos con poderes especiales, con habilidades únicas… o simplemente con mogollón de pasta.

Pues no es así. Los elementos que se conjugan para que alguien llegue a ese ansiado Santo Grial no son las pelas, el coeficiente de inteligencia, ni la familia que te ha tocado en gracia.

Son la capacidad para salir de la zona de confort, la curiosidad, el tesón, el «echadopalantismo«, el «no victimismo», el salir a buscar las oportunidades. Depende de que mantengas los ojos abiertos, que tengas claro dónde están tus fortalezas, que estés dispuesto a mover el culo lo que haga falta.

No digo que lo otro no ayude, pero sí afirmo que no es lo decisivo para encontrar tu Santo Grial.

Porque tu Santo Grial es estar satisfecho con lo que haces; es levantarte cada día contento con la vida (profesional) que vives y las decisiones que has tomado -porque son coherentes con tus valores y prioridades-, y porque sientes que estás aportando algo.

Esto es en lo que consiste tener éxito en la vida.

Porque el éxito (el Santo Grial) no depende de la cuenta bancaria (no hace falta que os repita numerosos casos de gente forrada absolutamente infeliz e insatisfecha) sino que es un estado de ánimo, un sentimiento. 

El éxito es un sentimiento.

¿Y cómo llego?

Nos encanta hacer preguntas de adultos a los niños para fascinarnos con sus respuestas, véase: “¿Qué quieres ser de mayor?”. Y queremos ser futbolistas, médicos, princesas, cantantes, profesores… los trabajos que están ahí siempre, los que podemos llegar a imaginarnos en qué consisten e identificar si tenemos una “vocación” hacia ellos. Médicos, ingenieros, arquitectos, brokers, chefs, ilustradores… hay muchos trabajos y profesiones para los que parece que naturalmente hay que estar predispuesto y en los que es más fácil identificar la “llamada” o “vocación” desde relativamente pronto.

Pero no se nos ocurre decir que vamos a ser community managers,  consultores de formación, asistente personal, gobernanta o especialista en ética científica: estamos perdidos y encima ni siquiera sabemos qué opciones hay! nos estancamos en el famoso “lo que he estudiado” pero, francamente, ¿a quién no le patinaban las conexiones neuronales a los 17 años cuando tuvo que tomar esa importantísima decisión de qué carrera estudiar?

Libertad es dedicarte a lo que amas. Felicidad es amar a lo que te dedicas.

Alcanzar el éxito (sentimiento, insisto) para quienes no hemos nacido con una clara vocación, tenemos talentos muy diferentes -algunos que ni conocemos-, o incluso valemos igual para un roto que para un descosido, es un pedazo de viaje. ¿Cómo voy a saber qué me gusta, qué se me da bien si no lo he experimentado, si no he pasado por todos los posibles trabajos? Pues por algún sitio hay que empezar.

Identifica hacia dónde te llevan tus talentos naturales – empieza por seguir esa pista.

No lo que te dicen los demás, o a lo que se dedica tu mejor amiga, sino a lo que con honestidad identificas en este momento como tus talentos y habilidades actuales.

Ah! Para que no sean todo buenas noticias: como la vida es orgánica y no lineal, tus intereses, prioridades e incluso talentos, cambiarán con el tiempo, evolucionarán y se desarrollarán, por tanto tu Santo Grial puede encontrarse hoy en un sitio y mañana en otro. Get ready.

A lo que te dediques debe necesariamente ser algo que encaje contigo, con tu forma de ser y tus valores. Y a partir de ahí será una especie de travesía de descubrimiento: estar abierto a experiencias, estar en contacto con gente interesante y diferente -ningún buen profesional toma café solo, recuerda!-, y preguntarnos cada cierto tiempo «¿me está llevando esto a algún sitio que me interesa?«.

A menudo las vidas de quien ha alcanzado el éxito -el sentimiento, again, porque el dinero es una consecuencia del mismo-, son una sucesión de pruebas y errores, que generan carambolas que le llevan a encontrar su sitio, su oportunidad.

Y habiendo dicho que creo firmemente que hay que buscar aquél trabajo en el que vamos a alcanzar el éxito, creo de la misma manera que obsesionarse por ello o ponerse un peso demasiado pesado sobre los hombros puede ser contraproducente y nublar nuestras decisiones.

He encontrado un buen número de gente que buscaba una “revelación” para cambiar de trabajo porque el suyo actual era horrible, demoledor, sin posibilidades de aprender… cuando en realidad era la empresa, el jefe o algún compañero a quien le correspondían esos atributos, no el trabajo en sí, que en el fondo sí le encajaba, sí le gustaba, sí le interesaba.

Mantener la perspectiva es esencial.

Si puedes, encuentra el trabajo que te gusta, y si no, haz que te guste el trabajo que tienes.

A veces nos empeñamos en que hay que cambiar de libro cuando sólo hay que pasar la página. A veces aún podemos aprender y sacar mucho del trabajo que desempeñamos antes de abandonarlo. A veces son las circunstancias, el entorno que acompaña el trabajo lo que nos está erosionando.

Escúchate. Abre tu mente. Investiga. Averigua. Mantén la perspectiva. Y entonces, lucha por lo que quieres con toda tu pasión, creatividad, paciencia y empuje.

 

 

 

Publicaciones Similares

123 comentarios

  1. Hola, hoy 4/27/2021 me tope con este blog que de hecho es lo mejor que he leido en un tiempo. Es bueno saber que no somos los unicos en sentirnos de esta manera. Yo tengo 29 años y digo tratando de encontrar un trabajo que me lleve en este momento trabajo en un call center desde casa. Muchos pensaran WOW trabajar desde casa, que cosa mejor? Si es bueno tiene sus beneficios, pero me fastidia. Todos los dias trato de recordarme a mi misma que debo see agradecida, pero me siento tan hacia. Quiero see libre de horario y jefes, quisiera poder trabajar de cualquier lugar sin tener que estar sentirme atada. He renunciado muchos trabajos a veces me siento muy irresponsable. Solo quiero poder ser yo misma, ser libre.

  2. hola mi nombre es Milagros:
    he estudiado la carrera de Trabajo Social es una carrera muy humanitaria pero aquí en mi país es una carrera muy subestimada, esta carrera la estudie porque tenia que aprovechar mi beca ya que no tenia los medios económicos para poder estudiar algo que me fascinara, en su momento me llamaba la atención la carrera de biología y diseño de modas cosas muy diferentes biología era porque me sacaba buenas notas en ese curso en el colegio pero desde muy niña yo quería ser una diseñadora profesional me gustaba crear vestidos las decoraciones, los colores las combinaciones, pero no podía desaprovechar mi oportunidad y ahora estoy buscando trabajo en mi carrera, siento que no tengo las habilidades para desempeñarme en mi carrera, quiero hacer algo que me motive todas mañanas, que no tenga que buscar otras cosas para darme ánimos, tengo 28 años y no se si dejar todo y volver a empezar desde cero.Siento que debo hacer lo que me apasiona.

  3. Aah creo no se publico mi comentario, pero bueno solo quería decir que estoy como la mayoría de los aquí comentaron.

  4. Me ha encantado el post que has escrito María Luisa, aunque creo que fue hace unos 5 años. Yo me encuentro en una situación similar a lo que describes, tengo 31 años a 4 días de cumplir los 32, la verdad no me siento de esta edad, me siento más joven y me veo joven, no es presunción, pero tal vez por eso de mis malas decisiones, pues lejos de pensar y actuar como una persona de mi edad, parezco un chaval, yo estudie la carrera de Ing. en Gestión Empresarial, lo triste es que me comparé con mis amigos y todos ellos habían terminado ya una carrera y tenían sus títulos, unos buenos trabajos acordes a su carrera. Yo al frecuentarlos me sentía menos y simplemente y sin pensarlo me inscribí en la carrera; para estar a la altura de ellos, es decir, solo por tener un título, trabajar, lograr una estabilidad y jubilarse. Seguir una línea cómo a la mayoría se nos ha enseñado.

    Terminé de cursar todas las materias excepto la titulación; siempre fui bueno haciendo tareas pero en realidad nunca atrajeron mi atención los profesores, ya que era una escuela que apenas iniciaba con esta carrera, con decir que fui la primera generación, pero los profesores tampoco sabían mucho de esta carrera y las materias, eso me desanimo más, pero por el temor de que mis padres, amigos y familiares pensarán que dejaría la escuela, y sería un «Don Nadie». continue, hice caso omiso a lo que sentía, lo reprimí. Casi terminando la carrera encontré un trabajo en el cuál creí podría ejercer mi carrera, que no me acordaba de casi nada tristemente, tal vez cómo nunca me gustó, deseche todo ese conocimiento a la papelera de reciclaje y la vacié. Obviamente esto repercutió en mi trabajo y se dieron cuenta de que no era bueno en cosas como contabilidad, finanzas, economía. Yo me sentía perdido, y me preguntaba a menudo ¿Qué hago aquí? ¿Por qué no estudie otra cosa? ¿Todos los trabajos relacionados a mi carrera serán así?

    Paso un año y nunca me identifique con ello, a parte de que trabaja sin contrato, era como una persona con honorarios. Después renuncie y de aquí comenzó mi desgracia, busque otros trabajos de mi carrera y en ninguno me llamaban a otros no lo negaré les huía por que pedían cosas de las que no me acordaba y ni siquiera hacia el intento por reeaprenderlas. Así que terminé en un Call – Center, para mi era una vergüenza, me decían ¿Cómo es que tienes carrera y estas en un lugar como este? pues por lo regular aquí en México estos trabajos son para chicos de Bachillerato o personas que no tienen un carrera y ya son mayores de edad. Eso me hizo sentir aún más peor. Pensaba que estando un tiempo ahí y si me titulaba podría aspirar a un puesto administrativo dentro de la empresa. Pero me negaba a titularme a verle la cara a mis profesores de nuevo a demás ya había pasado 4 años desde que terminé la carrera.

    Nunca hice nada, renuncie a mi trabajo unos meses después, y así estuve de trabajo en trabajo, nada relacionado a mi carrera. Lo bueno de todo esto, es que descubrí que me gusta hacer soy muy bueno para lo artístico, pintar, dibujar, crear esculturas, decorar, crear manualidades. Así que ahora es cuestión de saber como hacer esto que me gusta, me gustaría estudiar, Decoración de interiores, Diseño industrial, pero lo pienso, por que a mi edad creo es muy tarde, y me tomaría unos 3 o 4 años y a los 35 o 36 ¿Quien te contrataría? Estaría en las mismas. Eso me entristece, es como navegar sin rumbo y por fin encuentro la luz de un faro, pero a mi alrededor hay bastante neblina y apenas se vislumbra. No me alegra, pero es bueno saber que no estoy solo y veo que hay muchas personas que también están en la misma situación, hombres, mujeres, jovenes, adultos en fin, sería bueno poder contactar con todos y contarnos nuestras experiencias frente a frente. Al menos no sería como mis amigos que cuentan todos sus éxitos y logros al tener un trabajo que les gusta, y que supieron elegir bien.

    1. Con permiso de ML, me permito responderte.
      A mí me atrapan las historias de vida de la gente que tiene mi misma edad.
      Yo también me siento un fracasado, que tengo una vida de m—-, y cada día tengo mis minutos de depresión. De hecho, muchas veces pienso que es un milagro que siga vivo…. Es duro, pero es la realidad.

      Una de las cosas que más me entristece es que no hay visibilidad clara en mi futuro de algo superador. No trabajaría en un call-center, pero a día de hoy podría trabajar de lavacopas o cortapasto, porque por más que tengo trabajo, voy a renunciar a él por todo el maltrato y la falta de decoro que encuentro. Claro que no es el mobbing de otros tiempos, pero yo siento que esto no está a la altura. Ya somos grandes, ya tenemos muchos años dentro del sistema (docente, en mi caso) y soy una persona responsable que jamás les fallé. No son merecedores de mi tiempo ni de mi esfuerzo.

      Y si eso implica tener que comer las sobras, tocará, porque ya he pasado por mil y un estafas, en especial, del sector estatal que administra el gobierno.

      Este último año he tocado fondo en todo aspecto, y eso es como un buen motivo para salir de tu zona de confort. Porque ya no tienes nada y no te queda nada.

      La gente que nos rodea a veces puede resultarnos tóxica (familia, amigos) pero hay que entenderlos también, pues se supone que quieren lo mejor. Pero cuando has pasado por situaciones límite, ya nada más puede influir.

      A mí no me importa tener que esperar 20 años porque el camino es largo, el asunto es tomar el camino correcto. Yo hace 15 años que estoy en el camino equivocado y hasta ahora NADIE pudo ayudarme de manera concreta.

      Por eso señalo a personas como María Luisa, en la cual confío, porque personas como ella deberían ser escuchadas por el planeta entero.

      A mí me encantaría poder tener ese impacto desde la Geografía en el que pueda transformar la vida de las personas. Yo tengo intereses muy diversos, y me ha costado mucho identificar que mi área era la Geografía (aunque desde que tengo uso de razón que me dedico a ello………)

      Muchas veces, por miedos o por las prioridades de la juventud, nos limitamos. Pero como habitantes del siglo XXI hay que abrir nuestra mente y ayudar a la gente que nos interese ayudar. Quién te dice que tal vez, el día de mañana, seas tú el que les abras los ojos a tus amigos.

      Si quieres contactarme, mi mail es drakefer1 en yahoo

      Yo trato de mostrar mi punto de vista a través de los post de esta web. Si yo puedo ser de ayuda para otra persona, estaré encantado.

      Saludos, y gracias por publicarme.

      PD: Sí, hoy fue otro día de mier…

  5. Hola saludos, soy Alejandra, estoy por cumplir 26 años, me gradué de la carrera de odontología en 2014, sinceramente no me apasiona esta carrera, la tome por que no sabia que estudiar y vengo de una familia de médicos pero no quería estudiar medicina, he tenido varios trabajos en consultorios particulares y he renunciado a ellos por la misma razon que no me siento agusto, actualmente empece a trabajar en una institucion. no tengo ganas de abrir de un consultorio particular mio, por que no me apasiona y no me ha interesado seguir actualizandome y practicando los procedimientos que se realizan en los consultorios particulares. No quiero hacer el gasto de un consultorio si no lo quiero de verdad. Al mismo tiempo me siento deprimida porque siento que estoy en una zona de comfort, veo a mis demas compañeros de mi carrera ya graduados de su especialidad y con consultorio propio, y aunque no me interesa hacer eso, no me siento realizada, no me siento en paz. No se que otra cosa hacer. Me gusta mucho la musica y mi mayor sueño es tocar en una banda, mas bien por hobby, pero no se porque me da miedo perseguir ese sueño, soy una persona muy timida, y he dejado pasar ya mucho tiempo. Siento que no me siento en paz por que estoy haciendo algo que no me apasiona, que me es indiferente.
    Muy buen articulo, saludos 🙂

    1. ¡Hola Alejandra! Me apena escuchar esta situación pero al mismo tiempo me llené de entusiasmo al leer tu comentario. Yo también estudié Odontología y no era mi pasión. Mi consejo muy directo es que sigas tus sueños o que al menos los pongas en práctica. Investiga hasta cansarte sobre otras carreras alternativas y nunca dejes de pensar en ti y en lo que tú quieres. Actualmente sigo buscando mi pasión pero no me arrepiento de nada porque he probado cosas que nunca pensé hacer. El día más feliz fue cuando dejé algo que odiaba hacer. Este no es el final, eres aún muy joven para lograr todo lo que te propones.

    2. Hola Alejandra, soy Janett y te cuento que estoy pasando exactamente por lo mismo, también estudie odontología pero nunca me termino de gustar del todo. Tampoco quiero mi consultorio propio o estudiar una especialidad, actualmente trabajo cómo asistente dental mientras algunos de mis compañeros ya están trabajando como titulares o a punto de estudiar la especialidad y yo pues ¿que te cuento? aún no tengo muy resuelto que es lo que quiero hacer pero si, cada día me inclino por hacer otra cosa aunque aún no me animo. Se que esto no es un consejo como tal pero al menos quería decir que te entiendo. Saludos!!

  6. Tengo 28 años y pasé mis veinte saliendo mucho de fiesta, de novia en novia y con amigos. Siempre pensaba que no iba a vivir mucho y no tenía un proyecto de vida, a todos les decía que «no había una carrera para mí» y parecían estar de acuerdo y aceptarlo.
    El año pasado (2017) se despertó en mi la pasión por el diseño de indumentaria (siempre me gustó la ropa, pero no estudiarla ni entenderla), entonces rápido me anoté a un curso de corte y confección en el que no me sentí satisfecho mientras esperaba para comenzar el ingreso a la FADU-UBA.
    Luego de un año abandoné la universidad porque sufría mucho en las materias prácticas o de taller, y las únicas que logré aprobar por mi cuenta fueron las 100% teóricas.
    En ese momento reflexioné, voy a estar así sufriendo en cada materia práctica los próximos 4-5-6 años? Me di cuenta que necesitaba otra cosa, un enfoque mas teórico.
    El mal momento personal que venimos atravesando con mi mamá desde diciembre a nivel económico y familiar fue otro factor decisivo para abandonar la UBA y dedicarme a buscar un trabajo, que todavía no encontré.
    Investigué, busqué, molesté y pregunté, hasta que leyendo un artículo de una periodista que se destaca en la moda contando su experiencia, decidí anotarme a Crítica de Artes en la UNA para aprender a mirar, pensar y escribir mejor, que son cosas que no me cuestan y son habilidades mas naturales en mí, trasladando esos conocimientos a la moda. Tengo buena memoria, retengo datos y recopilo información casi como una computadora.
    A su vez contacté a mi profesora de corte y confección para que me ayude a lanzar mi marca y estar haciendo ropa en poco tiempo, ver cómo se me da y empezar a generar dinero.
    Admito que estoy algo desesperado y seguramente asomando a la crisis de los 30, ya que tengo 28 y no tengo un título ni nada formal, pero también me doy cuenta de que si no estuviese tan apretado económicamente mi cabeza estaría mucho mas tranquila.
    Veremos para donde me llevan las decisiones que estoy tomando, creo que aún estoy a tiempo de hacer lo que quiero y ser muy bueno en ello.
    Hay cientos de casos de personas super exitosas, medianamente exitosas, o solo exitosas que han encontrado su «santo grial» después de los 30, incluso los 40.
    Los tiempos en el mundo han cambiado, se han estirado, ya no es tan necesario meterse a la Universidad a los 18 años como un rayo porque el tiempo corre, y espero que todos puedan encontrar eso que están buscando aunque todavía no sepan exactamente qué.
    Muchas gracias por el artículo, ha sido muy inspirador. Saludos desde Buenos Aires!

    1. Hola Santiago, como te fue con tu marca .
      Yo tengo 22 años soy Lic en Enfermería, pero la carrera no me llena por completo, entre solo por las presiones de mi familia, nose que hacer con mi vida y siento que el tiempo pasa muy rápido, algún consejo ?

      1. Yo tengo 21 año en julio cumplo 22 y odio ser enfermera solo en pensar que tengo que ejercer entro en un estado de tristeza.. y no deje ma carrera por miedo al que diran.. y ahora estoy aqui con un titulo que odio! Nose que hacer

        1. Hola Analía, yo estoy en las mismas, estudie enfermería por presión de mi madre y realmente jamás me gustó, tengo un título que también odio y siento como si no hubiera hecho nada, me ha costado y me sigue costando salir de esta situacion, pero ya estoy haciendo cosas completamente diferentes y no me importa el qué dirán, platicame cómo te ha ido. Saludos

    2. Martín de Argentina (El chico recalculando) dice:

      Hola Santiago!
      Quisiera comentar rapidito al mensaje de dejaste.
      Yo tengo 31 años. Vivo en Buenos Aires (zona sur) y tampoco he encontrado mi «Santo grial». Tengo 2 títulos, y una carrera muy incompleta (meteorología), que la nombro porque me da orgullo. Tengo trabajo, aunque no gano mucho realmente….

      Mirá, lo importante es poder seguir el camino que te dicta el corazón. Suena cursi decirlo así, pero cuando uno no tiene respuesta para algo, entra en Google y teclea «cómo hago para despedirme de una profesión que ejercí durante muchos años». Es un momento difícil el que estoy atravesando, ya que mi situación económica también es muy ajustada. Pero lo bueno de todo esto, más allá de lo material, es ver que estás haciendo con tu vida algo que tiene sentido. El resultado de eso vendrá solo (esperemos que más temprano que tarde). Pero llega un momento, en el que no te importa el trabajo ni los títulos. Que no se malinterprete: es importantísimo, pero más importante es la paz interior. Más importante es cuidar la salud física, emocional y mental que te permitan mantenerte con vida. Es así de sencillo. Cuando llega ese momento en el que ya no puedes seguir más por ese camino, yo creo que las cosas que esperamos van a llegar sin que nos demos cuenta. Esa sensación de que todo lo bueno está por llegar, y que lo voy a ir a buscar, cueste lo que cueste y pase lo que pase.

      Saludos.

  7. Me siento tan identificada con las historias. Yo estudié Derecho porque quería ingresar a la carrera Diplomática, por cuestiones de la vida cuando terminé mi carrera de Derecho tuve que ser el sostén de mis padres en el aspecto económico y emocional. No tengo posibilidad de realizar la carrera Diplomática y tampoco ahora me gustaría hacerla porque he descubierto que hay ciertas cuestiones en las cuales no encajaría. Lo único que quisiera es que mis padres estuvieran sanos para poder ser más libre y replantearme mi vocación. No me gusta lo que hago, gano poco y sufro mucho, pero tengo que hacerlo porque es el único ingreso que tengo y consume mi tiempo. Con una mano en el corazón amo el arte, la literatura y los idiomas. Debería haber tomado ese camino. Pero ahora 10 años después, no sé como virar el timón en otra dirección y me siento tan atrapada en este aspecto. Cómo salir adelante?

    1. Buenas noches Cecilia,

      Hace algunos años tomé la decisión de estudiar para ser Piloto, con la mala suerte de acabar mi carrera en el año 2013. Navegué durante algún tiempo, sobre todo el que se me permitió cobrando una… miseria. Te puedes imaginar que, lo de trabajar como piloto fue harto complicado. Por no hablar de todos los trepas que te pisan por el camino.

      Visto lo visto, decidí emprender. Monté una empresa que conseguí mantenerla con duro trabajo (hasta 13 horas al día) y bastante coraje, puede que hasta demasiado. A la gente le gusta aprovecharse del trabajo del vecino sin pagar y yo como tres veces al día.

      Cuando conseguí encontrar una salida económicamente airosa (que todavía está por ver cuanto tendrá de airosa), empecé a estudiar el máster para una rama «derivada» de mi carrera (la enseñanza), esperando encontrar un trabajo estable y a la vez, con un sueldo digno.

      A día de hoy, tengo 33 años. No me queda mucha fuerza para tanta tontería. Ilusión, me queda 0.

      Hay muchos como tú y como yo. No sé a quien podemos darle las gracias, aunque una piedra en sus dientes le sentaría bien.

      Es lo que nos ha tocado vivir, Cecilia. No te rindas. Sigue hacia adelante. Yo al menos, jamás me rendiré. Busca una salida. Y si para ello tienes que estudiar, estudia. Cuanto más dudes, más tiempo habrás perdido. Un abrazo muy fuerte. Resiste bien.

  8. Hola, María Luisa, me siento identificada, tengo 49 años y no se que hacer con mi vida laboral, hace 5 años que termine mi segunda carrera y pese que no me ha ido mal, no he me siento a gusto los trabajos que he tenido, simplemente me he dejado llevar por la corriente tomando puestos por dinero y oportunidad y termino frustrada. Estamos tan encapsulados en los trabajos tradicionales que buscar alternativas mas creativas cuesta imaginarlas, si es que logramos imaginar, por otro lado la edad me juega psicológicamente en contra. Me ha ayudado mucho leer tu artículo, pues no me siento tan sola y me da ánimos para seguir en esta búsqueda y no quedarme en mi zona de confort

    1. Saludos Viviana, espero que estes bien. Llevo tropezando con la misma piedra durante años hasta quería justificar que era la compañía que no me daban la oportunidad de crecimiento profesional. Pasaron los años y gracias a Dios he tenido suerte economicamente hablando pero un vacío siempre ha existido en la actualidad que puedo entender este artículo pero realmente no es mi caso.

      Soy Administrador de Sistemas de Información la cual me ha convertido en un estudiante eterno sin descanso y oportunidad para tomar unas buenas vacaciones debido a que mi role es comprometedor y los sistemas siempre tienen problemas y he estado «On call» las 24x7x365.

      He tenido la experiencia en mis vacaciones de bajar de un avión para resolver algo en la compañía y realmente me siento devastado física y mentalmente.

      Te escribo porque tu y yo tenemos mas o menos la misma edad, y el verme ahora en este panorama o escenario es díficil pues no es lo mismo empezar otro Norte a estas alturas.

  9. a mi me gusta mi trabajo, lo que no me gusta es el sueldo. por eso me veo estancada….quiero cambiar de profesión pero me da miedo no salir del estancamiento y arrepentirme de haberlo dejado por otro.

  10. Hola a todos, yo tengo 24 años y soy graduado en Economía.Llevo un par de años encerrado en casa prácticamente, super desmotivado, sin saber qué hacer ni a dónde ir. He tenido un par de trabajos, pero no me motivan para nada. Mi mayor pasión siempre fue la Meteorología, e idiomas en menor medida, pero sigo esperando el momento en el que esté totalmente convencido de ello para así dar el paso y lanzarme. Espero todavía estar a tiempo. Un saludo a todos.

  11. Hola, pues al igual que todos me siento confundida, estudié derecho y me gradué el 2013, pero creo que no soy buena para esta carrera, es que no soy de hablar mucho saben… encima me matriculé a un curso de especialidad en el que me va muy mal, y yo era de las estudiosas… Creo que fue una mala decisión iniciar este curso y encima que es súper caro… sólo haré uno de los dos semestres… y no sé que es lo que me apasiona, no lo sé…
    Saludos!

    1. hola yo me siento en la misma situación tambien estudié derecho y desde comienzos de este año estoy buscando trabajo y en ningún lado encuentro algo, postulo y envio cv a muchos sitios pero nada, me siento un poco desmotivado y pienso que quizá no escogí la carrera realmente adecuada para mi, puesto que pienso que si estuviera en algo q realmente me gustara persistiría siempre pase lo que pase, estoy viendo en conseguir alguna fuente de ingresos asi sea en un trabajo que no tenga que ver con la carrera y animarme a estudiar lo que realmente me gusta… saludos

      1. hola yo estoy en la misma situacion pero yo estudie administracion de empresas actual mente llevo mas de 100 curriculum enviados y no encuentro trabajo, y he tenido que recurrir o obtener otros empleos y creo que cada vez me alejo mas de lo que estudie ya que mis experiencias no van de la mano con la carrera, hoy me siento confundido, mi mente dibaga y no se que es lo que en real me gusta, estoy totalmente perdido. saludos

  12. Totalmente identificado.
    Yo estudié Ingeniería Mecánica en la que fui y soy bueno, siempre con cierta chispa pero a la vez con la sensación de que entendía los «cómo» pero no los «para qué» y discrepaba mucho en la forma de ver las cosas con mis profesores y hasta otros alumnos. Siempre dudé si podría llegar a ser buen ingeniero, pero durante los 3 últimos años en los que he tenido diversos trabajos me he dado cuenta que tengo las capacidades y habilidades necesarias para desempeñarme perfectamente en casi cualquier área de esta profesión…
    ¿El problema?
    Que no le veo un sentido final a lo que hago, ya ni siquiera me preocupa el dinero, consigo relativamente buenos salarios y además, nunca ha sido el motor de mi vida.
    Pienso que puedo verme viejo en cualquier momento con mucho dinero y sinn haber hecho o dejado nada de utilidad al mundo. Hago lo que hago bien, pero con poco cuidado y siento que casi todo es forzado y me quita energía.
    Hacer retrospectiva a mi niñez me hizo volver a antiguos amores: la naturaleza y el medio ambiente. Esa inquietud y curiosidad infinita por los animales, las plantas, los ríos y los lugares, preguntas que los adultos no entendían o no sabían responder…
    En este momento siento que soy capaz de tirarlo todo por hacer algo por nuestro planeta, que sí que lo necesita hoy… pero no se por donde empezar.
    Por ahora me he dedicado a visitar los parques nacionales naturales a manera de Hobbie, pero siempre preguntando a dónde más puedo ir, en qué puedo ayudar, cómo son sus procedimientos internos y me veo hablando elocuentemente de los temas, para mi sorpresa, quizás con más fluidez y naturalidad que en asuntos de mi carrera.
    Este un pequeño avance y aún tengo la sensación de que falta mucha tela por cortar, pero me gustaría compartirlo con ustedes ya que me han aportado también al leerlos.

    1. Hola Louis, mi nombre es Carla me sentí muy identificada contigo con los temas que te apasionaban cuando eras niño, yo de niña me encantaba observar las plantas, los ríos, los animales ( ellos hasta la actualidad me gustan) preguntarme varias cosas y no tenia respuesta de los adultos, siempre pensé de grande ser alguien importante pero no en temas de dinero, sino en apoyar a otros en dejar mi granito en el mundo en mejorar mi planeta con el tiempo fui perdiendo el interés, actualmente soy Lic en Enfermería tengo 22 años, y como todos aquí, no me llena por completo mi carrera, nose como seguir mi día a día, aveces entro en un estado de animo fatal, puedo estar un día entero pensando en que haré con mi vida, disculpa si te molesto, pero siento que me desahogue!

      1. Hola Carla, tengo 27 años y al igual que a ti, no me siento realmente realizada con mi carrera. Mi pasión es la botánica, siento que soy cobarde por no dejarlo todo y empezar de cero, quizás por la edad o mi familia. Gracias por compartir tu experiencia. Saludos

  13. Hola, a todas y todos. Me siento identificada con varios de sus comentarios. Les comparto mi experiencia: Estudié periodismo; me he pasado trabajando en una empresa dedicada a ello casi 7 años. Al inicio me gustaba mucho y se me hacía fácil: reportear, escribir, pero como una sombra mi pasión por la música nunca me dejó. Empecé a desinteresarme cada vez más por lo que hacía en la empresa, sobre todo por el estrés, pero pretextos sobran cuando no se está apasionado. Al inicio, trabajaba medio tiempo, por lo que me daba oportunidad de estudiar iniciación musical, que terminé a mediados del año pasado. Pero estos días estoy a punto de tomar una decisión que me aterra: renunciar, porque quiero continuar mis estudios musicales a nivel profesional. Ya estoy algo grande para ello (¡estoy a punto de cumplir 30!) pero pienso que si no arriesgo ahora nunca sabré si tomé la decisión adecuada al dejar mi zona de confort, como le llaman. La realidad es que tengo muchísimo miedo, aunque me preparé para este momento (es un decir, porque ¿cuándo te preparas verdaderamente para dejar la única vida laboral que conoces?). Por ahora, días antes de renunciar, logré encadenar una tipo beca para para dar clases de música a niños, la verdad no está siendo NADA fácil: ni la dinámica pedagógica (de la que soy una novata) ni los pagos, que se tardan meses en ser otorgados. En fin, que al igual que a muchos de ustedes, el panorama no pinta muy bien. Y sobre todo por decirle adiós a mi trabajo, a mi sueldo seguro y a mi mundo conocido. A ratos me arrepiento y me dan ganas de decirle a mi jefe que siempre no me voy, esto está siendo verdaderamente tortuoso. Pero mi miedo más profundo es no hallar ese Santo Grial del que habla el artículo y que tanto esfuerzo de ahora no me lleve a donde quiero porque, vaya, ¡luego no sé si esto es lo que en verdad quiero ni qué resulte! Como verán, estoy igual de confundida que varios de ustedes. Sólo deseo que todos hallemos el camino. Un abrazo a todos, desde México.

    1. hola sofia animo, estas un pie mas adelante que todos los demas. tu puedas

    2. Wow qué valiente eres! Espero que hayas conseguido compaginar ambas profesiones. Empiezo a creer que no debemos desechar por completo lo que nos sirve, lo que nos gustó, y las muchas cosas que nos interesan.

      Saludos de la abogada que no litiga.

  14. Hola a todos,

    Tengo 23 años, soy de la Ciudad de México y actualmente estoy por terminar mi carrera en Mercadotecnia, la cual me gusta, sin embargo como es el caso de muchos, la estoy estudiando solo por el hecho de terminarla y tener una carrera. He trabajado desde que tenía 14 años, mi último empleo fue en una empresa de telefonía celular donde duré poco más de 2 años. Ganaba bien pero era bastante estresante. Trabajaba todo el día, gastaba mi sueldo en cosas insignificantes porque no tenía tiempo de gastarlo en cosas que me gustaban como lo es salir, viajar, ir a algún concierto, ir al cine, etc.

    Finalmente un día me di cuenta que ese trabajo no me llevaría a ningún lado. Me sentía estancado. No había posibilidad de ascenso ni nada por el estilo, así que renuncié con la ilusa idea de que encontraría mi «trabajo ideal». Debo decir que no me sorprendí tanto al momento de buscar empleos relacionados con mi carrera y ver que ganaba más en mi anterior empleo que en los que requerían un nivel profesional más alto. Y los que ofrecían un sueldo «mejor», solicitaban como mínimo de 3 a 6 años de experiencia en el ramo. Y yo no tengo nada de experiencia relacionada con mi carrera, por lo menos no de una manera profesional.

    Mi pronóstico sería entrar a un trabajo quizá como becario con un sueldo mediocre durante unos 3 a 5 años mientras adquiero experiencia para finalmente poder ir a buscar otro empleo con un horario igual de malo y un sueldo un poco «mejor» lo que me llevaría a la misma situación inicial que me llevó a querer renunciar de mi último empleo.

    Ya han pasado algunos meses en los que he tratando de saber qué hacer, y aunque mi familia no me ha presionado por hacer algo, de cierta manera me siento obligado a hacerlo. El problema es que me rehúso a buscar un empleo igual o peor a los que he estado. Y debo decir que me encanta trabajar, no me molesta seguir ordenes, siempre trato de sobresalir y hacer las cosas bien donde quiera que sea, no me molesta trabajar, no soy flojo, el problema es que no quiero más eso para mí.

    Me ha tocado ver más de una vez que tengo más habilidades y conocimientos que otras personas con mejores puestos, mejores sueldos, mejor «suerte» que yo. Incluso me he llegado a preguntar sorprendido cómo es que esas personas han conseguido llegar a donde están sin tener la capacidad. Y eso me hace todavía más querer conseguir algo mejor para mí.

    Muchos conocidos me han dicho frases como: «hoy en día no hay lugar para dedicarte a lo que te gusta sino a lo que hay», «deberías ser más realista», «ese tipo de empleos no están hechos para personas como nosotros», «ve a lo seguro», «aunque no te guste tienes que hacerlo». Y aunque más de una vez me han hecho dudar sobre lo que pienso que quiero hacer, no me he dado por vencido de querer conseguirlo.

    Por otro lado he tratado de pensar una y otra vez sobre mis talentos, sobre lo que me gusta y me apasiona y me avergüenza un poco decir que no lo sé con exactitud, es decir, me gustan muchas cosas e incluso me atrevo a decir que soy bueno en la mayoría de ellas porque me gusta esforzarme demasiado y hacerlas bien, sin embargo aquí sigo, esperando encontrar mi verdadera vocación.

    En verdad me reconforta y me ayuda muchísimo leer todos los demás comentarios y saber que no soy el único en esta crisis por no saber qué camino tomar o si el camino en el que estamos es el correcto. No hablo sobre esto con nadie para evitar que me digan frases como las que dije anteriormente, y aunque es poco probable que suceda, me encantaría que de pronto alguien llegara y me dijera qué debo hacer o qué camino tomar, y creo que es lo que todos desearíamos.

    Por lo pronto nos tenemos los unos a los otros para leernos y reconfortarnos un poco en esta travesía. Les deseo a todos mucho éxito para encontrar aquello que buscan y no pierdan la motivación ni se resignen a hacer algo que no los mueva.

    Por último me gustaría dejar mi correo electrónico por si alguna vez alguien tiene ganas de desahogarse o si desean platicar tan solo con alguien que entienda toda esta situación, ya que es algo que en muchos momentos a mí me gustaría tener. [email protected] 🙂

    1. Hola Alex,
      Leí tu comentario y me sentí identificada,
      Tengo 24 años, terminé mi carrera hace un año y definitivamente no se que hacer con mi vida,
      Estuve como becaria en rh y finanzas, esta última me gustó muchísimo y dejé el empleo por buscar una mejor oportunidad; tristemente la oportunidad no llegaba y opté por intentar nuevamente en rh. No me puedo quejar, en el departamento hay un buen ambiente laboral y se me ha enseñado, pero, odio decirlo: no me gusta! no me veo en un futuro en rh. Me da pánico fracasar y no encontrar sentido, para donde voy, que hacer.

      Me siento triste, porque incluso en mi casa se han dado cuenta de la desorientación profesional que he tenido, me dicen que busque oportunidades en otro lado mientras continúo con este empleo, pero no se para donde voy…no lo se, 🙁

      He dado clases de baile, me gustaba mucho, opté por suspender esa parte de mi vida para dedicarme más a mi profesión, ya no se si hice lo correcto.

      Me siento frustrada y me da pena aceptarlo, y no encontrar para donde voy….
      No entiendo como existen personas que llegan a un trabajo y dicen que está bien, y se quedan allí, yo busco algo que me apasione, que me de gusto hacerlo todos los días y me sienta orgullosa de él,

      Me han dicho que soy joven, estoy a tiempo de experimentar y equivocarme una y otra vez, pero si no sabes para donde vas…es como ir buscando sin sentido..

      1. Hola Mary,

        Está de más decir que te entiendo perfectamente, pues estamos en la misma situación. Sin embargo sí, te entiendo totalmente. Sé lo frustrante que es no saber qué camino tomar.

        Yo también me siento impresionado de las personas que aún sin hacer lo que les gusta, se conforman. Así que a pesar de esta situación por la que estamos pasando, siéntete feliz de no querer tomar el camino fácil y conformarte con lo primero que te ofrecen, pues no todos tienen el coraje de hacerlo.

        Pese a que aún no encuentro el camino que debo tomar, me ha funcionado para orientarme el hacerme preguntas como en qué soy realmente bueno, que es aquello que me emociona hacer, etc. A muchas personas les funciona prestar atención a aquellas cosas que les gustaba hacer cuando eran pequeños. A mi no me funcionó porque recuerdo que de niño me gustaba hacer un montón de cosas. Supongo que desde niño era un caso perdido.

        Es cierto eso de que somos jóvenes y tenemos más oportunidad de experimentar cosas, pero creo que también es esencial primero tener claro hacía qué área queremos ir. Puesto que hay un millón de cosas que podemos experimentar pero no el tiempo suficiente probarlas todas.

        Te deseo mucho éxito para encontrar aquello que te apasiona y poder dedicarte a ello en tu vida profesional. Solo no te rindas.

        Saludos.

    2. Me siento exactamente igual que tu, a excepción de que no me dejaban trabajar desde pequeña pero lo demás exactamente igual hasta parece que lo escribí yo, en mi caso me gradué de la carrera de tecnologías de la información, en la parte de desarrollo de software para lo que no me he desempeñado muy bien he participado en uno que otro proyecto y considero debería practicar más para aprender más acerca de ello pero tampoco me siento muy segura de si eso es lo que quiero, me gustan muchas cosas como a ti pero la diferencia es que no considero las haga bien solo que me gustan pero nada me apasiona y eso es bastante desgastante cuando te tienes que hacer a la idea de hacer lo que estudiaste en mi caso programar pudiendo indagar en otras cosas de mi carrera, o de cualquier otra cosa. Y me siento bastante mal.

    3. Hola Alex

      Sé que ha pasado un año desde que publicaste este comentario, pero apenas lo he leído y me he identificado en muchas partes de tu historia.

      Hace 2 años egresé de la carrera de Comunicación Social y al igual que tú siento que solo la estudié por el hecho de tener una licenciatura y hacer sentir bien a mis padres, llegar hasta donde ellos han llegado.

      Mi historia inicia en la secundaria y es que en esa etapa de mi vida yo me dedicaba a escribir historias, cuentos y uno que otro relato de mi vida diaria; normalmente lo escribía y me lo quedaba para mi, sin embargo un día decidí compartirlo y sorprendentemente recibí una respuesta positiva de mis amigos y hasta de «desconocidos» de diversas partes del mundo. Para ese entonces yo estaba viviendo una etapa complicada de mi vida y el saber que a los demás les gustaba lo que yo escribía me emocionaba por completo, me dibujaba una sonrisa y me motivaba a seguir escribiendo.

      Pasé a la preparatoria y por un tiempo dejé de escribir (aun no recuerdo la razón), sin embargo cuando ya estaba por terminarla volví a retomar esa actividad y para sorpresa mía (otra vez) a mis amigos les gustó y hasta me pidieron que cuando sacara un libro se los compartiera…eso me dejó en shock.
      Un semestre antes de que todo finalizara nos pusieron a checar las carreras que impartían en la escuela (una «buena» estrategia de publicidad) y fue en ese momento en el que me di cuenta de todo: tenía que buscar una carrera, la universidad estaba a la vuelta de la esquina y yo todavía no sabía qué iba a estudiar. Cabe resaltar que yo pasé por distintas etapas, primero quería estudiar veterinaria, después arqueología, antropología, medicina forense, literatura y otra vez medicina forense…estaba saltando de un área a otra, pero a esa edad, ¿quién no está así de inseguro?

      Y llegó el día, tenía que tomar una desición. Debido a los comentarios que recibí sobre mis escritos y que en ese momento apareció ante mi el plan de estudios de Comunicación, decidí que iba a estudiar eso; quería escribir y supuse que el periodismo o el hacer guiones me iban a ayudar en ello…¡Qué equivocada estaba!

      Para no extenderme (más), inicié la carrera y conforme avanzaba en los trimestres me di cuenta que algo estaba fallando, no estaba escribiendo. Cuando entré a las áreas de «escritura» mi mundo se vino abajo porque no me gustaron dos cosas: los maestros no prestaban tanta atención en la escritura (al menos los que me tocaron) y no me gustaba el hecho de que me sintiera obligada a escribir cosas que ni al caso…a mi me gustaba escribir porque me nacía hacerlo y de temas que me llenaran el alma y el corazón.

      No puedo decir que todo fue malo, aprendí a tomar fotografías, vídeo y me ayudo en el lado audiovisual (la parte creativa), pero si soy sincera, la razón por la que entré a la carrera pocas veces apareció y llegó un punto en el que ya no sentía la emoción de escribir.

      Cumplí con todas las investigaciones, los trabajos y proyectos. De verdad traté de esforzarme, pero no me sentía tan feliz como pensaba que me sentiría.

      Mi servicio lo hice en lugar en el que aún no entiendo qué estaba haciendo ahí y me negué a hacer prácticas (lo cual me arrepiento). Cuando logré encontrar empleo, me sentí feliz, al menos ya tenía un ingreso que me ayudaba con los gastos personales/familiares y me sentía «orgullosa» que mis padres vieran que mi esfuerzo me llevó a conseguir algo. El trabajo no era la gran maravilla, pero me gustaba, era un tema del cual jamás pensé que lo iba a tratar: la gastronomía. Yo era de la idea de «como, disfruto y adiós» ?. Sin embargo no todo puede ser tan perfecto, cuando pensé que todo iba bien, la revista cierra y me quedo sin trabajo.

      Ahora estoy aquí escribiendo estas palabras sin aun conseguir un empleo y es que yo soy de la idea de que si voy a trabajar es para algo en lo que yo sea feliz y en lo que pueda dar el máximo para la empresa en la que esté laborando (¿De qué sirve que esté en una corporación en la que no pueda ayudarlos a crecer porque yo misma no tengo motivación para estar ahí?). No obstante, siento que el tiempo se me viene encima y los comentarios de mis padres me hacen pensar que tome el primer trabajo que vea, no importando que no me sienta feliz…

      Siento que he perdido mi camino porque cada vez que entro a ver las vacantes de mi carrera me termino desesperando porque veo los mismos puestos que no me llaman la atención, no me gustan o al que ya no quiero regresar (en la revista de gastronomía estuve como Community Manager y es un empleo que respeto pero que no quiero volver a tomar). Veo a algunos de mis compañeros siendo felices en su trabajo porque de plano ellos sí querían estudiar esa carrera y me siento fatal porque jamás logré sentirme 100% a gusto y segura de que esa era mi licenciatura.

      No sé si seguir por la misma línea o si buscar en nuevas áreas (y ver cuál área). Siento que necesito algo o alguien que me diga qué camino seguir porque ya no estoy segura de nada. Existen días en los que me deprimo porque pasa el tiempo y yo no he tomado una desición y tampoco he conseguido un empleo.

      Realmente necesito ayuda y no se a quién o qué recurrir. Mi desesperación me está llevando a un límite y mi miedo a fracasar también. Quisiera regresar las páginas y volver a pensar las cosas porque ahora que ha pasado el tiempo me doy cuenta que pude escribir aun sin haber estudiado eso.

      He hecho listas mentales de los temas que me interesan y los que no, para lo que soy buena y para lo que no, pero aun así no he logrado concretar nada y eso me está creando frustración, ansiedad y desesperación. No sé qué me tiene que pasar para ver qué es lo que quiero hacer de mi vida.

      De verdad espero que puedas encontrar tu camino y que seas muy feliz en el trayecto de éste. Mis mejores deseos para tí.

      Te agradezco por compartir tu historia y por leer la mía.

      1. Hola, Selene. ¿Cómo estás? El día de hoy me dio curiosidad por entrar a este blog para leer las líneas que escribí hace poco más de un año y me encontré con esta respuesta tuya. Al leerte, no pude evitar recordar cuando estuve en la misma situación en la que la desesperación nos lleva a tomar decisiones poco buenas para nosotros, pero que también nos puede impulsar a encontrar aquello que tanto queremos.

        En verdad espero que tú lo hayas encontrado, y si no es así, no dudes en compartirme de nuevo tus experiencias y así buscar juntos la manera de salir de esta mala racha.

        Mis mejores deseos.

        Un abrazo.

  15. Hola pues estoy pasando una mala situación, de hecho desde siempre nunca he sabido para que soy buena, y simplemente he tomado desiciones, en lo que elegí no me sentí bien, me exigía más de lo que yo tengo para dar, entonces siento un hueco porque mi carrera que estudie, que costó dinero, esfuerzo, tiempo de 4 años y medio lo tire a la basura. Me animo a decirlo con la pena claro, porque pues ya tengo 32 años y en verdad quisiera regresar el tiempo, no tener esta edad para haber estudiado otra cosa…, desde que estudiaba sabía que me sentía mal, solo lo termine por terminarlo. Me dedique un tiempo a ello, pero le he sufrido bastante, ya que mi carácter no me ayuda. He leído que hay varios de estas edades y es reconfortante saber que ha varios nos puede pasar esto, pues a mí se me cae la cara de vergüenza, pero tengo que saber afrontarlo, ya para ir a estudiar es difícil pues todos están bien chicos, además de que yo sí estudie universidad y sería de nuevo lo mismo, en fin mi incertidumbre es mucha. Al saber que a una le pasan estas cosas me da ánimo para mirar a los demás a la cara sin sentirme tan mal. En verdad que siento como se me cierran las puertas, sé que el tiempo es muy cruel, pero hay que salir adelante, gracias por esta página, al saberme no tan sola

    1. Me siento 100% identificado con lo que comentas, en mi actual trabajo me desempeño bien desde que entre solo lo pensaba en hacer mi trabajo por hacer, realmente me gusta hacer bien las cosas y la gente pensaba que me gustaba lo que hacia. Pero realmente nunca me gusto, solo lo hago por que pensaba que el trabajo es solo trabajo, en cada trabajo que voy se definen las actividades a realizar, pero siempre terminan sobrecargandome de otras actividades solo por el hecho de que puedo hacerlo, justificando que no tomara ni un minuto de mi existencia. Ahora miro hacia atrás y pienso que realmente debí dedicarme a otra cosa. Mi jefe directo es una buena persona y el salario es normal, pero después de tantos años trabajando en esto, me doy cuenta que no se que hacer. Actualmente nos dejaron de pagar ya que tomaron literalmente ese dinero para financiar un proyecto (igual de proveedores) ahora mi único pensamiento para justificarme de que «siempre tendré un sueldo seguro» se ha esfumado, ahora pienso que todo ese dinero pendiente de pagar lo pude invertir para generar ganancias y no solo ahí estancado entre las deudas de las empresas, ahora sin dinero,sin pasión, sin saber que otra profesión poder realizar, no deseando ser una carga para la familia, no deseando ser tachado de huevon, con un miedo a intentar poner «algo» y de que la terrible delincuencia en la ciudad termine con las pocas ganas de seguir adelante que me quedan y con una oferta de trabajo cada vez con salarios mas reducidos.Pero aun tengo esas ganas de seguir adelante para lograr tener esa paz durante el resto de mi vida

  16. Pues nada….aquí va una más que se siente igual. Yo he probado ya un sinfín de cosas y me he sacado títulos y siempre tengo más interés por cosas nuevas. Yo tenía muy claras cuáles eran mis habilidades a los 18 y ya hace un tiempo que he cambiado como un calcetín y no me interesa ya nada de aquello. Incluso haciendo hobbies o cosas para pasar el tiempo libre he descubierto afición por cosas que jamás en la vida me habían gustado. Y así estoy. Ha llegado un punto bastante insostenible porque tengo mi mente dispersa entre lo que me da de comer y lo que me gusta porque x y lo que hago porque y y lo que toca hacer porque z. Y que no hay tiempo para todo. Ni siquiera tengo claro si ahora mismo hiciera cualquier otra cosa si no me pasaría lo mismo. Si busco respuestas me salen nuevas preguntas y es un lío. Si me conformo me entristezco. En un malestar…

  17. hola, me siento muy identificada con los comentarios, tengo 27 años termine una carrera universitaria y actualmente me encuentro estudiando la maestria pero sin trajo estable, el hecho de estar estudiando dificulta la posibilidad de trabajar, busco de todos lados, postulo a todas las ofertas y nada resulta ..me llegue a cuestionar sobre la eleccion de mi carrera y sobre dejar la maestria.. porque no estoy donde y como queria estar . aun no he logrado obtenar nada de lo que yo tenia en planes y me da mucho coraje, xq tengo una carrera y con el afan de mejorar eso estudio la maestria pero nada mejora.. es terrible y agobiante estar en esta situacion . pero a pesar de mis desiluciones con mi carrera y lo dificil de la maestria, decidi continuar a fuerza mas que a voluntad.

  18. buen articulo, tengo 32 años, a los 26 me gradué de Médico Veterinario y desde que empecé mi vida laboral he aprendido muchas cosas, muchas de las cuales no pude aprender durante mi tiempo en la universidad y que solamente la experiencia las da, aun asi siento que no tengo un rumbo exacto, he probado distintos tipos de empleo en diferentes areas de mi profesion de los cuales nunca he estado satisfecho, la mayoria por los sueldos que siempre he considerado malos, algunos por los jefes que siempre estan viendo hasta el más mínimo error para hecharle a uno la culpa de que uno no sirve, y todos por el tipo de contrato en donde nunca hay prestaciones sociales; estos son los 3 factores de los que siempre me quejo, aun así siempre intenté esforzarme, aguantar porque tengo familia desde poco antes de graduarme, he comparado los sueldos con distintas profesiones, a veces siento que el esfuerzo que hago es poco, muchas veces siento que no sirvo para esta profesion (no tengo la respuesta a todo y siento que me aguanto muchas cosas que no me gustan del todo), a veces siento que no voy hacia ningun lado que mi vida no tiene un camino y que por donde voy no estoy satisfecho, que falta algo, a veces siento que mi esfuerzo es por los demás y no por mi, he pensado bastante en cambiar de profesión pues tengo gustos por muchas otras cosas que creo podría hacer con muchisimo agrado y luego pienso en la edad que tengo y me siento atado a las responsabilidades monetarias con mi familia. Lo único que puedo decir es que siempre hay que buscar la manera y no desvanecer, no hay que dejarse llevar por los pensamientos negativos, la vida es una lucha en donde no siempre se obtienen los resultados que uno espera, pero siempre he pensado que con un poco de conviccion y siendo programativos tal vez podamos acercarnos a lo que queremos. Saludos desde Colombia

  19. Hola!

    Me ha encantado el artículo, me siento muy identificada con lo que decís y la verdad es que he llegado aquí de carambola… me siento todos los días delante del ordenador durante más de media hora, visitando los típicos portales de búsqueda de empleo, en los que tienes que rellenar cientos de campos, titulación, idiomas, experiencia… una y otra vez para conseguir inscribirte en una oferta en la que ya hay otros 300 candidatos y que aunque ponga «requisito imprescindible: provincia en puesto vacante» tu piensas, voy a echarlos por si acaso…

    Soy trabajadora social, la verdad es que decidí estudiar esta carrera por vocación, conocí la profesión y lo que se hacia y me maravilló, aunque no sea muy conocida por la sociedad, o no te catapulte hacia la fama… Pero es lo que me gusta, con lo que me siento realizada. Lo mío es trabajar con las personas, ayudarles a mejorar su calidad de vida y me encanta.
    He tenido la suerte de currar durante 1 año (como becaria) pero me encantaba, y desde hace 4 meses estoy en el paro. No encuentro trabajo, y aunque todos los días me despierto diciendo «sé positiva, hoy es el día» siguen sin seleccionarme al final… y mi problema es que no sé hacia donde tirar, estoy muy desmotivada, apática, cada día pienso en hacer algo nuevo, pero no sé el qué… ya me ha invadido hasta el pensamiento de «no tenía que haber elegido esta carrera». Y me da mucho coraje! porque una elige, elige lo que quiere ser de mayor, dedicas tiempo, esfuerzo, ganas y al final te ves con una carrera, un máster, tropecientos cursos y mucho que dar de ti poniendo cafés y tirando cañas, que aunque no se te caigan los anillos, no quieres eso para tu vida… porque yo pongo cada día la mejor de mis sonrisas, y no es algo que se me de mal pero no es lo que quiero, tiene que ser algo pasajero.

    Así que aquí estoy sin saber qué hacer, o que rumbo seguir… Tengo 25 años y aunque sea joven ya creía que a estas alturas habría conseguido algo de esa lista que todos hacemos cuando somos algo más pequeños. Gracias por tus palabras en el blog, me sirven de aliento y a entender que no soy la única que pasa por este proceso.

    Os mando un poco del ánimo que me queda a todas y a todos!

    1. Hola Laura, he leído tu comentario y me he sentido un poco identificado. Resulta que estudié Ingeniería de Caminos, fue una carrera muy dura que supuso muchos sacrificios tanto para mi como para mi familia.

      Cuando acabé estuve año y medio en paro buscando sin cesar, me fuí a Inglaterra a seguir buscando y mejorar mi inglés y cuando volví, de casualidad, encontré un empleo «de lo mío». LLevo 2 meses trabajando y me he dado cuenta de que esto no es lo mio, no me llama ese mundo, es un trabajo estresante y lo peor de todo es que trabajo casi 12 horas diarias, veo a mis compañeros y los veo quemados, deseando cambiar una situación que, por supuesto, no pueden cambiar ya que tienen una familia a la que mantener.

      Tengo la sensación que comentas de «no tenía que haber elegido esta carrera» y quizá tenga razón, pero lo que más me frustra es que ahora que tengo lo que en teoría quería, no lo aguanto.

      Me lo quiero dejar pero me costó tanto encontrar empleo y las espectativas son tan malas que no sé que hacer, tengo 26 años y lo veo todo cada vez más negro.

      Bueno, nada solo quería comentar mi experiencia. Un saludo

      1. Buenas, mi nombre es carolina, tengo 21 años, he leido tu comentario y la verdad es que estoy estudiando Odontologia pero habia pensado cambiarme a ingenieria civil este año aunque aun no lo tengo claro. Pregunto a todo el mundo por salidas laborales pero como la mayoria son estudiantes no me dicen nada, ¿ podría hablar contigo ya que veo que conoces bien el tema? Un saludo y no sabes lo que me ayudaria tu consejo. Un saludo

    2. Hola Laura,
      Te escribo a ti pero en realidad la cosa va por todas esas personas que se sienten perdidas en relación a su vida laboral, expectativas de vida, etc. Escribí hace mas de un año sobre ello en un blog que empecé, quizá te consuela un poco el hecho que en ese caso planteaba el tema relacionándolo con la crisis de los 30. Tu por suerte tienes aun 5 años para redirigir y no terminar con las mismas preguntas existenciales que tuve yo hace un año, las cuales muy a mi pesar vuelvo a plantearme ya con 32 años… y la vida sigue…no se detiene a esperar que encontremos el camino perfecto o al menos uno que nos haga volver a casa pensando: Hoy he hecho algo productivo, he aportado algo, soy alguien, etc.
      Te mando el link de lo que escribí: https://solosequealgose.wordpress.com/2016/12/02/crisis-existencial-o-crisis-de-los-30/

      Mucha suerte en tu búsqueda! No estamos solos (suena dramático pero es así)

  20. Muy buen articulo. Recomendable.

    Es increible como tanta gente se siente reflejada en este articulo y es normal, quien no se ha hecho esta pregunta alguna vez o muchas veces 🙂

    La respuesta esta ahi dentro tuyo. Les voy a recomendar un libro que lei por ahi que alguien mas recomendaba. Se llama Regresando al Camino Encontraras el Destino. Vale la pena leer lo.

    Saludos a todos y espero que encuentren eso que esta dentro de ustedes.

  21. Hola! Buen artículo! Llegué al blog buscando «no sé que hacer con mi vida» y me aparecían sólo artículos acerca de usar técnicas «positivas» y blabla.. Esto era lo que buscaba, leer algo que se relacionara con lo profesional, y es que aquí está mi problema… Este último año he estado MUY baja de ánimo, a pesar de tener buen círculo de amigos o familiar, me he sentido atrapada en un buclé del cual no sé cómo salir… Tengo 25 años y salí de la carrera de Trabajo Social, todo bien al comienzo pero hoy me encuentro cesante hace más de un año por esto mismo, el no poder encontrar un trabajo se juntó con el gustó que comencé (en realidad siempre lo he tenido) desarrollar por el dibujo. Siempre me ha gustado, estuve yendo a un curso de Ilustración el año pasado y me encantó… Pero ahora que estoy aquí, me siento tan estancada, si bien en su momento sentía y pensaba que tenía vocación para el Trabajo Social, hoy no lo siento tan así ni tampoco siento pasión por ello (creo que si así fuese ya estaría trabajando)… Y cuando me hago las típicas preguntas sobre qué me gustaría hacer, qué es lo que me hace «fluir»?.. Viene a mi mente el dibujo o algo relacionado, sea Diseño gráfico o algo así… Entonces, en mi mente sale esa vocecilla que dice «deja de buscar trabajo y estudia eso!!» Pero luego yo misma me respondo, cómo lo hago? Cómo saco el dinero, si lo peor es que para estudiar mi carrera tuve que endeudarme en un crédito (soy de Chile)… realmente no sé qué hacer, me siento cada vez más desanimada y también sola.. Por ello recurro a lugares como este, porque al leer comentarios noto que somos muchos(as) los que pasamos por esto!..

    1. Me pasa lo mismo:( pero me da miedo estudiar otra carrera,me encantaría fotografia…

    2. hola! también soy de chile, a diferencia tuya aun no termino una carrera, tengo 27 años y solo he tomado malas desiciones en mi vida…hoy me encuentro estudian ingeniería comercial… y siento que soy un harina de otro costal o simplemente mis aptitudes no me dan para esto… es terrible no encontrar el norte cuando ya todos tus pares parecen tener la vida resuelta… dan ganas de arrancar y salir de este país e ir a un lugar donde nadie te conozca, sientes presión por todos lados..y por mas que buscas y te preguntes que quieres en el fututo nisiquiera lo sabes, ya que tienen un mundo sobre ti… espero que todos los que usamos nuestro tiempo para escribir aquí encuentren su «grial» en algún momento y podamos decir que estamos en casa…

      1. Hola estaba leyendo tu respuesta y me sentí muy identificado con tu respuesta, soy Ingeniero Comercial titulado desde el 2016 y trabaje un tiempo en una inversora, y he realizado algunas prácticas, de algún modo he ejercido la profesión, a pesar de que tengo el conocimiento y las habilidades nunca he tenido la motivación necesaria y no hay día que no me arrepiente de haber sacado este titulo, ya que a pesar de la edad, en mi caso tengo 26, estoy decidido a estudiar algo nuevo y que me guste de verdad, lamentablemente el titulo te frustra la obtención de becas y créditos en las universidades tradicionales, pero siempre existen opciones, en mi caso estoy decidido a obtener un puntaje alto que me permita postular a becas en universidades privadas, que es la mejor opción para mi, así que como consejo piensa bien lo que quieres, y no te preocupes de como llevan la vida los demás, preocúpate solo de la tuya, ya que trabajar toda la vida en algo que no te va a gustar es mas triste que comenzar de nuevo

    3. Uf, también de Chile, me pregunto cuál será el problema, es que siempre todo te corta en el país, todo dinero, todo crédito, no puedes vivir!, porque justamente para vivir tienes que probar, intentar equivocarte para sentir donde está lo tuyo lo que te llena, pero ¿cómo?… en mi caso tengo 34 años, y a los 18 ingrese a bioquimica 6 años dura la carrera, alcance a estudiar 1 semestre y tenia capacidad,pero el ambiente asqueroso, luego quimica en otra estatal, otros 6 años, mi duración: 1 año, el problema, movilizaciones, falta de material, y un largo etc,, y bueno… ahora en ing administracion de empresas marketing, apunto de salir este año, pero… no se que voy hacer en un ambiente que te exigen mas de 12 horas para sacarle el dinero a la gente a costo de todo, lleno de estrategias, costos y utilidades, supuestamente hablando de sustentabilidad, Responsabilidad social, sin fines de lucro, ecologia, y bla bla. se me ocurrió dar una vuelta por algunas empresas, y… nada… quieren plata fácil engañando con un mundo mejor.. realmente decepcionada y no tengo 20 años,me siento encerrada y no quiero hablar una sola palabra con mi pobre familia que harto me han aguantado, porque soy una sanguijuela de mis viejos, que van para los 70 años,,, y yo ahí sin motivacion ,ni proyecto de nada! Un asco, sinceramente si hubiese podido analizar y ver el «futuro» de como sería, no habría estudiado jamás nada… solo me habria cpacitado para algo laboral y habria tenido mas tiempo libre en una actividad mas sencilla y lo que digan los demas me vale… no habria tenido deuda de CAE (credito) y podria respirar.

  22. ¡Hola!

    Felicidades por el escrito. De verdad me pareció interesante y genial.

    Leí algunos comentarios y me percaté de que hay varias personas que pasan los 30 años y aún se sienten insatifechos con su empleo y en sí, de su vida.

    Apenas tengo 17 años y estoy a punto de salir del colegio con carrera profesional en informática. No destaco en clases y cuando me preguntan los profesores algo que ya debería saber, no miento, me quedo muda; simplemente no sé qué responder. No me gusta la carrera en la que estoy, no soy buena en ello. Me siento chiquita entre mis compañeros que saben más o al menos lo entienden más que yo.

    Me inclino más por el arte (parte de esta); intentar dibujar rostros y animales ( en simples hojas de máquina), combinar colores (usando colores, plumas y los dedos), entre otros. Sobre mis «dibujos», los suelo regalar (en todo el sentido de la palabra -regalar-); odiaría venderlos porque los hago con tanta emoción y esfuerzo, que los regalo solo a las personas que aprecio.

    Me siento sin rumbo, que seré un fracaso, haciendo lo que los demás me digan, sin voz. Tal vez sea normal por la edad en la que estoy pero es frustrante.

    Planeo tomarme 1 año (despues de ‘graduarme’) para pensar mejor sobre la carrera que estudiaré (en universidad) ; ovbiamente trabajaré en ese año, en qué, no sé, aún.

    Tengo la idea de estudiar la carrera de diseño arquitectónico pero le temo a las matematicas/algebra, siempre he batallado para eso. Pero sí me atraen las casas bonitas, por así decirlo, el cómo quedan al ser contruidas por completo.

    Escribo esto porque pienso que alguien me podría ayudar u orientar, de verdad lo agradecería.

  23. Hola! Me sienti bien leyendo tu post, yo a los 18años queria estudiar Comunicacion audiovisual, me prepare casi 1año, postule y no ingrese, senti q desperdicie su dinero, me presionaron para estudiar otra cosa porq el tiempo se pasaba y termine estudiandp una segunda opcion Contabilidad, ahora teng 22 años estoy terminando la carrera, trabaje de muchas cosas pero no consigo practicar en Contabilidad porq no me apasiona, nunca deje mi gusto por la fotografia, produccion d video, audio, me veo en el futuro trabajando en produccion audiovisual y no iria por obligacion, iria con gusto a trabajar, en cambio en contabilidad no me sucede eso, me veo trabajando por oblogacion, por dinero pero no ppr sentorme bien. Gracias !

  24. Me he sentido a gusto leyendo este post! Tenía un día con los cables cruzados y he visto que hay bastante gente con las mismas dudas. Tengo 32 años, estudié una carrera que ni me apasiona ni hay trabajo de ello después de la carrera durante 5 años he trabajado en puestos basura y es ahora cuando estoy teniendo una crisis ( aunque creo que mi cuerpo me estaba avisando antes). En realidad nunca me había replanteado qué quería hacer ( eso sí, algo artístico) y lo importante que era de cara al futuro para sentirse bien a nivel emocional. He estudiado por estudiar y solo me importaba estar con mis amigos , salir y buscar novio ( cosa que también veo difícil de conseguir , jajaja). Así que ahora, siento un vacío extraño y he deducido que tengo que averiguar quien soy buscando mi verdadera vocación. Es una especie de pérdida de identidad….¿alguien lo siente así? Un saludo

    1. Hola Sara,
      Pienso que tenemos una edad mdada a crisis existenciales en los tiempos que corren.. Sobre todo porque hasta hace pocos años, a nuestra edad, el camino estaba bastante claro: tener un trabajo estable, comprar una vivienda y crear una familia con hijos. Ahora esta opción, que es nuestra referencia mayoritaria, es sólo uno de los caminos que podemos tomar en la vida, no tenemos tanta información sobre el resto y sí mucha incertidumbre. Ahora, para bien y para mal, «todo es posible»: trabajar por tu cuenta, irte fuera, cambiar de trabajo con más frecuencia.. Suerte que tenemos a ML para arrojar luz sobre el abanico abrumador de posibilidades que tenemos -y cuáles nos convienen-!!
      Saludos!

    2. Sara, me siento exactamente igual que tú, tengo 31 años, acabé mi carrera hace 2 años y sigo en mi trabajo QUE ODIO (q compaginé con la carrera) y que no va para nada con mis intereses…Siempre me gustó el baile, trabajar de azafata de imagen y cosas similares, pero ya me veo mayor para dedicarme a ello…he pensado mil veces en irme a Londres, Ibiza o similares pero me echa para atrás irme de mi trabajo «con las manos vacías» después de tantos años (7 años) trabajando en la misma empresa y que al menos tengo «buen horario» que me permite ir a clases de baile…pero en España DUDO que me salieran trabajos de «bailarina» como trabajo «estable»…llevo dos años pensando un día que dejo mi trabajo y al otro día que no lo dejo…que prefiero que me echen para recibir indemnización al menos…en fin…llevo dos años frustrada porque no sé qué hacer…

    3. a mi paso lo mismo alos 17 años cuando estaba eligiendoo carrera me fui por lo obvio en aquel entonces ¿ que deja dinero? , mi pobre mente entendia que el éxito era tener qu hacer algo bien retribuido , estudie la carrera de ingeniería civil estudie porsolo estudiar al terminar rapidamente encontre trabajo bien remunerado , viaje por diferentes partes de méxico ,practicaba mi carrera , vivia comodo sin embargo el ambiente , el trabajo por si mismo no me hacia sentirme a gusto , no me apasionaba algo me faltaba . conel tiempo el trabajo se me hacia algoasi como una tortura mas que disfrutrlo se me hacia una carga , senti ese vacio extraño del que hablas y posteriormente despues de mucho pensarlo termine por dejar mi trabajo y seguir en busqueda dde mi verdadera vocación algo que me haga sentir bien , algo que por el simple hecho de hacerlo me haga feliz. tengo 26 años y ahora tengo planeado hacer nuevas cosas algo que realmente me haga sentirme vivo

    4. Hola Sara,
      Estoy en el mismo caso que tú, tengo 33 años y me apasiona mi trabajo pero está siendo imposible aquí, he estado trabajando en cosas que nada tienen que ver con mi profesión, eso sí, dejé de intentar obligarme a ser comercial o teleoperadora, no sirvo para ello, ahora lo sé.
      No creo que sea perdida de identidad ,lo veo como todo lo contrario, pero es duro, lo sé bien porque lo vivo ahora. Creo que una vez consigamos salir de esto seremos más fuertes y más nosotras mismas. Entiendo plenamente de qué hablas, mi mejor amiga me dice que es una llamada del alma, creo que tiene razón. Si te apetece que charlemos un día, dime.
      Mucha fuerza compañera.

  25. Hola, María Luisa:

    Felicidades por tu fortaleza, tu ánimo y tu ánimo por compartir y orientar.

    Yo estoy en un caso similar al de muchos. Me licencié en Traducción e Interpretación y llevo dos años dando tumbos sin saber hacia dónde estoy yendo y la verdad es que es un dolor enorme. Me dediqué a la enseñanza de español para extranjeros porque ya tenía experiencia y cursos en ese campo y veía que la gente estaba muy contenta con mi trabajo, por lo que decidí dejar a un lado todas mis otras aspiraciones (relaciones internacionales, traducción de videojuegos…) para hacer un máster especializado en la enseñanza de español e intentar convertirme en un buen comunicador y profesor, pero nada…. justo al estar apunto de empezar, me dio un ataque de pánico increíble (encerrado en la idea de que acabaría en centros privados mal pagados como ya estoy hoy día) y tuve que cancelar la matrícula. Ahora estoy increíblemente dolido porque, aunque hay otras áreas que me atraen, sé que soy bueno en eso y que me gusta. Esto me lleva a un llanto diario al ver que ando descontrolado, que voy con años de retraso respecto a otros y que mi carrera profesional no está siendo potente, para lo que me esforcé mucho durante los estudios.

    Mi

  26. Tengo 23 años egrese de la carrera hace mas de 4 meses , he ido a cientos de entrevistas pero no consigo ser contratado, estoy frustrado y no se que hacer.
    Siento que desperdicio mi tiempo. Ya no se que hacer.

    1. Hola Said, yo estoy en la misma situacion q tu, en ultimo ciclo d Contabilidad y no consigo practicar en ningun lado, es frustrante y piensas q estudiaste la carrera por las puras, quiza sea porque no hay pasion por la carrera, no sabia lo que gustaba y a mitad de carrera me di cuenta q me apasiona la produccion audiovisual, pero ya estudie Contabilidad y no se que hacer

  27. Hola!

    Me encuentro en una situacion asi. La verdad a veces siento que me vuelvo loca. Tengo 28 anios y todavia no se que quiero hacer de mi vida profesional/laboral. Estudie psicologia, y un poco de negocios en EE.UU. Para poder ejercer la profecion de psicologia tengo que estudiar la maestria y luego el doctorado. No estoy motivada a seguir con eso. No se realmente cual es mi pasion y eso me aterra. Ojala me calmara el saber que hay un monton de gente que esta en mi misma situacion pero no es asi. Quisiera poder ser mas util, ayudar a la gente, sentirme plena en lo que haga.

    Pero bueno, muchisimas gracias por este articulo que me ha ayudado un poco mas. No me dare por vencida y seguire en la busqueda de mi funcion en esta vida.

    Un saludo a todos!

    Ana.

    1. Hola Ana, mi nombre es Angela y me encuentro en una posición muy similar a l tuya. Estudie psicología en Estados Unidos, pero no es algo con lo que me identifique realmente. Siento que no me interesa en realidad hacer una Maestria ni Doctorado, y para colmo me siento muy confundida y decepcionada de mi misma porque pienso que desperdicie 4 años en la universidad para nada. No se que hacer, no se que quiero en realidad y no siento que sea buena en algo en especial. suerte!

    2. Tengo 23 años, he terminado la carrera de psicología y estoy en la misma situación que tu. Pensé en hacer oposiciones para trabajar de orientadora, pero meterse en oposiciones en una berenjenal enorme que no pienso que merezca tanto la pena. También pensé en hacer un máster de terapia familiar, pero lo mismo, para ejercer la profesión se necesita el general sanitario y no sé, no se realmente si es lo que me llena.
      Me gusta ayudar a la gente, me gusta mucho organizar cosas para que los demás disfruten. Pero no se que hacer ni me siento motivada para nada. Espero que saber que hay mas gente en tu misma situación te consuele un poco.

      Un saludo

      Sandra

  28. Es dififil la situación, yo tengo 48 años , 24 años trabajando, tengo 3 carreras universitarias y me pregunto a mi mismo que es lo que me gusta por que he estado en diferentes puestos y en ninguno he encontrado esa paz, solo quiero dejar de ser tan inestable y de verdad encontrar la paz interior descubriendo que es lo realmente quiero hacer.

    1. Te entiendo, llevo 6 años estudiando después de estar trabajando en atención al cliente más de 10 años. Deseaba mejor mi calidad de vida y trabajo pero la realidad es otra, no me gusta nada trabajar en lo que he estudiado, me estresa mucho, antes no valoraba lo que tenía y me creía que era el trabajo en sí, era la empresa en la que estaba ya que atender a la gente me encanta.

      En fin, a seguir buscando mi camino otra vez y poder decir que cada día me levanto con ganas de trabajar, cosa que hacía siempre.

      Saludos a todos!

    2. Te entiendo y de alguna manera no me siento tan sola luego de ver los comentarios. He estudiado una licenciatura, tres idiomas, tengo experiencia en el rubro de comercio exterior en varias empresas y actualmente estoy estancada en un puesto mediocre sin posibilidades de crecimiento con un sueldo aún más mediocre, pese a ser una reconocida empresa multinacional. Estoy muy desmotivada, siento que todos los días cargo una mochila de 800 kilos antes de ir al trabajo pero tampoco encuentro «ese trabajo» que me cambie la vida. Es difícil, tal vez estoy equivocada de rubro, y deba cambiar la dirección.

      Saludos desde Córdoba, Argentina

      1. Hola Ana,

        Curioso que la mochila de 10 kilos se transforma en una de 800, pero te entiendo perfecto, sé lo que es tener idiomas, ganas, las posibilidades de hacer tanto, pero con tanta indefinición no logra uno llegar a ningún lado.

        Supongo que el punto es arreglar lo que sentimos con nosotros mismos, te aseguro que si cambias de empleo esa sensación migrará contigo.

        En mi caso cambié de empleo una vez más y los fantasmas siguen aqui, pero ahora no me dejan moverme, de plano no logro hacer lo que me piden, no me logro mover…

        Saludos
        Mich

    3. Hola Jesús,

      Impresionante 3 carreras, wow. la verdad es que a mis 37 que btw cumplí ayer siento algo muy similar a lo que describen, no soy capaz de estar tranquila en un empleo, este año cambié dos veces de puesto y la verdad aunque son empresas muy buenas no logro hallar el sentido o la satisfacción de estar haciendo algo bueno por el mundo.

      He cambiado no sé cuantas veces de empleo, creo que ya van diez y de plano no creo que el problema sea la empresa, sino que yo no logro definir qué exactamente es lo que me gustaría hacer.

      Siento la misma sensación que cuando aquel día a los 17 años la monja me dijo que marcara una opción en la hoja de inscripción a la universidad o me quedaría sin estudios. De ahí me he metido a cursos, diplomados y hasta una maestría en cosas que no logro adoptar como una verdadera vocación.

      Siento que al final se trata de disfrutar la vida… pero me encantaría aportar a que el mundo esté mejor con lo que yo haga.

      Que de algún modo logres alcanzar esa paz de haber encontrado tu vocación de vida Jesús.

      Saludos

      Mich

  29. Hola, no sé si me contestarás, pero leo este artículo y doy gracias porque parece que alguien me entiende y eres tú y los demás lectores. Tengo 35 y después de 5 años cambiando de estudios por fin me saco un título: de secretaria. Y todo eso porque a los 20 pensé en ser cantante, pero mi madre me dijo que no era buena, y llevo desde entonces soñando que quizás pueda pasar. Y al leer tu artículo he empezado a dudar si es algo que realmente quiero, ¿ cómo sé si es un sueño ingenuo o que podría dedicarme verdaderamente a ello? Con todo esto de la crisis no paro de pensar, hace 4 años que no trabajo de lo que me gusta y últimamente me he dedicado a ser profesora, que también me gusta. Y aun así, todavía tengo dudas. Porque en la Administración parece que ya no valgo nada, pero no tengo títulos para ser profesora, sólo de idiomas. Me encantaría que me pudieras ayudar, no me decido. Porque lo de la música sigue ahí, me encanta escribir canciones y cantar! Un saludo y gracias.

    1. Canta. No te diré que abandones todo lo que has construido. Si no has tomado clases de canto búscalas, para que te orienten. Tú sabes que en la soledad la satisfacción más grande de tu día fue haber sacado una melodía. No te trates mal por tu edad o por qué sientas que ya es tarde. Si no diste el salto cuando eras joven por los comentario de tu mamá no te sientas culpable. Ahora sólo canta y perfecciónate.

    2. Ya se estrenó la película SING, ven y canta! Por fa ve a verla te servirá mucho!

  30. y si no sabes qué te gusta ni qué se te da bien? estoy muy agobiada con el tema….

    1. Solo piensa que te gusta, que te hace sentir bien, que te saca una sonrisa de la cara, que te hace sentir bien cntigo mismo, para poder encontrar esas respuestas es necesario conocernos mas.

  31. Y si el problema es elegir entre varias cosas, o sea, no saber qué es lo que quiero?

  32. Hola a todos,

    Pregunta complicada, he visto varias por ahi y en una recomendaron un libro que esta en amazon que se llama regresando al camino encontraras el destino.

    La verdad que esta muy bien y agradezco a la persona que lo recomendo ya que me fue muy util.

    Gracias a todos y les deseo lo mejor.

  33. Son las 02:00 am y me estoy leyendo este post… y re escribiendo los puntos que más me tocaron, me ha resultado muy interesante! digamos que son puntos claves para pensar en un programa de acción e ir a la cama con esa paz, despertarse con ganas de seguir por más!. En este proceso hay trabajo para hacer, iniciando por identificar «aquello» el Santo Grial como dices, hacer tal vez una lista de estas habilidades y aptitudes que uno identifica que tiene, evidenciar aquellos intereses. Me propongo leer el libro que propusiste de Ken Robinson, … cuánto por hacer! cuánto tiempo para dedicar! pero si salteo esto pienso que me quedo en el mismo lugar… y como bien dice el dicho «quien no avanza, retrocede!» … El punto que me costaría más sería el de «ponerse en contacto con gente interesante» … me viene la idea de acercarme en primer lugar a conversar con amigos que conozco que me puedan hablar de su experiencia en el ámbito que me interesa, porque con personas totalmente desconocidas soy un poco tímida. Si tienes alguna sugerencia te agradecería. En tanto espero poder darte novedades de los resultados de lo que puedo iniciar ya. Gracias!

  34. «Simplemente»…gracias por este blog…qué ganas de seguir aquí leyendo y leyendo…

  35. Hola Maria Luisa,
    Me ha encantado tu texto. De verdad que es muy bueno.
    Me gustaria, si pudiese ser, que me ayudases a tomar una decision. Estoy estudiando primer curso de medicina, y la verdad es que estoy contento. Hay algunas asignaturas que no me gustan mucho, pero en general me agrada. Sin embargo, siempre me han gustado mucho las matematicas y fisica, y me queda la espinita de no haber hecho algo relacionado con estos temas. Cuando alguien me plantea un problema, me encanta resolverlo. Sin embargo, no me veo trabajando de algo asi. Me pareceria mucho mas util dedicarme a la investigacion, a encontrar una cura para el cancer…
    Que deberia hacer?
    Muchas gracias
    Victor

    1. Hola a todos,

      Pienso que mal de muchos consuelo de tontos jajaja, pero me considero una de estas personas.
      Hace poco lei un libro que me ha ayudado mucho y tal vez les pueda serivir a ustedes, se llama, regresando al camino encontraras tu destino y esta en amazon kindle.

      Espero les ayude, un saludo afectuoso para todos,

      Ana

  36. Buenos dias a todos.
    La verdad es que es bastante revelador entrar en un blog como este y ver que hay mas personas que se sienten como tu. Estaba convencido de que no es posible que un consultor SAP o un contable este enamorado de su trabajo ( que los habra), pero desde luego la gran mayoria solo son automatas de levantarse, meter facturas, volver a casa ver salvame y hasta mañana.
    Ya me he desahogado. Soy un chico de 33 años, y desde los 25 he tenido claro que no me gusta a lo que me dedico, llevo 10 trabajando en RRHH y hace dos que empece con la mayor comedura de cabeza de toda mi vida. Me di cuenta de que odio mi trabajo y desde entonces llevo intentando saber cual es mi vocacion, eso que me apasione cada dia. Siempre he sido muy bueno en todo tipo de deportes, me encantan, y tambien soy bueno hablando y relacionandome con la gente. Creo que he encontrado que mi vocacion deberia haber sido estudiar INEF (educacion fisica) para ser profesor en colegios o algo relacionado con el deporte, pero por mi edad, y profesion actual es realmente dificil poder hacerlo. Solo se estudia en universidades publicas y en las privadas cuesta un ojo de la cara. estoy planteandome empezar el año que viene, pero economicamente me seria muy muy muy dificil con hipoteca, coche y aemas carrera.
    En esas me encuentro.

    Mucho animo a todos.

    Muchas gracias.

    1. Hola Fere, no sé si leerás esto porque ya hace algún tiempo que escribiste, a mi me paso algo parecido a ti, me gustan los deportes, un día me acerque al Inem y había un curso de monitor deportivo y me apunté, total- me dije- así aprovecho el tiempo, no me gasto pelas y con suerte me puede valer para entrar en Decathlon o Sprinter, llevó dos años en el paro, mis expectativas han bajado mucho…XD, (no me ha valido para nada por lo visto debes tener un máster en colocación de ropa…es broma…jejej
      El curso un montón de chorradas, cualquiera que lea un par de revistas de Sport Life sabe más, el nivel de la clase un asquete , tres ninis y gente q no sabía ni coger apuntes, se quejaban por todo, por escribir, por correr…etc. Con decirte que yo estudiaba inglés…en fin que me di cuenta de que ese no era mi camino, tengo cero coordinación, en la parte de coreografía no daba una… Quizás antes de lanzarte a hacer INEF deberías valorar hacer un curso de estos, como toma de contacto…puedes conocer gente también.
      En fin al grano y a lo que iba, para que no pierdas tiempo, mírate TAFAD, es una fp gratis, son solo dos años, también te recomiendo que mires cursos de monitor deportivo para que te hagas una idea de que va a consistir el trabajo, si es una entidad seria mejor, a mi han hablado muy bien de Orthos…también puedes mirar en las federaciones o trabajar de voluntario los fines de semana dando clases de deportes…¿has valorado la posibilidad de hacerte entrenador personal?, ahora hay muchas opciones para estudiar a distancia…puedes hacer también un máster en gestión deportiva o enseñar a niños a nadar…en fin que hay muchas opciones, pero solo tú puedes elegir.
      Ya sé que la edad es un handicap, yo tengo 36, pero tío trabajas en RRHH pq no luchas desde tu empresa para cambiar tantas cosas injustas…como la discriminación por edad que tu comentas…¿no te parece eso interesante? ¿pq no propones unas actividades deportivas como medio para crear mejores relaciones en tu empresa o mejorar su imagen? Mira central leche asturiana como patrocina carreras como la de la Mujer, acerca el deporte a tu empresa.
      Sabes, puedes hacer muchas cosas porque estás currando, pero cuanto llevas tanto tiempo en el paro como yo cada vez tienes menos margen de maniobra, así que espabila y deja de pensar tanto, empieza poco a poco, pero empieza…jeje

  37. Hola María Luisa,

    Gracias por tu post, es gracioso como he llegado a tu blog. Tecleo en Google «que hacer con mi vida» y en resultados aparece «no se que hacer con mi vida profesional». Desde aquí, y puesto que me fui de mi trabajo por estar harto, llego a la conclusión que quiero ver tu blog porque la búsqueda de un trabajo «con sentido» para mi se ha convertido en algo muy importante. Desde que me fui he hecho un postgrado en Community Management y algunos cursos, estoy fuera de mi zona de confort y para serte sincero muchos días me levanto pensando «que puñetas estoy haciendo con mi vida». Sigo buscando, interesándome por cosas nuevas pero todavía no logro definir el camino a seguir. Es como esos chicles que comía de pequeño donde dentro del envoltorio siempre ponía: «sigue buscando»!!
    Pues eso, a seguir. Gracias de nuevo por tu post, no dejes de escribir!

  38. No sabia como definir mi vida en estos momentos hasta que leí este articulo. Tengo 22 años, vivo con mis padres, estoy en la meta final de mi carrera y realmente no sé que hacer con mi vida. La desmotivación de estudiar tantas horas y no ver un camino profesional claro, debido a la situación actual del país, me ha echo pensar si estoy tomando bien mis decisiones.
    Un Articulo fantastico!!!

    1. María Luisa Moreno Cobián dice:

      Pues tienes mucho ganado: estás buscando. No te preocupes por las decisiones -las que ya has tomado, tomadas están, las que faltan las tomarás mucho más meditadas!-: empieza por conocerte. Mírate, analízate: ¿qué haces mejor que los demás? ¿en qué momentos te has sentido que estabas dando lo mejor de ti y por qué?
      Ánimo. El camino debe ser una aventura de descubrimiento. Sin miedo! Si vas con tu mejor amiga: tú 🙂

      1. Buenas!! Pues veo que no soy la unica en esta situacion, algo que por un lado me alivia algo…
        En mi caso, estudie un grado superior de turismo porque no quise hacer la prueba de acceso a la universidad(algo de lo que me arrepiento) y al terminar practicamente ya sabiamos que no ibamos a encontrar trabajo porque piden muchisima experiencia, idiomas y suelen contratar a gente de practicas porque les sale mas barato, y claro mis padres me dijeron que me metiera en la empresa familiar, cosa que odio y que a dia de hoy si tengo claro lo que no quiero hacer es eso.
        Aqui es donde esta el problema, porque les propuse estudiar una carrera que me gustase como por ejemplo psicologia o derecho y me dijeron que no me iban a ayudar economicamente y tal y como estab las cosas pues ahora mismo no puedo pagarmela yo.
        En definitiva lo que no quiero es arrepentirme, verme en un trabajo que no me gusta ni me llena, verme encerrada en el pueblo y no tener la oportunidad de ir a la universidad y que el trabajo sea un castigo o que me pase como a otra gente que se da cuenta tras varios años cuando ya tienen responsabilidades.
        Espero que se solucione pronto!

  39. Me iba a hacer un zumo pero me he dicho, «mejor me leo el último post de María Luisa»… y ni zumo ni café ha hecho falta!!! jajaja

    Totalmente de acuerdo!! Un poquito de autoconocimiento, de llevar un boli y un bloc e ir tomando notas de esto me gusta, esto no.. en esto soy bueno, en aquello me han felicitado hoy.. y con todo esto ir dibujando-se poco a poco. A mí me funciona!! Bueno, contar con un buen coach (no de esos que se han formado en la escuela de la esquina..) también puede ayudar. ;o)))

    Enhorabuena por esa energía dosmilcatorceañera!!

    Te veo pronto por tierras Sevillanas

      1. Yo también lo quisiera Ana. Esta incertidumbre no es muy agradable. Seguiremos peleando y buscando donde desarrollar nuestro talento. Estoy seguro de que tenemos una misión.

        Me encantaría encontrar de una vez el camino y sentir que estoy aportando lo mejor de mi, que todo fluye. Pensar que estoy dando pasos en falso me mata.

        Suerte a todos!

  40. Bueno, creo que voy a repetir lo que otros han escrito arriba y me voy a repetir respecto a lo que te he escrito otras veces… Tienes la maravillosa capacidad de escribir lo que quieres decir de una forma que simplemente a todos nos llega, Dios te bendiga por eso, no lo sé explicar de otra forma (y si no crees en Dios da igual 🙂 )
    Hoy precisamente llevo dos días de bajón, me siento dando tumbos y tengo la sensación de que, como has dicho por ahí, no estoy siendo efectiva en mi búsqueda, y me siento bloqueada y con la sospecha de que en realidad es más fácil, solo que tengo la vista borrosa con el agobio. Leer el post hace un momento ha sido decir «es tal cual lo que dice aquí!».
    Te deseo un feliz 2014, para ti y para mí. Saludos!

    1. María Luisa Moreno Cobián dice:

      Laura, he releído tus palabras unas cuantas veces porque me has emocionado. Sí, creo en Dios y me llega al corazón lo que me dices. Recibir estos comentarios es, para mí, ver un gran deseo cumplido.
      Gracias desde el fondo de mi corazón por tus generosas palabras!!!!!!
      Un abrazo enorme,
      ML

  41. Me ha encantado el artículo María Luisa. Es realmente difícil, ya no conseguir ese «Santo Grial», sino reconocerlo y saber dónde está, yo me veo con 33 años y dando palos de ciego. Siento que toda la experiencia laboral que he tenido hasta ahora no me ha valido para nada, al menos en lo que se refiere a crecimiento personal, y ahora que han pasado algunos años desde que decidí cambiar de rumbo me surgen dudas de nuevo. Resumiendo: estoy más perdido que un pulpo en un garaje. Espero que de toda esta crisis de año nuevo salga algo bueno 🙂

    ¡Gracias y feliz año!

    1. María Luisa Moreno Cobián dice:

      Miquel, aunque no sirva de nada «práctico», te aseguro que no estás solo! hay mucha gente en esa situación. Muchos casos de personas igual de perdidas pero que han podido «tapar» esa situación al tener un trabajo estable, y que ha sido al quedarse sin trabajo cuando se han tenido que enfrentar con ello. Mi primera recomendación es que no esperes que nada fuera de ti te lo vaya a solucionar. Es un trabajo que tienes que hacer contigo mismo, y seguro seguro seguro que tu experiencia laboral sí te ha servido, porque cuando trabajamos tenemos que poner a funcionar muchas competencias, y lo que tienes que identificar es cuáles son tus competencias estrella y encaminarlas hacia tu nuevo objetivo.
      Suerte y muchas gracias por pasarte a comentar!!!

    2. Miquel me siento igual que tu y con 38! La ultima frase me encanta algo bueno saldrá de esta crisis …

    3. jajaj como me hiciste reir con «mas perdido que pulpo en un garage»..
      Es jodido estar en la incertidumbre..ya voy 700 dias de depresion y contando..

  42. Me ha encantado el post, tanto por el contenido como por la manera en la que está escrito.
    Estaba leyendo otro post y me he encontrado con éste y, quizá por mi situación personal y profesional, me ha parecido revelador (y que me venía al pelo, oiga).
    Creo que todo lo que comentas, está muy bien, aunque cada uno de nosotros debe realizar su propio camino de autoconocimiento, porque no a todos se nos revela nuestra vocación (o vocaciones) a temprana edad, por no hablar de las neuronas patinadoras de la adolescencia y la falta de conocimiento de la carrera que eliges (creo que ahora los jóvenes tienen mucha más información cuando llegan a la universidad, que la que tuvimos nosotros). Por desgracia, y estoy de acuerdo con algunos de los comentarios, y a riesgo de ser pesimista-victimista, dada la actual situación y determinados momentos en las vidas personales y familiares, hacen que todo sean obstáculos a la hora de alcanzar el «Santo Grial», ya sea el vocacional o el de pagar facturas. Pero bueno, creo que no debemos desfallecer ni perder la esperanza y poner todo de nuestra parte para lograr nuestros objetivos, los que sean.
    No quiero despedirme sin decirte que la frase «ningún buen profesional toma café solo» me ha gustado especialmente, ya que hay algunas empresas que tratan de aislar a los profesionales (de RRHH, en mi caso) para que no se relacionen con ninguno de sus compañeros, como si fueran bombas de relojería dando vueltas por la empresa.
    Espero seguir disfrutando de tus posts, un abrazo,

    Ana

    1. María Luisa Moreno Cobián dice:

      Ana, gracias por tus palabras.
      Es por experiencia propia cuando hablo de la importancia del «camino de autoconocimiento» o como lo quieras llamar, que básicamente significa que la búsqueda del Santo Grial famoso tiene que empezar necesariamente por que uno mismo se pare a identificar en qué es bueno, qué hace que se le ilusione el corazón, que encaja con su forma de ser… dónde está su talento y entonces decidir cómo sacarle el máximo provecho para pagar las facturas ;o)
      Y efectivamente, los de R2H2 tenemos mucho camino que recorrer!
      Yo también espero seguir disfrutando de tus comentarios, otro abrazo!

  43. Como siempre muy interesante y motivador.
    Las nuevas realidades y los cambios que se están produciendo nos obligarán como tú dices a una travesía constante de descubrimiento.

    Un saludo

    1. María Luisa Moreno Cobián dice:

      El amigo Lee era un gran visionario: «Be water, my friend» es cada vez más actual. Hay que ser agua, hay que ser junco… lo que toque. Hay que mantener la mente abierta y buscar, indagar, cotillear, arriesgar, descubrir.
      Mil gracias por pasarte y comentar!!!

  44. «Quien ha encontrado su Santo Grial y logra vivir de ello» eso es lo que buscamos. Porque… ¿Y si has encontrado tu ‘Santo Grial’ y aún no puedes vivir de él? Pero estamos en el camino 🙂

    Me ha encantado este post lleno de fuerza, esfuerzo y metáforas «dospuntocerolandia» como diría Andrés de http://www.marcapropia.net/ a través del cual he llegado a ti 🙂

    Saludos!

    1. María Luisa Moreno Cobián dice:

      Me alegro muchísimo que te haya gustado, Cristina, y enhorabuena por haber identificado tu Santo Grial! Ya has hecho lo más difícil (en serio!) ahora coraje, perseverancia y estrategia serán tus mejores amigos para llegar hasta él.
      Espero que me vayas contando cómo te va!
      Un fuerte abrazo

  45. Feliz Año, María Luisa!!!!

    Me quedo con esta frase: «Si puedes, encuentra el trabajo que te gusta, y si no, haz que te guste el trabajo que tienes».

    Gracias

    1. María Luisa Moreno Cobián dice:

      Gracias a ti por pasarte por aquí de nuevo, Iñaki!
      Felicísimo año lleno de proyectos y buenos momentos 🙂
      Un abrazo

  46. Feliz Año Nuevo a ti tambien!
    En una mañana en la que he recibido, otra mala respuesta en mi búsqueda de cambio profesional, y que me ha dejado preguntándome exactamente lo que planteas en el título del post, encontrarme éste en el mail y leerlo con perspectiva ha sido muy, llamemoslo revelador, significativo, impulsor…y espero que definitivo porque ahora me toca reflexionar, pensar y apasionarme de nuevo!
    Gracias por compartir tus reflexiones, para a la vez hacernos reflexionar!
    Un saludo
    Patricia

    1. María Luisa Moreno Cobián dice:

      Caray, pues empieza el año dando un rejón 🙁 Pero a cada no, piensa que estás más cerca del sí.
      A menudo es realmente perspectiva lo que nos falta para ver las cosas con sinceridad y autocrítica. A veces pensamos que no estamos haciendo lo suficiente pero lo que ocurre es que lo que hacemos no es lo que hay que hacer. Por tanto por mucho que hagamos «más de lo de antes», el problema está en que «lo de antes» no funciona, sea mucho o poco. Puede ser porque lo que estamos buscando no es, en realidad, lo que deseamos. Puede ser que nos estamos olvidando que entre tanta competencia, o nos diferenciamos para llamar la atención de alguna manera, o nos fundimos con el horizonte. Si queremos acceder a un sector, un mercado, una empresa, tenemos que lograr que nos conozcan para que decidan apostar por nosotros.
      En cualquier caso, ánimo, porque hay mucho que hacer por el camino, o sea que ¡no tires la toalla!
      Me alegro mucho que te haya servido de reflexión el post, y espero que consiguas avanzar!
      Un abrazo

  47. El articulo es precioso y lleno de energía pero…… cuando tienes cuarenta y ocho años, eres mujer y una familia tras de ti, aunque encuentres lo que de verdad quieres hacer y donde sabes que vas a dar lo mejor , entrevistadores y contratistas te van a poner zancadillas a cada paso y aunque levantes los golpes quedan hasta que te preguntas ¿Para qué?.

    1. María Luisa Moreno Cobián dice:

      Marimar, siento que estés pasando por esa situación. No puedo así, en frío, darte una recomendación porque me falta muchísima información, pero desde luego te diría que no tires la toalla. Hay muchos caminos para llegar donde uno quiere, y a menudo no son en línea recta, pero, como te digo, no me aventuro a decirte más porque desconozco tus circunstancias. Pero sí te mando ánimo y si detrás de tu objetivo hay decisión, coraje y perseverancia, estoy segura que avanzarás.
      Un abrazo,
      María Luisa

  48. Gracias por compartirlo!!!!! Acabo de leerlo y me parce simplemente genial…

    Yo precisamente estoy en esta fase con 41 recién cumplidos 😀 espero que NO sea tarde jejejeje

    #vamos2014

    1. María Luisa Moreno Cobián dice:

      Si es tarde para ti, yo estoy igual! y somos unos chavales! 😉
      #aporel2014

  49. ¡No se puede tener más razón ni decir cosas más sabias!
    ¡Comparto absolutamente tu opinión, María Luisa!
    Cuando uno apenas es un mozalbete ‘ajovenzuelad’ y en muchos casos un todavía adolescente ‘puberto’, a no ser que tengas una vocación claramente definida, lo normal es que no tengas la más mínima idea de a qué vas a querer dedicarte el resto de su vida y, como viene siendo normal y habitual, escoges una carrera pensando que tendrá salidas cuando tiempo después y según las circunstancias político-económicas nacionales-internacionales-mundiales no las tiene y te arrepientes muy mucho de la decisión que tomaste en su día.
    Pero, sin embargo y como bien dices, hay que ser capaz de ser más ‘open minded’ y ver más allá de los empleos entre los que nos ‘obligaron’ a elegir ya que el escenario actual es muy diferente al que teníamos como telón de fondo en aquella época y no menos importante es crear nuevos empleos que satisfagan las nuevas necesidades que van surgiendo poco a poco sin dejar de tener presente que, igual que antes teníamos que forzarnos a amar lo que hacíamos, ahora tenemos el derecho y la obligación de hacer lo que realmente amamos… ¡¡¡porque nosotros lo valemos!!!
    ¡A por el 2014!

    1. María Luisa Moreno Cobián dice:

      Me encanta la energía que desprendes!!! eso, a por el 2014!!!
      Un abrazo enorme

  50. No sé si exagero cuando digo que este es el mejor artículo que he leído en este blog, y mira que escribes cosas buenas. Pero se ve que el 2014 te ha dado energías a tope. 😀
    Me encanta. «Get Ready.»
    ¡Feliz año 2014!

  51. No podría sentirme más identificado con muchas cosas que he leído en este post. Realmente creo que, con lo cambiante que está el mundo y las dificultades que hay, conjugar pasión y trabajo es difícil. Seguro que no imposible, pero difícil. Felicito a los que lo han logrado. Me dan más envidia que los que les toca una lotería, pues éstos últimos probablemente no alcancen la pasión de los primeros.
    Realmente el bloqueo en España es más frecuente. Vuelvo a la carga con un manido tema. España es un mercado laboral muy estrecho donde hacer giros laborales es muy difícil y, es más, puede hasta penalizar y mucho (típico entrevistador que te dice… «pero por qué te moviste de aquí a allá y luego a acullá?». Y yo respondería: «Pues para crecer, aprender y probar cosas distintas». Pero no, no les gusta la respuesta), mientras que en mentalidades anglosajonas (sobre todo USA) uno pasa de vender coches a vender fondos de inversión. Sencillamente porque al contratador lo que le interesa es que tienes aptitudes comerciales y ganas, y sabe que si vendes lo primero bien, venderás sin problema lo segundo también.
    Saludos para todos y ánimos.

  52. Mi muy estimada María Luisa:
    sí, pero no, pero bueno…
    Y me explico.
    Estoy de acuerdo en que tenemos que tomar las riendas de nuestra vida y a ser posible haciendo aquello en lo que somos buenos… pero es que eso ES NUEVO!!!. En ninguna época de la historia de España ni la cultura ni la tradición nos llevaron por esos derroteros. Por lo tanto, para conseguirlo hará falta más de una generación PRACTICANDO TODOS LOS DÍAS esa nueva cultura y haciéndolo MUCHA GENTE. Y alguien me dijo que una generación son 25 AÑOS!!!…
    Pero bueno… estamos empezando, no?, ya estamos por lo menos en ese segundo año de esta nueva cultura…
    Gracias por tus reflexiones.
    Espero la próxima.
    Buen 2014.

    1. María Luisa Moreno Cobián dice:

      Fíjate que cuando escribo mi bio siempre suelo contar que me tiré 15 años en trabajos que no me gustaba en absoluto: pero es que el trabajo era trabajo, punto. Era para ganar dinero, para mantener una familia, para comprarse una casa (o para presumir ;). En cualquier caso, un mal necesario, pero por suerte, un mal que había para casi todos.
      Y resulta que, como dice aquél: «Cuando encontramos las respuestas, nos cambiaron las preguntas«.
      Nadie nos dijo que buscáramos «lo que nos gustara»: había que elegir la carrera con más salidas, y punto. Y hétenos aquí que, cuando hemos seguido la línea de puntos como nos dijeron, sin salirnos ni un poquito… nos hemos encontrado con que esa línea ya no lleva a ninguna parte. Muchos nos hemos encontrado exactamente así, y si te ha pasado con 30 años, bueno, pero si te ha pasado con 55… ay.
      Y como en este momento es igual de difícil encontrar un trabajo que no te gusta que uno que sí, pues qué narices, empieza por identificar qué es lo que te gusta o en qué eres mejor que los demás porque tendrás más posibilidades de diferenciarte y destacar, no? 😉
      Felicísimo 2014 también!!!!!

      1. María Luisa… Éste tema me ha estado quitando el sueño estos últimos días… Gracias por el post! Me hizo muy bien… Saludos desde Argentina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *