Claves para enfrentar tu búsqueda | Featured | Marca Personal | Networking

Y la herramienta más potente para buscar trabajo es… (parte II)

forges libro
Forges

.

En el artículo anterior abordamos la primera parte de esta mini serie en la que estamos haciéndole la autopsia a la herramienta más potente que tienes en tu mano para buscar trabajo –y buscar clientes, conseguir contactos, recomendaciones y mucho más-:

El (grande, enorme, desproporcionado) email.

Como decíamos, un email puede cambiarte la vida. Puede abrirte la puerta clave, puede darte acceso a alguien importante en tu carrera.

Pero de puro habitual que es para nosotros escribir emails, parece que hemos perdido la sensibilidad para enfocarlos de la manera correcta, para conseguir interesar a quien lo está leyendo y PERSUADIRLE para que haga lo que necesitamos o queremos que haga por nosotros.

Pues tranquilo! Que aquí llego para rescatarte del Lado Oscuro de los mails sin contestación, y te aseguro que si tienes en cuenta las claves que comparto contigo en estos artículos, te vas a diferenciar BIG TIME y lograr lo que quieres. Ya verás.

Si no has leído el primero, te recomiendo que empieces por ahí para que no te pierdas nada. Sin más, vamos a entrar de lleno en el tercer punto clave:

.

Punto #3: QUE EL DESTINATARIO HAGA LO QUE QUIERES


.

El problema de este punto es que el 99% de le gente se ha saltado las normas básicas de los puntos anteriores, por tanto ya llega del mal lado para conseguir este.

Encuentro fascinante que mucha gente escribe para pedir un favor y lo hace desde una posición de falta absoluta de consideración y de caer en la cuenta de que estás abordando a un profesional muy ocupado y, en muchos casos, que cobra por sus servicios (ergo, por su tiempo)..

Somos freelancers, no freeworkers ~ Andrés Pérez Ortega.

Estamos tan metidos en nuestra propia burbuja que no nos paramos a pensar en absoluto en la persona a quien estamos escribiendo.

No asumas que los que tenemos un negocio propio vivimos del aire o nos perdonan las hipotecas, porque dar por sentado que la persona al otro lado del correo –que no te conoce de nada y no tiene ninguna razón, necesidad o aliciente para hacerlo-, va a dejarlo todo para dedicarte su tiempo (GRATIS) demuestra una enorme falta de empatía, de consideración y de respeto por el destinatario del mensaje.

Esto aplica a cualquier persona con un trabajo remunerado. Sus horas de trabajo son horas por las que OTRO le está pagando para que curre para él. Y tú le vas a pedir que desvíe parte de ese tiempo para dedicártelo a ti. Ojito con esto.

Porque si no escribes con esta consideración, vas a ofender y poner en una situación incómoda. Básicamente, te estás poniendo tú solito a tropecientos kilómetros de distancia de tu objetivo – viste Gravity? Pues tú eres la nave Explorer y el destinatario de tu mail, Sandra Bullock. Está todo dicho-.

No os voy a compartir aquí los correos que he recibido que me parecen más escandalosamente abusivos -que por suerte son la excepción-, quiero centrarme en correos normales que sin querer tampoco observan las normas de «netiqueta» y de persuasión mínimas que deberían para conseguir resultados.

Ah, y tampoco me voy a cebar en los correos que recibo por Linkedin, que esos son de coña O_O. Me los reservo para hacer un monográfico más adelante porque es escandaloso cómo lo utiliza mucha gente, como si fuera un Zoco árabe de currículums y de pedir favores. Un escándalo.

Vamos a ver un par de ejemplos de mails que he recibido en los últimos meses que, a priori, son *correctos* pero os explicaré por qué en realidad no van a conseguir su objetivo.

Pero te propongo un ejercicio: léelos y analízalos tú primero, con la información que ya te di en el mail anterior, y trata de encontrarles los fallos:

mail

 

mail2

 

Como te decía, a priori ambos mails parece que están bien. Son personas educadas, aportan información y son agradecidas. Pero recuerda que tu objetivo no es simplemente cumplir con las normas sociales de educación, ortografía y buena disposición. Tu objetivo es CONSEGUIR QUE YO HAGA ALGO POR TI.

Te voy a contar por qué yo leo estos mails y NO VAN A CONSEGUIR que yo haga lo que quieren:

“Me encantaría que me ofrecierais una visión para aquellos que, intentando hacer lo que está en nuestra mano (…) no conseguimos…”

 “Cómo podría enfocar el CV? Si tú me dieras algunas pautas…”

Francamente: la información que me piden me la llevo currando 4 años y la encuentran en el blog. Y además en mi libro. Por tanto, básicamente me están pidiendo es que les haga YO el trabajo que tienen que hacer ellas.

Pero a efectos del objetivo, ¿te has dado cuenta de qué es lo que peor han planteado en estos mails?

Hacer preguntas TAN abiertas e inabarcables como «ofréceme una visión» es…                   IN-RESPONDIBLE (mola el palabro, eh?) ¿En serio esperas que me sienta a escribirte un mail del tamaño de un libro para transmitirte «una visión para los que no consiguen encontrar trabajo»?

“(…) Te agradecería si me pudieras llamar para que te cuente personalmente mi historia o que nos podamos reunir y así me puedas recomendar qué puedo hacer para avanzar en mi búsqueda”.

Este párrafo corresponde a un mail de hace un par de semanas, de longitud aproximada de 800 palabras, de una lectora –no suscriptora, sólo lectora (algunos entenderéis la sutil pero importantísima diferencia) que me narra su historial profesional completo, me pide que le aconseje ya que no consigue entrevistas, y termina con el párrafo que he puesto arriba.

Cualquier emprendedor – o persona humana ocupada, en general- protegemos nuestro tiempo como si de una pieza de museo se tratara. El proceso de analizar la trayectoria profesional de alguien, fijar una fecha y hora para vernos o llamarnos, que me dé todos los detalles y diagnosticar su situación… me llevaría más de varias horas y ¿sabéis cuál es el coste de oportunidad de hacer eso? Ni lo voy a calcular..

Aquí viene “la estrategia madre” de los emails, la base y la filosofía sin la cual no conseguiréis que alguien que os interesa, que es una persona ocupada, relacionada, que no os debe nada y a quién encima le váis a pedir algo, efectivamente, haga lo que queréis.

Tomad buena nota:

.

1. ESTABLECE UNA RELACIÓN

.

La clave para conseguir que un experto, una persona importante, relevante o que admiras haga algo por ti, empieza por este punto: debes ESTABLECER UNA RELACIÓN con ellos. 

No me refiero a que os convirtáis en mejores amigos, pero sí que establezcas una conexión con la otra persona basada en el respeto y la consideración que facilite la comunicación y sobre todo, facilite el SÍ.

La gran, grandísima mayoría de los emails que enviamos son extremadamente EGOCÉNTRICOS. Son el famoso Yo, Me, Mi, Conmigo. Te robo tu tiempo, te cuento  mi vida, mis circunstancias, lo que quiero, lo que espero. Yo, yo, yo, yo, yo. Y después yo. Y así no vas a conseguir la predisposición que necesitas de la otra persona.

Olvídate de que tienes un ordenador por medio – al otro lado de tu pantalla no hay un robot ni una máquina, sino UNA PERSONA con sus necesidades, sus problemas, sus historias. Y por el hecho de ser accesible, hay mucha gente que se cree con la libertad de abordarla y pedirle lo que se les antoje.

Si el receptor de tu mensaje te ve como si fueras uno de los de «la hucha de la cruz roja», va a salir por patas. No empieces por pedir, no empieces por arrinconar, no empieces por avasallar. No busques un lío de una noche ;). Necesitas que la otra persona te vea de igual a igual, no como un pedigüeño o como una obra de caridad.

No le pongas fácil que te diga que NO. Ayúdale a que te diga que sí – la gente en general está dispuesta a ayudar si se lo pones tan fácil, tan botando que el esfuerzo sea mínimo. Piensa: ¿a qué personas te cuesta menos hacerles un favor, echarles una mano en tu vida? A la gente que tienes cerca. A tus amigos, a tu familia. A la gente con quien tienes una relación.

No hace falta que te hagas el mejor amigo de todo el mundo, pero debes evitar a toda costa que te puedan etiquetar de jeta, pesado, pedigüeño, desesperado, desconsiderado, avasallador.

.

2. HAZ TU PARTE DEL TRABAJO y luego hazme UNA pregunta sobre algo concreto

 .

Vas a tener que hilar muy fino. Vas a tener que apuntar muy bien porque sólo tienes una oportunidad para disparar, por tanto hazlo cuando estés listo.

Primero asegúrate que has investigado y puesto en práctica todo lo necesario por tu parte. En el ejemplo anterior, no me puedes decir «dame una visión» básicamente porque eso es exactamente lo que (ya) hago en el blog. Puedes pedirme que te recomiende «los 3 artículos más relevantes para mi caso» de mi blog si no te lo quieres leer entero, o una pregunta concreta sobre alguna táctica que no te está funcionando. Pero no me sueltes la patata caliente de hacer yo el camino entero, que te haga yo todo el trabajo.

Y sólo luego me haces SÓLO UNA pregunta concisa. No puede ser algo que me lleve dos o tres horas pensar, preparar, escribir, hablar, etc. Algo concreto que yo pueda resolver casi sobre la marcha, o que pueda meter dentro de mi rutina o de mis tareas.

.

3. SEDUCE

 .

Este punto, debería ir antes del 1., de hecho debería estar tres siglos antes, de lo importante que es – pero a efectos narrativos lo pongo después.

Los correos de gente que han mirado por encima mi blog – o lo han leído pero no se han molestado en HACER NADA con la información que os doy – y por no hacer, ni se han molestado en suscribirse; que se saltan los preámbulos y van directamente a lo que ellos les interesa, ¿no me están tratando como “carnaza”?

Parece mentira que algo tan sencillo y poderoso como es tratar de caerle bien y simplemente interesarte por la persona que te está leyendo se le ocurra a tan poca gente. Evidentemente, el sentido común es el menos común de los sentidos ;).

En tu vida 1.0, sin el ordenador por delante, ¿es así como te acercas a alguien que no conoces – «atacas»? o es que por el hecho de escudarte detrás de la pantalla te permites licencias que no te tomarías nunca en persona?

“Tocar” el ego de la otra persona siempre suele funcionar. Pero OJO! Una cosa es transmitir una admiración honesta –especificando atributos o aportaciones concretas por lo que le admiras y que le agradeces-, y otra cosa es un peloteo que se ve desde lejos.

Piénsalo.

.

4. APORTA

 .

Ya sabes que yo no me ando por las ramas, o sea que al pan, pan y al vino al ataque: si quieres algo de mí, busca de qué manera puedes empezar tú por darme algo que a mí me venga bien o que yo necesite, de forma que para mí también seas alguien valioso, que establezcamos una relación y así puedas acabar consiguiendo lo que necesitas.

Te voy a dar algunos ejemplos de cosas que le puedes aportar a un profesional para que quedes como un rey:

En mi caso – válido para cualquiera que trabaje por su cuenta o que haya escrito un libro…-, algo muy poderoso y relevante que tú puedes aportar es un TESTIMONIO. Si después de haber hecho todos los deberes anteriores, me escribes un mensaje honesto en el que me cuentas de qué manera algo de lo que yo he publicado te ha servido, te ha ayudado a cambiar, a lograr algo que deseabas, etc…. eso oro puro.

Si es alguien con un blog, con un grupo en Linkedin, una página en FB, etc., comentar, comentar y comentar en su página es una forma buenísima de hacerte notar y de aportarle valor. Los comentarios –no los de “me ha gustado mucho” (que son estupendos, pero no acaban de servir para este objetivo)- en los que aportas, mantienes la conversación, enganchas a la gente… le están dando calidad a su página o su grupo y eso es aportarle valor.

Si es alguien que dé conferencias o charlas, comparte la grabación a través de redes sociales e incluye algún comentario relevante, lanza alguna pregunta interesante, o simplemente, házle un halago honesto al contenido.

Seguro que ahora se te empiezan a ocurrir muchas cosas. Pues aprovecho para lanzarte el guante: dime en los comentarios qué más se te ocurre. Me encantará que compartas tu creatividad conmigo :)..

Y por supuesto, os voy a mandar un ejemplo de un mensaje que recibí hace poco, que para mí, cumple con prácticamente todos los puntos que he ido comentando en estos dos últimos artículos. Cinco frases tremendamente EFICACES:

Sabe perfectamente quien soy, sabe para qué me escribe y lo hace de una manera respetuosa, sintética y enfocada hacia mí.

En cinco frases me enganchó, me emocionó, me aportó (un testimonio precioso que aprovecharé en mi nueva web ;), conectó conmigo, logró establecer su parte de la relación, había hecho su parte del trabajo y además, no me pedía NADA a cambio. Esto no significa que no lo pueda hacer más adelante, evidentemente, pero con este inicio, con esta entrada… ¿no me lo está poniendo facilísimo para que yo me interese y le diga sí a lo que me vaya a pedir más adelante?????

.

mail3

.

Hasta aquí las dos primeras partes de esta trilogía (mini curso!) en la que te he enseñado cómo lograr que alguien relevante, importante, interesante o que admiras, abra tus correos… ¡y los conteste! Pica en Flandes, señores, esto es del nivel de poner una Pica en Flandes 😉 y si no, ya me lo contarás..

Pero aquí no acaba el tema! Aún queda un secreto, una pieza clave que prácticamente NADIE recuerda y que marca una enorme diferencia y es determinante para establecer esa relación de la que hablamos.

Y además tengo preparados textos EXACTOS de mails que puedes utilizar como base, siguiendo la estrategia completa para lograr que consigas lo que deseas.

Y como guinda del pastel, os voy a contar la técnica que usé YO en una ocasión concreta que quería conseguir un trabajo.

Todo esto lo tengo preparado en el último artículo de esta serie, que saldrá el lunes… peeeero sólo lo recibirán por email mis suscriptores porque son mi grupo de gente especial y me encanta MIMARLES :).

¿Y cómo puedes conseguir esto? Fácil: suscribiéndote al blog. Porque sólo mis suscriptores van a recibir ese extra, esa guinda del pastel, porque son mi grupo de gente especial :).

Si quieres estar en mi grupo especial y recibir este último artículo – y muchas más cosas interesantes que sólo comparto por email-, aquí debajo donde pone «¡Hagamos el camino juntos!» me puedes dejar tu correo para recibirlo.

Espero que te haya gustado y también espero verte dentro!!

 

Publicaciones Similares

38 comentarios

  1. Hola Maria Luisa
    Genial! A mi ya me funcionó el aplicar tus consejos :), ya voy para la segunda entrevista en un proceso.
    Mil gracias por tu entusiasmo y buena energía.
    Un abrazo
    Marcela

  2. Maria Luisa, gracias por los aportes en la busqueda de empleo. Me tope con tu blog, y la verdad me has ayudado a darme cuenta de algunos errores que he cometido.

    Saludos

  3. Hola Maria Luisa,

    Estoy interesado en cambiar antiguas prácticas para búsqueda de empleo, gracias por los consejos los tomaré en cuenta, mi presente y futuro dependen de ellos.
    Saludos
    Sergio Ascencio

  4. Muchas gracias ML, ya casi me veo cambiando de trabajo… No, en serio, valoro muchísimo que nos des estos consejos tan importantes para que podamos ponernos las pilas y buscar nuestros sueños.

  5. Hola! Gracias por la info que nos facilitas.
    Lamentablemente en mi caso también llevo años reciclando mi estrategia de búsqueda de empleo más estable (actualmente soy freelance), y he seguido las estrategias que nos comentas, pero no he tenido suerte. He obtenido muy pocas respuestas de vuelta, alabando el currículum y poco más. Hay una realidad muy dura en el mercado laboral, en el momento que eres mujer y una determinada edad… la profesionalidad ni te la miran. ¡Una pena! Y no es una invención, es real. Es posible que los mensajes tengan que empezar por ahí. Quiero decir, un email de un chico y una chica… tendrán que ser distintos, porque por desgracia todavía nos evalúan distinto a la hora de contratarnos en la empresa. Solo comentarte que Gracias, pero lo que comentas no me ha funcionado en el pasado. También dependerá del sector al que te dirijas.

  6. Hola María Luisa,
    Después de enviarte un e-mail he continuado leyendo y he visto que hemos empezado con muy mal pie. Me he identificado con alguno de los ejemplos de este artículo, por eso te pido disculpas…
    Pero bueno, de los errores se aprende ¿no?
    Gracias por estos artículos tan contundentes, a veces necesitamos que nos dejen las cosas claras para poder hacerlo mejor la próxima vez. Así que… ¿empezamos de nuevo? 😉

  7. Hola Maria Luisa,

    Muchísimas gracias por estos artículos tan útiles, tienes una forma de hablar y transmites tanta vitalidad y energía que se contagia. Cada vez que leo uno de tus post siento que puedo comerme el mundo.

    He podido leer la parte I y II del arículo «Y la herramenta más potente para la búsqueda de trabjo es…», pero como no era suscriptora cuando fueron publicados no he podido leer la tercera parte. ¿Podrías indicarme como podría acceder a ella o ya es demasiado tarde?

    Sea como sea, gracias por tu tiempo.

    Un saludo.

  8. jajajajaja, Mª Luisa, puedes tirar a la papelera mis dos correos anteriores y empezamos de nuevo????? Nunca había tenido una información como la que tengo hoy. Y me falta la ultima entrega!!!! que voy a ello ahora mismo

  9. Hola Mª Luisa:
    Hace muy poco que he descubierto tu pág, me he suscrito, porque me pareces, y esta sensación me la has transmitido desde el primer momento que te ví y te escuché, una persona muy profesional y cualificada, además de tener una de las cosas más importantes para mí en la vida, que es gracia y simpatía, y de eso, pienso que estás sobrada, y te felicito por ello.
    El motivo que te escriba estas líneas es que no quiero ser un simple lector y aprendiz, también quiero ser un aportador y por qué no, un maestro, jejejiji…
    Lo que yo pienso que podemos aportar a un profesional que me ofrece su ayuda desinteresada, hablo desde mi perfil de persona sin estudios superiores, cómo bachiller o grado medio o superior, y con pocas posibilidades económicas, es la publicidad gratuita, me refiero la de comentar a tus amistades y tus redes sociales al profesional que has descubierto y el trabajo que realiza, que para mí es la mejor publicidad.
    De hecho, y espero que te de una alegría con esto, sólo he leído este blog de cómo escribir un email, y la primera parte la compartí en mi FB y esta segunda pienso hacer lo mismo, además de hablar de ti y tu página cada vez que se tercia la conversación con mis amigos.
    Un saludo!!!!

  10. Mahalo Maria Luisa!!Gracias por aportarme tanto en tan pocos minutos y sacar mis ganas a flote!, ahora toca nadar…eso es lo complicado. Seguiré leyendo…

  11. Buenas tardes:

    Nuevamente para agradecerte por tu valiosa información que será de relevancia en el quehacer de mi vida, esta la compartiré con los alumnos, ya que es una herramienta útil que les será de ayuda en su incorporación al ámbito laboral.

    Gaby
    desde Mi Bello México

  12. Dios! Cuántas tareas tengo… Y qué bien lo explicas chica
    María Luisa, sabes que al leer este post me dio por mirar en mi correo y encontré en la bandeja de «enviados» el primer mail que te mandé…. hablando de correos mal planteados y penosos jajajaj (risa nerviosa por estar consciente de la metida de pata). Es de marzo de 2011, después que te conocí en una charla… Tiene casi todos los fallos que has mencionado en los dos posts, aunque he de decir que afortunadamente me contestaste, ¡menos mal!
    Lo bueno es que desde aquel mail he progresado, lo malo es que ahora es que me queda aprendizaje, pero bueno, así es la vida 😀

  13. ¡Brutal! Acabo de leer la «trilogía» y en cuanto escriba este mensaje me pongo a leer todo lo demás, mi pequeña aportación es la siguiente, para mi es imprescindible escribir sin faltas de ortografía, que en estos tiempos de whatsapp, no «guasap» ni «wasap» , cada vez lo hacemos peor, infectando incluso los emails, las cartas de presentación, sin tildes (acento tienen todas las palabras) ni puntuación ortográfica. Es un placer leer un blogger que se preocupa por escribir correctamente. Esa es mi aportación, no descuidemos la ortografía al escribir un email, dice mucho del tiempo e interés que dedicamos a prepararlo, y de la importancia que por deferencia atribuimos al destinatario.

    Lo dicho, sigo leyendo, quizá cuando acabe de hacer «mi parte del trabajo» me atreva a hacerte «una pregunta».
    Hasta entonces…

  14. Una amiga me habló de tu blog despues de escuchar por enésima vez que necesitaba cambios en mi vida… Ayer te descubrí y esto fue lo que le escribí «Gracias por ser tan buena amiga».

    Gracias por tu ayuda, por abrirme los ojos y darme ese empuje que tanto necesitaba…. ahora me toca trabajar a mí!

    ¡A por la lectura de la tercera entrega!

  15. Hola Maria Luisa
    Acá estoy, para contarte que esta entrega fue muy útil. Justamente lo leí en el periodo en el que necesitaba organizar algunas cosas con personas con las cuales no tenía posibilidad de encontrarme en persona, entonces me tuve que poner en marcha a través del mail, pero… CÓMO? la pregunta del millón, cómo llegar y hacer posible que «el otro haga» lo que necesito. Te confieso que en un primer momento me costó hacer ese pequeño esfuerzo para encontrar el «chac», esa conexión, pero fue bastante bueno, porque no es más que entrar en «pura relación» con quien hablas, es abrirse y al final encontrar que en realidad tenemos en común mucho más de lo que imaginamos con quienes contactamos, ser agradecido y reconocer el valor del otro también es un buen ejercicio, porque es una VERDAD que a veces dejamos pasar. En síntesis estas queridisimas personas me han ayudado concretamente y el evento que se tenía que llevar adelante pudo hacerse posible también con el aporte de estos contactos. Según tu sugerencia del tercer post fui por los agradecimientos y… chac! sorpresa, las conversaciones siguieron adelante y ahora con uno de ellos estamos pensando en un nuevo proyecto. La propuesta tuya funcionó! gracias mil 🙂 por abrirnos los ojos en este aspecto tan importante de la comunicación efectiva! Te mando un abrazo con afecto 🙂 Lia.

  16. Hola Maria Luisa,

    Otro artículo genial!!! Muchas gracias!!!

    Me ha llamado la atención tu comentario sobre LinkedIn, estoy deseando leer tu monográfico!!!! Estoy segura que será tan útil y práctico como siempre!!!!

    Mientras, quería preguntarte si las pautas que indicas para los mails, también se pueden utilizar de guía para LinkedIn (aunque ya nos contarás sus particularidades).

    Muchas gracias!!!

    Magali

  17. Después de leer las dos primeras partes me he dado cuenta de que lo estaba haciendo todo al revés… gracias por las pautas.
    ¡Qué pena haber llegado tarde para recibir la tercera entrega!
    Gracias por la ayuda.

    1. María Luisa Moreno Cobián dice:

      No te preocupes, Rubén, que no te la vas a perder 😉

  18. ¿Qué puedo decir que no hayas dicho ya? Efectivamente descuidamos una de las herramientas más potentes que tenemos para buscar empleo. Gracias a tu post he podido darme cuenta cuan mal he escrito algunos email cuando he estado interesado en alguna oferta de trabajo concreto: sosos, vacío y aburridos…;)

    Lo que siempre se nos olvida es hacer un seguimiento a lo que mandamos! Es para mí lo mas importante de todo lo que dices! A hacer seguimiento se ha dicho. Ocurre que hay que dedicarle un tiempo y esfuerzo y a veces, es lo que mas nos cuesta, así que, nada de procrastinar, eh?¿ 😉

    No me enrollo más.

    Ah se me olvidaba, muchas gracias por la «disección» que has hecho del email. De gran calidad, aporte y mucho mucho contenido útil! 😉

    Un saludo

    1. Desde El retorno del Rey no esperaba una «tercera entrega» con más ansias, jaja.

      Gracias por la entrada! me parece potentísima.

  19. Tengo que escribir por lo menos tres correos que, igual suena la flauta y me cambian la vida. Imagínate cómo devoro tus post. Sólo me queda una duda, ¿cómo seducir a alguien de quien sólo sabes su nombre, que no tiene ni perfil en LínkedIn y que ocupa un cargo donde tú quieres trabajar?.

    Creo que es una pregunta concreta…

    Un beso.

  20. Hola María Luisa,

    Tengo 50 años y llevo 31 en la misma empresa. Siempre me he esforzado por evolucionar con los tiempos. Gracias a Dios no busco trabajo sino nuevos alicientes cada día. Te he descubierto y sé que tu blog me va a ayudar. Muchas gracias.

  21. Hola Mª Luisa,
    gracias por el ejercicio de sentido común que nos aportas (lo cual es muy escaso y poco habitual). Eso es algo independiente de la experiencia.
    Haces que podamos visualizar las situaciones de forma muy gráfica.
    Y debo reconocer, que me has hecho sentir ridículo y explicarme muchas cosas que inconscientemente atribuía a los demás. En demasiadas ocasiones el origen de las respuestas que encontramos en los demás se debe, como en mi caso, a ser «analfabetos funcionales».
    He descubierto tu Blog la semana pasada y seguiré leyéndote y releyéndote sin duda.
    Millón de gracias!!

  22. Hola María Luisa,
    Siéndote sincera, leyendo tu artículo me ha salido una sonrisa en mi cara. ¿Por qué?
    A parte de ser cierto la energía positiva que desprendes en tus artículos, esta vez me ha salido una sonrisa porque me has hecho recordar un hábito que hacía y que hace ya tiempo que lo tenía olvidado.
    Como has mencionado en tu artículo, lo mejor a la hora de participar escribiendo un comentario o en un debate de un grupo de Linkedin es aportar algo nuevo. En lugar de regalarle los oídos prefería hacer pensar a la otra persona en algo con lo que no contaba. Siempre me gustaba ofrecer aquello y he de decir que funcionaba: meterte de lleno en el artículo, ponerte en el lugar de la otra persona para después plantearle preguntas con las que el propio autor no contaba.
    Simplemente por eso te doy las gracias por el trabajo que estás haciendo.
    Saludos

  23. Hola Mª Luisa:

    Definitivamente tengo que hacer todo lo posible para que vengas de forma digital a mis clases. Ya encontraré la manera de poner un enlace atractivo a tu blog desde la página web que estoy preparando para mis alumnos.

    No te puedes imaginar lo difícil que nos resulta a mis compañeros y a mi que aprendan a redactar cartas comerciales o documentos para la administración. La clave está en que sepan salir del «Yo» y se pongan en el lugar del receptor. No se dan cuenta del trabajo que tienen y del tiempo que les cuesta leer la carta al que la recibe. Y, a veces, el asunto es muy importante para ambas partes. En una carta debe quedar claro lo que se quiere y lo que se espera del receptor.

    Tus recomendaciones son muy buenas y pueden adaptarse a situaciones distintas a un email. Les «obligaré» a leer estas dos entradas pero, eso sí, la tercera entrega me la reservo para mi hasta que se suscriban a tu blog 😉

    Un saludo.

  24. Hola Maria Luisa!
    Hoy me levanté pensando que tenía que leer este tu segundo post. Te confieso finalmente que estoy siguiendo tu blog como si fuera mi estudio de máster (jajaja). El punto en el que indicas que solo los suscriptores recibiremos el tercer post me llamó la atención en el sentido de que si alguien sigue tu blog es casi natural no querer perderse la valiosa información, experiencia y ánimo que das. Gracias por esa y porque esta vuelta me diste el empujón final para escribirte 😉 abrazo!

  25. Enhorabuena María Luisa por el artículo, estoy totalmente de acuerdo contigo cuando comentas que por el hecho de estar detrás de una pantalla nos permitimos licencias que no tomaríamos en persona. Quizá es la necesidad de conseguir lo que se anhela, el puesto de trabajo ideal, hace que pierdes un poco el horizonte. Le empatía debemos de practicarla más y mejor y seguramente nos será más fácil conseguir nuestros objetivos. Gracias. Carmen

  26. Me he leído muy atentamente tu artículo. Y he de decir que si con la primera entrega, me divertí e incluso me rei con algunos de tus mensajes, éste es mucho más duro.
    Vas directamente al grano y dejas ir cosas, que al menos a mi, me han hecho sentirme un poco culpable.
    Me doy cuenta que yo mismo he cometido algunos de estos errores. Y creo que el problema de mucha gente es que quiere hacer el menor esfuerzo posible.
    Contactar con alguien y esperar que ella haga el trabajo que él que le ha escrito tiene que hacer, pero que no acomete por vagancia o por miedo. Es que como ya dije sobre tu primer artículo, hay gente que tiene mucha cara.
    Creo que con esto es suficiente.
    Un agradecido subscritor, que aprende mucho con tus artículos.

  27. Buenos días María Luisa.

    Estoy agradecido por que me resulta cada vez más difícil recomendar la lectura de uno de tus escritos en tu blog.

    Gracias, gracias. 😎

    1. María Luisa Moreno Cobián dice:

      Será más fácil, no? jejejejeje 🙂

  28. Verdaderamente que es un placer leerte!!( si, ya te lo he dicho varias veces). También se lo cuento a todo el que veo buscando trabajo, lo enchufo a tí….jaja…

  29. Increíble, como siempre, cada uno de tus artículos. Tienes la virtud, de volverme loca cada vez que leo un articulo nuevo tuyo, dándole vueltas en como extrapolar a mi terreno todo lo comentado en dichos artículos. Me paso días pensado como puedo aplicar todos tus buenos consejos para conseguir mi objetivo,( en este caso, encontrar empleo) y creeme aunque pensemos que es fácil ,es tarea ardua, (sigo sin conseguirlo), pero estoy segura que gracias a estos consejos ( que no todo el mundo los da) llegara el dia en que te escriba para darte las gracias , por haberme ayudado en encontrar tan preciado objeto. Un empleo

  30. ¿Que si se me ocurre algo más, María Luisa? ¡La ortografía y la gramática!
    (Eso de que a tu destinatario le sangren los ojos al leer tu email no creo que sea muy bueno para alcanzar tus fines 😉 )
    Por sólo mencionar lo obvio, gran parte de la población hispano-escibiente parece haber olvidado que existen las tildes, los acentos.
    (Y lo dice una a la que le «bailna lsa lertas» muy pero que muy a menudo).
    Ah, bueno, y usar el nombre de aquel a quien me dirijo es algo que a mí me gusta hacer para personalizar el mensaje.
    Un abrazo y mil gracias por tus pautas y consejos

  31. Victor Manuel Blanco Gijón dice:

    Pedazo de curro, si señora!!!!… cada día te superas! , enhorabuena. Es un privilegio poder leerte a ti y a la gente que comenta sus historias en este espacio… Salud y nos seguimos leyendo. Besetes 😉

  32. Buenos días, María Luisa, y muchas gracias por esta guía.
    Me has hecho pensar en una persona con la que intenté citarme vía email y no lo conseguí. Voy a revisar cómo lo hice y comparar con tus consejos. Seguro que doy con el o los errores que cometí.
    Mi duda es si ya quemé mi único cartucho o tendré otra oportunidad. Ya te contaré.
    Lo dicho, gracias por tus recomendaciones claras y concretas.
    Un abrazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *