Forges

Seguimos repasando las posibles preguntas en las entrevistas de selección – y hoy hablamos de otra que les encaaaaanta hacer a los seleccionadores y con la que seguramente te has topado en más de una ocasión.

Pues mientras sigan haciendo estas preguntas, habrá que seguir buscando formas de contestar que no sean las respuestas enlatadas que, francamente, te hacen más mal que bien. 

Pues he aquí mi recomendación (pulsa play!):

 

.

TRANSCRIPCIÓN

 

La famosa pregunta en la entrevista: “¿Cuál es tu mayor debilidad?” suele ser uno de los momentos que meeeenos gusta a los candidatos  – y si por mí fuera, estaría encantada de no volver a hablar de ello porque esto significaría que los entrevistadores han dejado de hacer preguntas tontas en las entrevistas, pero por desgracia aún nos queda un trecho hasta que esto ocurra.

Mientras sigan haciendo esta pregunta, la mayoría de los candidatos seguirá dando una respuesta enlatada –las que nos sabemos todos- que puede oscilar entre que “soy demasiado perfeccionista” y “que me exijo demasiado a mí mismo

¿Qué pensamos cuando contestamos eso? – pues que tenemos que buscar algo que aunque en apariencia sea negativo, en realidad te esté dejando fenomenal

Lo malo de esto? que los seleccionadores se las saben todas.

 

Primero, porque todo seleccionador en algún momento ha sido candidato, o sea que se ha preparado también esta respuesta,

Segundo: porque TODOS los candidatos dicen lo mismo.

 

Y yo me pregunto: ¿no deberíamos SALIRNOS como país y rozar los máximos de resultados empresariales si realmente todos los trabajadores fuéramos TAN perfeccionistas y TAN exigentes con nosotros mismos y con los demás como decimos en las entrevistas?

¿O es que algo no cuadra y resulta que no todos son realmente tan perfeccionistas? No sé, mira a tu alrededor a tus compañeros: ¿son todos TAN perfeccionistas y exigentes consigo mismos? Poseso.

Y es que cuando das una de estas respuestas enlatadas, es el equivalente a “escupir hacia arriba“: la persona que tienes delante se da cuenta que estás evitando responder la pregunta, y puede sacar una de dos conclusiones:

 

Una: que no te conoces lo suficiente ni tienes suficiente capacidad de autocrítica.

Uf, no son buenas características en un profesional, porque esto significa que tampoco vas a aceptar la crítica de otros, vas a ser rígido, te va a costar mucho corregir errores, etc. Malo.

Dos: O puede sacar otra conclusión, casi peor: que abiertamente estás mintiendo. Y la imaginación del seleccionador puede ser muy creativa, y a saber qué es lo que se está imaginando que hay detrás de una mentira así…

 

Entonces, de qué manera enfrentar esta pregunta? Diciendo la verdad. No tiene que ser TODA la verdad, pero siendo sincero! Me explico:

Primero entiende que el seleccionador cuenta con que NADIE es perfecto. PERO prefiere no llevarse sorpresas. No quiere tener que averiguar que eres un asesino en serie una vez que estás dentro de la empresa, sabes qué te quiero decir?

Tú tienes debilidades igual que todo el mundo y seguro que no son que eres demasiado exigente contigo mismo o que te entregas demasiado a la empresa.

 

Pero deben cumplir dos claves:

 

Lo primero, que des una debilidad REAL pero que elijas una que NO afectaría sustancialmente al trabajo que vas a hacer. 

 

Por ejemplo: si vas a ser responsable de atención al cliente, no puedes decir que pierdes los nervios en cuanto alguien te lleva la contraria. O si vas a ser secretaria de dirección, no puedes decir que eres desorganizada.

Y lo segundo, es que SIEMPRE debe ir acompañado de el CÓMO estás haciendo para superarla.

Tal vez te cuesta mucho no tener la razón, pero ya has dado el paso de disciplinarte a escuchar las opiniones de los demás y aceptar que no eres infalible. Tal vez has tenido siempre tendencia a procrastinar ciertas tareas, pero de un tiempo a esta parte has adoptado la filosofía de “lo que menos me gusta, lo primero” y estás cambiando tu forma de actuar.

No es para que uses estos ejemplos, es para que entiendas a qué me refiero.

Créeme: el hecho de que seas capaz de identificar una debilidad, de reconocer que lo es y de tener la suficiente disciplina como para trabajar para superarla, transmite características en ti que te hace MEJOR que el que dice que no tiene debilidades.

 

Espero que te sirva, que lo pongas en práctica y que me lo cuentes!!!

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Si te ha gustado, sería genial que lo compartas!

Shares