|

Soltando lastre

Genial Quino
Viñeta de Quino

Confieso que no me he hecho absolutamente ningún propósito este año. Bueno sí: facturar mucho (jeje). Pero más que propósito, es puritita supervivencia. Y tampoco tengo que ponerme a hacer balance a estas alturas, porque prefiero procesar las cosas según vienen, pero sí he sacado una conclusión que quiero compartir: me he dado cuenta de lo importante que es aprender a soltar lastre.

Porque el año nuevo viene solito, pero si quiero que sea un feliz año nuevo, eso depende de mí.

Y para empezar, no nos damos cuenta de los niveles de toxicidad en los que nos movemos a menudo. Toxicidad que puede venir de gente que tenemos alrededor, de ideas preconcebidas, de obligaciones que nos imponemos… Me refiero a un montón de cosas y personas que incorporamos o dejamos que se incorporen en nuestra vida y que, lejos de aportarnos nada positivo, nos succionan la energía, la alegría, el tiempo y los momentos de disfrutar de la vida.

No hay deber que descuidemos tanto como el deber de ser felices ~ R.L. Stevenson.

Pues yo he decidido soltar lastre. He decidido filtrar. Porque si no valoro yo mi tiempo y mi vida, nadie lo va a hacer. Porque soy yo la responsable de mi felicidad, a mí me han asignado esa tarea. Y he decidido ser un poco más egoísta y un poco menos hipócrita. No tengo ninguna necesidad de bailarle el agua a personas que se creen la última Coca-Cola del desierto, que parecen vivir rodeadas de espejos porque en todo se ven reflejadas sólo ellas, nunca ven a nadie más. Gente que sólo sabe mirarse el ombligo. Que acude a ti sólo por interés. El tiempo es un recurso muy escaso y hay demasiada gente interesante a quien dedicárselo, por tanto: a soltar lastre.

Tampoco puedo seguir manteniendo ideas que me limitan, me condicionan y me ponen zancadillas. Especialmente si son ideas que otros me han impuesto para empequeñecerme. Los “no puedo”, “no estará bien visto”, “no me va a salir”, “no valgo”, no me sirven. Los “mejor cuando esté más delgada”, “lo dejo para cuando llegue el verano”, “hasta que no lo tenga todo súper atado no me lanzo”… sólo me hacen malgastar un tiempo precioso. Hay que olvidarse de las apariencias, de entrar en los estándares, de evitar la incertidumbre. Hay que bailar bajo la lluvia, hay que vestir de rojo y fucsia, hay que salir sin maquillar, hay que llevar la contraria, hay que arriesgar, hay que creer en uno mismo. Hay que TENER FE en uno mismo. Somos dueños de nuestros pensamientos, por tanto, si no te aportan, si no te sirven, si sólo te limitan: suelta lastre.

Y no quiero darle más sitio al miedo. Siempre tiene un pequeño hueco que no podemos evitar, porque una parte de miedo es necesaria por pura supervivencia, pero el que se vuelve tóxico y paraliza, ese hay que soltarlo fuera. El miedo que te perjudica, que te hace tomar decisiones que te hacen daño, que te secuestra y te impide perseguir tus sueños, y sacarle el jugo a la vida. Ese miedo que pone barreras, impone su tiranía de inseguridad, y te convence para que no lo intentes por mucho que lo desees, para que no te arriesgues a sufrir. Ese miedo que, como dice mi querida Marta Romo: te hace preferir la infelicidad a la incertidumbre.

Ese miedo hay que soltarlo como el peor lastre.

Y todo ese lastre que eliminas dejará espacio para cosas nuevas. Dejará espacio para renovar el vestuario, para meter color… para liberarte y ser más el TÚ que puedes y debes llegar a ser.

Te animas a soltar lastre conmigo?

Fuerza y valor!!!

Publicaciones Similares

28 comentarios

  1. Gracias x todo lo q pones en esta página. A veces necesitamos q nos digan estas cosas para empezar a tomar conciencia de q de nosotros depende nuestra propia felicidad y tener la fortaleza y decisión de dejar de lado todo lo q no nos deja crecer y avanzar. Lo mejor para ti en este 2013!

    1. Me alegro mucho!!! yo soy un «Pepito Grillo», entonces 😉 me encanta!
      Lo mejor también para ti, Paola, gracias!!

  2. Qué post más liberador, Maria Luisa. Venga, que ahí voy yo: yo suelto lastre de «los debería» y «los tengo que», apuesto por la autenticidad; suelto lastre de los «es que…» y me voy a aliar con el «llegó el momento, acción!» porque este 2013 toca el «YA!!!». Un abrazo enorme y gracias!!!

    1. Querida amiga, si tú tienes ya el camino totalmente despejado!! para eso te lo estás currando bien, cosa que admiro y me da mucho gusto tenerte *cerca*.
      Me quedo con tu ACCIÓN!! 🙂
      Nos seguimos leyendo!!

  3. Siempre es motivo de alegría ver que hay personas que defienden y publicitan el sentido común, hoy tan en desuso.

    Gracias por el post. Lo he disfrutado mucho.

    1. :’o) te agradezco de corazón tus generosas palabras!!! Un abrazo y nos seguimos leyendo!!

  4. Me parece increíblemente valioso lo que propones…creo que la mayoría de las personas son infelices por no soltar. Yo lo hice hace más de un año, un cambio radical y cuando la gente me preguntaba ¿no te da miedo? Yo ya sentía mariposas en el estómago de felicidad…;)
    Gracias por compartir esta reflexión!
    Saludos sin pesos, ni lastres, ni miedos…

    1. Qué chute de energía que compartas ese momento VALIENTE. Enhorabuena y gracias!!!!

  5. A soltar lastre, genial!
    Un honor y una felicidad veros esta tarde y no ser uno de tus lastres!

    😉
    xxxx

    1. pero qué dices! tú eres HELIO!!! 😀 😀 😀

  6. Genial como siempre María Luisa…
    «Toxicidad que puede venir de gente que tenemos alrededor, de ideas preconcebidas, de obligaciones que nos imponemos…»

    … los días que me da por leer la prensa o cualquier noticias (por lo normal casi todas malas) pierdo un buen rato recogiendo algo de moral por el suelo.

    Al estilo Star Trek te deseo Larga y próspera vida (sobre todo a tu StartUp) 😉

    1. Gracias, Vicente!!!
      Pues no pierdas moral que la necesitamos toda, esa que no te la quiten. Preocupación – tal vez, inquietud – un poco, pero moral, ganas, voluntad, motivación y ganas de exprimir la vida… esas las necesitamos todas!! 🙂
      A por ello!

  7. Me uno a este proposito. A dejar a un lado el miedo que nos incomoda, nos paraliza y sobre todo no nos deja luchar por lo que verdaderamente queremos.
    Mis mejores deseos para todos en este año 2013!!!

    1. Pues avanzaremos juntos, yo también estoy en ello 🙂 El mundo es de los valientes!!!
      Un abrazo!

  8. Quñe bárbaro! qué motivacional! 😉 me lo releeré un par de veces más 😉 y luego me LEVANTARÉ! hoy es un nuevo día 😉 Un saludo

    1. 😀
      Nos han tocado 365 nuevos días para levantarnos y hacer cosas GENIALES con ellos, o sea que ¡a por ellos!
      Abrazos!

  9. Me uno a esa corriente de ‘soltar lastre’ y ser enemiga de vivir con miedo. Sólo los valientes son capaces de vivir la vida de forma plena… Por suerte, yo también soy de las que no se privan de vivirla… ;O)
    Feliz Año 2013… Te lo mereces! A seguir comiéndose el mundo…

    1. Ole, Natalia, me encanta la gente valiente!!!! A seguir así, que es como realmente vale la pena.
      Seguimos leyéndonos en el 2013!

  10. Es cierto que los compromisos de año nuevo suelen atarnos demasiado y se convierten en tóxicos, en una serie de mensajes centrados en el «debería» que no siempre nos permiten avanzar hacia lo que precisamente deseamos… Nos acostumbramos a comprometernos sin dimensionar, sin tener en cuenta que, como bien dices, el año viene solo, con todas sus vicisitudes (palabro…) e imprevistos. Parecemos obligados a hacer cierre de año y a planificar el año siguiente, pero no tenemos costumbre de ser constantes en el deseo y en la acción. En un episodio de Bob Esponja, el y Patricio deciden darle una sorpresa especial a Calamardo, para hacerle la vida agradable, y mantienen la siguiente conversación:

    Bob: Si, pero tenemos que comprometernos…
    Patricio: Comprometernos, claro,… y ¿por qué no lo hacemos directamente?

    En definitiva, soltar lastre es una práctica muy saludable, porque como dice Yoriento «menos es mas». Lo esencial es con lo que debemos quedarnos, con ese par de diamantes que guardamos en los bolsillos, a pesar de todo lo tóxico.

    Aquí mando una canción de Loquillo que habla del tema

    http://www.youtube.com/watch?v=LZ4z3Jtoa80

    Un gran post, como siempre, Luisa!! Feliz Año Nuevo

    1. Me quedo con esa palabra: constancia.
      Constancia, perseverancia, tesón ¡tan necesarios y difíciles de encontrar! Como buscamos la satisfacción y gratificación inmediata, pocas cosas logran arrancar de nosotros el compromiso de «aguantar y currar hasta lograr» ;).
      Gracias por compartir y nos seguimos leyendo!

  11. Me apunto! Lo quiero!!! Gracias x compartir esta inmensa fuente de inspiración x el 13! FELIZ año nuevo!!!!

    1. Ole!!! me encanta esa energía!! que no falte, a mí me la has contagiado!!!
      Felicísimo también para ti 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.