|

Lo que Guapabox puede hacer por tu búsqueda de empleo

Olmo
Montt

 

Si no has oído hablar de Guapabox, Bodybox, Birchbox o similar, te explico el concepto: pagas entre 15 – 20€ al mes y recibes una caja con muestras de productos de belleza. Son sorpresa. No sabes qué vas a recibir.

Significa que algún mes nada de lo que recibes te interesa…pero por otra parte, potencialmente algún mes puede que te toque una muestra de una crema cara que compense la inversión.

En definitiva: quien se suscribe está invirtiendo cerca de 200€ anuales en muestras sorpresa.

Para mucha gente esto es tirar el dinero.

Pero te aseguro que para quien se suscribe, incluso el mes que no le ha gustado nada de la caja, el resultado NO ES suma cero: porque aún así, han conseguido algo.

¿Sabes qué es?

Es el placer emocional de la anticipación y de recibir una sorpresa.

Resulta que las personas compramos emocionalmente y después lo justificamos racionalmente.

Eso significa que (toma nota que esta es una afirmación sesuda): 

la predisposición de una persona a comprar algo está determinada por cómo le hace sentirse.

¿Y por qué te cuento esto y por qué algo tan pasteloso como los sentimientos tiene que ver con tu búsqueda, vamos a ver?

Me alegro que me hagas esa pregunta: tiene TODO que ver.

[PARÉNTESIS:

Lo que te explico es un planteamiento diferente, porque las recomendaciones sobre la búsqueda que te vas a encontrar por estos mundos de Dios se centran siempre en la parte más visible del iceberg: Que si tu CV tiene que tener una página o dos, que si a los seleccionadores les repele la tipografía Comic Sans, que si debes tener perfiles en las redes sociales para “crear tu marca”…

El problema es que estas recomendaciones apenas rascan la superficie.

Son superficiales (e insuficientes) y ya estás viendo que no cambian las cosas ni te llevan a ninguna parte.

Hay todo un mundo debajo de estas recomendaciones que nadie te explica (ya me encargo yo, don’t worry) que es lo que en realidad marca la diferencia, lo que consigue resultados.

Que al fin y al cabo, es lo que queremos, no?

CIERRO PARÉNTESIS]

Quedamos que te decía que los sentimientos tienen que ver con tu búsqueda.

Te explico por qué:

Básicamente tú quieres que te elijan – quieres que compren tu candidatura, tu producto, tus ideas, tu proyecto (tu invitación a cenar esta noche a esa chica que te mola… 😉 )

Cuando mandas un CV a un seleccionador, quieres que elija el tuyo entre los otros 500 que tiene delante. Quieres que compre lo que tú le estás ofreciendo. Quieres que te pague a ti a cambio de tu trabajo y no a los demás.

¿O no?

Independientemente de a qué te dedicas, independientemente del tipo de trabajo que busques o que quieras montar, la realidad es que todos VENDEMOS.

Pues si esto lo entiendes, te darás cuenta que en realidad, un proceso de búsqueda de empleo – tu carrera completa –, te dará mejores resultados cuando mejor sepas vender lo que quieres que te compren.

Y vuelvo al tema de las emociones.

Cuando logras que la persona que tienes delante – tu comprador – tenga una reacción emocional hacia lo que tú ofreces –que se ilusione porque has dado en el clavo con lo que quiere, o que le guste cómo eres capaz de contar tu historia, que le impresione algo que has logrado…-, resulta que esto provoca reacciones químicas en su cerebro que hacen que:

Aumente su nivel de atención.

Se predisponga a poner su confianza en esa persona (tú).

RECUERDE a esa persona (tú again).

Interesante, no????

Esto quiere decir que en el poder de cómo cuentas las cosas, cómo enfocas tu historia, cómo eres capaz de empatizar con quien tienes delante… están las probabilidades del éxito de tu venta.

Y por ahora, hasta aquí puedo leer.

Esto no es más que el 5% de lo que hay detrás de este planteamiento (poderoso, si me permites ;). Seguiré compartiendo contigo estas ideas y claves para ayudarte a lograr lo que deseas, o sea que no te vayas lejos.

[Cuña publicitaria: si quieres acelerar el proceso, aquí he desarrollado un método en el que te enseño a aplicar estos conceptos y cambiar las cosas de una vez por todas. Y estamos a puntito de dar una buena noticia.]

Seguiremos hablando de este tema porque no es que sea importante: es que es la Madre de los Dragones de importante.

Valar Morghulis

digooooo fuerza y valor. Es que sigo tocada por el final de la temporada…

Publicaciones Similares

2 comentarios

  1. ¡Que interesante post, María Luisa!
    ¡Y que paradógico! Tocas la fibra, hablando de que se debe tocar la fibra. jeje.
    ¡Que interesante! En realidad, si a la hora de comprar, entran en juego los sentimientos en gran medida, ¿por qué de manera correcta no aplicarlo a vender nuestro producto o servicio? ¡Hay quien lo hace y muy bien!
    El factor simpatía, como dice Franck Scipion, es fundamental en la venta de nuestros servicios.
    ¡Enhorabuena por el artículo!
    ¡Ah! No reveles nada de la serie que los hay que vamos con retraso…. jejeje.
    Un saludo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.