Claves para enfrentar tu búsqueda

¿Para qué necesito una marca personal, si trabajo por cuenta ajena?

 

Lo de «ser visible», «posicionarte», y en general, all things marca personal, para muchos son conceptos tan etéreos, aparentemente ajenos (y poco apetecibles), que es como si les hablaran en swahili.

A ver: yo tengo un Currículum, no? Pues lo actualizo, busco ofertas que me encajen, y lo mando. Good old fashioned job hunting. Es decir: lo de toda la vida.

Y estaría bien si compitieras por esos puestos con 5 – 10 personas más.

Pero cuando a esas 10 personas le tienes que añadir otros QUINIENTOS candidatos que van a muerte a conseguir esa vacante, entonces la pregunta se convierte en: 

¿Por qué te van a entrevistar a ti y no a uno de los otros 500, que tiene los mismos – puede que incluso mejores – «galones»?

Vamos a pensarlo al revés: ¿qué hizo que entrevistaran a otro y no a ti en la última oportunidad que se te escapó (para la que estabas convencido que eras el [email protected] perfecto)?

 

APLICANDO INGENIERÍA INVERSA PARA ENTENDER EL PROCESO

Hagamos un ejercicio de ingeniería inversa y veamos por qué le eligieron a él. Le llamaremos Blas.

Tal vez un Headhunter localizó a Blas haciendo research. Tal vez le conocía otro empleado de la empresa que estaba conectado por Linkedin, había intercambiado algunos mensajes con él y seguía sus publicaciones.

Tal vez un antiguo compañero de hace años con el que había reconectado recientemente trabajaba en la empresa.

Tal vez un colega de RRHH de otra empresa, que le había entrevistado recientemente, que no cuajó pero donde dejó una impresión fantástica, conocía al seleccionador de la oferta.

Vamos, que aquí va el secreto que ya no es ningún secreto: Blas, como el 80% (o el 100%) de los demás candidatos que fueron entrevistados para el puesto, era conocido previamente por alguien de la empresa o por alguien cercano a alguien de la empresa.

Conocidos, contactos, colegas, reclutadores…

Ellos son los que abren el 80% de las puertas. Los que hablaron de Blas al contratador o a quien llevaba el proceso dentro de la empresa. Los que transmitieron confianza en su trabajo, en sus competencias, en su reputación.

Sus aliados

¿Y cómo logró hacer Blas esos aliados para poder acceder a esa oportunidad?

Porque cual hormiguita, semana a semana, iba reconectando con antiguos contactos, abriendo contactos nuevos, generando conversaciones por mensaje, alguna por teléfono, en vídeo…

Y volvemos a preguntar: ¿cómo logró que estas personas le respondieran cuando les contactaba por Linkedin? ¿Cómo logró despertar su interés por conectar y más allá, por empezar a conversar?

Por una parte,  

se curró su perfil. Pero no el típico perfil de «vengo a hablar de mi libro«, o lleno de clichés y de «me considero un profesional…» que despierta el cinismo del más pintado.

Un perfil pensado, optimizado, enfocado a contestar las preguntas de quien lo va a ver. Un perfil relevante, coherente, interesante, con un potente manifiesto.

Por otra parte, 

Blas compartía publicaciones estratégicamente. Ojo: la palabra clave es estratégicamente. Hay que saber qué, cuándo y a quién.

Y así, todo el que entra en su perfil, ve un profesional disciplinado, preparado, actualizado, interesante, que entiende las necesidades el mercado, RELEVANTE. Un profesional con voz propia, con determinación y seguridad.

 

EL RESULTADO

El resultado es que Blas deja una huella, una MARCA desde la primera impresión, que le diferencia, que muestra con claridad lo que aporta y atrae a las personas que le interesan.

Un perfil que destaca a kilómetros de distancia en el océano de perfiles mal definidos, incompletos, dejados.

El perfil, las interacciones, la visibilidad y en suma, la presencia profesional de Blas le hacen un candidato encontrable, distinguible y confiable. Y eso vale ORO. Eso le ha valido el pase al proceso de selección, la más competitiva prueba de todo el camino.

Esta es la persona contra la que compites. Olvídate de los 500 que mandan su CV a las ofertas online – de éstos, sólo un 3% recibirán alguna vez respuesta a alguno de los CVs que ha enviado. El otro 97% de las veces, nadie les contestará a su candidatura.

 

LA RELEVANCIA E IMPACTO EN TUS POSIBILIDADES

Entender que la situación que vivimos ha agudizado la necesidad de las empresas de CONFIAR y asegurarse más que nunca de no cometer errores en las contrataciones, te permite darte cuenta que en quien confiamos es en las personas que conocemos, o las que nos recomiendan personas que conocemos. No un CV enviado a través de un portal de empleo.

Entender que tu huella, tu presencia – tu marca como profesional es el activo que más va a trabajar para ti y que va a generarte oportunidades como nunca podrías conseguir a través de los portales, te permite ponerte a gestionarla activamente y así darte una ventaja que ni el mejor máster te puede dar. Verídico.

Si esto es importante en la fase de especialización de tu carrera, cuando avanzas a puestos de gestión y dirección, es crítico.

No trabajas tu marca como profesional sólo por ser conocido, sino para ser distinguido. Para ponérselo botando a la empresa para que, ante un mar de opciones, tú le generes la confianza que necesita.

 

UN SECRETO

Te cuento un secreto: yo fui la mentora de Blas 😉 . Si quieres que te enseñe qué pasos concretos seguir para lograr esos mismos resultados, aquí va una buena noticia: pronto abriré nuevas plazas de mentoría, aquí puedes apuntarte a la lista de espera! 😉

>>LISTA DE ESPERA MENTORÍA

 

Házme caso.

Fuerza y valor!

 

 

 

Publicaciones Similares

9 comentarios

  1. Hola María Luisa:

    El lunes nos vemos. Muy interesante conocer los vericuetos en la búsqueda de empleo, a través de una persona con tanta experiencia como tú.

    Un saludo,

  2. Grande Quino! Y grande ML! Os recomiendo a todos a que sigáis esta mentoría, y os dejéis asesorar por ojos expertos.
    Sí, merece la pena y sí, sirve.

    1. Ilusión máxima, Marta!!! Siempre los testimonios y comentarios de los clientes son lo más valioso, GRACIAS!!!!!

  3. Leyendo este post me doy cuenta de que soy muy Epi.

    1. jajaja, lo habías pillado!
      Pues oye, se puede pasar a ser Blas rápidamente!!!

  4. Hola! como siempre empece y no pude dejar de leerte hasta el final si claro es un trabajo de hormiga y mas en mi caso personal si estas en un medio desconocido hay que trabajarlo para que te conozcan para que suenes o se hable de ti o por cansancio se fijen en ti finalmente, Gracias muy interesante y constructivo. FUERZA Y VALOR!!

    1. GRACIAS A TI, Marcela por tu comentario, me hace muchísima ilusión que me digas eso!!!
      Fíjate que llevo años escribiendo y honradamente reconozco que cada vez que le doy a la tecla de publicar tengo siempre la duda de si será suficientemente bueno!! 😀
      Fuerza y valor también para ti!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *