Busca lo que te apasiona | Claves para enfrentar tu búsqueda | Crecimiento + Desarrollo

¿Quieres encontrar trabajo? Pues vas a tener que subir tu nivel

Mel
Mel

 

Nos llenan la cabeza con los tópicos de “estudia mucho”, “ve a la universidad”, “consigue un trabajo”, “compra una casa”, etc., como si fuera el camino de baldosas amarillas… y luego resulta que la realidad a la que nos enfrentamos es radicalmente diferente – ese camino no lleva a ninguna parte y las VERDADERAS reglas de la historia, no nos las explica nadie (bueno, ahora sí: YO 😉 ).

No, las cosas no te han ido como se supone que deberían haber ido. A mí tampoco. A la mayoría tampoco. Estamos en el mercado laboral en un momento terrible, en un mundo con más opciones que nunca pero con reglas del juego que la mayoría no entiende.

Y me cabrea que la orientación profesional que se da o se regala por la red, en artículos, blogs, libros, etc., sea totalmente inespecífica, incorrecta y que se limita a convertirnos en una mera estadística. Por ejemplo: que tienes que apuntarte en los portales de empleo. La realidad es que enviar el CV a través de los portales de empleo simplemente te convierte en un número dispensable más del montón, otro candidato idéntico e indistinguible de entre miles.

Lo que haya funcionado hasta ahora es irrelevante, lo que nos hayan recomendado hasta ahora es irrelevante – lo que les sirvió a nuestros padres, ahora ya no le sirve a nadie. Estamos creando nuevas reglas a cada momento.

Pero también tú tienes parte de la culpa –déjame que te diga con todo el cariño-. Ya eres mayorcito para saber que cuando algo no encaja, cuando no funciona, cuando no cuadra… quejarse y victimizarse es entretenido, pero inútil. Tienes que buscarte la vida para encontrar soluciones por otro lado.

Es hora de que aceptes que debes elevar tu nivel.

Por ejemplo: nos quejamos mucho que de no logramos ni una entrevista, o que no las pasamos, pero ¿tienes algún amigo que sí ha encontrado trabajo y le has preguntado cómo lo ha hecho –pero de verdad, para tomar nota y aplicar lo que te cuenta, no en formato chascarrillo-? ¿O conoces a alguien que sepa de temas de selección o de rrhh y te has lanzado a pedirle que practique las  entrevistas de trabajo contigo?

“No sé qué más hacer” es una excusa. Porque creatividad no te falta – ¿o acaso cuando querías ligarte a alguien, o buscabas la manera de ir a esa fiesta a la que tus padres no te dejaban ir, te quedabas sin ideas?

El caso es que hay muchísimo que puedes hacer pero no haces.

¿Por qué?

Primero, porque te han ido programando para no salirte de la norma. Para seguir la línea pespunteada. Para hacer lo que se supone que debes hacer.

Segundo, porque al final, a la postre, todo se reduce a que nos dejamos controlar por nuestros miedos.

Para nuestros antepasados cavernarios, el miedo tenía todo el sentido del mundo: era la emoción que les mantenía vivos (a algunos!) – el miedo a ser devorado por un animal, a morir de hambre… en definitiva, el miedo a la muerte. El problema es que, aunque ya no temamos que nos vaya a devorar un animal salvaje por hacer una presentación en público, ese miedo no ha desaparecido. Lo que ha hecho ha sido tomar otras formas.

De ese miedo primigenio se han ido *esporulando* innumerables formas de miedo, que ya no tienen para nada el sentido con el que nacieron, pero siguen dando por c*lo tanto como les resulta posible.

Miedo a fallar, a no dar la talla, a no cumplir, a hacer el ridículo, a quedarme sin dinero, a estar solo, a defraudar, a decepcionar a papá, a que me deje mi novio, a quedarme sin oportunidades, a no tener la razón, a quedarme sin la última barra de pan.

El miedo no puede evitarse. Estará con nosotros siempre – como los políticos corruptos, me temo -. TODO el mundo siente miedo. No puedes *dejar* de sentir las emociones que sientes, porque sentir no es una decisión.

No puedes dejar de sentir miedo, pero SÍ PUEDES dejar de ser cobarde. Actuar o no actuar SÍ ES una decisión.

Y una de las decisiones que tomamos es la de bajar nuestro propio nivel.

A veces esto nos viene impuesto por jefes ineptos, por empresas sin conciencia, para quienes no somos más que un trozo de carne que tiene que hacer una función. Haz lo que te mandan y no pienses. No lleves la contraria. No enfades a tu jefe. No hagas algo que esté mal visto.

Y a partir de ahí, de permitir que otros nos mantengan muy por debajo de nuestro nivel de exigencia, de creatividad, de ilusión, de aportación, de crecimiento, así es como nos empezamos a ver a nosotros mismos. Nos entran los miedos, las dudas, ya no sabemos para qué valemos, nos sentimos poca cosa.

Y dejamos de exigirnos a nosotros mismos. Y nos dejamos llevar. No somos más que un candidato más entre cientos de miles en un portal de empleo.

PUES NO. Yo quiero que te rebeles. Que te exijas. No quiero que busques culpables a lo que haya pasado hasta ahora, pero quiero que no permitas que vuelva a pasar – sobre todo no quiero que te lo permitas a ti mismo.

Tú debes ser quien más te exijas. No eres un CV más entre un millón – eres alguien con talentos, con capacidades, con ilusiones, que tienes MUCHO que decir y MUCHO que aportar. Pero tienes que empezar por subir tu nivel. No puedes quedarte parado. Tienes que hacer RUIDO. Tienes que empezar a pensar en tu estrategia. Tienes que empezar a ser más listo de lo que lo has sido hasta ahora.

No consigues nada porque no estás jugando al nivel que debes. No me refiero al nivel de tus estudios, sino al de tu estrategia para alcanzar lo que deseas. Tienes que elevarte al nivel de los profesionales que están logrando alcanzar sus objetivos, que están luchando por alcanzar el éxito (SU definición de éxito y la de nadie más).

Verás: los miedos no son racionales. Son proyecciones de algo que *potencialmente* puede ir mal a futuro. Y sabes lo peor de los miedos? Que no puedes luchar contra algo que ni es racional, ni ha ocurrido –y francamente, lo más probable es que ni ocurra. Y así, dejamos que nos paralicen.

Esperar a que los miedos desaparezcan, es otra excusa. Y mira, vamos a eliminarla sobre la marcha: te confirmo por escrito que NO DESAPARECEN. Por tanto, tienes que probar otra estrategia.

«No sé si soy suficientemente bueno. Hay gente más preparada que yo. No sé venderme. No sé si tendré éxito…» pues mira, puede que no, o puede que sí. Puedes quedarte con la duda para siempre o puedes TESTEARLO. Los miedos odian que les pongas a prueba. Prefieren que les tengas ahí arriba, en un altar, rezándoles todos los días, adorándoles a cada momento.

Y es exactamente lo que estás haciendo: estás adorando a tus miedos!

Y dado que van a estar instalados cómodamente en tu cabeza mientras sigas teniendo cabeza 😉 tienes que buscar la forma de decirles «gracias por el input, majete, pero voy a probar de todas maneras«.

Y a cada excusa que me pongas de «Ay qué difícil», de «Yo tengo súper-especialmente-mala-suerte-y-a-nadie-más-le-pasan-las-cosas-que-me-pasan-a-mí, y no es que no quiera es que no puedo», que sepas que un angelito pierda las alas, un gatito adorable muere atropellado por un camión, pero sobre todo, tú pierdes otro trozo de libertad y de la satisfacción que podrías estar logrando si en vez de quejarte, en vez de excusarte, en vez de compararte… te lanzas, te superas, te creces, te dices: “¡Qué coj***s! ¿y por qué no lo intento?”

Porque francamente: tus miedos no son tan especiales. Ninguno de esos miedos que sientes, son exclusivos tuyos. Son los mismos miedos, dudas, inseguridades que tenemos TODOS. En serio.

Lo que SÍ es especial en ti es tu ilusión, tu creatividad – es eso que sabes hacer mejor que los demás. 

Tú decides si sigues mostrando tu lado más aburrido, quejoso y victimista o si empiezas a sacar ahí fuera todo lo que tienes de especial, de único… y que lo que piensen los demás, es sólo SU problema, no el tuyo.

Tus deberes: déjame un comentario con esta frase rellena con tu caso concreto:

¡A la mierda los miedos! De una vez por todas voy a (…)

Y el (…) tiene que ser algo concreto – no “ser feliz”: eso es un sueño, y yo quiero que me digas una acción que puedas llevar a cabo YA – hoy, mañana, esta semana -, que dependa de ti y que lleves tiempo evitando, procrastinando, eludiendo por miedo, pereza, vergüenza, falta de autoestima… lo que sea.

Venga! Entra en los comentarios y comparte conmigo tu frase YA! Si es preciso escríbelo en mayúsculas, con signos de exclamación, con emoticonos, lo que sea que necesites para darle fuerza y empujarte a hacerlo!!!

 

Publicaciones Similares

42 comentarios

  1. 100% de acuerdo. Y lo digo porque lo he vivido «en mis carnes». El miedo paraliza, bloquea, impide. Pero existe, es una debilidad, es parte de nosotros. Yo estoy aprendiendo a erradicarlo. Y desde que he empezado (no diré que lo he conseguido) me va mucho mejor. Sí, me equivoco. Sí, en alguna ocasión he hecho el ridículo o lo he pasado mal. Sí, alguna vez me he quedado en blanco (de palabra) y roja (de cara ) ¡Y QUEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE!!!!!!!!!!!!!!!!!. El kit emocional que me he fabricado me dice que lo que hay que pensar es que mañana será otro día, que sirve de aprendizaje y que el valiente es el que lo intenta. ML, fuerza y valor.

    1. María Luisa Moreno Cobián dice:

      «El valiente es el que lo intenta» 🙂
      Es que pensamos que los valientes no sienten miedo. Eso no tendría mérito, para empezar. El valiente siente el miedo exactamente igual – pero no deja que le paralice. No deja que tome las decisiones. El valiente visualiza todo lo que hay más allá del miedo, lo que puede obtener, las oportunidades que se pueden abrir… aprieta los dientes, tensa los músculos y salta.
      El miedo está ahí siempre. Pero la valentía es un músculo, que cuando más se practica, más fuerte es, y menos le cuesta enfrentarse a ese miedo.
      Mil gracias por dejarme un poco de tu propia experiencia. Espero verte más 😉 😉
      Bsazos

  2. Hola!!!Tengo que ser honesta…tengo miedo…en una semana empezaré un nuevo trabajo….durante estos meses he realizado miles de entrevistas y al final he conseguido lo que quería..en vez de estar feliz por el nuevo reto…estoy por decirlo burdamente acojonada….a veces pienso que sería mejor quedarme en mi zona de confort porque tengo miedo a no dar la talla…a no pasar el mes de prueba…a que la gente se sienta decepcionada conmigo sino consigo superar ese mes…..pero bueno tengo que intentarlo..que al final es la gracia de esta vida…muchas gracias…me encanta el blog y siempre es una inspiración…un abrazo

    1. Ánimo Rocío, seguro que vas a dar la talla. Me siento muy identificado contigo porque a veces a mi también me pasa que tengo mucho miedo a no dar la talla profesionalmente. Pero al final cuando te ves en faena, se te pasarán los miedos y demostrarás a todo el mundo (fundamentalmente a ti) porque tu has sido la elegida para desempeñar ese trabajo. Fuerte abrazo y mucha suerte 😉

    2. María Luisa Moreno Cobián dice:

      Normal, Rocío! Cada trabajo nuevo pone a prueba nuestra confianza, nuestro talento, nuestra capacidad, a nosotros mismos. Y eso impone, asusta.
      Es parte del proceso. Pero ten en cuenta que debes empezar por confiar tú en ti misma para que los demás lo hagan. O sea que plantéate pequeños retos cada día, y observa cómo los superas. Así irás recobrando la confianza y la tranquilidad.
      Ánimo, que tú puedes!!!

  3. Hola Maria Luisa
    ¡¡A la mierda con la tristeza!!. A partir de mañana con una sonrisa que todos van a abrirme las puertas de sus casas y a pedirme que pase. Muchas gracias

    1. María Luisa Moreno Cobián dice:

      Me encanta, Delfina. Fantástica decisión!!!
      Gracias a ti

  4. La que has liao pollito!!!… Jajajaja. Me encanta este post, Enhorabuena!. Echaba muuuucho de menos tus entradas y aunque ha merecido la pena la espera, la blogosfera está un poco triste cuando no publicas. Cursiladas y pasteleos a parte… Jajajaja, ahí va mi frase-acción: ¡A la mierda los miedos! El uno de Noviembre voy a parar mi prestación por desempleo y voy a empezar a facturar por mis servicios y a romperle el c*lo para buscar más clientes y oportunidades de colaboración y negocio». Dicho y hecho!!

    1. María Luisa Moreno Cobián dice:

      Ole, ole y ole!
      Y te va a ir bien, ya lo verás. Tienes una mecha dentro que no puedes apagar – y ya sabes que ahora no puedes dar marcha atrás.
      Aquí estoy para ver todo lo que vas a conseguir.
      Un besazo enorme!

  5. ¡Hola María Luisa!
    Gracias por tus palabras de aliento que me reconfortan pero en verdad ¿no sé cómo le haces para tocar temas interesantes para mí?, es como si tuvieras tu bola de cristal que lo mira todo o escuchar la voz de mi conciencia o una hermana mayor o tal vez mi madre, que me habla directamente mirándome a los ojos que me dijera, ya basta levántate y enfrenta con profesionalismo y estrategia (como lo mencionas) me siento como un niño que desaprovecha el tiempo y tú sabes que el tiempo es oro y ya no estamos para desperdiciarlo, has dado claro en este punto yo estoy jugando como todos en común y en eso tengo que cambiar, en jugar a las ligas mayores arriesgando y enfrentar nuestros miedos y como lo repito, también lo mencionas: (tienes que elevarte al nivel de los profesionales que están logrando alcanzar sus objetivos, que están luchando por alcanzar el éxito); y eso es lo que me fortalece, son tus palabras que pone jaque para mirar desde otra óptica como el águila que y mira lejos y vuela alto; con respecto al tema inicial del blog anterior de ¿Cómo atender a nuestros mails?, mi nivel de comunicación con mis otros contactos ha mejorado, te agradezco de mil maneras todo lo que aportas y si habría más personas como tú que dan todo de sí mismos hasta lograr sinergia, entonces cuanto cambio habría en las personas y en la sociedad.
    Me despido cordialmente
    Atentamente.
    Miguel Medrano Pinto
    https://twitter.com/SAULOMOM
    https://www.facebook.com/miguelangel.medranopinto

    1. María Luisa Moreno Cobián dice:

      Un millón de gracias por compartirlo, Miguel. Me alegra tantísimo y me llena de orgullo que mis palabras y mi trabajo te estén ayudando.
      Si quieres jugar en las ligas mayores, lo puedes hacer – nada te lo impide, nada más que no ponerte en marcha, nada más que no levantarte, que no dar un golpe en la mesa y comenzar a cambiar las cosas.
      Espero que estas pequeñas mejorías que estás notando te vayan dando el impulso para no parar.
      Y me encantará que me lo cuentes.
      Un fuerte abrazo!

  6. Buenas tardes, María Luisa.
    Muchas gracias por este post. Me lo voy a leer casi todos los días. Llevo un año desempleado y me he visto reflejado en todo lo que has comentado. Mi mayor miedo es que tengo por las nubes el sentido del ridiculo y por esto me cuesta mucho hablar ingles.
    A la mierda el sentido del ridiculo, voy a empezar a estudiar y hablar inglés.
    Un besote

    Fuerza y valor.
    Enrique.

    1. María Luisa Moreno Cobián dice:

      Ole, Enrique!
      Te estás haciendo el mejor favor que te puedes hacer. En serio. Uno piensa lo peor de sí mismo y de lo que van a pensar los demás… y luego resulta que nada es tan tremendo, y los demás tienen demasiadas cosas en su plato como para prestarnos tanta atención! jejejeje
      Te animo a que no des marcha atrás y te mantengas firme!
      Ya me contarás. Un abrazo

  7. ¡A la mierda los miedos! De una vez por todas voy a escribir a algunas revistas digitales ofreciéndoles mi ayuda! ¿Y si no me cogen? Pues lo habré intentado. ¿Y si me dicen que sí? Pues será el primer paso para dejar de trabajar en algo que odio y poder dedicarme a algo que me guste, o al menos descubrir si es lo que realmente me gusta.

    1. María Luisa Moreno Cobián dice:

      Bien dicho, Patricia! Y si no te cogen, ¿es ese el único camino? ¿hay más maneras de llegar donde quieres, aunque te suponga zigzaguear un poco? pues eso. Aunque se cierre una puerta, no se ha cerrado el camino.
      O sea que sigue avanzando, llamando puertas, porque el movimiento tiene magia en sí mismo, no sabes lo que puede ocurrir!
      Y espero que me lo cuentes después.
      Un abrazo!

  8. ¡Rebeldes con causa! ¡¿Cuál es vuestro oficio?! A mover el culo ya! Esta decisión ya la tomé hace unos días gracias a tu estupendo programa, seño. Me lanzo a por el máster 😉

    1. A la mierda los miedos! De una vez por todas voy a cambiar de perfil de trabajo, y lo estoy haciendo YA!! subiendo mi nivel ayudándome de los colegas, amigos y de TODO el mundo!!

      Fuerza y valor 🙂

      1. María Luisa Moreno Cobián dice:

        Vaya pedazo de energía, me encanta!! Seguro que te lleva lejos, Mario!
        Ya me contarás, enhorabuena por la decisión!!!
        Un abrazo

    2. María Luisa Moreno Cobián dice:

      Mi querida Rita, qué pedazo de placer ha sido tenerte en mi Programa, conocerte, y qué pasada ver que vas tomando decisiones, que vas controlando las riendas, que vas por fin dirigiéndote hacia lo que deseas!!!
      Como estamos ya en contacto para siempre, me irás contando.
      Un abrazo INMENSO!!!!

  9. Gracias una vez más por aportar esa dosis de «realidad» y darnos un empujón de optimismo e impulso a los que estamos en la fase de tomar la INICIATIVA ¡¡
    Tal y cómo dices somos números y hoy día hay que ser «personas».. debemos cambiar el «chip» y luchar por lo que queremos.. creo que estamos a veces en un entorno (dígase amigos, conocidos, familia, etc…) que no entienden y frenan tus impulsos… pero cuando empiezas a conectar con otras personas (no hay dejar a los amigos, familia ni conocidos por supuesto) con las mismas inquietudes..de das cuenta de que no estas [email protected] y que además el MIEDO empieza a poco a poco a ser un poco más pequeño…. Buen fin de semana¡¡

    1. María Luisa Moreno Cobián dice:

      Me encanta, Ángeles!!! gracias por esas palabras porque reflejan una visión realista pero positiva: es fundamental encontrar gente que comparta nuestro momento, nuestra situación para que no perdamos la cordura, la perspectiva y las ganas de hacer cosas diferentes.
      Ole por ti!
      Mil gracias por compartir, espero que sigamos leyéndonos! Un abrazo

  10. Hola Mari!!! Que bueno leer otro de tus artículos nuevamente!! Una vez más, geniaaaaaa!!!!
    Te cuento que esa decisión, la decisión de no malgastar más mi tiempo y esfuerzo en un trabajo no agradable y a disgusto, la he tomado desde inicios de septiembre, para darle todo mi potencial a mi verdadero objetivo, impulso de todos los días!! Y sabes que?? Fue la mejor decisión en mucho tiempo!!!!! A la mi***rdaaa!! Hay que arriesgarsee!!!!

    Saludos de madrid :

    Rodri

    1. María Luisa Moreno Cobián dice:

      Ole por ti!!! ahora hacia adelante con tu decisión, de manera estratégica y sistemática. No te olvides!
      Ya me contarás qué tal. Un abrazo!

  11. Buenísimos días Maria Luisa!!!;

    Me ha encantado tu post desde el principio hasta el final, sobre todo porque (a mi entender) transmites muy bien tus ideas.
    Desde mi propia experiencia es cierto lo que dices en referencia a los miedos: elegimos el papel de victimas, nos quejamos y queremos que nos llueva del cielo esa barita mágica…Hasta que nos damos cuenta que día tras día las cosas no cambian y vemos que todo lo que queremos que nos pase primero tiene que venir de nosotros mismos.

    Durante un tiempo hice tanto caso a lo que decía mi mente que no me estaba dando cuenta que estaba actuando con un ‘ego dolido’ que lo único que hacía era aumentar mi malestar y con ello mi incomprensión respecto a lo que ‘veía’ fuera’.
    Creo que a todos nos llega el momento en el que damos una fuerte palmada en la mesa y nos decímos basta ya! Ahora voy a ser yo la que ponga sus propias reglas, ahora soy yo la que manda aquí y no mi mente con sus miedos, inseguridades, culpas…
    Justamente un par de meses atrás me surgió esa frase..’y yo no voy a tener cojones de hacerlo???’ y lo mejor es que al encender el motor, ves que te vas sintiendo mejor, te vas sintiendo más alegre, más segura y de esta manera, te vas alimentando, vas echando más carbón a ese motor y vas avanzando, vas hacia adelante ^_^
    Así que hoy, puedo decirte…
    ¡A LA MIERDA LOS MIEDOS! DE UNA VEZ POR TODAS VOY A SER YO MISMA!!!!!

    Muchas gracias por todo el trabajo que estás haciendo y por compartirlo.

    Que tengas un feliz fin de semana!!!

    1. María Luisa Moreno Cobián dice:

      Bestial afirmación! me encanta!!!!!!!!!!
      Mil gracias a ti!!!!

  12. Hola de nuevo ML.

    Como ya es costumbre, estoy de acuerdo contigo, el miedo es el mayor enemigo, entre otras cosas porque sabe disfrazarse muy bien y aparece para generar obstáculos a cada paso que damos y, cuando conseguimos vencer ese obstáculo y creemos que ya hemos superado las barreras y el camino está allanado, si bajamos la guardia, aparece un nuevo miedo, un nuevo obstáculo, que nos «impide» ser mejores, progresar, ganar más, hacer más.

    Así que, ¡A la M**a! ya basta de miedo y también, ya basta de miedo al miedo.

    Siguiendo tu eslogan, ¡Fuerza y Valor!

    1. María Luisa Moreno Cobián dice:

      Cierto, pero cuanto más practicamos el «salto de obstáculos», mejor nos volvemos, más nos conocemos y conocemos el terreno por el que nos movemos. Obstáculos sigue habiendo, pero desarrollamos recursos para saltarlos.
      Gracias!!

  13. Hola Maria,

    Gracias por tu post y por la energía k irradias.
    Compartir que yo ya estoy en ese proceso. Hace 3 semanas le dije a mis miedos gracias por la información pero hasta aquí no os necesito y voy a demostraros que todo lo que decís es mentira porque son una invención de mi ego que no quiere ni me permite salir en mi zona de confort.
    Así k me he puesto en marcha con mi experiencia, formación y vocación como formadora en habilidades emocionales, experta en desarrollo personal, autoconocimiento y he convocado varios talleres y para el primero que realizo ya tengo 30 personas que quieren oírme. Me siento que soy capaz de volar totalmente.

    Así que mil gracias por tu blog y por estar ahí siempre y por recordarnos que vamos bien 😉 .

    1. María Luisa Moreno Cobián dice:

      Pero qué genial, Encarni!!!
      Ole por ti y un millón de gracias por contármelo. Es un placer aportaros y cuando compartís estos momentos conmigo, todo cobra sentido.
      Gracias y enhorabuena!!!!

  14. hola Maria,

    ¿y si a tus propios miedos les unes los miedos de tus familiares porque le cuentas que tienes una idea empresarial y te dicen que estas loca porque a ellos les ha ido mal en su propia empresa o por confiar en alguien al que avalas y te deja en la estacada? Idea que estoy estudiando, con plan de viabilidad y apoyo en todo momento de la Franquicia.

    ¡A la mierda los miedos! De una vez por todas voy a tomar las riendas y voy a crear mi propio puesto de trabajo.

    Muchas gracias por tus palabras, todo lo que has comentado lo tengo, jejejeje.

    Un saludo

    1. María Luisa Moreno Cobián dice:

      Vaya declaración de intenciones más potente, Laura!!! GRACIAS por compartirlo, seguro que esa fuerza y decisión te van a ayudar mucho en tu éxito.
      Espero que me vayas contando cómo vas!
      Suerte y enhorabuena!!
      Un abrazo

  15. Totalmente de acuerdo con la entrada. De hecho, creo que son el motivo por el que, después de llevar un tiempo buscando y sin frutos, empiezas a buscar peor y con menos ganas, con lo que no sales de ese círculo vicioso, que considero que es muy autodestructivo.
    Muchas gracias por el posts y con ganas de leer más.
    Un saludo desde Zaragoza,

    Sara

    1. María Luisa Moreno Cobián dice:

      Y tanto!!! Es así. Nos empezamos a frustrar porque no conseguimos resultados, lo que nos lleva a perder la confianza, lo que nos hace pensar que nada de lo que hagamos va a servir, lo que nos hace convertirnos en autómatas – mandamos CVs a todo lo que se mueve bloqueando el interés para evitar el sufrimiento, y así sucesivamente.
      Sin parar a hacernos conscientes que no hay que seguir haciendo lo mismo y esperando un resultado diferente.
      Otro saludo desde Madrid!

  16. Elena Montesinos Urbán dice:

    A la porra el miedo. Voy a montar ese blog que llevo dos años dándole vueltas a la cabeza. No sé si me dará trabajo pero estaré entretenida y conoceré gente. Eso seguro.

    1. María Luisa Moreno Cobián dice:

      Ole!!!! pues ya me pasarás el link 🙂
      Genial, Elena!!! un abrazo enorme

  17. A la mierda los miedos!! De una vez por todas voy a creer más en mi y en mis capacidades, sin importar el miedo a fallar, o no estar a la altura!! Fueraaaaa esos miedosss!!

    Y ahora..Hola María!
    He recibido el post hace unos minutos y aquí estoy ya! 😀
    La verdad es que has dado en el clavo, los miedos están siempre ahí, con uno, a la vuelta de la esquina. Son la causas de que no hagamos cosas por el miedo a «no estaré a la altura» «igual no lo hago bien» «no sé si sabré»… y te hacen cuestionarte tus capacidades y valía. Leyendo bastantes de tus post, dí con el de «Marca Personal» y sabes que? Que hasta el gorro de tanto email sin respuesta o trabajo precario he decidido que lo que puedo hacer para otros, puedo hacerlo para mi, desarrollando mi marca personal. Así que de «Houston tenemos un problema» he pasado a «Fallar no es una opción» (Apolo 13 :)) Y voy a lanzarme a ello, sin miedo!!! Tratar de mejorar cada día, leer sobre el tema, trabajar, trabajar y trabajar hasta conseguirlo! Es hora de emprender!

    Gracias por tus maravillosos post, por este y por todos!
    Por hacerme ver que si no arriesgo, dejando miedos y «que diranes», no sabré nunca de lo que soy capaz.

    Ah! El 27 de Noviembre se realiza la Macrojornada del Emprendimento en Valencia, con conferencias y talleres, estarás por allí? Sería un enorme placer verte en directo dando «Fuerza y valor «!!!

    Graciassss! Hasta el siguiente post!
    Un besazo enorme! 🙂

    1. María Luisa Moreno Cobián dice:

      jajajaja!!! qué bueno tu comentario y qué subidón me ha dado!!!
      De todos modos, fallar SÍ es una opción, y de hecho, es parada obligada antes de alcanzar el éxito, porque fallando descubrimos TANTO!! nos aseguramos de cómo se hacen las cosas bien, descubrimos nuestra capacidad de levantarnos, de aprender, de ser resilientes, que nos da más confianza, más autoestima… fallar nos enseña muchísimo. Fallar es necesario. Pronto y rápido 😉
      No hay que tener miedo a fallar. Hay que tener miedo a no intentarlo.
      Espero que me cuentes los avances de tu aventura.
      Un abrazo!!!

  18. Gracias por lo que nos aportas. Poco a poco lo voy aplicando y es cierto que cuando lo consigues te aporta una estrellita más de felicidad.
    Mucho éxito que seguro que lo tienes con tu programa.
    Saludos Jesús Mari

    1. María Luisa Moreno Cobián dice:

      Mucho éxito a ti también!!!!!
      No sabes cómo me alegro de tus estrellitas de felicidad!
      Espero que no dejes de contármelas 🙂
      Un abrazo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *