Seleccionar página

Forges

 

En algún momento empezó a calar entre los orientadores laborales que había que animar a los candidatos a poner su objetivo profesional en el CV. Y dicho y hecho, los CVs comenzaron a mostrar encabezados que decían cosas como:

Mi objetivo es trabajar en un lugar con buen ambiente, donde pueda aprender y mostrar lo que sé, donde pueda divertirme y dar lo mejor de mí misma cada día

Mi objetivo es encontrar un puesto de trabajo para poner en práctica todos mis conocimientos y contribuir a la consecución de los objetivos de la empresa. Asimismo, me siento capacitado para aprender constantemente y evolucionar profesionalmente

Estos son ejemplos reales.

 

No sé cómo les vendieron esta idea de poner el objetivo profesional en el encabezado del CV – ¿dicen a los candidatos que los seleccionadores son una especie de Papá Noel que va a cumplir sus deseos? -, pero la realidad es que cuando haces esto, estás perdiendo una valiosísima oportunidad de causar la primera impresión que quieres causar en el seleccionador – la de que eres el héroe que vienes a salvarle, y no el villano que viene a exigirle.

Bueno, lo que hayas hecho hasta ahora, hecho está, lo que importa es que a partir de este momento tienes que elevar el nivel de tu presentación profesional, tienes que ser consciente de que, aunque el CV es sólo la punta del iceberg de lo que debe ser tu estrategia para llegar hasta el trabajo que quieres – qué narices: para tener la carrera que deseas y mereces -, aún así, tu CV sigue siendo el documento más importante de tu carrera profesional y debe estar a la altura y dejar claro todo lo que puedes ofrecer a la persona que lo va a leer.

Seguro que a estas alturas ya sabes que el seleccionador no lee tu CV: lo escanea rápidamente y se detiene sólo en aquello que busca específicamente y/o le llama la atención.

Porque no olvides esto: el seleccionador no es la persona que toma la decisión de contratarte – el seleccionador es un descartador.

 

El seleccionador es el portero de la discoteca, y dentro está quien te quieres  ligar

 

Bueno pues ese documento que es con el que el seleccionador decide si te deja entrar dentro o no, tiene que ser capaz de anunciar claramente quién eres tú profesionalmente y cómo vas a resolver la necesidad que tiene la empresa.

Y la forma más contundente y rápida que tienes para hacer esa declaración es incorporando en el encabezamiento de tu CV un Resumen Profesional.

El resumen profesional va a unir los puntos entre lo que ellos necesitan y lo que tú les puedes dar. Es donde vas a establecer tu posicionamiento y branding de tu marca.

Un resumen profesional bien enfocado, bien hecho y estructurado, va a enganchar la atención del seleccionador y va a mover la balanza a tu favor.

 

Qué debe contener tu resumen profesional:

El arco de tu historia profesional

Es decir: una visión en conjunto de quién has llegado a ser gracias y a través de tu carrera profesional.

Por ejemplo: “Licenciada en Marketing por ESIC y Executive MBA por el Instituto de Empresa, soy una entusiasta del marketing con amplia experiencia de más de 15 años en multinacionales de los sectores de lujo y consumo”

Tus fortalezas

Una fortaleza es una habilidad on steroids. Y cuando has logrado resultados por encima de la media, es porque has empleado tus fortalezas; bien pues exponlo. Especifica cuáles son tus competencias más fuertes qué tipo de resultados logras gracias a ellas.

Ejemplo: “Firmemente orientada a resultados y a mejorar el posicionamiento de la empresa, tengo una visión estratégica del negocio y del área de marketing, con profundo conocimiento del Brand Management y el Trade Marketing. Soy versátil, rigurosa y analítica; domino las variables clave del negocio y tengo una gran capacidad de adaptación a entornos cambiantes.”

Tu especialización

Tu sector es muy amplio. Podrías estar haciendo muchas cosas diferentes. Y puede que, efectivamente, hayas tocado muchos palos, pero hay aspectos en los que tú estás mucho más versado, más estudiado, más entrenado – los que más has hecho y perfeccionado. Y si son justo estos los que más le interesan al seleccionador, JACKPOT.

Pues refléjalos.

Por ejemplo: “Especializada en posicionamiento y visibilidad de marcas y en apertura de nuevos canales, cuento con una sólida carrera logrando consistentes aumentos de volúmenes de ventas y resultados de negocio.”

¿Algo más que haya que explicar?

Este punto no es obligatorio, pero es un comodín fantástico cuando lo necesitas: si hay aspectos de tu carrera que no vaya a ”encajarle” al seleccionador – como pueden ser años sin trabajar, cambios bruscos de carrera, etc. – aquí tienes la oportunidad de explicarlo brevemente con tus palabras, para despejar dudas.

 

Te aseguro que un potente resumen profesional como encabezado y sinopsis de tu historia, va a marcar una diferencia ABISMAL en este documento.

¿Es suficiente para convertir un CV medianejo en uno BRILLANTE? No, porque el resto del CV es lo que debe corroborar eso que estás constatando o perderá su fuerza, pero es un principio.

 

¿Que no sabes cómo hacerlo para tu propio perfil profesional, porque no se te da bien venderte, no sabes qué debes destacar o cómo reflejar lo que has hecho y lo que quieres hacer en tu propio CV?  ¡Pues para eso estoy yo! pásate  >>p o r  a q u í<<  y mira cómo te puedo ayudar.

 

 

Y hasta la próxima:

 

 

¿Te ha gustado? Pues recibe mis próximos artículos e información extra que comparto sólo con mis suscriptores, gratis:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Si te ha gustado, sería genial que lo compartas!

Shares