Claves para enfrentar tu búsqueda | Crecimiento + Desarrollo

Una confesión, una celebración y la palabra con M mayúscula

Forges

 

Pasado mañana este blog que visto y calzo cumple siete años.

Por cierto que el año pasado para celebrar este mismo momento escribí un post que para mi gusto me salió épico (nope, no tengo abuelas desde hace muuuchos años ?), que te recomiendo encarecidamente que le eches un vistazo (cuando acabes de leer este, of course) porque creo que es para leer todos los años ?

[>>LEE AQUÍ EL POST DEL ÚLTIMO CIBER CUMPLE<<]

Y últimamente he estado pensando mucho en esta mi ciber casa, en la empresa que estamos montando gracias a ella, en lo que he logrado hasta ahora y dónde quiero llegar.

Y puede que te sorprenda saber que los últimos doce meses he pensado más de una vez que esto iba a poder conmigo y que iba a tener que abandonar.

Que ya era hora de apearme de este aparato en el que me he subido que parece la Lanzadera del Parque de Atracciones: por un minuto subes, subes, subes y te emocionas, y empiezas a ver las copas de los árboles y ves el mundo desde arriba y crees que “has llegado”…

Y al segundo siguiente caes en picado al vacío, sintiendo en todo tu cuerpo verdadero PÁNICO pero no puedes gritar por miedo a que el estómago se te escape por la boca y querer literalmente matarte a palos por haberte montado en esta tortura que parece que va a ser tu fin.

 

Efectivamente: pánico, MIEDO.

 

A la postre, y bajo la grandísima mayoría de nuestras decisiones, está esta palabra – el Miedo con M mayúscula.

Miedo a no tener tiempo de estar con tus hijos.

Miedo a lo difícil que es meter la cabeza en esa profesión que es a la que anhelas pertenecer.

Miedo a que haya mucha gente mucho más joven y lozana que tú intentándolo.

Miedo a no tener experiencia.

Miedo a no ser capaz de generar pelas con ese proyecto.

Miedo a no tener la paciencia, el aguante, la disciplina, el conocimiento para hacerlo.

Miedo a la situación en la que está el mercado.

Miedo a arriesgar – y no llegar.

Detrás de todo lo que te digas a ti mismo para no avanzar, para no comprometerte, para no lanzarte está la misma palabra: te da MIEDO.

Y junto al miedo, está su mejor amiga: la MENTIRA.

Mejor esperar a que sea el momento, a que me encaje mejor, a que me sienta más preparado, a que las cosas sean más fáciles, a que desaparezca la mitad de la población activa del país y con un poco de suerte, se quede libre justo justo justo el trabajo que quiero…

Son las mentiras que nos contamos para justificar y excusar nuestra cobardía, nuestra inseguridad, diciéndonos que más adelante será mejor momento, que ahora no estás preparado, que será mejor cuando me sienta más cómodo haciéndolo, cuando lo pueda encajar mejor…

Pues si hay algo que he aprendido en estos últimos años es que no puedes esperar a que sea el momento perfecto o que tengas que sentirte bien o preparado para hacer algo.

NUNCA estás suficientemente preparado, NUNCA es el momento perfecto, NUNCA encajan todas las piezas, NUNCA te sentirás cómodo haciendo algo que te pone a prueba.

Hacemos de nuestra vida una búsqueda desesperada de felicidad, sin darnos cuenta que la mayor parte la vamos a encontrar precisamente detrás de ese Miedo.

Que ese Miedo es el PRECIO que tenemos que pagar para lograr eso que deseamos y que nos va a hacer sentirnos orgullosos, plenos, vivos, felices.  

Cuando lo que realmente debería asustarnos es estar viviendo una vida que no es la que realmente queremos vivir, es estar conformándonos con un trabajo y una carrera que no nos llegan a la altura de los zapatos de nuestro potencial y de nuestros deseos.

Lo que realmente debería darnos miedo es no estar ACTIVAMENTE persiguiendo nuestros sueños, es conformarnos con una vida que está muy por debajo de lo que deseamos y merecemos.

Todos tenemos miedo – qué narices, si es que nuestra mente está diseñada específicamente para que sintamos miedo cada vez que algo se sale de lo que conoce, de lo que ya tiene testeado, de lo que es su rutina. No puedes esperar a que ese miedo se vaya porque eso no va a pasar (bueno sí va a pasar, pero cuando ocurra, ya no vas a poder hacer nada al respecto… de nada, no creo que quieras esperar a “ese” momento -ya sabes a cuál me refiero-)

Por suerte o por desgracia, ese miedo es parte de estar vivos, es parte del subidón que te va a dar después haberlo hecho a pesar del miedo. Ese miedo es emoción y las emociones no podemos contenerlas: sólo podemos manejar nuestra reacción ante ellas.

Sólo podemos decidir si ante ese miedo nos paralizamos, salimos corriendo, o nos mantenemos firmes – puedo estar acojonado, pero lo voy a hacer de todas formas.

No entres en negociación con tu mente. Perderás. En el momento en que consigas entrenarte para decir “gracias por el aviso pero lo voy a hacer de todas maneras”, en ese momento vas a alcanzar un nivel de libertad que NADIE logra en su vida.

Y créeme que sé lo difícil que es esto.

Lo sé porque como te decía al principio, ese Miedo vive conmigo absolutamente cada día; ese Miedo es el que me hace plantearme al menos una vez al mes si dejarlo todo, descomplicarme la vida, dejar de fastidiarme la salud, tener por fin tiempo para mi familia, vivir una vida más “normal” – la de ir a una oficina, en una empresa con un montón de gente con la que poder relacionarme, la de saber que el día 30, llueva o haga calor, voy a tener mi nómina, tener la tranquilidad que el día que me ponga mala, puedo quedarme en la cama…

¿Y cómo lo venzo? ¿Cómo sigo adelante, cómo sigo arriesgando, cómo sigo dejándome la piel, apretando los dientes, sacrificándome? ¿Cómo puedo seguir tirando cuando la gente a mi alrededor, mi “support system” lo que me dice es: “Lo lógico sería que lo dejaras”?

Pues te voy a contar mi secreto: porque cuando cierro los ojos y me imagino a mí misma logrando mi sueño, llegando a tener el estilo de vida que deseo; cuando me veo logrando impactar positivamente en la vida de muchísimas personas… el PLACER, la felicidad, la alegría, la energía que recorre mi cuerpo, es para mí MAYOR que el miedo y el sacrificio que me está suponiendo este camino hasta llegar allí.

Y la sola idea de abandonar ese sueño me causa tanto DOLOR, que es mayor que el dolor de cada decepción, cada frustración, cada reto y cada sacrificio que el camino me está poniendo delante.

Si puedo recomendarte algo es esto:

 

No pares hasta que no encuentres ese sueño, esa imagen del tú futuro, hasta encontrar el propósito que quieres darle a tu vida que despierte en ti el GUERRERO que llevas dentro para poder cada día contra el miedo, la inseguridad, la puñetera zona de confort, la mentalidad de escasez, la falta de recursos.

 

El camino tendrá subidas y bajadas, ya te lo imaginas. Pero llegar será el Nirvana. No nos conformemos con medio vivir.

Y si quieres compañía en esta cruzada, si quieres que hagamos el compromiso juntos, aquí me tienes todos los días para luchar espalda con espalda contigo contra el enemigo, y para recordarte que esa visión, esa imagen, ese tú futuro en esa vida futura y con ese nivel de energía, satisfacción y felicidad que deseas, ESO es por lo que merece la pena seguir adelante a pesar del Miedo.

¡Espartanos! ¿Cuál es vuestro oficio?

¡Aú! ¡Aú! ¡Aú!

Publicaciones Similares

28 comentarios

  1. Buenos días de domingo!

    Feliz séptimo cumpleaños!!!! y Muchas gracias por el post, por tus palabras, por tu esfuerzo, por tu miedo!! por tu actuación a pesar de tu miedo! Porque con tu ejemplo (me) inspiras, haces ver que eres como los demás, es decir, que para que uno sea emprendedor no requiere que esté hecho de otra pasta. Todos tenemos las herramientas, lo que cambia es la decisión de cada uno y justo en ese momento estoy 😉
    Decirte que celebres el cumpleaños de tu blog por todo lo alto y a por otros siete años más!!!! jeje

    Un beso fuerte

    Anouk

    1. María Luisa Moreno Cobián dice:

      Qué bonitas palabras, Anouk!!!
      Son estos comentarios los que, cuando me tengo que enfrentar a «la bestia», me permiten cerrar los ojos y tirar para adelante!!
      Gracias de corazón por tus palabras :*

  2. Muy buen artículo y me siento totalmente identificado con la M, es ese miedo a lo desconocido a que tu madurez te haga sentirte inferior frente a la juventud.
    Muchas gracias

    1. María Luisa Moreno Cobián dice:

      Entiendo perfectamente lo que dices, Rafa. Entender que en cada fase de nuestra carrera tenemos cosas diferentes que ofrecer y saber encontrar el camino para mantenernos relevantes e interesantes para el mercado es un aprendizaje necesario pero complicado muy a menudo.
      Mil gracias por pasarte y comentar, un abrazo!

  3. ¡¡¡Eres grande Maria Luisa!!!
    Ni se te ocurra dejarlo. Motivas a muchas personas todos los días, entre las que me incluyo.
    ¡AU! ¡AU! ¡AU!

    1. María Luisa Moreno Cobián dice:

      ooohh, me encanta el chute de energía!!!!
      We are Spartans!!! aú! aú! aú!
      Gracias!!!!

  4. Muy buen post ML. Realmente inspirador y lleno de verdades verdaderas. ¡Enhorabuena!

    1. María Luisa Moreno Cobián dice:

      GRACIAS por tus palabras, Jorge, me alegro mucho!
      Un abrazo 🙂

  5. Felicidades, querida ML, qué grande eres! Sigues siendo uno de mis referentes para alcanzar las estrellas. Espero que sigas con tu cruzada, peleando como el jedi que eres. Un beso enorme <3

    1. María Luisa Moreno Cobián dice:

      Ains :’)
      Emocionada con tus palabras, con tu apoyo y tus ánimos constantes. Eres MUY GRANDE, querida!!!!!!
      GRACIAS de todo corazón :* <3

  6. Felicidades por tu cumpleaños número 7!!! De verdad deseo poder decir algún día lo mismo.

    Gracias por mostrar tu vulnerabilidad y por tus palabras, ya que al ver que otra mujer pasa por lo mismo que yo he pasado, me alienta a seguir adelante y a seguir luchando por mi sueño.

    Yo también deseo con todo mi corazón que mi negocio funcione porque no estoy dispuesta a volver a esa cárcel gris de la que salí el año pasado. No quiero levantarme cada día del resto de mi vida y pasar 3 o 4 horas de tráfico, trabajando con personas que subvaloran el esfuerzo diario, sin ver a mis hijos solamente por dos o tres horas perdiéndome todo lo que tenga que ver con sus vidas, pidiendo permisos para cumplir con mis deberes de madre.

    No quiero! Así que este mes me propuse quitarme cualquier etiqueta de fracaso, mirar hacia mi meta y avanzar.

    Gracias por tus palabras me han servido mucho.

    1. María Luisa Moreno Cobián dice:

      Bien dicho, Raquel!!!!
      Perseverancia y paciencia han sido las claves para mí en este viaje que sólo está a mitad de camino, aún sigo subiendo la montaña y tengo un trecho para llegar a la cima, pero he ido consiguiendo que las tormentas, la falta de oxígeno y el cansancio no hayan podido conmigo aún, o sea que ¡seguimos subiendo!
      Me encantará que me cuentes sobre tu camino, compañera emprendedora 🙂
      Fuerza y valor!!! 🙂

  7. Felicidades por tu 7o aniversario!

    Ha sido un placer descubrir tu web, me encanta como expresas todas esas cosas que nos suceden cada día al común de los mortales y las expones de manera brillante para que la gente pueda entender y aprender que la vida no es más que un camino lleno de obstáculos que debemos ir salvando, a veces con herramientas para hacerlo y otras saltando al vacío, pero que al final, si uno lucha y se esfuerzo lográ la mayor de la satisfacciones.

    Mucho ánimo y fuerza para seguir así hasta el infinito y más allá!!!!

    P

    1. María Luisa Moreno Cobián dice:

      Me alegro muchísimo, Pablo!!!
      Aquí seguiré en las trincheras lanzando bolas de motivación y energía para ayudar aunque sea un poquito!!!
      Mil gracias por tus palabras, un fuerte abrazo!

  8. Enhorabuena por por tu séptimo cumpleaños!! tienes muuuuucho mérito de estar ahí al pie del cañón, en este país en que es taaan difícil ser emprendedor y salir adelante; pero tú lo estás consiguiendo, así que te digo » vales mucho» ? y lo tienes que saber. Enhorabuena por tu valor y coraje, por tu ímpetu, por tu saber hacer, por tu honestidad. Gracias por Compartir tus miedos, por tu sinceridad y ayudarnos a enfrentarlos a nosotros también. Dicen que los valientes no son los que no tienen miedo, sino los que a pesar de tenerlo, lo hacen, enfrentan las cosas, y con ello lo superan. Este agradecimiento es extensible también al post del cumpleaños pasado; cuando lo leí, me impactó lo que contaste en el, y me quedó como tarea pendiente agradecerte compartir con nosotros tu experiencia personal y profesional de forma tan sincera. Así que María Luisa, Felicidades! Y a por otros 7! Soy fan tuya ? Maria Luisa for president! Lo has pensado? ? hace falta mas gente como tú en este país. Por cierto la viñeta de Forges, genial JAJAJAJAJA, auténtica, no puedo parar de reír. Un abrazo y Fuerza y Valor ?

    1. María Luisa Moreno Cobián dice:

      Coral, qué SUBIDÓN me ha dado tu mensaje!! GRACIAS de corazón por tus palabras, te aseguro que son mi OXÍGENO y la llama que se enciende en los momentos en que todo se ve oscuro.
      GRACIAS, de verdad, porque significan muchísimo para mí estas palabras.
      Un abrazo ENORME y espero poder seguir leyéndote 🙂

  9. Gracias ML por volver a dar en la diana.
    Gracias por seguir creyendo.
    Gracias por mirarle al miedo a los ojos y decirle «ya abandonaré mañana…».
    Gracias.

    1. María Luisa Moreno Cobián dice:

      Gracias a ti, Antonio por tus palabras. Un abrazo grande 🙂

  10. Enhorabuena!
    Nosotros te damos gracias desde aquí por no haber dejado a M&M (Miedo & Mentira), apartarte de nuestras pantallas. Muchísimas gracias por seguir escribiendo, animando, compartiendo tu conocimiento, la red no seria lo mismo sin ti. Celebrarlo como se merece! Un abrazo!

    1. María Luisa Moreno Cobián dice:

      Ay! *Ü* que me emociono!!!
      GRACIAS!!!!!!!!! :*

  11. Hace tiempo que no te leía como hoy. Y hoy, nuevamente, quiero reconocer que tienes mucha razón. Y no sólo eso, también el valor de decirlo alto y claro, nítido. No me cabe ninguna duda, lo conseguirás, conseguirás hacer realidad tu sueño.
    Hace uno días que vengo dando vueltas a lo misma y que he llegado a la misma conclusión. El Miedo y la Mentira son evidentes en mi día a día.
    Todo me parece mentira y todo me parece que esconde y disimula mucho miedo, hasta que me he preguntado ¿cómo puedo saber tanto de miedo y de mentira? Ya sé que tú también conoces la respuesta a esta pregunta. Después me di cuenta de que la clave para iniciar el cambio es inequívoca: «Ponte en Marcha de una P… vez y deja de marear! ¡Da un paso, uno sólo, y ya no podrás volver atrás! En realidad es sencillo. no sólo lo parece. No hay nada que genere más dificultad que la resistencia al cambio. La fricción que se genera para evitar el cambio nos bloquea, además de desgastarnos y dejarnos sin energía. Fluir es tan sencillo como dejarse llevar. En realidad sólo cada uno puede tomar esa decisión por sí mismo. Y una vez que se está el río, uno sigue decidiendo, en cada momento, cual es su siguiente paso, sólo uno cada vez.
    ¡Enhorabuena por tu Blog! y ¡GRACIAS!

    1. María Luisa Moreno Cobián dice:

      GRACIAS Paco!!!
      No puedo estar más de acuerdo con tus palabras. Es una lucha que está ahí desde antes de que naciéramos y que seguirá cuando nos vayamos, porque nuestra mente no está diseñada para hacernos felices sino para PROTEGERNOS y mantenernos a salvo. Por eso los miedos y las dudas estarán SIEMPRE ahí, pero cuando lo conoces y lo entiendes, sólo entonces consigues pasar de la duda a la acción – a ponerte en marcha de una p*** vez!!!!!
      MIL Gracias por pasarte y por dejarme tus palabras. Espero seguir leyéndote. Un abrazo GRANDE!!

  12. Patricia Sendarrubias dice:

    ¡Que gran verdad, María Luisa! Como el miedo guía la mayoria de nuestras decisiones , para bien y para mal….
    Al menos en mi caso siempre ha sido así.
    ¡Ojo! que no me siento orgullosa de eso. Pero leyendo tu post tomo otra perspectiva. No es cuestión de sentirse orgulloso o no… es cuestión de aceptar la realidad y seguir adelante con ella.
    El miedo es un poderoso motivador, y un poderoso bloqueador también.
    ¡En mi andadura para tratar de convertirme en escritora me lo estoy encontrando todos los días!
    Miedo a no ser original, miedo a no gustar, miedo a que haya gente que lo haga mucho mejor que yo (que la hay desde luego).
    Esta última semana, uno de los escritos que publico en algún que otro blog de por ahí, recibió una crítica DEMOLEDORA.
    Y creo que me quedo corta. En mi breve andura he recibido alabanzas y críticas , como no puede ser de otra manera, pero semejantes descalificativos… ¡Madre mía!
    Me dije » ¡A la mierda! no envío nada más ¿Qué necesidad tengo de tragarme esta hiel? Si ni siquiera me pagan por ello!»
    Pero luego una vocecita me dijo «Aviada vas, si la primera vez que recibes un palo de estos, tiras el papel y el boli. Si quieres gustar más…escribe más»
    Y ahí me he puesto. Enviados dos textos más que de momento han gustado mucho, ¡y a la recalcitrante que la den! 🙂

    En fin, muchas gracias por el post (por este y por todos) y feliz cumpleaños!! 🙂

    P.D. Ando liada con la creación de un blog. En breve mi firma irá con la url 🙂 . Abrazos!

    1. Hola Patricia, me gustaría saber cual es tu blog para visitarlo, Quedo atenta 🙂

      1. Patricia Sendarrubias dice:

        ¡Todavia no lo tengo Lina ! esta en construcción.
        Pero si te apetece que te envie alguno de mis relatos para ir leyéndolos, mándame una dirección de correo y sin problema.
        La mía es esta:
        [email protected]

    2. María Luisa Moreno Cobián dice:

      Mi querida Patricia!!!!
      No sabes cómo entiendo tus palabras y no sabes qué orgullosa y feliz me siento por lo que me cuentas. Eres valiente pero es que además tienes talento – no te dejes dentro las historias que tienes que compartir porque hay mucha gente que es justo lo que necesita!!
      Venga con ese blog que queremos *verte*!!!!!!
      Mil gracias a ti un abrazo ENORME!!!!!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *