cinismoilustrado.com

Ocho-años-ocho, los que cumplirá en breve el dominio zumodeempleo.com y con él, la fase más importante, intensa, retadora, jodida, ilusionante, intensa (de nuevo), demoledora y motivadora de mi vida profesional.

Así, todo junto porque así es la vida, es desequilibrio constante.

Como reza la sabiduría oriental (que todo el mundo sabe que es la sabiduría de verdad, no de chichinabo que es la occidental ;):

“Ir al gimnasio y después comer una hamburguesa, ahí reside el equilibrio: EL GYM Y EL ÑAM”

Y en este tiempo hay algo que me han recomendado constantemente que practique: la paciencia.

Si quieres algo, debes tener paciencia.

La paciencia es la madre de la ciencia.

¿Pero qué es en realidad ese chollo condensado en 9 letras? Pues vámonos rápidamente a la RAE, que es la que sabe de esto:

Uf.

Salvo el 5 que me deja indiferente y el 6 que no me importaría probar, si eso es la paciencia… yo creo que me apeo!

Cuando deseo algo mucho, no es esperar lo que me va a llevar a conseguirlo. Y desde luego, hacer las cosas con lentitud no digo yo que en ocasiones no sea interesante, pero de nuevo, YO QUIERO LLEGAR (preferiblemente en esta vida).

¿Y si lo hemos estado mirando mal todo el tiempo? ¿Y si no es paciencia lo que necesitamos?

“Voy a esperar a que las cosas estén más tranquilas para ponerme en marcha”

“Voy a esperar a que llegue el verano / a que mi jefe me diga lo que tengo que hacer / a que pase la crisis / a que se alineen los astros / a recibir una señal…”

 

Y si lo llamamos paciencia pero es sólo una excusa para no actuar?

 

Porque según esto, todo el tiempo que yo pensé que estaba siendo PACIENTE, y lo que he estado haciendo ha sido currar con desesperación, entrega, ilusión, constancia y afán de mejora y superación… en realidad, según la RAE, eso no es paciencia.

Porque te aseguro que no me he sentado a esperar. Te aseguro que me he alterado y mucho cuando las cosas no han ido como yo quería, y gracias a ello he reaccionado, he actuado y he cambiado lo que necesitaba cambiar.

Y eso en teoría, no es paciencia. 

 

Pero es que no me iba a servir de nada soportar sin alterarme, actuar con lentitud, tolerar la mengua del honor y ESPERAR – lo que necesitaba era perseverar, confiar en mí misma, mantenerme en el camino, poner el foco en mi objetivo, ajustar las velas, y RUGIR cuando era preciso para activarme, para demostrarme, para retarme.

A lo mejor no es PACIENCIA lo que necesitas, a lo mejor es un propósito, una meta que realmente te mueva por dentro, que saque el león en ti y las ganas de luchar por ella, de ACTUAR –y no despacio, sino YA- para llegar hasta ella.

A lo mejor no es PACIENCIA lo que necesitas sino la determinación de hacer lo que tienes que hacer, un día sí y otro también, con constancia y a la vez, con la flexibilidad de cambiar lo que no funcione, de dejar de esperar resultados donde no los hay.

A lo mejor no es PACIENCIA lo que necesitas, porque la paciencia puede ser la peor excusa,  paciencia equivale a pasividad, la paciencia puede ser la máscara bajo la que ocultas tus miedos, tu cabezonería, tu indecisión.

A lo mejor no es PACIENCIA lo que merece esa persona tóxica, esa situación que te está haciendo daño, esa insatisfacción que estás sintiendo. 

A lo mejor lo que necesitas es PONERTE EN MARCHA, es darte cuenta que la vida es demasiado corta para pasar demasiado tiempo esperando, es darte cuenta de no tiene que ser perfecto pero tienes que hacer algo.

Porque paciencia y vivir plenamente el momento y aprovechar todo lo que puedas y estar PRESENTE no me suena que sean compatibles. 

A lo mejor lo que necesitas no es PACIENCIA sino determinación, energía, foco y ACCIÓN.

Y sí, puede que esté equivocada, pero si esto te sirve de algo, si te hace darte cuenta de que  pensabas que estás desarrollando la virtud de la paciencia… y lo único que estás haciendo es usarlo de excusa, bien dicho está!

 

Y para el camino de los impacientes: 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Si te ha gustado, sería genial que lo compartas!

Shares