El Proceso de Selección | La entrevista de trabajo

Los tres *must* de la entrevista de selección

Viñeta de Dilbert
Viñeta de Dilbert

Que levante la mano quien ha llegado a una entrevista de trabajo y no deseaba con todas sus fuerzas saber exactamente qué es lo que quiere oír la persona que tiene delante. Pues así sin más, sin mediar prolegómenos ni que me tengáis que rogar, os lo cuento: esta persona lo que quiere es confirmar que tú eres exactamente quien le puede solucionar su problema o necesidad.

Claro, verás que la clave es saber exactamente qué problema o necesidad tiene, que va mucho más allá de lo que se especifica en el anuncio de la oferta de trabajo, que incluye toda una serie de circunstancias, expectativas, previsiones y encajes necesarios con las que se ha formado un molde en la cabeza… en el que tiene que ver si tú encajas.

Y esto, la cruda realidad es que no es posible para un candidato saber exactamente cómo encajar en el molde que el seleccionador tiene en la cabeza, porque de ese molde sólo vemos la punta del iceberg: las competencias que se piden en la descripción del puesto. Y claro, sólo con esta información, cometemos el error de pensar que quien mejor y más haya estudiado lo que piden, quien tenga la experiencia más intensa y aprovechada y quien diga con más convicción que tiene flexibilidad y capacidad para trabajar bajo presión, mejor encajará en ese molde. Pues no necesariamente. No tenemos ni idea de cómo es el molde que tiene el seleccionador en la cabeza ni qué factores van a ser claves en la decisión, por mucha información que hayan dado en el anuncio.

Las empresas no reclutan formación, reclutan personalidades.

Porque aparte de las competencias que se deben tener para poder desempeñar el puesto -como dominar ciertos aspectos técnicos, ser capaz de negociar condiciones, saber gestionar un proyecto y liderar a las personas que lo componen… you name it-, el seleccionador tiene que averiguar cómo haces tu trabajo, cómo logras resultados, qué te motiva a lograrlos, en qué entorno trabajas mejory asegurarse que eso es compatible con la manera en que se hacen las cosas en el equipo en el que te vas a incorporar y mucho más allá: en la empresa en la que vas a entrar.

Te preguntarás para qué, entonces, te pongo la miel en los labios si luego no te voy a conseguir el superpoder de leer la mente de los seleccionadores… bueno, no está en mi mano (aún) conceder superpoderes, pero sí que te puedo decir tres cosas que, si te aseguras de dejarle claro a la persona que tienes delante, te va a hacer ganar muchos minipuntos para que te vea como parte de la solución que necesita.

Ojo!: No estoy hablando de falsear la realidad ni inventarse cosas. Aquí van tres aspectos que creo que cualquier seleccionador consideraría importantes en un candidato, que consideraría puntos positivos para incorporar a su empresa –luego además cada empresa tiene su idiosincrasia y tendrá otros tantos puntos específicos que haya que cumplir- y que considero que todo buen profesional tiene en mayor o menor medida. Que no cumples con alguno de ellos, que no va con tu forma de ser? No lo inventes. Eso es peor. Entonces aprovecho para sugerirte… que hagas autocrítica ;o).

Ahí van:

1. Con respecto a la empresa:

Aunque ya tenemos claro que los *empleos* están en fase de extinción, que las relaciones laborales son mucho más efímeras y centradas en proyectos más que en conseguir “un sillón que calentar hasta que te jubiles”, aunque sabemos que vamos a pasar por muchas empresas a lo largo de nuestra trayectoria profesional… el seleccionador quiere contratar a alguien que, sea por el tiempo que sea y la relación laboral que sea, sea LEAL y se comprometa.

Esto significa que mientras trabajes para él, vas a hacer siempre tu mejor trabajo. No “tratar de”  hacerlo, porque como dijo el Maestro Yoda: «Do or do not. There is no try”, sino “hacerlo”. Significa que serás un buen relaciones públicas para la empresa. Significa que cuando te vayas, lo harás dejando buen sabor de boca por lo que has aportado. Significa que no vas a hablar mal de nadie, ni durante tu estancia ni después.

«Do or do not. There is no try”.

Pero de verdad.

2. Con respecto a tu trabajo:

Esto lo voy a decir sin mucho rodeo, creo que es básico para cualquier profesional… y aún así en mi trayectoria he encontrado más gente de lo que quiero recordar que esto ni lo consideran. Sin comentarios al respecto, pero por eso me parece importante recordarlo aunque sea tan básico como saber escribir:

Que no hay que decirte las cosas dos veces ni perseguirte: el trabajo que tienes que hacer, lo haces. Encuentras soluciones y consigues RESULTADOS.

Parece obvio, no? Pues si realmente es así en tu caso, déjalo claro.

3. Con respecto al equipo:

Finalmente, con respecto a la manera de relacionarte con las personas que formen parte de la empresa en general, y tus compañeros y jefes en particular, tienes que dejar claro que sabes que trabajas en un equipo y que siempre tratarás de mantener la armonía y el buen rollo. No dejes que nunca puedan verte como alguien conflictivo porque ahí  habrás perdido la batalla. Nadie se arriesga a meter un lobo en una manada de ovejas, por mucho que el lobo parezca domesticado.

Esto no significa que pierdas tu personalidad ni que seas sumiso. Significa que debes tener suficiente inteligencia emocional para ser capaz de gestionar las situaciones tensas y difíciles con madurez y autocontrol. Significa que aceptas una crítica constructiva, significa que estás dispuesto a aprender si algo no lo sabes o no lo sabes hacer bien y que no te conviertes en la masa si alguien te tiene que corregir o llevar la contraria.

Porque más allá de títulos, de hablar idiomas, de ser el mayor experto en AutoCad, de saber más de reactores nucleares que Ironman, está tu disposición y actitud hacia el trabajo. Está tu profesionalidad y fiabilidad.  Trata mucho más de demostrar eso en una entrevista de trabajo que tus grandes conocimientos técnicos y lograrás que el seleccionador quiera sumarte a su proyecto.

Fuerza y valor!!!

 

Publicaciones Similares

42 comentarios

  1. Gracias MªLuisa, este post me viene muy al pelo para los Talleres de entrevista que estamos impartiendo y la viñeta de Dilbert también, que siempre pone el punto de sarcasmo y desdramatización, ante la que nos está cayendo. Un saludo y gracias por tu blog, de verdad

    1. Vaya subidón, Pedro, nada me puede gustar más que me digas que lo vas a utilizar!
      Pues mucha suerte y gracias por tus generosas palabras!!

  2. Qué clarito, qué sencillo, qué directo pero qué contenido. Me encanta leerte. No tardes tanto en pasarte por este huequito de esperanza para los que pensamos que hay otras formas de hacer las cosas.

    1. Gemma, me ha chiflado tu comentario, qué bonito llamarlo «huequito de esperanza»!!! me quedo con ello y te doy las gracias de corazón!!!
      Nos seguimos viendo por aquí!!!

  3. Hola,

    Hace tiempo que sigo tu blog, el cuál me parece muy interesante y que me ha servido mucho en mi búsqueda de empleo (a mi y a aquellas personas a las que se lo he recomendado).

    Aprovechando este post me gustaría hacerte una consulta. Me gustaría que me aconsejaras (supongo que le servirá a más gente) sobre como podría tratar de regresar a un empleo en el que me encontraba muy motivado (el santo grial que tanto mencionas) pero del que salí por diferencias con la anterior empresa gestora.

    La cuestión es que la nueva empresa gestora ha llegado con un proyecto que encaja con la visión que yo tenía (y tengo) del negocio, y además ahora me he formado y he adquirido más experiencia para trabajar en ello. El punto negativo es el haber tenido diferencias profesionales con los anteriores gestores.

    Te agradecería una pequeña orientación.

    Un saludo.

    1. Hola Jose!!
      Tardo muchísimo en contestar tu comentario, mil disculpas!! he tenido problemas con el blog, me lo hackearon, he tenido que cambiar de hosting, me lo han limpiado entero… en fin, de todo, y esto ha hecho que me ha tenido tiempo bloqueada para poder retomarlo, poder contestar mensajes, etc.
      Cuéntame qué has hecho en este tiempo al respecto de la consulta que me hacías.
      De nuevo, disculpas!!!

  4. Me ha encantado el post. Da gusto escuchar consejos claros y escuetos. Gracias. Seguiré enacantadísima todo lo que escribas!!!!!!!!!

    1. GRacias!!! pues seguiré escribiendo, te lo aseguro! a veces descubrimos las cosas que más nos gustan de la manera más insospechada… y eso es lo que me ha pasado a mí con la escritura! o sea que hay mucho más por venir, stay in tune!
      Muchas gracias por pasarte por aquí, un abrazo!!!

  5. Me sumo a todas las valoraciones positivas sobre tu post. Destacaría la utilización de la palabra «profesional». Serlo y sentirse, con todo lo que ello conlleva.

    1. Has dado en el clavo. Esa es la cuestión: hay ser profesional. Hay que hacer autocrítica y cambiar o aprender lo que sea necesario, pero el mercado demanda logros, demanda resultados, demanda, en definitiva, mucha profesionalidad. Primero hay que serlo para luego poder contarlo :o)
      Un millón de gracias por tus palabras, Diego y espero que nos sigamos viendo por aquí!

  6. Lo primero de todo: me encanta la forma en la que te explicas. Me parece muy directa, sincera y ilustrativa, además de aportarnos ese valor que tanto necesitamos los candidatos a un empleo. Y además este post es exactamente lo que estaba buscando. Ojalá que podamos entre todos ayudarnos a superar todas estas cuestiones y a poder también ser parte de este mercado laboral, aportando nuestro granito de arena. Ah, y mucha suerte en tu camino de empresaria. Que te de muchas buenas sorpresas.

    1. Gracias, gracias, gracias, gracias, gracias, gracias. Emocionante comentario, que me digas que es exactamente lo que estabas buscando, me pone la piel de gallina!. Me encanta tu idea de que entre todos nos ayudemos a susperar estas cuestiones, me encanta, y por eso aquí sigo, aunque últimamente sea mucho menos de lo que quisiera, aportando mi granito de arena.
      Espero seguir viéndote por aquí. Suerte y gracias de nuevo por tu generosidad 🙂

  7. Obvio es decirte que se te echaba de menos. Al menos me alegro que sea por motivo de un futuro mejor y no por otros demonios.

    Como siempre, me has abierto los ojos con este nuevo post. Te aseguro que, mientras lo leía, creía estar inmerso en la mente del entrevistador. O sea, al menos a mí, me has transmitido tus «superpoderes». Gracias por continuar ahí.

    1. Oooooh! genial! subidón que me digas eso, es lo que intento: que la gente vea las cosas desde «el otro lado de la mesa» para entender mejor las reglas del juego y así jugar una buena baza!!
      Gracias, gracias, gracias, como siempre, generosísimos tus comentarios :o))))))

  8. Enhorabuena María Luisa, me encanta tu post, es en 2 palabras im-presionante! 😉
    Las ideas que comentas son clave para participar en un proceso de selección de forma coherente y además de un modo fiel a nosotros mismos, es decir a nuestra propia identidad a la hora de desenvolvernos en el mundo laboral y personal.
    Gracias por tus consejos.
    Saludos!

    1. Me alegro que compartamos opinión. A veces ocurre que, por obvias, se nos pasan algunas las cosas, verdad?. Iremos aprendiendo poco a poco a perderle el pánico escénico a las entrevistas y empezaremos a actuar más de tú a tú, espero!
      Un millón de gracias por pararte a comentar y un fuerte abrazo!

  9. Me ha encantado el post, creo que va en un lenguaje tan nítido que se lo mandaré leer a mis alumnos/as este curso en Formación y Orientación Laboral.
    Leer artículos sobre orientación es algo que todo buscador/a de empleo debería hacer a menudo, porque ayuda a contextualizar la situación y a anclar términos e información muy necesaria.
    Enhorabuena por el post.
    Un abrazo!

    1. Pues no me puedo sentir más orgullosa de lo que me dices!!! Ambos estamos aportando nuestro granito de arena para echar una mano a tantos que andan muy desorientados, espero que lo vayamos logrando! Ganas no nos faltan, verdad? :o)
      Un abrazo enorme!!!

  10. Buenos Días M.Luisa, como siempre aportando buenas ideas y buenos recursos para los que estamos con la búsqueda. Gracías por tu articulo que que ha parecido interesantísimo y para aplicarnos no sólo los que estamos en esa busqueda sino también los reclutadores. Espero que eso tan gordo que estás montando pueda solucionar en parte el desempleo en España, porque igual con eso de ser empresaria te pones a contratar y contratar y desaparece el paro. Era sólo una broma. Esperamos ansiosos eso que estás montando.

    Un fuerte abrazo

    1. Jajajajaja! eso quisiera!!!! planes e ideas no me faltan, te lo aseguro! pero sí socios capitalistas jejejeje Iremos haciendo lo que se pueda, pero con todas las ganas y la ilusión, eso seguro!
      Muchas gracias por el apoyo, Manuel. Un abrazo!

  11. Francisco Alcaide Hernández dice:

    Muy buen post, clarito, conciso y straight to the point 😉 Ya te echábamos de menos. Good luck con tus proyectos… Abrazo.

    1. Qué grande y generoso eres, Francisco! un honor que me echaras de menos, y espero al menos que tendré oportunidad de desvirtualizarte cuando inauguremos la oficina nueva!!!
      Gracias de nuevo por estar ahí, siempre apoyando. Un abrazo enorme

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *